Pangea – Patu

La patu es la maza que utilizan los guerreros de las Islas del sur como arma cuerpo a cuerpo.

Patu

Características

Es una maza que se construye en distintos materiales: madera, piedra o hueso (si quieres saber más sobre materiales y su mantenimiento ve a ENLACE: 18652) de uno a tres palmos de tamaño. Se aplana para poder golpear con más fuerza al objetivo y facilitar la ruptura del hueso del enemigo, como por ejemplo el cráneo o los brazos.

En el mango se le practica un agujero y se le pasa una cuerda para poder atársela a la muñeca y no perderla en el caso de que el guerrero tenga que nadar en aguas profundas ( por ejemplo, al cruzar una laguna para atacar una isla vecina o en una huida en la que no hay barcas disponibles).

Las patu se decoran con motivos florales o acuáticos y las más bellas se usan no sólo para la guerra sino también en ciertas celebraciones rituales (como en los de la caza del ave del paraíso o del jabalí). Sigue leyendo

Pangea – RUNAS DEL SABIO (Noticias)

Runas del sabio

Tres años de la segunda palma de la primera columna de la estela del gato de agua

Como saben los cuervos de Taga…

La piel del mamut está terminada

El trabajo de los curtidores de la nueva piel del mamut está terminado y el Sabio del Desierto ya ha escrito el primer símbolo que encabezará su registro. Se trata de un fuego de gran tamaño a tenor de las figuras que le acompañan. Ha guardado silencio respecto al significado, pero ha solicitado que la piel no salga hasta la próxima primavera.


Los emisarios han vuelto a Aguaclara

Ursus ha dado por finalizada la espera de los emisarios que en su día envió para explorar el camino a lo largo del río. Solo dos han faltado a la cita y aunque nadie lo reconoce, se cree que no han sobrevivido al viaje. Las historias de cada uno de los retornados darán para muchas veladas en el fuego central del campamento y aunque Ursus ha prometido que dicha celebración tendrá lugar y todos podrán oír las historias, la ha aplazado hasta su regreso. El motivo del viaje es desconocido. Sigue leyendo

Pangea – Graf, Imvo, Sorga, Eckme, Lup y Fron

Los seis esclavos que realizan las tareas del día a día en la Caravana de Lobo. A pesar de su posición no se les trata con crueldad y comparten muchas actividades con el resto de la gente que en otras caravanas no se permitirían.

Graf

Es el más veterano de los esclavos y por eso se le considera el portavoz de todos ellos. Es un hombre de pelo canoso y mirada sabia. Más de una ocasión ha aconsejado a Lobo respecto a un camino que tomar o un animal que trocar.

Graf además, es un magnífico trabajador de pieles y cuero y las ropas de abrigo de la caravana son obra suya. En los últimos tiempos, debido a que las actividades físicas le agotan rápido, dedica más tiempo a hacer ropajes que luego intercambian en mercados.

Imvo

El único que puede hacer que Perezoso se mueva sin quejarse. Mantiene una relación estrecha con los bueyes y conoce todas sus manías. Algunos dicen que es su sonrisa, capaz de derretir a los corazones más duros. Sigue leyendo

Pangea – Taiaha

La taiaha es la lanza tradicional de los pueblos de las islas del sur. Se utiliza en combate cuerpo a cuerpo y como arma arrojadiza.

Taiaha

Características

Es una lanza de madera (si quieres saber más sobre materiales y su mantenimiento ve a 18652 Ver) de una vara y media de tamaño. La punta nunca se hace de otro material que no sean los dientes de un tiburón. En el otro extremo cuenta con un arpón (la cola de una manta raya) para poder utilizarla como lanza de pesca en caso de necesidad. No todas llevan ese aguijón y algunas terminan en plano para poder aporrear al enemigo.

Taiaha

Uso

Es una de las armas tradicionales de la guerra entre los habitantes del sur. Por lo general utilizada a distancia antes de atacar cuerpo a cuerpo con la maza (patu) o la porra (wahaika). Sigue leyendo

Pangea – Mitología de las islas del Sur (II). Espíritus guardianes.

Los espíritus guardianes son lugares de poder o elementos que están revestidos de poder divino. Los habitantes de las islas del Sur los utilizan o visitan con frecuencia para atraer la buena suerte o apaciguar la ira de los dioses. He aquí algunos ejemplos:

Flores Naupaka

Collar de flores

El hibisco es una flor que se da mucho en las islas más grandes y verdes. Se consideran pequeñas guardianas de la diosa Tuanuku. Los isleños las recogen en primavera y otoño para hacer collares florales que luego se utilizan en ciertas celebraciones (sobre todo las relacionadas con conocer habitantes de otras islas o realizar casamientos). Siempre es buena idea tener estas flores en casa de una mujer encinta o en la que haya niños enfermos.

La abuela tortuga

Tortuga marina

La tortuga marina es el símbolo de la sabiduría y una larga y provechosa vida. No es raro que los líderes tribales o los chamanes les hablen al oído cuando se dignan a acercarse a tierra (en invierno, en la época de desove). Se le pide que interceda ante Tangaroa, para que aplaque al Gran Tiburón y sea clemente con los isleños. Sigue leyendo

Pangea – Runas del Sabio (Noticias) Tres años de la segunda palma de la primera columna de la estela del gato de agua

Tres años de la segunda palma de la primera columna de la estela del gato de agua

Como saben los cuervos de Taga…

La Sombra vuelve a atacar. Tragedia gardan

La Sombra ha resurgido en toda la planicie gardan y sus ataques se han hecho más numerosos y atrevidos (atacando asentamientos enteros). Se desconoce el número de víctimas, pero se teme que sea muy numeroso. Muchos gardan han huido de la zona y se los puede encontrar en las tierras altas al norte o en los caminos. Los comerciantes recomiendan no visitar el lugar. Las pocas descripciones de los supervivientes hablan de lagos de mar negro y viscoso.


