Comandos – El cruce del río

El río Yorne, principios de septiembre de 1944

El río no estaba muy crecido en aquella época de año, pero, aun así, era necesario capturar un puente para que los vehículos de transporte y de logística que deberían pasar después. El mando pensó que en vez de capturar uno largo que cruzara todo el río, era mucho mejor capturar dos, una hasta una isla intermedia y otro desde esta hasta la otra orilla. Que la isla estuviera edificada y tuviera una iglesia en su centro con un alto campanario que dominaba la zona a varios kilómetros a la redonda, no parecía un gran obstáculo.

Y ahí estaba la Sangrienta Siete, de nuevo voluntarios sin quererlo, esperando en la fría mañana que se diera la señal de partida. Y esta llegó con el sordo ruido de los cañones por encima de sus cabezas. Las bombas de humo blanco cayeron sobre la otra orilla y la isla y parecieron agarrarse al terreno por efecto de la humedad. Las aguas se cubrieron de una falsa niebla perezosa. Sigue leyendo

Comandos – Introducción a B-17

Queen of the Sky, el juego original de Avalon Hill

Hacia 1985, la desaparecida editorial Avalon Hill publicó un juego en solitario (algo raro para esa época) que permitía jugar misiones de bombardeo de la Octava Fuerza Aérea estadounidense sobre la Europa ocupada. Es un juego muy detallado (y mortal) cuyo objetivo era sobrevivir a 25 misiones (a semejanza de la propaganda del Mephis Belle). Con motivo de la inauguración del canal Sombra de Discord (visítalo Ver) hemos iniciado una pequeña partida de prueba con la adaptación de este juego para poder jugarlo por internet. Hemos cambiado algunas cosas para hacerlo más sombrío (3d10 básicamente) y para permitir que jueguen varios jugadores con un árbitro.

Este artículo es una introducción de lo que acabará siendo el reglamento completo para para jugar por internet. Supongo que no sería difícil crear un bot que hiciera de árbitro, pero, por el momento, asumiremos que hay un árbitro detrás de cada partida. Sigue leyendo

Comandos – Soldado del ejército chino provisional 1940

Bandera de las cinco razas adoptada por el gobierno provisional - Imagen de dominio público

Cada color de la bandera representaba cada una de las cinco etnias chinas y reflejaba la unión de todas ellas bajo un solo gobierno.

Tras la conquista de parte de Manchuria por el ejército japonés en 1931 se estableció un gobierno títere en los territorios ocupados. Tras iniciarse la segunda guerra chino japonesa y con los éxitos japoneses en el norte de China, importaron la idea del gobierno títere a los nuevos territorios ocupados. Al principio, cada zona tenía un régimen más o menos autónomo, pero los japoneses decidieron hacer un gobierno único con el objetivo de crear un nuevo gobierno chino (que sustituiría al que aún luchaba contra ellos o a los chinos comunistas que empezaban a luchar contra ellos. A este gobierno se le llamo Gobierno Provisional e, inicialmente, carecía de ejército, y de casi cualquier autoridad, pero pronto Japón necesitó que las autoridades chinas de ese territorio se responsabilizaran de algunas tareas menores (vigilancia de carreteras y trenes, acabar con revueltas locales). Se crearon varios cuerpos, con diferentes nombres (Ejército de Asistencia, Cuerpo de Mantenimiento de la Paz, etc.), pero eran más fuerzas policiales que militares. Más tarde se permitiría la formación de un ejército propiamente dicho (que absorbió a parte de esos policías), pero que tuvo sus estructuras y entrenamiento propio. Nunca fue una fuerza independiente. Tanto el entrenamiento como las operaciones tenían siempre asesores (o vigilantes) japoneses encima. Sigue leyendo

Comandos – Ametralladora ligera Madsen

La ametralladora ligera Madsen es para muchos la primera de su tipo, y aunque hay discrepancias en cuanta ello, es sin duda la primera en ser producida en gran cantidad. De hecho fue un éxito comercial para la empresa, que la vendió a 34 países en 12 calibres diferentes.

Sus orígenes se remontan hasta 1883, cuando el capitán de artillería Vilhelm Herman Oluf Madsen y el técnico del Arsenal Danés Rustmester Rasmussen comenzaron a trabajar en un nuevo rifle de carga automática y operado por gas. El primer modelo, terminado en 1886 presentaba varios fallos, por lo que se produjo una revisión, introducida en 1896. No obstante su producción fue muy reducida, de apenas 50 ejemplares aproximadamente, y que fueron empleados por tropas de de fortificaciones costeras danesas.

