Desde el Sótano 186 – Mayo 2020

El frío sol de mayo le saludó en aquella mañana en la que volvían los ejércitos con canciones y paso vivo. La victoria estaba con ellos y los jóvenes que partieron estaban volviendo. Contempló aquella escena con alegría mientras saludaba uno a uno a los que regresaban y contaba mentalmente si estaban todos. Así fue y el último en llegar fue su querido aprendiz:

—¿Ha estado aquí todo el tiempo, jefe? —preguntó con preocupación pues, en efecto, el anciano parecía en la misma posición en la que le dejó antes de abandonar el sótano.

—Era lo menos que podía hacer.

desdeelsotano.com

Los contenidos de esta revista 186 son:

Sigue leyendo