Comandos – Lebensborn

A finales de 1935, con el partido nazi en el poder, detectaron el problema del descenso de la natalidad entre los alemanes (solo entre los que ellos consideraban como tales, claro) y en diciembre de ese mismo año crearon las Lebensborn. Estas podrían considerarse como clínicas de natalidad donde se ayudaba a las jóvenes alemanas a tener a sus hijos (no solo en el tema médico, sino también con ayudas sociales, con alojamiento, etc.). Sin embargo, el proyecto estaba incluido en las SS (dirigido por Max Sollman) y aquello le daba un aire un poco más siniestro. Las Lebensborn estaban destinadas única y exclusivamente a las madres racial y hereditariamente valiosas. Es decir, madres que pudieran tener hijos de pura raza. Sí, ahora sabemos que lo de la raza aria era un mito propagandístico, pero en los años 30 se lo tomaron demasiado en serio.

Sede de la organización Mutter und Kind (Madre e Hijo). Autor desconocido. Domino Público. Deutsches Bundesarchiv

Sede de la organización Mutter und Kind (Madre e Hijo) Sigue leyendo

Comandos – 3×13 – Remagen

Unkel (Alemania), 15 de marzo de 1945

Tras agotadoras jornadas estabilizando el frente y realizando operaciones de limpieza, la ofensiva parecía haberse reanudado y los alemanes al oeste del Rin parecían retirarse en desbandada hacia su orilla del río. Sin embargo, la orden no era perseguirle, ni siquiera enfrentarles, la orden era adelantarles y capturar los puentes antes de que los volaran. La carrera era tan alocada que las unidades se mezclaban, se perdían y se volvía a encontrar en sitios diferentes. Fue así como la Sangrienta Siete fue testigo de la voladura del puente de Lunderdorf donde, afortunadamente, no estaban en él, pero más tarde se enteraron que otros compañeros del Primer Ejército habían capturado el puente de Remagen intacto. Bueno, había volado, pero no había caído y los ejércitos Aliados lo cruzaban y se internaban en Alemania.

De nuevo corrieron para alcanzar ese puente y cruzarlo y en la otra orilla esperaron para reagruparse. Como de costumbre, los Siete iban a la vanguardia de su división y tocaba esperar. Tampoco es que hubiera prisa. Uno a uno fueron saludando a todos los que llegaban y mientras la unidad se reconstituía en la cabeza de playa, sucedió lo impensable. ¡El puente colapsó! ¡Se habían quedado atrapados a este lado del río! Sigue leyendo

Comandos – Plan Kathleen

Invasión de Irlanda

En 1940, los alemanes aún tenían en mente realizar una invasión a través del Canal de la Mancha contra Gran Bretaña. En paralelo a esa intención, el IRA irlandés trataba de dañar a Gran Bretaña con la intención de conseguir recuperar los territorios de Irlanda del Norte. Irlanda, como tal, llevaba menos de 20 años independiente y aún estaba reciente los sucesos de la Guerra de la Independencia. Stephen Hayes, responsable en Irlanda del IRA en aquella época, aprobó la elaboración de un plan que, con ayuda alemana, permitiera recuperar el norte de la isla. Dicho plan fue elaborado por Liam Gaynor y hecho llegar a Alemania a través de un empresario de Dublín con ascendencia suiza. Junto al plan viajaba una invitación del IRA para que un agente alemán viajara a Irlanda.

El plan preveía una sublevación del IRA en Irlanda con la ocupación de varios condados del norte de la isla que apoyarían y a su vez serían reforzados por el desembarco de tropas alemanas en la zona de Derry. Se calculaban que serían necesarios 50.000 soldados alemanes y se proponían en el plan utilizar una estrategia similar a la seguida en Narvik (Noruega) poco antes. El «caramelo» para los alemanes era que tras la reunificación, las bases aéreas de Irlanda del Norte no interferirían con las operaciones submarinas alemanas. Sigue leyendo

Comandos – Mujeres de la Royal Navy

Una de las consecuencias de las guerras mundiales es que, durante las mismas, se acabaron los hombres para realizar algunas tareas de retaguardia. Aunque con reticencias, sobre todo en la Primera Guerra Mundial, fueron aceptando poco a poco a las mujeres en el servicio e, incluso, llegaron a hacer campañas de reclutamiento específicamente para ellas. El nombre de wrens era una simplificación de su acrónimo WRNS (Women’s Royal Navy Service).

