Rol Negro – La mujer del collar

El famoso cuadro o fragmento de cuadro

La mujer del collar es un cuadro que se dio a conocer a mediados del siglo XX tras su aparición en una conocida galería de Cunia. Es un cuadro muy interesante porque parece que es un retrato del collar aunque se adivina que quién lo lleva es una mujer. El cuadro es de mediados del siglo XIX (certificado por expertos), pero nada se sabe del collar, de la mujer o del pintor del mismo.

También se sabe que no es un cuadro completo, sino que está cortado de un cuadro mayor. Alguien dañó la obra concreta y montó en un bastidor solo la zona del cuello de la retratada. ¿Quién lo hizo y por qué es también un misterio? Se ha certificado que los pigmentos son del siglo XIX, similares a los que se usaban en Gran Bretaña esos días y por la fecha, el lugar y el incipiente estilo impresionista, algunos se han atrevido a señalar a Turner como autor del cuadro. Si bien, no hay ninguna referencia a este trabajo en ninguno de los estudios sobre este precursor del impresionismo. Sigue leyendo

Pangea – Estatuilla de Ath

Estatuilla de Ath

Entre las manadas gardan de las llanuras hay unas pocos individuos, todos ellos mujeres, que consideran que la sociedad gardan es tosca, cruel y brutal. Estas mujeres llevan ya tiempo actuando entre sus parientes, tratando de crear un movimiento que logre transformar la sociedad gardan desde dentro.

Se distinguen entre ellas porque portan entre sus enseres personales pequeñas figuras de madera o hueso que representan a Ath, la hermana gemela de Gard, el mítico fundador de su linaje. Estas estatuillas están mucho mejor talladas de lo que la inmensa mayoría de los gardan se molestaría en hacer, y a menudo sorprenden por su calidad artística a los pocos individuos no-gardan que las han visto.

Las integrantes de esta «sociedad secreta» poseen conocimientos más avanzados a los de los demás gardan, lo que incluye el modelado de cuprum (10055 Ver) e incluso conocimientos de curandería. Estas mujeres se apoyan y protegen unas a otras, incluso si pertenecen a manadas enemigas. Se esfuerzan por transformar a sus compatriotas, educando a los jóvenes cachorros en sus valores («adoctrinando» dirían otros), tratando de que día tras día se vuelvan un poco más «civilizados» y recurran cada vez menos a la violencia como vía de escape y método habitual de resolución de conflictos. Algunas de ellas creen que su objetivo final es lograr que los gardan se conviertan en una raza sedentaria, tan avanzada como pueden serlo otras de las muchas que pueblan Pangea. Algunos de los jefes de las manadas gardan han oído hablar de este movimiento. Por supuesto, debido al proverbial dogmatismo del pensamiento de esta raza, lo perciben como una seria amenaza para la sociedad tradicional gardan, así que tratan de erradicarlo por todos los medios. Sigue leyendo

Rol Negro – La Piedra de Sangre

La piedra de sangre

Recibe este singular nombre una enorme hematites cuya leyenda ha ido creciendo con los años. El primer acto violento que se le atribuye fue la muerte del hijo mayor de los Fariles, una acaudalada familia de Cunia de los años 20. Al parecer, según la versión oficial, los dos hermanos jugaban en el jardín de la casa familiar cuando uno de ellos tropezó (fue empujado según algunas versiones) golpeándose la cabeza contra la piedra. Esta, que estaba en el jardín porque la madre del muchacho creía en las propiedades místicas de las hematites (su capacidad de ordenar el aura de las personas), se tiñó de rojo con la sangre inocente del muchacho. Esta desgracia alteró mucho a la familia y en pocos años ambos progenitores murieron y toda la herencia familiar quedó en manos del hijo menor quién, con los años, revelaría una naturaleza psicótica que provocaría la ruina de la familia Fariles y su encierro en una institución psiquiátrica. Sigue leyendo

Rol Negro – Los dados del Madrid

En los años 50 existía en España, y en gran parte del mundo, la prohibición de abrir casas de juego (aún no se llamaban casinos) en las ciudades. La ciudad de Cunia, no ajena a su tradición, mantuvo durante esos años varios casinos clandestinos en sus calles. De todos ellos, el casino más famoso fue el Madrid llamado así porque estaba camuflado en la parte de atrás de una peña de futbol madridista. Toda la ciudad, incluso las autoridades, sabía que estaba ahí, pero salvo alguna redada ocasional para guardar las apariencias, el casino Madrid tuvo una prospera vida. La legalización del juego en los años 70 acabaría con el negocio.

Dados del Madrid

Uno de los juegos más populares del casino Madrid eran los dados en los que utilizaban unos de marfil amarilleados por el uso y con una pequeña M tallada en la cara del 1 (sustituyendo al punto). Cuando el casino cerró, su propietario regaló un juego de dados a sus empleados. Iban en estuche pequeño de joyería con el anagrama del casino. Sigue leyendo

Eriloe – Las guías de Metrojina

Al final de la Edad de los Héroes o quizás un poco después, surgió en Cargrum una serie de guías de viaje. Las editaba una editorial cuyo nombre se ha perdido en el tiempo, pero que iban firmadas por Metro Jina, un infatigable viajero que había viajada más allá de las tierras conocidas (por aquel entonces). Con la paciencia de un enciclopedista, Jina había recopilado lugares, personajes, localizaciones y demás referencias de los lugares que pasaba. Un trabajo que le llevó una vida y cuya culminación fue la publicación en una serie de volúmenes de bolsa (se llama así a los libros pequeños que pueden llevarse en una mochila o bolsa de viaje).

