1808 – Real seminario de nobles de Madrid

En el año 1725, bajo el reinado de Felipe II y por acuerdo de la Cámara de Castilla, una parte de las rentas del cultivo de tabaco fueron utilizadas para la fundación del Real seminario de nobles de Madrid, asociado al preexistente Colegio Imperial, un conjunto de edificios situado en la manzana 143 de la Villa de Madrid.

El nuevo edificio, en cuya construcción estuvo involucrado el arquitecto barroco Pedro de Ribera Gómez, estaba situado en la calle Princesa.

El Colegio Imperial servía para la educación de la nobleza española que sería destinada a altos cargos de la Corte, del ejército y del gobierno, y el nuevo edificio debía servir como residencia de estos jóvenes. El de Madrid no era el único existente, hasta el punto de que llegó a haber más de un centenar de Colegios para la nobleza en la Península y otro tanto en territorio americano.

Hasta 1767 el Colegio Imperial estaba bajo el control de los jesuitas pero cuando en ese año se expulsó del país a la orden, se cerraron, para abrirse en 1770 por orden de Carlos III con el nombre de Reales Estudios de San Isidro. Sigue leyendo

1808 – Licor casero

En el siglo XVIII y principios del XIX, los españoles no se privaban de disfrutar de bebidas de todo tipo. Obviamente, la bebida principal era el agua, cuando esta se podía obtener con cierto grado de pureza, lo que era normal en el campo y no tanto en las ciudades. Para mejorar su sabor se inventaron refrescos, como la aloja (agua, azúcar o miel y sustancias aromáticas), el agua de limón, el agua de cebada (agua de cocción de cebada, azúcar, limón y canela), la mistela malagueña (azafrán, matalahúga, canela, clavo, hierbaluisa, cáscaras de naranja y de limón, anís y azúcar) o la horchata (de chufas). El café era también una bebida muy popular, mientras que la leche, por lo fácil que se estropeaba, era más normal, o beberla recién ordeñada o consumirla en forma de queso, o mantequilla. Considerado un alimento más que bebían mayores y niños, el vino era una opción considerada más segura que el agua si esta pudiera estar contaminada. La cerveza, aunque sí se bebía, estaba peor considerada por su sabor agrio y estropearse con más facilidad. Además, los médicos tendían a recomendar no beber cosas muy frías (ni muy calientes). Aún así, en España, al contrario que en Europa, la popularizarían para refrescarse en verano las clases altas, en especial después de la Guerra de Independencia. Mejor consideración tendría en general la sidra, más dulce y cuyo consumo no requería el frío. Sigue leyendo

1808 – El regreso a casa

Rojo y Oro

Volver a casa nunca es fácil. El camino parece largo y que nunca termina y si, además, crees que allí no te espera nadie, los días se vuelven eternos y las noches desapacibles. Pocos incidentes hallaron en la ruta y pocas excusas para detenerse. Dormían en posadas o en graneros cuando no encontraban estas y el polvo y el frío se mezclaban con la humedad que sus capas de mangas verdes no parecía capaz de dejar fuera.

La primera señal de que algo no era como imaginaban la encontraron a poco trecho de la entrada. El hijo de Atulfo, un mocoso de apenas seis veranos, salió ventando su llegada a los cuatro vientos como cervatillo en un día de caza. Eso trajo la atención de los parroquianos que les miraron con sonrisas en los labios y ojos ilusionados en los rostros. Atardecía, pero no era el final de la dura jornada lo que les alegraba. ¿Qué había pasado allí?

—Bienvenidos —dijeron algunos. Y una moza del gentío alargó un pellejo de piel al bueno de Chaparro quién, tras darle un largo tiento sin dejar de mirar al molesto marido al que se le había privado del néctar, se la devolvió a su dueña con agradecimiento. Sigue leyendo

1808 – Oso ibérico

Oso Ibérico

Imagen del Museo Nacional de Ciencias Naturales (1914). Licencia Creative Commons Atribución Compartir Igual 3.0

Los más observadores sabréis que la ficha del oso ya aparece en el manual de 1808. Sin embargo, este emblemático animal tiene una comportamiento, y una distribución en la Península Ibérica del siglo XIX, que le hacen merecedor de una explicación más extensa y útil para Direcciones de Juego. Además, hemos ampliado su ficha, añadiendo algunos datos respecto de los que hay en el manual básico.

El oso pardo ibérico (ursus arctus pyrenaicus) es una población del oso pardo europeo (ursus arctus arctus), subespecie a su vez del oso pardo. Aunque en comparación con el resto de osos del mundo es pequeño, es el animal terrestre en estado salvaje más grande de la fauna ibérica. Miden entre 1,6 y 2 metros de longitud. Las hembras pesan de media 85 kg. pero pueden superar los 100 y los machos pesan de media 115kg. pero pueden llegar a superar los 200. Sigue leyendo

1808 – Señores justicias de los pueblos

Señores justicias de los pueblos a quienes se presentare este oficio, de mi el alcalde ordinario de la villa de Mostoles. Es notorio que los franceses apostados en las cercanías de Madrid, y dentro de la Corte, han tomado la ofensa sobre este pueblo capital y las tropas españolas; por manera que en Madrid está corriendo a estas horas mucha sangre.

