Exo – Técnicamente mentira

Esta es una aventura corta que tiene lugar en la ciudad de Santuario, planeta Necrópolis, descrita en el suplemento para Exo “El Grito”. Se trata de una aventura de investigación en la que la acción es más del tipo rescate, infiltración o desastre que de combate, por lo que tendrán ventaja en esta historia los personajes atléticos e inteligentes sobre los combatientes.

La verdadera historia

Óscar Ghiggo (humano, 54 años) es un ejecutivo de Citus Visión, una productora de holodocumentales de bastante éxito en la RFP. Óscar tiene por costumbre “amañar” las historias, creando las circunstancias que las hagan más interesantes. Por ejemplo, contratando mercenarios que simulen un golpe de estado justo mientras ellos hacen un reportaje en un planeta del Sector Libertad o derramando una sustancia peligrosa en las cercanías de una empresa, creando el desastre ecológico del que luego acudirán a informar.

En ocasiones Óscar contrata a especialistas que simulen desgracias como un falso conductor suicida o alguien saltando de un edificio en llamas. Uno de estos especialistas era Jana Alegn (qatar, 39 años), quien en un momento dado fue testigo de una de estas desgracias simuladas, una explosión de depósitos de combustible de una granja de propiedad militar a 250 kilómetros de Santuario, que se pretendía achacar a la negligencia de los protocolos de seguridad de la RFP. El error de cálculo provocó la muerte de docenas de trabajadores de la granja, la mayoría veddios, lo que ha empeorado la ya de por sí grave hostilidad de esta raza hacia sus empleadores humanos. Sigue leyendo

Pangea – Drumagardan

Drumagardan es el nombre que se dan a sí mismos los grupos tribales de gardan que habitan el Aruj Druma, una zona de la costa nor-occidental de Pangea, cerca del extremo norte de las Montañas Negras y al sur del río Gortjham. Coloquialmente “Aruj” a secas, que en el lenguaje más culto de los chamanes de la zona también se traduce como “espejismo” (ver también 17043 Ver).

Cómo son los drumagardan

Comparados con otros miembros de su misma especie, los drumagardan tienen el pelaje algo más oscuro que la media y entre ellos predominan los ojos azules y verdes. En su aspecto les distingue la costumbre de pintarse el cuerpo con colores vivos en días especiales.

A día de hoy estos gardan viven exclusivamente en el interior del Aruj, procurando no acercarse a la costa si no es por una razón muy importante. Según sus tradiciones, descienden de gardan que venían del interior del continente y se establecieron en la costa pero fueron diezmados durante la Gran Cresta. La Gran Cresta es un mito antiguo que suena por todo el Aruj sobre una gigantesca ola que habría llegado a la costa hace más drumas de las que es posible contar. Sigue leyendo

Pangea – Mapas

Los mapas en Pangea

Las manadas sin un lugar estable donde quedarse dependen de sus constantes viajes en busca de recursos que intercambiar para sobrevivir. Los caminos más conocidos son los más seguros; sin embargo, ofrecen menos oportunidades extraordinarias. La forma de moverse por rutas desconocidas con algo más de seguridad son los mapas.

Los mapas son complicados de realizar y no todas las culturas son capaces de ello o de entenderlos, la capacidad de representación requiere al menos el tipo de sutileza que llevó a representar animales en las paredes de las cuevas.

Los mapas son por tanto valiosos y una manada que se dedique a explorar zonas poco conocidas podría ganarse la vida en parte con ellos.

Materiales necesarios

Los mapas se pueden realizar sobre la parte interior de cortezas claras, tablas de madera, huesos grandes y anchos como los homoplatos de un gran animal, conchas marinas o caparazones, grandes piedras planas, esterillas de hierbas trenzadas, pieles? Dependiendo del material se facilita su transporte y eso puede añadir valor al propio mapa. Sigue leyendo

Rol Negro – El instante del gatillo (segunda parte)

¿Quién es Paul Reed?

El secreto de Paul, el que explica su éxito como delincuente económico y contrabandista a gran escala, es haber nacido en una familia por la que corre una genética extraña que les convierte en telépatas.

Eso es. Telépatas. En Rol Negro. Con una cantidad de seudociencia que raya la ciencia ficción pero sin salirnos del género negro. Respirad hondo y vamos a ello.

