Comandos – Unidades paracaidistas

Las unidades aerotransportadas iban sobrecargadas de peso en los lanzamientos paracaidistas que tuvieron lugar en 1944. Gran parte de ese exceso de peso era como precaución por si no era posible contactar con ellos en el tiempo previsto: más munición, más comida y un poco más de todo. Este exceso de peso fue, en ocasiones, perjudicial, rompiendo las cuerdas que ataban las mochilas a los correajes del paracaidista, cuando no ahogando al portador si tenía la desgracia de caer en zonas inundadas.

Paracaidistas de la 101ª división estadounidense poco antes del día D - imagen de dominio público

Algunos soldados se las ingeniaban para llevar más de algunas cosas, pero el listado que mostramos a continuación es genérico. Hemos indicado algún equipo como opcional. La opción no estaba en manos del soldado sino de la misión concreta que tuviera encomendada. Lo decidía el mando. Por regla general las llevaban por si acaso. Sigue leyendo

Exo – ProtoSystem-b

La corporación textil ProtoSystem (perteneciente a la Confederación de Comercio Gaabar) ha incorporado a lo largo de los últimos meses una nueva línea de ropa denominada ProtoSystem-b (que es una evolución de la ya conocida y famosa línea ProtoSystem-a).

A la funcionalidad que ya incorporaba la línea ProtoSystem-a (17363 Ver) esta nueva versión incorpora, mediante un sistema de microdifusores, poder elegir el perfume u olor que el cliente quiera. Estos perfumes, como siempre, se deben adquirir en el catálogo online aunque la prenda básica incorpora más de un centenar entre los que se incluyen los más habituales. Fragancias como olores florales, animales, alimentos cotidianos, etc.

Para cada fragancia permite elegir entre tres niveles: suave, normal y fuerte. Para un humano normal es difícil distinguir si el olor que el individuo desprende es natural o está generado por este nuevo ProtoSystem-b y es que, los productos ProtoSystem son siempre sinónimo de calidad. Sigue leyendo

Exo – Semiplaneador modelo Damisela

Semiplaneador modelo Damisela

Los semiplaneadores atmosféricos son una popular forma de transporte aéreo a larga distancia en los planetas más preocupados por los factores medioambientales o que deseen reducir su dependencia respecto de los elementos más tecnológicos, como colonias remotas o enclaves con poco tráfico espacial. Vehículos limpios y dotados de un motor eléctrico recargable con energía solar, permiten desplazamientos a larga distancia a un precio asequible durante períodos prolongados de tiempo.

El modelo Damisela recibe su nombre en honor del insecto homónimo, del cual es reminiscente por su aspecto esbelto. Se trata de una nave ligera con capacidad máxima para cinco personas, aunque su capacidad modular permite reconfigurar el espacio de los tres asientos traseros para ser ocupados por un máximo recomendado de 250 kg. de carga o equipaje. Posee un motor para la inversión de gasto energético que precisa para ponerse en marcha puesto que, una vez en el aire, gracias a sus baterías solares es capaz de recorrer distancias de hasta 6.500 km. antes de verse obligado a aterrizar para recargarse. El Damisela puede aterrizar sobre superficies líquidas y plegar sus alas para mantenerse a flote. Sigue leyendo

Comandos – Volksstumgewehr Gustloff – MP 507

En 1944 las pérdidas tanto humanas como material de Alemania eran catastróficas, lo que llevó al partido nazi a llamar a una movilización total del país. Así, en septiembre de ese mismo año se dictamina llamar a las armas al menos a seis millones de varones con edades comprendidas entre los 16 y los 60 años, para formar la milicia Volkssturm. Pero los 6.710 batallones planeados con los nuevos reclutas, necesitaban ser equipados aunque las cifras necesarias eran exageradas para una capacidad industrial muy mermada por la guerra. Por ejemplo, se necesitaban 4 millones de rifles y 230.000 ametralladoras.

