Exo – Técnicamente mentira

Esta es una aventura corta que tiene lugar en la ciudad de Santuario, planeta Necrópolis, descrita en el suplemento para Exo “El Grito”. Se trata de una aventura de investigación en la que la acción es más del tipo rescate, infiltración o desastre que de combate, por lo que tendrán ventaja en esta historia los personajes atléticos e inteligentes sobre los combatientes.

La verdadera historia

Óscar Ghiggo (humano, 54 años) es un ejecutivo de Citus Visión, una productora de holodocumentales de bastante éxito en la RFP. Óscar tiene por costumbre “amañar” las historias, creando las circunstancias que las hagan más interesantes. Por ejemplo, contratando mercenarios que simulen un golpe de estado justo mientras ellos hacen un reportaje en un planeta del Sector Libertad o derramando una sustancia peligrosa en las cercanías de una empresa, creando el desastre ecológico del que luego acudirán a informar.

En ocasiones Óscar contrata a especialistas que simulen desgracias como un falso conductor suicida o alguien saltando de un edificio en llamas. Uno de estos especialistas era Jana Alegn (qatar, 39 años), quien en un momento dado fue testigo de una de estas desgracias simuladas, una explosión de depósitos de combustible de una granja de propiedad militar a 250 kilómetros de Santuario, que se pretendía achacar a la negligencia de los protocolos de seguridad de la RFP. El error de cálculo provocó la muerte de docenas de trabajadores de la granja, la mayoría veddios, lo que ha empeorado la ya de por sí grave hostilidad de esta raza hacia sus empleadores humanos. Sigue leyendo

Rol Negro – 2×13 – Clara en la ciudad de los santos (1)

La visita del reverendo Miguel de Paula a última hora de una tarde de un miércoles anodino, retrotrae a Clara a su infancia y primeros años de juventud. Amigo personal de su padre desde sus años mozos, les unió siempre una relación muy estrecha, y ello conllevaba que la iglesia a la que acudían fuera la de Victoria Mártir, en el casco antiguo, de donde era párroco.

Aparte de recordar pequeñas historias del pasado, el padre Miguel le comenta que desearía que Clara le ayudara en una investigación. Tiene a bien sacar el tema de que hace bastantes años ya pidió ayuda a su hermano Pedro sobre unos hurtos que se dieron en su iglesia y que este no encontró nada, pareciéndole que no ponía empeño en ello. Siempre la culpa y la expiación cristiana, piensa Clara. Una manera muy sibilina de ponerla en el camino recto. Ríe para sí misma.

Ahora, con la edad, vicario de la parroquia, ayudando al padre Rafael, vuelve a darse cuenta de algún que otro hurto. Como si el tiempo quisiera volver a empezar. Aunque esta vez un objeto desaparecido es un pequeño relicario que lleva desde tiempo inmemorial en la iglesia. En sí mismo no es valioso pero si tiene un significado particular para su parroquia. Si fuera posible desearía que pudiera descubrir al culpable o culpables, o en su defecto, que recuperara el relicario. Clara le dice que ningún problema, que se ocupará al 100% de su congoja. Sigue leyendo

1808 – 3×01 – La venganza del jefe

Rojo y Oro

Uno no se ríe del jefe de la dotación de los mangas verdes sin sufrir, más tarde o más temprano, algún castigo. Y el superior de Padilla, Chaparro y Madales no había esperado mucho. Allí estaban los tres, recorriendo los caminos como un innovador programa para asegurar el tránsito de mercancías y pasajeros. “Somos” había dicho el jefe sin reírse, lo que entraña cierto mérito, “la primera línea de defensa y debemos establecerla donde están los ataques”. Lo que traducido al castellano vernáculo que todos hablamos significa: “me he hartado de teneros por aquí y vais a patear camino hasta que el culo se os quede tan curtido como la silla de montar”.

Asintieron y marcharon, para sorpresa de su superior, sin protestas, sin añagazas y, para sorpresa de todos, con cierto orgullo en la mirada. Uno debe estar dispuesto al castigo si el acto realizado es de justicia. Y la muerte de Doña Bernarda lo exigía. Era justo y se hizo. Sigue leyendo

Pangea – El enemigo dentro

Los personajes forman parte de una caravana de comerciantes. Pueden ser la escolta, viajeros que prefieren recorrer este tramo del camino en compañía o los propios comerciantes. También podrían ser alguno de los esclavos encargados de las tareas más duras. No es necesario que todos los personajes pertenezcan al mismo grupo y si no es parte de tu campaña quizás sea lo mejor para que haya más variedad. La opción de la escolta o de los pasajeros es la mejor si quieres unir esta partida a una campaña que estés jugando.