Bien, no todos los miembros del árbol genealógico de Paul son telépatas. Su padre Peter, su difunto abuelo Carl y su aún más difunta bisabuela Paula lo eran. Al menos eso es lo que le explicó su progenitor cuando Paul empezó a extrañarse de que Peter siempre pareciera saber todo lo que su hijo iba a hacer, cualquier pequeña travesura, antes de que este la pusiera en marcha. Supo Paul también que el hermano mellizo de su abuelo era otra de las personas capaces de esta proeza, incluyendo la de compartir sus experiencias. Al parecer descubrieron su poder durante el desembarco de Normandía, un poder que no solo les permitía una lectura superficial de la mente de otros, sino que podían incluso recibir vistazos de la mente del otro incluso estando muy alejados el uno del otro. Su padre le enseñó una foto de ambos hermanos en la playa francesa que aún conserva. Sigue leyendo

Rol Negro – El instante del gatillo

(primera parte)

Esta es una aventura en dos partes, bastante sencilla en su estructura, en la que los personajes podrán ir siguiendo las pistas de una en una hasta la resolución del caso. Sin embargo, es una historia peligrosa en la que se enfrentan a gente muy dura. Se recomienda por tanto que los personajes sean veteranos y que hasta el más intelectual de ellos sepa manejarse con las armas.

También es recomendable que los personajes tengan posibilidad de obtener información de la policía pero motivos para no colaborar con ellos. Detectives privados de alguna agencia es la mejor posibilidad pero policías de permiso o mercenarios contratados sería otra buena opción.

La historia comenzará con un buen cliente que simulará estar interesado en investigar la muerte de Carlos Tabera, supuesto amigo suyo. En realidad, lo estará haciendo por hacerle un favor a Esteban Vidal, el verdadero cliente en esta historia, al que el empleador de los personajes debe un enorme favor. En definitiva, esta aventura esconde un secreto extraordinario que no os contaremos hasta la última sección del texto de la segunda parte de la historia. Disfrutad del misterio entretanto. Sigue leyendo

Rol Negro – Equipo terciopelo azul

Cuando Steve Michaels asistió a aquel desfile de modas en 1950 y escuchó en primicia Blue Velvet cantado por Ray Mason no podía saber ni el éxito que acabaría teniendo ese tema ni que le inspiraría para su siguiente proyecto. Steve solo quería celebrar el fin de la segunda guerra mundial, en la que él participó brevemente durante el desembarco de Normandía, donde resultó herido, perdió un ojo y fue licenciado ya para el resto de la contienda.

Ninguno de los alegres asistentes al desfile podían saber que Steve, cuando fue reclutado forzosamente y enviado a la guerra, ya había pasado por la experiencia de matar a otras personas. No solo la experiencia, sino el placer en ello. Michaels era una asesino en serie y aquella noche en el desfile de modas, vestido con su uniforme de soldado y un parche en el ojo, buscaba una nueva víctima, alguien con blando corazón a quien atrajese la emocionante historia de guerra que aquel recién treintañero tendría que contar.

Quien se acercó a Steve fue una mujer vestida con ropa cara pero rostro tierno y recatado. Se llamaba Laura Mills. Parecía la clase de víctima perfecta. Salieron de la fiesta cogidos del brazo y unas manzanas más allá, en un callejón, intentaron matarse el uno al otro. Igual que Steve tenía entre sus víctimas favoritas a las compasivas, Laura asesinaba a héroes regresados del frente o de otras situaciones dramáticas. Sigue leyendo

Exo – Campaña Rey Rojo. Capítulo Seis: No tan vacío

Este que aquí se presenta es el último capítulo de la primera parte de esta campaña. Tras el mismo, haremos un parón y la retomaremos más adelante, posiblemente a partir del número de verano de esta revista. Recordemos que en capítulos anteriores la intervención de Estrella Millán podía dirigir al grupo de personajes hacia la base secreta de los NheTi:Narä en Encent, quizás porque estén buscando un laboratorio para analizar la muestra de Rey Rojo que tengan, con o sin la compañía de los Nijchaanli.

