Comandos – El cruce del río

El río Yorne, principios de septiembre de 1944

El río no estaba muy crecido en aquella época de año, pero, aun así, era necesario capturar un puente para que los vehículos de transporte y de logística que deberían pasar después. El mando pensó que en vez de capturar uno largo que cruzara todo el río, era mucho mejor capturar dos, una hasta una isla intermedia y otro desde esta hasta la otra orilla. Que la isla estuviera edificada y tuviera una iglesia en su centro con un alto campanario que dominaba la zona a varios kilómetros a la redonda, no parecía un gran obstáculo.

Y ahí estaba la Sangrienta Siete, de nuevo voluntarios sin quererlo, esperando en la fría mañana que se diera la señal de partida. Y esta llegó con el sordo ruido de los cañones por encima de sus cabezas. Las bombas de humo blanco cayeron sobre la otra orilla y la isla y parecieron agarrarse al terreno por efecto de la humedad. Las aguas se cubrieron de una falsa niebla perezosa. Sigue leyendo

Exo – Campaña Rey Rojo. Capítulo Doce: Running backs

En este momento de la campaña los personajes deberían haber haberse asegurado de que la noticia del falso medicamento llega a los oídos adecuados para parar su distribución pero aún nada más. Quizá no puedan demostrar de que han sido los iroiendi pero sí al menos que la Reina Roja del doctor Capoy es una estafa peligrosa.

Este sería un buen momento para que los personajes recibiesen la magnífica noticia de que el laboratorio de Miral Químicos ha terminado en tiempo récord de encontrar una vacuna contra Rey Rojo, más rápido que los propios aioll. Sin embargo, las cosas no van a ser tan sencillas?

Huddle

En su lugar, saltará la noticia, a través del medio de comunicación más adecuado para el punto en que se encuentren, de que ha habido un atentado en el planeta Liceeszu. El laboratorio de Miral Químicos ha saltado por los aires en una explosión provocada por algún artefacto explosivo. Decenas de personas han muerto y una docena están desaparecidas. Si los personajes contactan con el planeta y logran que alguna autoridad les haga caso, sabrán que Miral ha sobrevivido, pues estaba de vacaciones en una luna del sistema, pero Ancor Valle está entre los desaparecidos. En teoría estaba en el laboratorio y dado que no se le logra localizar y su dataóptico está desconectado, se supone que está entre los escombros. ¿La investigación? Posiblemente perdida. Puede que haya copias en sistemas informáticos pero ha quedado todo tan destrozado que es posible que se hayan perdido. ¿Alojados en servidores fuera del laboratorio? Parece que no, pero, como dicen, aún está todo por comprobar. Sigue leyendo

1808 – 3×09 – El río

Rojo y Oro

Uno de los problemas de vivir en el camino es que este se empeña en pegarse a cualquier cosa que lleves puesta. A los pocos días, calzas, botas, sayas se habían cubierto de polvo que parecías más un caminante fantasma que un miembro de las orgullosas mangas verdes. No es de extrañar, por tanto, que descubrir un río tranquilo en el que refrescarse sea siempre una buena noticia, sobre todo si el día acompaña y no es problema quedarse en calzones. Un baño y una buena vareada a la ropa es suficiente para reemprender el camino.

Sin embargo, los ríos son caminos y no siempre están despejados. En esa ocasión, descubrieron un montón de troncos deslizándose lentamente corriente abajo. No eran muchos e iban por la otra orilla, lo que hacía seguro el baño. Chaparro entró primero y Madales le siguió maldiciendo lo fría que estaba el agua.

?Pero qué tenemos aquí. Dos forasteros en paños menores. Sigue leyendo

Rol Negro – Mr. Cho debe morir

Sinopsis

Mr. Cho

Mr. Cho fue un miembro prominente en los Dragones Rojos hasta que, recientemente, la pifió y huyó. Como miembro del Dragón Negro tenía acceso a información sensible de la organización y, actualmente, está intentando cerrar un acuerdo con la Policía Nacional para vender a toda la organización a cambio de un salvoconducto fuera de España con una identidad nueva.

En su huida ha dejado tirada a su hija Mei Lin, quien, al verse en peligro, ha huido al territorio del Mekong con la idea de encontrar la forma de «limpiar su cara» frente a los antiguos asociados de su padre, quienes, por su parte, la están buscando con el fin de usarla para chantajear a Mr. Cho y forzarle a volver.

La noticia de la caída en desgracia de Mr. Cho ha corrido como la pólvora y en este momento, tanto el Mekong como la Yakuza, le están buscando para sonsacarle todos los secretos de los Dragones para obtener ventaja y eliminarlos. Sigue leyendo

Exo – Salto de fe, 2ª parte

Al salir del subespacio la criatura que les había guiado hasta allí seguía delante de ellos, pero se escoraba a la derecha a gran velocidad. No tanto como aquellas criaturas podían hacerlo, pero sí lo suficiente para que la nave de la clase Victoria y su tripulación sufrieran un buen meneo en la reentrada. El motivo de la maniobra quedó claro cuando vieron el campo de asteroides al que se dirigían. No iban a entrar en él, solo a colocar se detrás. El celatán perdió velocidad hasta casi detenerse en los restos de hielo y piedra. Para ellos, perder esa velocidad implicó una inversión y una aceleración cercana a las 12 g. Al acabar, a todos les zumbaban aún los oídos.

La criatura se giró hacia el interior del sistema y volvió a moverse de forma errática, subiendo y bajando por encima de la eclíptica de los asteroides.