Para suplir estas carencias se recurrió a todo tipo de armamento, desde piezas capturadas al enemigo, hasta equipamiento obsoleto, procedente de la guerra franco-prusiana de 1870. Pero ni aún así se podían cubrir todas las necesidades, por lo que era necesario diseñar un plan de fabricación de armamento de emergencia, el Primitiv-Waffen Programm, literalmente “Programa de Armamento Primitivo”. Sigue leyendo

CEP – Planetizadora armada

Planetizadora armada

Nave de descenso órbita-superficie, de uso militar. Armada con una torreta ligera, es capaz de colocar a un Equipo de Fuego típico (seis hombres) con todo su bagaje y un vehículo ligero allá donde sea necesario. La primera versión fue puesta en servicio a mediados de la 2ª guerra Verriana, y el diseño básico no ha variado demasiado desde entonces, con ligeras modificaciones en función del fabricante concreto. Modelos como este o muy similares siguen en uso por parte de infinidad de fuerzas militares y unidades mercenarias de todo el espacio humano.

Diseño

Espacios: 24

ETI: 24

Valor de la nave: 44 (dando por hecho una habilidad de 15)

Motores: 1

Modificador por sistemas:

Autonomía: 20 días

3Proa: [(CA+SV)]+RE

3Popa: SI+RE

4Estribor: (2Cu+SV)+RE

4Babor: (2CG+SV)+RE

10Centro: MO+(CA+SV+AL+ML)+2atm Sigue leyendo

Pangea – La mano de cuentas

La mano de cuentas es un instrumento que algunos chamanes de Tamora y alrededores utilizan para contar. Se trata de la rama de un árbol, en especial de madera dura, que ha crecido formando cinco ramificaciones o dedos. Los chamanes guían a la rama para que crezca de esta forma durante mucho tiempo; pinzan sus gemas, cortan sus hojas, quiebran las ramas en exceso. Solo cuando el tamaño es el adecuado, separan la rama del árbol y la dejan secar.

Por otro lado preparan las cuentas. Puede ser huesos cortados transversalmente como monedas, conchas, huesos de frutas o estar hechas con arcilla reseca al sol. Lo normal es que todas las cuencas sean del mismo material, aunque no tienen que ser todas iguales, pueden estar coloreadas o talladas de las formas más diversas. Lo que sí tienen todas las cuentas es un agujero que les permite entrar en las cinco pequeñas ramas que forman la mano de madera.

El uso de la mano de cuentas es muy sencillo. El chamán (o cualquier usuario) añade cuentas a cada una de las ramas cada vez que quiere contar algo. El secreto es no añadir una segunda cuenta en la primera rama hasta que todas las ramas no tienen una primera cuenta. Al finalizar la cuenta, el chamán solo tiene que contar la rama con menos cuenta para saber el número de manos contadas y contar el número de ramas con mayor número de cuentas para saber cuántas hay además de las manos. Se dice que algunos chamanes utilizan cuentas de diferentes colores para contar manos de manos (quitan todas las cuentas y añaden una de otro color a la primera rama para seguir contando. Pero los cuentos más increíbles señalan que los más habilidosos pueden sumar cuentas diferentes o restarlas gracias a esta ingeniosa herramienta de medida. En algunas ferias tikki, estos individuos suman las cifras que les va diciendo el público para admiración de todos los presentes. Sigue leyendo

Comandos – Otter Mark I

En 1940, tras la debacle de la campaña de Francia, el Reino Unido necesitaba reequiparse con urgencia, por lo que envió peticiones de diseños a todas las naciones de la Commonwealth. Una de estas solicitudes abarcaba las especificaciones para un vehículo ligero de reconocimiento. En 1941, la GMC Canada, a la sazón el mayor productor de automóviles de Canadá, consiguió unos planos del Humber LRC Mark III, que usaría como referencia para comenzar a trabajar en un diseño nuevo.

El resultado sería el Otter Mark I, basado en el chasis del camión Chevrolet C15 Canadian Military Pattern, lo que resultaría en un vehículo más pesado y lento, pero con mejores capacidades todo terreno. A pesar de contar con un motor mas potente que el Humber, era más grande y le superaba en más de una tonelada, lo que lo convertía en un vehículo lento y de prestaciones pasables. Y aún con todo era un vehículo apreciado por sus tripulaciones por ser robusto y de mantenimiento sencillo.