Otra forma de llegar a ese punto de la historia es que hayan sido atacados por la nave NheTi:Narä, lo que podría haberles guiado bien a las armas usadas en la guerra con esta especie, procedentes de las aduanas de Reger 5. En esa misma nave, la bitácora de a bordo podría indicar el origen exacto de los asaltantes en un sistema sin nombre del sector Encent. Dependiendo de la valentía de los propios personajes, podrían ir tras de ellos para averiguar qué está ocurriendo. Pero también pueden optar por otras opciones más conservadoras y lógicas. Informar a las autoridades, lo que tendría un impacto también en el resto de la campaña, como veremos en la sección final de este capítulo. Sigue leyendo

Rol Negro – La sangre corría más fuerte que el agua.

Para esta aventura es conveniente que la mesa de juego prepare o elija un grupo de personajes que estén buscando trabajo como agentes de seguridad, guardaespaldas, mercenarios o similar.

Cada personaje recibe al principio de la partida la oferta de una empresa de trabajo temporal para trabajar en una boda como guardaespaldas, cobrando el equivalente de 9 días de trabajo por lo que serán dos días y medio. Al parecer, el cliente no tiene problemas de dinero.

Ya han sido seleccionados por curriculum y los clientes finales han estado investigando sus trabajos anteriores de alguna manera (dependiendo de cuáles sean estos trabajos habrá candidatos que sentirán un escalofrío al escuchar esto). Se les informa de que cada cual deberá pasar primero una entrevista en la puerta del edificio Minerva, situado en la zona sur del Barrio de la Reina, el viernes a las 16:00. La boda se celebra el mismo sábado y el sueldo a percibir por dos días de trabajo (desde el sábado por la mañana hasta el domingo a mediodía) más del triple de lo que se cobraría normalmente en estas circunstancias. La empresa tiene pocos más detalles, pues no saben quién se casa y son ellos quienes les contratarán directamente pero sí les dirán que la persona de contacto es una tal Flavia Toledo. Sigue leyendo

Comandos – Españoles en Karaganda

Si bien es lógico colocar el inicio de la Segunda Guerra Mundial en la agresión alemana a Polonia en septiembre de 1939, varios frentes que se podrían considerar prolegómenos de la conflagración mundial se habían abierto antes. Un ejemplo sería la segunda guerra Chino-Japonesa del 37 pero otro, que reprodujo además los posteriores bloques que se conformarían, fue la guerra civil española. A raíz de la emigración que provocó esta y de la posterior simpatía del régimen franquista español con el nazista alemán, hubo una serie de ciudadanos españoles que acabarían pasando por diversos motivos por el sistema de campos de trabajo soviéticos. Este artículo proporciona información sobre dichos campos y específicamente sobre los situados en la zona de Karaganda, donde estaban algunos por los que los prisioneros españoles pasaron.

El sistema penal soviético

En la Unión Soviética, en teoría, el acusado de un delito era primero investigado, quizás retenido en una prisión común durante ese proceso y, si no se le liberaba por falta de pruebas, pasaba a juicio y de ser encontrado culpable se le condenaba a alguna de las posibilidades contempladas en el sistema penal soviético que, a partir de 1930 podían ser el pago de una multa, la reclusión en una prisión, un campo de trabajo o una zona abierta especial, o la ejecución, según el tipo y gravedad del delito. La pena máxima hasta 1937 eran los 10 años de prisión y, aunque se elevaron posteriormente, eran raras las condenas que llegasen a los 20 años. Sigue leyendo

Pangea – Grakin de Calaredonda

En la costa occidental de Pangea, cerca del extremo norte de las Montañas Negras y al sur del río Gortjham, existe la región del Aruj Druma. Coloquialmente “Aruj” a secas, que en el lenguaje más culto de los chamanes de la zona también se traduce como “espejismo” (ver también 17043 Ver).

Junto a una cala arenosa en la parte más septentrional de la región del Aruj se ha instalado hace unos diez años el grakin de Calaredonda. En realidad, el nombre de grakin le viene algo grande. Primero, porque mientras los grakin suelen ser asentamientos multiraciales la casi totalidad de los habitantes de Calaredonda son mendwan de piel curtida por el viento, salvo un bronto solitario llamado Ussur al que no parece traerle más afición que contemplar el mar y pescar. Segundo, porque estamos hablando de tan solo 16 chozas de diversos tamaños en las que viven permanentemente un máximo de 60 personas, además de un almacén comunitario de madera. Si por algo se podría llamar grakin a este asentamiento es por ser un puesto comercial atractivo para el resto de habitantes más viajeros de la región, que van y vienen de Calaredonda buscando el carácter especial y exclusivo de algunos de sus productos. Sigue leyendo