?Ponte detrás de ella e imita sus movimientos ?ordenó Juana que seguí en el puente con Arles. Tor también había aparecido aunque blanco por el esfuerzo extra que le suponía el subespacio a su especie. Sigue leyendo

Comandos – El viejo camino del espía

Por haber sido inspiradores cada cual de un trozo de esta aventura, el autor se la quiere dedicar, por distintos motivos, al historiador Santiago Vega Sombría, al camarada José Ángel Frías, a mi amigo Pepe Guinea, a la Federación de Republicanos en Segovia y a mi padre Jacobo.

Esta historia está pensada idealmente personajes que hayan pasado por los pasos de agente secreto (04051 Ver) u operaciones especiales (03953 Ver), sean miembros de una guerrilla, sobre todo antifranquista (10056 Ver), o tengan en general habilidades adecuadas para el espionaje y la supervivencia. Por lo demás, en el grupo podría haber tanto comandos S.O.E. como espías del bando aliado, miembros de la resistencia en la Francia de Vichy, antiguos combatientes republicanos españoles, agentes soviéticos o brigadistas internacionales que hayan permanecido escondidos tras la Guerra Civil Española… Lo que sí debería intentarse es que todos puedan hacerse pasar por un grupo de turistas que tenga cierta lógica que vayan a esquiar al Puerto de Navacerrada. Recomendamos que hablen algo de español, así como cualquier otro idioma que refuerce su tapadera. En instalaciones turísticas y ciudades pueden esperar encontrarse con gente con un mínimo bagaje cultural que hable francés, aunque España está en plena posguerra y no serán muchas las personas capaces. FInalmente, recomendar que estén en buena forma, ya que les espera una caminata importante y con condiciones de marcha nada ideales. Sigue leyendo

CEP – Ruta Thalamir

(1ª Parte: Primera patrulla)

La 1ª flota ha mandado efectivos a la Ruta Thalamir para hacer frente al incremento de actividad pirata en la zona. La guerra comercial entre las corporaciones y las cofradías ha afectado a los pequeños armadores que han visto en el contrabando y en la piratería su única salida para sobrevivir. Sin embargo, las autoridades planetarias a quienés la guerra comercial beneficia porque están obteniendo precios más bajos, no ven con buenos ojos la amenaza pirata que amenaza con hacer la ruta más insegura. Por ello han llamado a los refuerzos de la flota.

Escenario

El escenario no tiene una duración establecida.

Tablero

Coloca los dos tableros a lo largo, de forma que un lado estrecho de cada uno de ellos esté en contacto con el del otro tablero. La letra A de cada tablero debe quedar a la izquierda.

Colocación de los tableros

Bando RFP: Sigue leyendo

1808 – 3×08 – Yo pediré ensalada

Rojo y Oro

Permanecieron agazapados varias horas y estudiaron el comportamiento de los desertores. El hombre del burro acabó marchándose y les vieron preparar la zona con cierta desidia. Es indudable que eran soldados, pero hace tiempo que habían perdido el hacer castrense.

No se alejaban mucho ni para tirar los desperdicios ni para hacer sus necesidades y tampoco se habían molestado en preparar un tejado para los cuatro viejos muros en los que se cobijaban. No había una estructura de mando y discutían como bellacos al primer desacuerdo. Se amenazaron con sacar las sangraderas, pero eran bravuconadas vanas, ninguno de ellos quería perder la vida por una tontería, ni por algo más importante a tenor de su estado actual.

—Cobardes —murmuró Chaparro con desprecio.

—¿Franceses o españoles? —preguntó el sargento. Aunque habían hablado entre ellos, estaban lejos para entender lo que decían. Las ropas tampoco ayudaban porque se habían disfrazado de labriegos y no conservaban, si quiera, sus botas. Sigue leyendo

Comandos – 300 kilómetros

Moulin de Corbail, finales de agosto de 1944

La bolsa no había funcionado bien. Sí, algunas unidades se habían rendido, pero un contraataque alemán había abierto una brecha y los alemanes se retiraban hacia el este perseguidos por todas las unidades disponibles; la Sangrienta Siete siempre estaba disponible, a pesar de que solo le quedaba un novato entre sus filas. De hecho, estaba durando demasiado, habría que preguntarle su nombre.

Un problema añadido es que los muchachos de la dragón, los que habían desembarcado en el sur, venían empujando a otra gran cantidad de boches. Tenían que cerrarles la salida antes de que pudieran llegar a Alemania. Pero no había vehículos, no había gasolina y gran parte del camino tenían que hacerla a pie. ¡Maldita sea! ¿Eran de la infantería, o no?

—Sí, pero no podemos correr todo el camino hasta Berlín.

Era John, el nuevo superviviente, quién así había hablado. Y un poco de razón no le faltaba. ¿Qué podían hacer? Conseguir un vehículo para ellos, era sencillo, Fernandez podía, pero para toda la unidad era un poco más complicado. Sigue leyendo

Exo – Campaña Rey Rojo. Capítulo Once: Cuarto Poder

Aparte de las que pueda inventar la mesa de juego, la última de las posibilidades contempladas en esta campaña para combatir la falsa cura de los iroiendi es acudir a los medios de comunicación para difundir la noticia. Esto puede intentarse a la vez que otras opciones o si otras posibilidades fallan.

No establecemos qué medio de comunicación o periodista es al que van a buscar, sino que cada mesa de juego decidirá a por cuál van, recomendando que sea alguien con el que se hayan encontrado en el pasado. De no ser así, las TA de Buscar datos y Callejeo les han de ayudar.

Enviado especial

Cuando el grupo logre contactar con una cadena o un periodista solo podrán hacerlo inicialmente mediante EPR. Les pedirán algo de información sobre lo que quieren y quiénes son ellos, mostrándose muy reticentes si no parece existir la promesa de una noticia bien jugosa, pudiendo ser necesaria a intervención de TAs (modificadas según la carnaza que usen los personajes) de Dialéctica. Sigue leyendo