Comandos – Unos días en Lisboa

Unos días en Lisboa

Bienvenido a esta nueva aventura para el Día D y, en esta ocasión, abandonaremos las playas y nos iremos a misteriosa Lisboa del año 1944. Un lugar plagado de espías, conspiraciones políticas, sonoros engaños y traiciones. Estamos a finales de mayo y todos presienten que las cosas van a cambiar en breve…

Pues encontrar unos personajes pregenerados para jugar esta partida en el siguiente enlace: Personajes Ver

Portugal en 1944

Permítenos una breve introducción sobre Portugal. Gobernaba el país un dictador de nombre Salazar que si bien se podría comparar con Hitler, Mussolini o Franco, en realidad su ideario político difería bastante del de sus vecinos. Por ejemplo, Salazar nunca compartió el antisemitismo de los nazis (de hecho, llegó a afirmar que no podía construirse una nación basada en el odio a una parte de ella). Sin embargo, compartía con todos ellos un visceral antagonismo contra el comunismo. Ser comunista en Portugal no era un trabajo fácil en estos años. Sigue leyendo

Comandos – Krag-Jørgensen m/89-24

En 1897 Dinamarca decidió renovar el arma principal de sus tropas, ya que el rifle que empleaban, el Remington Rolling Block ya tenía 30 años de edad, y era muy inferior al que empleaban sus vecinos, principalmente rifles de cerrojo con cargador.

Así, solicitaron diseños a varios fabricantes, incluyendo Kropatschek, Fruhwirth, Hotchkiss, Ward-Burton y Remington Keene y aunque el ejercito prefería el rifle Lee, en 1889 fue seleccionado el modelo noruego, el Krag-Jørgensen.

Noruega ya había adoptado un nuevo rifle de repetición en 1884, el Jarmann, pero no era un gran diseño, y ya se estaban pensando en sustituirlo. En este contexto, Ole Herman Johannes Krag, capitán de ejercito noruego y director de la fabrica de armas estatal Kongsberg Våpenfabrikk, y que ya había diseñado anteriormente el rifle Krag-Petersson adoptado por la armada noruega, comenzó a trabajar en un nuevo diseño. Para ello contó además con la ayuda del maestro armero Erik Jørgensen. Uno de los primeros prototipos se envió a las pruebas de Dinamarca, y estas contribuyeron a mejorar el arma. Originalmente era muy similar al rifle Jarmann aunque con el mecanismo de carga que caracterizaría al Krag-Jørgensen, pero en los meses sucesivos a las pruebas se rediseñó el arma incorporando la experiencia en Dinamarca y los comentarios de varios armeros, para incluir un nuevo sistema de cerrojo. Sigue leyendo

Comandos – Operación Chicago

La Operación Chicago se planteó como una continuación de la Operación Albany (http://www.edsombra.com/index.asp?cod=15443). El objetivo era llevar refuerzos, equipo pesado (morteros y similares) y vehículos (jeep) que dieran algo de movilidad a las unidades. Por este motivo, en vez lanzarse en paracaídas, fueron enviados en planeadores.

En la operación participaron 52 planeadores Waco arrastrados por tantos C-47 del 434º TCG (Troop Carrier Group). Tenían la base en Aldermaston y estaba previsto que llegaran a las zonas de aterrizaje al amanecer para poder aterrizar con luz. Sin embargo, pocos días antes de la operación (finales de mayo) el mando cambió de opinión y creyó que el fuego antiaéreo alemán sería más peligroso que aterrizar de noche. La operación Chicago llegaría a las 04:00 horas.

La zona de aterrizaje prevista estaba al noroeste de Hiesville y su nombre en clave era LZ E (Landing Zone E). Aunque tenía otro nombre, era la misma zona C (DZ C) utilizadas por el 1º y 2º batallón del 506º regimiento de paracaidistas y el 3º batallón del 501º. La zona despejada tenía un kilómetro de largo y medio de ancho, una zona bastante estrecha para que aterrizaran tantos planeadores, pero era una de las más grandes de la zona. Además, estaba rodeada de árboles, lo que dificultaba aún más la operación. Sigue leyendo

Comandos – El puente sobre el río Seinne

El avance hacia el suroeste de Francia no parecía encontrase con mucha oposición. En ocasiones se detenían porque alguna unidad alemana, sin combustible, había decidido dar batalla en algún pueblo, pero la artillería de cuerpo estadounidense y la aviación les convencían pronto de lo fútil que resultaba la resistencia.

— El secreto de la guerra moderna —aventuró Snelling— es no correr más que tu artillería.