A pesar de este limitado éxito, varios inversores creen en su futuro y fundan la Compagnie Madsen A/S (más tarde llamada Dansk Rekylriffel Syndikat A/S y posteriormente Dansk Industri Syndikat A/S), adquiriendo las patentes de Madsen y Rasmussen. Como gestor se contrata al teniente Jens Schouboe, y que trabajará en el rifle automático, desembocando sus esfuerzos en la patente de 1901 de la ametralladora ligera Madsen. Sigue leyendo

Comandos – El viejo camino del espía

Por haber sido inspiradores cada cual de un trozo de esta aventura, el autor se la quiere dedicar, por distintos motivos, al historiador Santiago Vega Sombría, al camarada José Ángel Frías, a mi amigo Pepe Guinea, a la Federación de Republicanos en Segovia y a mi padre Jacobo.

Esta historia está pensada idealmente personajes que hayan pasado por los pasos de agente secreto (04051 Ver) u operaciones especiales (03953 Ver), sean miembros de una guerrilla, sobre todo antifranquista (10056 Ver), o tengan en general habilidades adecuadas para el espionaje y la supervivencia. Por lo demás, en el grupo podría haber tanto comandos S.O.E. como espías del bando aliado, miembros de la resistencia en la Francia de Vichy, antiguos combatientes republicanos españoles, agentes soviéticos o brigadistas internacionales que hayan permanecido escondidos tras la Guerra Civil Española… Lo que sí debería intentarse es que todos puedan hacerse pasar por un grupo de turistas que tenga cierta lógica que vayan a esquiar al Puerto de Navacerrada. Recomendamos que hablen algo de español, así como cualquier otro idioma que refuerce su tapadera. En instalaciones turísticas y ciudades pueden esperar encontrarse con gente con un mínimo bagaje cultural que hable francés, aunque España está en plena posguerra y no serán muchas las personas capaces. FInalmente, recomendar que estén en buena forma, ya que les espera una caminata importante y con condiciones de marcha nada ideales. Sigue leyendo

Comandos – Dodge series WC «Beep»

El ejército de Estados Unidos alcanzó un enorme grado de mecanización durante la Segunda Guerra Mundial, apoyado por la gran industria automovilística del país, con empresas como Dodge, que se convertiría en el principal suministrador de camionetas de sus fuerzas armadas a lo largo del conflicto.

Dodge suministraba vehículos al ejercito desde 1916, gracias a su robustez y calidad. Sus modelos eran derivados contrapartidas del mercado civil, pero en la década de los 30 comenzaron a trabajar a iniciativa propia en diseños más específicos para el ejército. Con esta experiencia, presentaron una propuesta a la Quartermaster Corps (la rama logística del ejercito encargada de la compra de material), que en 1939, ante la perspectiva de una nueva guerra en el horizonte, deseaba estandarizar la flota de vehículos de servicio del ejército.

Su diseño (serie VC) se basaba en unos de sus modelos civiles, la serie TC de 1939. Para el servicio militar mantuvo una buena parte de sus componentes (incluyendo parte de la carrocería y el motor de 6 cilindros en línea, de 3.3 litros y caja manual, de 3 velocidades, pero se reforzó el chasis y se le dotó de tracción a las cuatro ruedas, aunque perdiendo capacidad de carga (reducida a media tonelada). Sigue leyendo

Comandos – Railroad Tigers

Carátula de la película

No me enteré de la existencia de esta película hasta que me topé con ella casualmente en una cadena de contenidos. Una película china sobre la Segunda Guerra Mundial, puede estar interesante, me dije. Luego empezó y me dije: «ese no es Jackie Chan» y sí, lo era, pero aquello no desinfló mi entusiasmo de ver una película del conflicto que aún no había visto. Y bueno, las experiencias previas con el cine chino bélico no eran muy allá (muchos altibajos), pero no desesperé. «Railroad Tigers» me recordaba vagamente a «Flying Tigers» y me dije que quizás iba de eso, de las dificultades que tuvieron para abastecer a esta unidad aérea, pero no, no iba de eso.