Tampoco damos una localización exacta del grakin de salida, aunque el destino es Narava, al norte, siguiendo el curso del río Púrpura. De todas formas, puedes ubicarla donde desees. El terreno no será difícil (pantanos, desiertos o montañas), aunque no es necesario que sea sencillo como una gran llanura. Es una zona habitada por mendwan y la mayoría de la caravana lo será.

El camino seguirá el curso de un río, aunque no pegado a él sino a algunos pasos, suficientes para perderlo de vista en ocasiones. Dormir cerca de los ríos no es una buena idea en Pangea porque las orillas son lugares de depredadores. Sigue leyendo

Rol Negro – El instante del gatillo (segunda parte)

¿Quién es Paul Reed?

El secreto de Paul, el que explica su éxito como delincuente económico y contrabandista a gran escala, es haber nacido en una familia por la que corre una genética extraña que les convierte en telépatas.

Eso es. Telépatas. En Rol Negro. Con una cantidad de seudociencia que raya la ciencia ficción pero sin salirnos del género negro. Respirad hondo y vamos a ello.

Bien, no todos los miembros del árbol genealógico de Paul son telépatas. Su padre Peter, su difunto abuelo Carl y su aún más difunta bisabuela Paula lo eran. Al menos eso es lo que le explicó su progenitor cuando Paul empezó a extrañarse de que Peter siempre pareciera saber todo lo que su hijo iba a hacer, cualquier pequeña travesura, antes de que este la pusiera en marcha. Supo Paul también que el hermano mellizo de su abuelo era otra de las personas capaces de esta proeza, incluyendo la de compartir sus experiencias. Al parecer descubrieron su poder durante el desembarco de Normandía, un poder que no solo les permitía una lectura superficial de la mente de otros, sino que podían incluso recibir vistazos de la mente del otro incluso estando muy alejados el uno del otro. Su padre le enseñó una foto de ambos hermanos en la playa francesa que aún conserva. Sigue leyendo

Exo – La xenonlita debe fluir 3

“Continuación” (o algo así) de “La xenonlita debe fluir 2” (09382 Ver), aunque bien podría haberse titulado “Otra de zombis”. Otra partida corta para jugar en una tarde o unas jornadas, y ya llevo demasiadas?

Intro

Los PJ son soldados de fortuna. Pueden ser un pequeño grupo de mercenarios independientes o bien formar parte de una unidad más grande, como los infames Boinas negras (conocidos por su carencia de escrúpulos) o los aguerridos Montaraces espaciales (quienes gozan de gran prestigio y una intachable reputación de honor y servicio).

Arcanotech Ltd. es el nombre de una de las corporaciones que mantienen bases de investigación permanentes en el sistema Lort (descrito en la revista Crítico nº 9 (Ver)). Una de dichas bases, que orbita en torno al planeta bautizado como Lort II, es denominada Arcana-11. Se trata de una estación situada en la órbita sobre el planeta, construida a toda prisa y en la cual no todo se ajusta a la normativa refepera de seguridad y calidad de materiales necesarios en una estructura de este tipo. La misión del personal a bordo de la base consiste en investigar los restos tecnológicos y arqueológicos dejados atrás por una antigua civilización humana que habitó el sistema algunos milenios atrás. Sigue leyendo

Pangea – 3×03 – La noche corta

Dicen que el Wukran camina por la tierra en las noches cortas del verano. Dicen que lo hace porque es cuando menos se le espera, cuando la gente cree que está más protegida y es por esa creencia que muchos caen bajo su embrujo. La locura de las noches cortas del verano afecta a bestias, a esclavos y a seres libres.

Se empieza durmiendo mal, con sueños ligeros, llenos de pesadillas, que están alimentados por las historias que se cuentan al abrigo del anochecer y fortalecidos por el cansancio de las largas caminatas. El zumbido de los mosquitos no deja dormir y sus picaduras hacen del día una tortura de picores y alivios más o menos inefectivos.

El mal dormir, el mal descansar, afectan pronto a los humores y las palabras se responden con frases cortas o con gruñidos y cosas que hubieran resultado indiferentes se responden con malos gestos. Es ahí cuando el Wukran empieza a hacer efecto y cuando cualquier nimiedad se convierte en una ofensa.