Cartel de reclutamiento del WRNS. Imagen de dominio público.

Cartel de reclutamiento del WRNS. Imagen de dominio público.

El WRNS estuvo en activo entre 1917 y 1918, pero tras la guerra el servicio fue suspendido y todas las mujeres que trabajaban en él licenciadas. La sociedad de principios del siglo XX aún no estaba preparada para un ejército con mujeres permanentemente. Sin embargo, en 1939, con la guerra empezada, el servicio volvió a activarse y Vera Laughton Mathews fue elegida su comandante (aunque en esta época se la llamaba director). Ella estuvo toda la guerra como responsable de este servicio y consiguió que unas 75.000 mujeres prestaran servicio en la Armada británica. Y no fue un trabajo exento de peligro porque 102 mujeres perdieron la vida desarrollando su función. Sigue leyendo

Comandos – Caproni Ca.204

En el final de la década de los años 30, la aviación italiana se dio cuenta que necesitaba un bombardero de largo alcance. El gobierno imperial (Mare Nostrum) de la retórica de Mussolini tropezaba con las capacidades reales de la Regia Aeronautica para alcanzar objetivos a largas distancias. Nunca se planteó como un medio de bombardeos estratégicos (como los que harían los Aliados años después) sino de tener al alcance objetivos al otro lado del Mediterráneo o del Adriático.

Para ello se convocó un concurso entre las empresas aeronáuticas (era algo habitual en esta época) para la construcción de un BGR (Bombardiere de Grande Raggio o bombardero de largo alcance). Se establecieron una serie de características mínimas y varias empresas presentaron prototipos para su evaluación.

El concurso lo ganó el CANT Z1014, un avión cuatrimotor de 4000 kilómetros de alcance con 1000 kg de carga (aunque podía llevar hasta 3500 a distancias menores) que recuerda un poco al Avro Lancaster (sobre todo por la cola). El proyecto ganador del concurso no se llegó a fabricar porque otro de los participantes, el Piaggio P.108 (que tiene ciertas semejanzas con el B-17 y había quedado tercero en la competición) maniobró políticamente cerca del régimen (ofreciendo un descuento considerable) y se llevó el contrato. Se preveía la fabricación de 3000 unidades, pero, por problemas presupuestarios, no se fabricaron más de 35 (y no todos eran bombarderos). Sigue leyendo

Comandos – Operación Keokuk

La operación Keokuk era la continuación de la operación Chicago (18743 Ver) que era el segundo desembarco aerotransportado de la 101ª división aerotransportada de Estados Unidos. El objetivo era transportar armamento pesado a las zonas de desembarco, además de munición y equipo. Además, se convirtió en la primera operación diurna de planeadores de los Aliados.

Toda la misión se planeó en planeadores, lo que permitía llevar ese armamento pesado del que las primeras oleadas no disponían en gran número. Y se estimaba que las unidades previas de la operación Albany y Chicago ya controlaría el terreno, al menos en las zonas de desembarco. El lugar elegido fue la zona C (al noroeste de Hiesville) que era el mismo lugar donde ya habían saltado dos batallones del 506º regimiento y uno del 501º regimiento.

Todo preparado para la salida de la operación Keokud. Foto de dominio público, Archivos Nacionales de EE.UU.

Todo preparado para la salida de la operación Keokud. Sigue leyendo

Comandos – Cocina de campaña

Todos los ejércitos tenían alguna forma de llevar el rancho a sus soldados, desde cocinas móviles y dotaciones especiales (como los animales) a raciones especiales que se distribuían entre los soldados (como los estadounidenses), pero si hay una verdad en cualquier ejército del mundo y en cualquier época es que el rancho es siempre mejorable. No era de extrañar que las vanguardias de las tropas siempre tuvieran un ojo puesto en el enemigo y otro en la posible requisa de viandas. Apropiarse de un animal, de verduras frescas, de huevos o, incluso, de mermeladas y conservas varias, era siempre motivo de alegría (casi tanto como capturar el camión del licor del oficial enemigo).