La película no es buena. Siento ser tan franco. No es una película de Jackie Chan (con esas coreografías marciales imposibles), no es una película bélica al uso (con grandes escenas de combates) ni es una película de aventuras. Tiene algo de humor (estilo Chan), pero tampoco es el eje de la película. Tiene un poco de todo, pero se queda en nada en todo ello, se detiene en aspectos humanos que frenan la película (si fuera bélica o de aventuras), pero no los explota lo suficiente para considerarla una película de denuncia social. Sigue leyendo

Comandos – 300 kilómetros

Moulin de Corbail, finales de agosto de 1944

La bolsa no había funcionado bien. Sí, algunas unidades se habían rendido, pero un contraataque alemán había abierto una brecha y los alemanes se retiraban hacia el este perseguidos por todas las unidades disponibles; la Sangrienta Siete siempre estaba disponible, a pesar de que solo le quedaba un novato entre sus filas. De hecho, estaba durando demasiado, habría que preguntarle su nombre.

Un problema añadido es que los muchachos de la dragón, los que habían desembarcado en el sur, venían empujando a otra gran cantidad de boches. Tenían que cerrarles la salida antes de que pudieran llegar a Alemania. Pero no había vehículos, no había gasolina y gran parte del camino tenían que hacerla a pie. ¡Maldita sea! ¿Eran de la infantería, o no?

—Sí, pero no podemos correr todo el camino hasta Berlín.

Era John, el nuevo superviviente, quién así había hablado. Y un poco de razón no le faltaba. ¿Qué podían hacer? Conseguir un vehículo para ellos, era sencillo, Fernandez podía, pero para toda la unidad era un poco más complicado. Sigue leyendo

Comandos – La Batalla por Leningrado

Hace no tantos años, la historia de la Segunda Guerra Mundial estaba contada por historiadores de los Aliados Occidentales. Además de las fuentes de sus propios países contaba con acceso a las fuentes alemanas. Los militares alemanes eran bastante metódicos y sus partes de guerra, a menudo, contenían una cantidad de detalles sorprendentes. Sin embargo, el punto de vista alemán, sobre todo en el frente del Este, no estaba completo. Y el punto de vista soviético generaba cierta sospecha. Los escribas no siempre contaban la realidad, por interés o por simple desconocimiento. Nuestra imagen del frente del Este estaba incompleta, con cierta intencionalidad por ambos bandos.

Portada del libro

Todo cambió con la llegada de la perestroika y, sobre todo, con la desaparición de la Unión Soviética y el fin de la Guerra Fría. Pasaron muchos años, pero, poco a poco, los archivos militares de la Gran Guerra Patriótica (como ellos la llaman) fueron saliendo a la luz y un gran número de historiadores se abalanzaron sobre ellos para reescribir la historia de la Segunda Guerra Mundial. David M. Glantz, el autor del libro que reseñamos, fue de los primeros extranjeros y de los primeros en sacar documentación con una profundidad que nunca antes se había visto. La percepción de las batallas clave: Stalingrado, Leningrado, Kursk, etc. cambió, pero sobre todo introdujo en la historia un montón de operaciones menores que habían sido olvidadas por la historiografía oficial soviética (bien porque sus generales habían elegido el bando equivocado en las luchas de poder del Politburó, bien porque sus resultados no fueron buenos). Sigue leyendo

Comandos – Peto de acero SN-42

Históricamente ha habido una guerra entre las armas y las armaduras (o defensas). Castillos, barcos?. y corazas. La introducción de las armas de fuego personales y su evolución provocaron que las armaduras perdieran paulatinamente su lugar, hasta el punto de que en occidente, a partir del siglo 17 su uso era bastante marginal.

De hecho, al comienzo de la primera guerra mundial, la mayoría de las tropas no contaban siquiera con cascos metálicos. Francia dotaría a sus tropas con un casco basado en el de los bomberos en mayo de 1915, Inglaterra seguiría el ejemplo francés y adoptaría el Mark I unos meses después, en noviembre, al igual que Alemania, con su M16 Stahlhem.

Simultáneamente se comenzaría a trabajar en diferentes chalecos y armaduras personales, pero su uso fue más esporádico, siendo su principal usuario Alemania, que distribuiría medio millón de petos de acero, los Infanterie-Panzer, literalmente, armadura de infantería. Aunque pesados y ruidosos (por lo que no se empleaban en patrullas), las tropas los apreciaban ya que les daba protección contra la metralla y a cierta distancia, contra los francotiradores. Las tropas de asalto lo emplearon hasta que terminaron por descartarlos por lo molestos que resultaban, así que su uso quedó restringido a las trincheras. Sigue leyendo