Dicen las leyendas que la caravana del Lobo fue afectada en una ocasión por dicho mal camino del desierto. El Lobo hacía guardia en medio de camino, malhumorado, molesto y aferraba su lanza hasta blanquear sus nudillos. Y entonces, en el momento más oscuro de la noche apareció un anciano que vestía viejas pieles que parecían a punto de caerse y se apoyaba en un cayado de retorcida madera ennegrecida por el uso. Sus manos tenían dedos largos con las articulaciones muy marcadas; sus uñas desconocían el agua. Y el anciano miró al Lobo con media sonrisa que dejaba ver sus dedos amarillentos. Sus pupilas parecían no tener párpados y le miraron como si pudieran atravesar y capturar su espíritu. Ojos rojos que reflejaban las llamas de fuegos inexistentes. Sigue leyendo

Comandos – Primera noche

Las noches de Francia no son como las del desierto de Argelia o Túnez o como las de Italia. Las noches de Francia son más frías, más húmedas y están llenan de ruidos. La artillería naval ataca posiciones donde alguien deseoso de medallas ha localizado concentraciones enemigas; los aviones nocturnos sobrevuelan los cielos y uno no saben si son de ellos o de los otros, o de los alguno que no es capaz de distinguir a los unos de los otros; y los cazacarros toman posiciones para el inevitable contraataque alemán.

El sargento Rogers divide a los supervivientes en dos grupos: unos vigilan y los otros descansan, nadie duerme, pero es gracias a su paranoia que descubren a unas tropas de cascos redondeados infiltrándose en los suburbios de la ciudad. Podrían esperar a que amaneciera, pero no, Rogers levanta a la Sangrienta Siete y con ello a toda la compañía y sin esperar órdenes asalta las casas ocupadas.

Bengalas en el cielo, disparos a oscuras y ruido, mucho más ruido. En unos instantes, la zona se ilumina con los fogonazos de la artillería, con el retumbar de las granadas y en todo este caos, los hombres de la 1ª división ven a la Sangrienta Siete asaltando casa a casa, disparando habitación en habitación, liberando Francia palmo a palmo. Sigue leyendo

Rol Negro – El instante del gatillo

(primera parte)

Esta es una aventura en dos partes, bastante sencilla en su estructura, en la que los personajes podrán ir siguiendo las pistas de una en una hasta la resolución del caso. Sin embargo, es una historia peligrosa en la que se enfrentan a gente muy dura. Se recomienda por tanto que los personajes sean veteranos y que hasta el más intelectual de ellos sepa manejarse con las armas.

También es recomendable que los personajes tengan posibilidad de obtener información de la policía pero motivos para no colaborar con ellos. Detectives privados de alguna agencia es la mejor posibilidad pero policías de permiso o mercenarios contratados sería otra buena opción.

La historia comenzará con un buen cliente que simulará estar interesado en investigar la muerte de Carlos Tabera, supuesto amigo suyo. En realidad, lo estará haciendo por hacerle un favor a Esteban Vidal, el verdadero cliente en esta historia, al que el empleador de los personajes debe un enorme favor. En definitiva, esta aventura esconde un secreto extraordinario que no os contaremos hasta la última sección del texto de la segunda parte de la historia. Disfrutad del misterio entretanto. Sigue leyendo

Exo – Primer golpe

Juana aún no se había acostumbrado a su puesto de comandante y en vez de ocupar la fragata de infiltración como buque insignia, continuaba junto a la 501 en la Victoria clase B. Ella sabía que, además de las dos naves, otras dos victorias aguardaban en las cercanías. No sabía dónde estaban porque había ordenado un estricto silencio EM mientras recogían y valoraban las señales en modo pasivo.

Frente a ellos estaba un centro de transformación de los leviatanes. Era el mismo que ya visitaran en una ocasión, aunque solo 28 segundos; gracias a sus precauciones, no parecían haberse dado cuenta de su presencia. La actividad no había variado desde que llegaron.

Dos leviatanes aguardaban en las dársenas y un tercero parecía estar sacándose el carnet de navegante por los alrededores. En el interior de la base se veía bastante actividad. Juana sabía que tres compañeros flotaban en ese momento desde la fragata hasta los tres leviatanes. Su perfil EM era mínimo y no sabía dónde estaban. Aquella era la parte de la misión que menos le agradaba. Deseaba activar los escáneres y ver cómo les iba, pero aquello les delataría al momento y echaría al traste los preparativos. Sigue leyendo