Y la 1ª división tenía cierta ventaja en eso porque el Cuerpo del que dependían tenía todas sus baterías con vehículos de remolque. No era tan versátiles ni rápidas como los Wolverine, pero suficiente para no jugarse el pellejo. En las sangrientas playas de Omaha, sí los echaron de menos.

Y llegó el día en el que empezaron a girar al este, llevaban otro cuerpo a su derecha y otro a su izquierda y entre los tres eran parte de un ambicioso intento de envolver a todo el ejército alemán que aún resistía en el frente de Normandía.

Una noche llegaron a una pequeña localidad junto al río Seinne. No era un río especialmente complicado (no era el Sena al que sabían se tendría enfrentar en el futuro), pero su riberas estaban plagadas de densos bosquecillos que limitaban, mucho, la protección de las armas pesadas. El mando no quiso esperar al amanecer porque creyó que los alemanes, ahora en retirada, podrían preparar una buena defensa si se detenían. Sigue leyendo

Comandos – Ejemplo de combate aéreo

Los combates aéreos son un enfrentamiento entre aviones. Aunque se pueden utilizar otras habilidades durante el combate, las habilidades enfrentadas serán las de pilotar, ya sean caza o bombarderos. El enfrentamiento entre dos aviones, uno en cada bando, no debería suponer un obstáculo para los directores de juego. Los pilotos irán resolviendo las TA enfrentadas y la posición final entre ellos dependerá del resultado de dicho enfrentamiento y estarán siempre equilibradas. Es decir, si un avión está en una posición respecto al segundo, este estará en la posición contraria respecto al primero. ¿Pero qué ocurre cuando un avión se enfrenta a varios? ¿Cómo se resuelve?

En este artículo te proponemos un ejemplo sencillo de cómo se resuelven estos enfrentamientos. Un piloto británico con un Spitfire V (maniobrabilidad -12) se enfrenta a dos Bf-110C (maniobrabilidad -2) sobre los cielos de Gran Bretaña. Por simplicidad, entenderemos que los tres pilotos tienen el mismo valor de la habilidad de pilotar cazas (18). Sigue leyendo

Comandos – Operación Lena

Mapa de la operación León Marino, invasión alemana de Gran Bretaña

Tras la caída de Francia, Alemania tenía como objetivo las islas británicas. Lo que implicó que el Abwehr, el servicio secreto alemán, ya hubiera puesto sus ojos sobre ellas. Al igual que había hecho con ataques previos (como a Francia) envió agentes al país a invadir con la doble misión de informar de la zona (la elaboración de mapas detallados era fundamental para la Guerra Relámpago) y el sabotaje cuando la operación se iniciara. A esta operación se la llamó Operación Lena, pero dada su gran dificultad se ganó el sobrenombre, dentro de los espías alemanes, de Himmelfahrt (Ascensión, en el sentido religioso de ir al cielo).

Los espías fueron enviados a Gran Bretaña mediante botes de remo franceses, botes de goma y algunos en paracaídas. Entre sus equipo llevaban comida para 10 días (se suponía que la invasión, la operación León marino, iba a ser en una semana) y un pequeño equipo de radio que demostró ser poco fiable (las válvulas se quemaron a los pocos días de misión). Los agentes fueron seleccionados entre los simpatizantes nazis de diferentes nacionalidades: daneses, holandeses e, incluso uno, con ascendencia japonesa. Ante la dificultad de hacerse pasar por británicos auténticos, el Abwehr optó por mandar no alemanes que pudieran justificar su presencia en el país al haber huido de los países invadidos por Alemania. Sigue leyendo

Comandos – Solothurn S18-1000

La llegada de los carros de combate en 1916 supuso toda una sorpresa para el ejército alemán, que tuvo que buscar soluciones contra esta nueva amenaza. Una de ellas fue el desarrollo de armas de gran calibre pero portátiles, como el TankGewehr M1918, que era un rifle de cerrojo mauser de calibre 13mm.

Este sería el primer rifle anticarro del mundo, un arma que ganaría popularidad durante el periodo de entreguerras, ya que proporcionaba a la infantería un dispositivo portátil con el que luchar contra los tanques.

Pero el Tratado de Versalles de 1919 supuso un fuerte varapalo a la industria armamentística alemana, que le impuso fuertes restricciones. Una de ellas era que le impedía desarrollar nuevas armas de gran calibre que tuvieran la capacidad de inutilizar a los carros de combate aliados. Por ese motivo el venerable TankGewehr M1918 se mantuvo en servicio hasta 1933.