Así comenzaba el bando de los alcaldes de Móstoles, Andrés Torrejón y Simón hernández. Un documento, redactado por el Auditor General Juan Pérez Villamil y firmado por los mencionados regidores, con el que reaccionaban a los hechos del 2 de mayo de 1808 en Madrid. En concreto, a la movilización violenta de las clases populares de la ciudad contra el intento de Francia de sacar de España a Fernando VII, paso previo a convertir al país en un estado satélite. La historia de este fiero levantamiento callejero y la posterior represión francesa están ahí para que la descubramos pero la aventura de hoy se va a centrar solo en un tiempo breve y en uno de sus protagonistas. Sigue leyendo

1808 – Protección contra el mal francés

Preservativos en su estuche protector.

El mal francés era como se conocía en España a en el siglo XIX (y anteriores) a la sífilis. El nombre se lo dieron en Italia cuando las tropas francesas atacaron los territorios de Nápoles, lo que hizo intervenir a los españoles y generalizó la guerra por toda Europa. Los italianos lo llamaron así porque la enfermedad la llevaron a su territorio los soldados franceses (también la llaman sarna española, pero ese nombre no nos convenció tanto. No se llama así en todos los sitios, claro; en Francia, por ejemplo, la llaman mal napolitano o mal caribeño; en Portugal, mal español y en Turquía enfermedad cristiana. Parece bastante claro que la sífilis la importaron los españoles desde América y, en concreto, las tripulaciones de Colon. Ha habido algunas teorías estos años que desmienten esa posibilidad (incluso fijan la aparición de la enfermedad en el Escandinavia en el siglo XIII), pero no son del todo concluyentes. Sigue leyendo

Comandos – Hoja de DJ para Comandos

Os presentamos una hoja pensada para que los DJ puedan ver las hojas de sus personajes creadas con la hoja online ya compartida (enlace). En cada columna podrá poner un personaje y verlos todos en conjunto. Útil cuando quieres comprobar qué personaje se le da mejor una tarea (antes de pedírsela) o para comprobar si ha anotado los puntos de mando como debería.

Hoja de DJ online para Comandos

Como observarás en la hoja, las celdas aparecen con la etiqueta #¡REF! Esto indica que la hoja aún no está vinculada a ninguna hoja de PJ y es lo primero que tendrás que hacer. Para ello, debes pegar en la quinta línea (de cada columna que quieras usar) la url de la hoja online del personaje. Es decir, el mismo enlace que le pasas a tu jugador para que pueda ver la página (o el que él te pasa a ti) y pegarlo en la celda 5 de la columna donde quieras que aparezca ese personaje. Nota: Observa que la celda pone «enlace», pero no se ve. Simplemente hemos puesto el color de la letra de la celda en blanco para que cuando pegues el enlace no esté incordiando visualmente. Sigue leyendo

1808 – La muerte del conde

Rojo y Oro

El enfrentamiento con los guardias no había acabado bien. Peor para ellos, cierto, pero tanto Madales como Chaparro lucían heridas. Unos rasguños según el primero, mortales y dolorosos para el segundo que buscaba unos días de permiso. Alguien tenía que pagar por ello.

Que había una deuda era algo que el pueblo sabía y se ocultaban al paso de los tres. No les esquivaban, pero buscaban no ir por el mismo camino demasiado tiempo. Sobre todo, cuando aparecieron con aquellos niños mal alimentados y vestidos por la calle principal, subieron por la escalinata de la plaza y se plantaron en la puerta.

-Abran a la autoridad de los mangas verdes -dijo Padilla al guardia de la puerta. Este temeroso, a punto estuvo de abrir la puerta, pero un compañero, quizás de mayor rango o más veterano, le detuvo y respondió:

-El conde no está. Vuelvan ustedes mañana.

La cara del novato les hizo comprender que estaba mintiendo, pero Padilla sonrió, señaló una ventana a la que se asomaba una mujer menuda entrada en años y replicó: Sigue leyendo

1808 – Hoja de personaje 1808

Os presentamos una hoja de personaje de 1808 que ha sido creada en Google Drive con el objetivo de que pueda utilizarse en partidas online y, de esta forma, PJ y DJ puedan consultar y modificar la hoja de forma simultánea.

Anverso de la hoja de personaje online

Se trata, en realidad, de una hoja de cálculo (un Excel, vamos) maquetado para que parezca la hoja de personaje, pero utilizando Google Drive para que sea compartible. El documento tiene dos hojas con el anverso y el reverso. Además, la hoja calcula el valor de las habilidades, las capacidades, etc. Lo que también facilitará la creación de los personajes online. Como norma general, escribe solo en las entradas con una línea o subrayadas. El resto lo hace la hoja.

Este es el enlace a la hoja de personaje de 1808 Ver. Sigue leyendo

1808 – General Palafox

Nacido en familia de marqueses, los Lazán y Cañizar, no era, sin embargo, el heredero al título nobiliario y como tercer hijo se dedicó a la carrera militar (algo no extraño en esos años, finales del siglo XVIII) a la edad de 16 años. De nombre José Rebolledo de Palafox y Melzi, ya era brigadier en 1808 y fue uno de los que acompañaría a Fernando VII a Bayona. También estuvo entre los que quisieron preparar la huida de este y su regreso a España, pero al fracasar, se vio obligado a regresar a España sin el rey.

Retrato de Palafox realizado por Goya

Se retiró a Zaragoza, su ciudad natal, unos días, pero el levantamiento del 2 de mayo, el ataque francés a la ciudad y el posterior asedio le hicieron volver a la actividad militar y encabezar la resistencia. El 25 de mayo de 1808, tras un asalto popular a la Capitanía General y el encarcelamiento del antiguo capitán general (por su actitud titubeante ante los franceses), los zaragozanos le nombrarían capitán general de Aragón. Desde ese puesto, con escasos medios, organizaría la defensa de la ciudad y consiguió resistir varios asaltos de las tropas. Sigue leyendo