En cuanto a protección, el Otter contaba con un blindaje de 12 milímetros en el frontal, y 8 milímetros en los laterales, lo que igualaba a la del Humber Mark III. Pero en la parte trasera disponía de 10 mm, y en el techo 12 milímetros, lo que era una mejora notable con respecto a su “progenitor”. Sigue leyendo

Comandos – Churchill NA 75

El Reino Unido entró en guerra con una filosofía relativa a los carros de combate muy definida, dividiéndolos en tanques de crucero, más rápidos y con menos blindaje, destinados a romper el frente. Y por el otro lado los tanques de infantería, lentos y con un mayor blindaje, cuya función era acompañar a la infantería en la penetración del frente.

Y para este último cometido, el principal caballo de batalla terminaría siendo el tanque de infantería Mark IV (A22), más conocido por su nombre de Churchill, lento, bien blindado y con una gran capacidad de todoterreno, aunque tenía una debilidad con su armamento. Tanto las versiones Mk. y II con sus cañones de 2 libras como los Mk. III y IV con sus 6 libras carecían de un buen proyectil de alto explosivo (HE), lo que irónicamente, era un tanque de infantería que no proporcionaba un gran apoyo de artillería.

Un oficial de Royal Electrical and Mechanical Engineers (REME), el capitán Percy H. Morrell, propuso una solución bastante radical para este problema. Destinado en Túnez, estaba al cargo de desmantelar tanques dañados en batalla, y en particular, M4 Sherman. Muchos de estos carros tenían sus cañones M3 de 75 mm en buenas condiciones, por lo que planteó la posibilidad de instalarlos en torretas de Churchill Mk. IV. Sigue leyendo

Exo – USS Patiño

Imagen realizada por Eneko Menica.

Imagen de Eneko Menica desarrollada en su Patreon.

NdE: Eneko está haciendo un trabajo muy interesante de planos y mapas que pueden usarse en partidas de rol. ¡No dejes de echarle un vistazo!

La nave USS Patiño es un carguero ligero de la clase USS fabricado en la RFP. Es un carguero ligero modelo XWZZ bastante habitual debido a su relación prestaciones/precio. Este tipo de naves es utilizadas por contrabandistas y comerciantes por igual e incluso alguna corporación las utiliza para el transporte de pequeñas cargas la mayor parte de las veces escoltadas por naves de mayor tamaño.

Está pensada para una tripulación de aproximadamente entre 4 y 6 personas aunque solo con 2 ya puede ser tripulada. Tiene una longitud que ronda los 36m por unos 22m de ancho en su parte trasera y unos 10-12m en su parte delantera reduciéndose conforme más nos acercamos a la cabina. Está dotada con la mayor parte de necesidades que cualquier grupo de mercenarios o comerciantes pueden necesitar, un buen almacén, sala de recreo, sala de criogenesis, enfermería, comedor, armeria y en definitiva cualquier cosa que un grupo de personajes que quiera emprender aventuras pueda necesitar. Sigue leyendo

Pangea – Hueso de la vinkana

En las chozas y cuevas de los chamanes no es raro encontrar un hueso largo con diferentes hendiduras y zarcillos atados en ellas. Suele tratarse de un fémur, pero si el animal es especialmente grande, puedes otros huesos de las extremidades. Sobre el hueso se realizan una serie de marcas, no muy profundas, que se reparten a partes iguales, de forma aproximada, desde la parte más gruesa del hueso de un lateral hasta la otra. Hay más de una mano de manos de hendiduras y la que queda en el centro suele estar pintada de color rojo o negro. Algunos huesos de la vinkana están más decorados, pero son la excepción. Trabajo de chamanes con tiempo libre.

Cada noche que pasa, el chamán (en realidad, alguno de sus ayudantes) ata un zarcillo verde a una de las hendiduras, de izquierda a derecha. La noche siguiente a la última, lo que hace es cortarlas todas y dejar la primera. Esta, la primera, suele ser una cuerda trenzada y adornada porque nunca se quita del hueso.

Los chamanes hacen esto para controlar el ciclo nocturno y saber cuándo será la próxima vinkana (la noche de más luminosidad). Esa noche es la que la cuerda del hueso está sola en el mismo. Cuando las ataduras llegan a la hendidura central marcada de negro o rojo, es la morkana, la noche más oscura. Sigue leyendo