No se sabe el número exacto de volúmenes que se publicaron, pero hay quién dice que fueron 23, pero no hay copias de todos ellos en ningún sitio. Se cree que fueron 23 porque la guía de lo que ahora se conoce como Gran Federación del Este tiene ese número y no se conoce ninguno mayor, pero, entre otros, falta el 9, el 12, el 20. El 1, por ejemplo, está dedicado a Cargrum. Sigue leyendo

Pangea – Colgante Ululante

Un colgante ululante de imitación

Los arwan fabrican unos colgantes a partir de piedras de río redondeadas que recogen ellos mismos. Las pulen frotándolas contra piedras mayores y luego les practican un agujero en el centro con otras piedras más alargadas para poder atarlas. Algunos practican los agujeros golpeando la piedra, pero esto es bastante evidente en el resultado final y hace que la piedra no parezca auténtica. Con varias tiras de cuero de diferentes colores se trenza el hilo del que colgará la piedra. El trenzado tiene bastante trabajo y forma un adorno realmente llamativo en el canto de la piedra.

Para los arwan el colgante es un regalo de respeto o de amor que se hace a otras personas, a la pareja, a los hijos, a un familiar que marcha de viaje. No hay un motivo concreto, pero un arwan puede tener varios colgantes ululantes a lo largo de su vida. Los comerciantes de la zona aseguran que también los utilizan como un método de comunicación. El colgante al girar emite un sonido que recuerda al ulular de un búho. Según la longitud del colgante (de dónde lo coge el arwan) y el tipo de giro, puede hacer diferentes sonidos. Esas diferencias parecen formar un lenguaje propio que otros arwan entienden. Esta es la forma en la que se avisan de la llegada de extraños o de los acontecimientos que ocurren en cada tribu. El ulular del colgante puede escucharse a una o más jornadas de distancia. Sigue leyendo

Rol Negro – La baraja de Orteli

La baraja de Orteli es un cuadro en el que aparecen cinco cartas de póquer desplegadas: tres doses (picas, corazones y tréboles), un 6 de tréboles y un 7 de diamantes. Es un cuatro pequeño y las cartas están fijadas a un terciopelo verde a imitación del de las mesas de juego (quizá cogido de alguna mesa vieja). Todo protegido por un marco simple de color negro.

Según cuenta la historia, esa fue la mano de póquer con la que Orteli le ganó todas sus posesiones a un antiguo ciudadano de Cunia y que dio comienzo a la fortuna de uno de los actuales grandes hombres de la ciudad. Aquella partida es muy famosa porque su víctima se jugó todo lo que tenía con dobles parejas creyendo que su rival, como toda la noche, iba de farol. Le había cogido el truco, decía. La partida no terminó bien y, al final, incluso hubo un muerto, el pobre y adinerado perdedor. La investigación judicial determinó que se había suicidado (solo así se explicaba que hubiera arremetido contra el puñal de Orteli como un poseso en cinco ocasiones; los testigos fueron determinantes en el caso). Sigue leyendo

Pangea – Piedra de fuego

Fotografía de una piedra de fuego - Rob Lavinsky, iRocks.com - CC-BY-SA-3.0

Los chamanes del Río Púrpura cuentan en su almacén de objetos valiosos con unas piedras de una transparencia rosácea que denominan piedra de fuego. La guardan en recipientes de arcilla rellenos de aceite o agua y casi nunca dejan que sus aprendices pongan las manos en ellas.

La piedra de fuego puede utilizarse para preparar algunos venenos, pero solo los chamanes más villanos las utilizan con este fin. Si la víctima no muere abrasada al comerla, morirá más tarde entre terribles dolores (la piedra ardiendo en su interior).

El uso más común es para hacer fuego o humo. Los chamanes extraen una pequeña piedra de su recipiente, la depositan sobre madera y hojarasca y solo tienen que esperar a que el aceite resbale de la superficie y la piedra prende de inmediato. Con el agua es más rápido, por eso los chamanes usan aceite para alejarse lo suficiente antes de la ignición. Esa pequeña llama dura lo suficiente para que cualquier hoguera se inicie. Los habitantes de Pangea, la mayoría, saben hacer fuego; el uso de las piedras está restringido a ceremonias especiales como, por ejemplo, las asambleas de los grakines. El chamán de Aguaclara prende la hoguera de la casa de Ursus de esta forma cada vez que hay un concilio. El efecto favorece la atmósfera de la reunión.< Sigue leyendo

Eriloe – La piel de la sibila

Uno de los objetos más apreciados por los practicantes de la magia prohibida de Eriloe y que, según cuentan las leyendas, se elabora con auténtica piel de sibila. Algo bastante difícil de creer porque las sibilas, con su don de ver el futuro, podrían esquivar a sus captores sin muchos problemas. Se venden en diferentes tamaños y formas y sus precios van desde abusivos a de otro mundo. La piel de sibila no es barata, no está disponible en comercios habituales (al menos tienen que traficar con objetos mágicos) y es más fácil conseguirla del cadáver de un mago muerto que del almacén de un buhonero. Sigue leyendo

Eriloe – Los Viajes de Jion Mater

Jion Mater fue uno de los grandes exploradores de los años del Emperador (de Eric, el primero) y suyos son algunos de los grandes descubrimientos de esa época donde la ciencia de la exploración estuvo muy protegida. Además de su faceta científica, Jion mater fue un enciclopedista que recopiló información verídica de los lugares que visitaba o de los que visitaban gente de su confianza. Los libros, además de describir las ciudades, los países, sus costumbres y sus habitantes, están llenos de preciosos dibujos descriptivos (animales, plantas, poblaciones) y de notas manuscritas del propio Jion Mater. Se puede decir que Los Viajes de Jion Mater es el primer atlas enciclopédico de Eriloe.

La colección de libros de los viajes de Os, solo uno es un original.

Sigue leyendo