Cocina en el frente ruso

Por ello, algunos personajes que hayan pasado por la rama civil de la creación podrían haber sido cocineros (o pinches) y tener ciertas habilidades culinarias.

Habilidad secundaria (cocinar)

Aquellos personajes que lo deseen podrán cambiar los puntos permitidos de la rama civil de la habilidad de química por la habilidad secundaria de Cocinar. Trátala igual que esta habilidad en la creación (en especial, en los puntos permitidos en cada paso). Sigue leyendo

Comandos – El crimen del comendador

El comendador ha muerto. Su cuerpo fue encontrado por el ama de llaves cuando, extrañada por su tardanza en levantarse, fue a ver si necesitaba algo. El grito de la pobre se escuchó en la plaza y poco tardó todo el pueblo en enterarse de que la desgracia había alcanzado al pueblo. La muerte del prócer había ocurrido en extrañas circunstancias, su cuerpo estaba azulado y en su rostro y manos había un rictus de miedo como si hubiera vista a la misma parca en el momento de su muerte. De esto, también se enteró todo el pueblo quienes empezaron a especular sobre las causas que habían terminado en tan terribles consecuencias: malas compañías decían unos por su afición a visitar determinados locales nocturnos, tratos con demonios, decían los más puritanos, venganza de su mujer fallecida hace ahora dos veranos. Y en todas las versiones, la figura del comendador no salía bien parada. Y fueron esos corrillos en los mentideros de la localidad lo que hicieron que algunas fuerzas vivas acudieran por ayuda al cabildo de la capital provincial. Sigue leyendo

Comandos – Wolfgang Borchert

Borchert

Wolfgang Borchert es un conocido poeta (o lo era hasta hace poco) para la juventud en Alemania, sobre todo si han vivido en la parte oriental de Alemania tras la Segunda Guerra Mundial y el dominio soviético.

Nació el 20 de mayo de 1921 en Hamburgo en una familia acomodada y progresista. Su padre, profesor y artista dadaísta local; la madre escritora y poeta. Era un mal estudiante pero su vena artística es temprana y escribe poemas que no dejará de producir hasta su muerte.

En 1939 comienza a trabaja como librero y lo compagina con su formación como actor. En marzo de 1941 comienza a trabajar en Hannover en el teatro Landesbühne Osthannover, pero su carrera dura muy poco ya que le reclutan como soldado de unidad de blindados y le mandan al frente oriental.

Antes, había recibido dos avisos del Gobierno: su poca implicación en las juventudes hitlerianas (a las que le inscribieron, de manera obligatoria, como todos los jóvenes de la época y su tendencia a no ir a las reuniones patrióticas y la segunda, más seria, en el 40 en que la Gestapo le detiene por escribir poesía subversiva (recordemos que era un intelectual progresista por educación y sus historias sobre bohemia y frivolidades no encajaba por «decadente»). Sigue leyendo

Comandos – Nellie

Cultivator número 6

La excavadora de trincheras observadas por oficiales británicos.

Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial era difícil adivinar cómo de diferente sería con respecto a la Primera. Y la imagen de las trincheras como la mejor defensa contra la penetración enemiga aún persistía en la mente de muchos miembros del ejército británico. Es cierto que los carros de combarte habían roto los frentes estáticos, pero quizás era algo temporal. Al comienzo de la invasión alemana de Polonia, Chamberlain, primer ministro británico, nombró Primer Lord del Almirantazgo (el equivalente a Ministro de Marina) a Winston Churchill y en dicho puesto, el que más tarde sería conocido como adalid de la resistencia británico, tuvo autoridad y presupuesto para recuperar algunas de sus viejas ideas de la Gran Guerra.

Una de esas ideas era una máquina capaz de abrir una zanja tras la cual podrían avanzar vehículos e infantería para alcanzar trincheras o posiciones fortificadas enemigas. En defensa de Churchill diremos que él no se planteaba una guerra de trincheras (sabía que el carro de combate la había dicho desaparecer), pero sí la necesidad de atacar Alemania a través de la Línea Sigfrido (las defensas a lo largo del Rin enfrentadas a la Línea Maginot francesa. El proyecto fue conocido en clave como «Conejo Blanco» (White Rabbit). Sigue leyendo