No obstante, la renacida industria alemana buscó maneras para trabajar con esas restricciones. Esto nos lleva al caso de Rheinmetall, que en 1929 estableció una subsidiaria en Suiza, Waffenfabrik Solothurn. Bajo este paraguas los ingenieros alemanes pudieron diseñar un nuevo cartucho, el 20×138mmB, uno de los de mayor potencia de su calibre y que continuaría en servicio hasta la década de 1950. Se emplearía en armas como el Lahti L-39 finlandés y los cañones antiaéreos alemanes de 20mm. En base a este cartucho, Solothurn comenzó el desarrollo de varias armas, comenzando por el ST-5, un cañón antiaéreo, seguido por el anticarro Tankbuchse S5-100 en 1932, aunque tenía numerosas deficiencias por lo que se abandonó este modelo. Sigue leyendo

Comandos – Landsverk L62 Anti

Durante el periodo de entreguerras varias firmas diseñaron vehículo armados para la exportación. Un ejemplo de esto es la firma sueca Landsverk, que concibió un ambicioso plan de desarrollo de una familia de vehículos basados en su tanque ligero L-10. Dentro de esta gama se incluía un vehículo antiaéreo, comenzando los trabajos de diseño en 1931. Sin embargo, durante el desarrollo, Landsverk completó el tanque L-60 (15663 Ver) más avanzado (el primer tanque en emplear barras de torsión para la suspensión), por lo que se decidió continuar usando el chasis del nuevo vehículo.

El primer prototipo del nuevo diseño que recibió el nombre de L-62 ANTI I se completó a finales de 1938. Para proporcionar una base de tiro más estable y ampliar el espacio útil, se aumento tanto la anchura como la longitud, además de añadir una rueda adicional. El armamento consistía en un Bofors L/60 de 40mm en una torreta abierta. El ejercito sueco no mostró interés en el diseño, Las Fuerzas Armadas suecas no estaban particularmente interesadas en L-62 Anti I, y no adquirieron ninguna unidad. De hecho, la única nación interesada fue Hungría, de lo que hablaremos un poco más adelante. Sigue leyendo

Comandos – Jinetes de carro

Las noticias eran halagüeñas. El frente alemán parecía roto tras la operación Cobra y aunque habían sido días duros viendo enterrar a los suyos y a los de ellos, el optimismo reinaba en el cuartel general y se iba filtrando hacia los escalones más bajos. Había gente que hablaba de llegar a Berlín antes de Navidad. Pero la Sangrienta Siete tenía suficiente experiencia como para saber que la guerra nunca acabaría. Si llegarán a Berlín, habría que ir a Viena o Tokio y quién sabe si no tendría que ir a visitar a los que hoy son Aliados, en Moscú.

El optimismo no era bueno, tanta alegría hacía que todos fueran menos prudentes y allí fuera aún había muchos boches a los que mandar al agujero. Gonzalez, como siempre, era el más pesimista. «Ya verás como a alguien«, decía, «se le ocurre pronto una tontería«. Y su pesimismo tenía fama de hacerle un gafe, pero no es cenizo si siempre pasan cosas malas. Allí estaba el capitán, sonriendo de oreja a oreja, y diciendo que montarían sobre los carros para proseguir el avance a su ritmo. Sigue leyendo

Comandos – Soldado británico en Narvik en 1940

Como ya comentamos en el artículo dedicado al soldado británico de 1939, 1940 (18254 Ver). Gran Bretaña no empezó la Segunda Guerra Mundial completamente preparada. El belicismo alemán y del partido nazi le pilló con el paso cambiado, con un presupuesto limitado y con las lecciones de la Primera Guerra Mundial aún establecidas en el mando. Dos fueron las principales intervenciones británicas en Europa en los primeros años: el BEF (Fuerza Expedicionaria Británica) que fue enviada a Francia y la 3ª Brigada de Guardias que fue enviada a Noruega. De la primera hablamos en el artículo mencionado antes y en este nos centraremos en los de Noruega.

Soldados británicos en Noruega, 1940 - Imagen de dominio público, original en el Imperial War Museum.

La 24ª brigada estaba formada por tres batallones: uno escocés, uno irlandés y uno galés. Todos eran batallones veteranos del ejército británico que, además, por su origen estaban habituados a entrenar en terrenos montañosos, razón por la que fueron elegidos para ir a Noruega. Si bien no eran unidades de élite como más tarde serían los comandos y similares, si eran unidades bien entrenadas y con cierto grado de selección en sus integrantes en 1940. Nos encontramos, por tanto, con soldados mejor preparados que los demás. Las deficiencias de la estructura militar británica de este inicio se notó menos en ellos dadas las características de los combates en Narvik (donde fueron destinados). Sigue leyendo