Los ogros se preparan para la guerra

Las canciones de los fuegos de campamento no dejan lugar a dudas. Se habla de batallas y de honor, se comparten bebidas fermentadas y ungüentos que liberan la mente, se danza alrededor del hogar y fuera de él, en la oscuridad. Algunos comerciantes han resultado atacados y la gente ha abandonado los caminos. Según los chamanes, el momento del ogro ha llegado, el ojo se alzará en el cielo y todos sucumbirán. Sigue leyendo

Pangea – Mitología de las Islas del Sur (I)

Las islas del Sur son un conjunto de islas y archipiélagos que se extienden hacia el sureste y cubren una enorme área de océano.

En dichas islas viven cientos de tribus humanas que se distribuyen por una o más islas y que conviven de manera más o menos pacífica. Estas interacciones con el paso del tiempo han dado lugar al nacimiento de una mitología común para tratar de explicar el mundo que les rodea.

Las tribus de las islas del Sur creen que el mundo es un huevo y lo denominan con el término Ekenga. Dentro de ese huevo está la parte líquida (el océano), la parte hueca y llena de aire (la bóveda celeste) y las islas son la parte que nutre al mundo (las islas que proveen de sustento a los habitantes, en definitiva).

Ekenga está gobernado por varias deidades, que son una representación antropomórfica de sus creencias animistas. Las deidades se dividen en bondadosas o malignas. Es importante señalar que el Wukran es desconocido en esta región. Rinden culto a las deidades demoníacas igual que a las bondadosas a diferencia de las poblaciones del continente. Sigue leyendo

Pangea – 3×07 – La señal

Acampaban para pasar la noche en su camino hacia el norte. Patas, Bigotazos y Lanudo ya estaban liberados de su carga y los seis esclavos se afanaban por separarla de las patas de los animales y colocarla como a Lobo le gustaba. Los tres guerreros montaban guardia, Sonrisas preparaba el fuego para la cena y el resto de la caravana se dedicaba a otros menesteres. Fue entonces, sin aviso, cuando un estruendo sacudió la noche, un golpe sordo que hizo cimbrear sus oídos y que fue seguido por otros dos de menor intensidad en apariencia. Parecía como si el cielo se estuviera cayendo sobre sus cabezas. Todos giraron la mirada hacia la salida del sol y allí descubrieron tres regueros rojos como la sangre. Se extendían de arriba abajo muy inclinados hacia el sur; tenían un núcleo de un rojo intenso que iba dejando tras de sí una línea anaranjada que adelgazaba poco a poco. Era como si una garra de un enorme felino estuviera rasgando la existencia.

Cuando se apagó, solo hubo silencio, ni siquiera los habituales sonidos de los insectos o de los depredadores nocturnos, ni las bestias de carga, ni Kel, solo silencio. Sigue leyendo

Pangea – Waka

La waka es una canoa que los habitantes de las islas del sur construyen para utilizar en tiempos de guerra. Pueden llegar a medir hasta cinco manos de varas y la empujan la fuerza de sesenta remeros.

Waka

Las barcas se decoran con profusión sobre todo con motivos divinos o marinos. Se construyen ahuecando un solo tronco del árbol Totara, un árbol autóctono de las islas más grandes cuya madera es muy resistente y ligera. Tales árboles se plantan en ocasiones con muchos inviernos de antelación para disponer de la madera cuando llegue el momento.

Totara

En la preparación se retira la corteza del tronco y se limpia el suelo que lo rodea. Tras cánticos y rezos con ofrendas a los dioses (sobre todo a la madre Tierra) el árbol se tala con una combinación de fuegos en su base y cortes con hachas de piedra. Esas mismas hachas se usan para ahuecarla y con el fuego se endurece. Se impermeabilizan el interior y exterior con aceites. Sigue leyendo

Pangea – RUNAS DEL SABIO (Noticias)

Tres años de la segunda palma de la primera columna de la estela del gato de agua

Como saben los cuervos de Taga…

El cielo llora lágrimas de fuego

En todo el cielo se ha podido observar varios surcos rojos sangre o fuego que lo han atravesado desde el amanecer a poniente. Las versiones de los chamanes difieren: para algunos es un ataque del Wukran que intenta acceder físicamente a su mundo, las lenguas de fuego sería los zarpazos de sus garras; para otros son las lágrimas de la Taga que se lamenta por los días del invierno por venir. En cualquier caso, todos parecen coincidir que no son buenos augurios.


Los bosques dwandir están vacíos

Los comerciantes no dan crédito a los rumores, pero algunos afirman haberlo comprobado en persona. No están en los puestos de intercambio y aquellos valientes que se han internado bajo los árboles han vuelto sin verles. Se habla de una gran emigración que los llevará a lugares lejanos. Los más pesimistas creen que han dejado de existir, que la Taga se los ha llevado y algunos, después de algunos hongos que abren la mente, aseguran que nunca existieron, siempre los imaginamos como una advertencia inconsciente de que debíamos proteger los bosques. Sigue leyendo