Rol Negro – Rolls Royce Phantom VIII

La prensa especializada en motor lleva semanas alabando la decisión del ayuntamiento de comprar un Rolls Royce Phantom para la flota oficial del consistorio. Un tiempo similar lleva la prensa general criticando esa decisión y calificándola de un despropósito sibarita de más de medio millón de euros. El ayuntamiento se defiende argumentando que es el mismo modelo que el anterior vehículo oficial, que dará imagen a los actos oficiales de la ciudad y que es fruto de un acuerdo entre la marca y el municipio y, sin afirmarlo, aseguran que el precio no ha sido el indicado en los medios de comunicación. Sin embargo, no han hecho públicas las cuentas de momento (ni el coche, dicho sea de paso).

Fotografía de un coche similar al del ayuntamiento (que aún no se ha mostrado en sociedad) en una feria de automóviles. Imagen de Carfanatic2019 compartida bajo licencia Creative Commons Attribution-Share Alike 4.0 International

Fotografía de un coche similar al del ayuntamiento (que aún no se ha mostrado en sociedad) en una feria de automóviles. Sigue leyendo

Comandos – Nellie

Cultivator número 6

La excavadora de trincheras observadas por oficiales británicos.

Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial era difícil adivinar cómo de diferente sería con respecto a la Primera. Y la imagen de las trincheras como la mejor defensa contra la penetración enemiga aún persistía en la mente de muchos miembros del ejército británico. Es cierto que los carros de combarte habían roto los frentes estáticos, pero quizás era algo temporal. Al comienzo de la invasión alemana de Polonia, Chamberlain, primer ministro británico, nombró Primer Lord del Almirantazgo (el equivalente a Ministro de Marina) a Winston Churchill y en dicho puesto, el que más tarde sería conocido como adalid de la resistencia británico, tuvo autoridad y presupuesto para recuperar algunas de sus viejas ideas de la Gran Guerra.

Una de esas ideas era una máquina capaz de abrir una zanja tras la cual podrían avanzar vehículos e infantería para alcanzar trincheras o posiciones fortificadas enemigas. En defensa de Churchill diremos que él no se planteaba una guerra de trincheras (sabía que el carro de combate la había dicho desaparecer), pero sí la necesidad de atacar Alemania a través de la Línea Sigfrido (las defensas a lo largo del Rin enfrentadas a la Línea Maginot francesa. El proyecto fue conocido en clave como «Conejo Blanco» (White Rabbit). Sigue leyendo

Rol Negro – El Cadillac de Franco

Cadillac Fleetwood Brougham 75 1970

En el año 2008, un vendedor privado ponía en el mercado un Cadillac Fleetwood Brougham 75, del año 1970, por 25.000 euros. La venta de un modelo clásico y lujoso ya llamaría la atención de cualquier persona aficionada a los automóviles pero en este caso se añadía el valor histórico del vehículo, así como el morbo político. Se trataba de un Cadillac adquirido en su día por el dictador Francisco Franco que, en buenas condiciones, era un caramelo para coleccionistas con dinero.

Pruebas de su antigua propiedad eran la matrícula «Servicio automovilístico del ejército», el bastidor con las siglas PO (presidential order) los detalles diferenciadores del encargo, como los asientos de tela en lugar del cuero, que se dice que a Franco no le gustaba. También se dice que no le gustaban los coches de techos altos, debido a su propia escasa altura pero lo cierto es que el Fleetwod se destaca precisamente por su alto techo forrado en vinilo. Sigue leyendo

Comandos – Rhino Heavy Armoured Car

Rhino. Imagen de dominio público cedida por el Imperial War Museum de Australia

La velocidad con la que se desarrolló la Segunda Guerra Mundial en los primeros años pilló por sorpresa a Gran Bretaña. Lejos de los ritmos lentos (a costa de vidas en las trincheras), la guerra puso a los británicos contra las cuerdas en los primeros meses. Muchos países de la Commonwealth dependían de la metrópoli para el suministro de armamento (y sobre todo vehículos), pero ellos tenían otros problemas. Habiendo dejado todo el material pesado en Dunquerque, reequipar a sus tropas era la prioridad. Pasó bastante tiempo, casi hasta la entrada de Estados Unidos en la guerra, hasta que Gran Bretaña pudo atender la demanda. Las naciones con posibilidades (Canadá, Australia) se lanzaron al diseño y fabricación de sus propios modelos de vehículos de combate. Sigue leyendo

Comandos – Triumph blindada

Triumph WO-3TW 1939, lateral protegido

Triumph WO-3TW 1939, lateral protegido

La guerra suele tener momentos desesperados en los que se buscan soluciones imaginativas para problemas puntuales. Eso lleva a aprobar investigaciones que en tiempos más sosegados se hubieran descartado en la mesa de diseño, incluso en la mesa del bar donde se estaban tomando las cervezas. Sin embargo, en 1939, la mecanización de las tropas de tierra era una necesidad. Era imperativo que las tropas pudieran responder a la velocidad de los carros de combate. Los vehículos semiorugas y los vehículos blindados parecían una solución (lo era), pero eran caros de producir, lentos de fabricar y, generalmente, requerían las mismas líneas de montaje que los tanques. Ya había tropas en bicicleta, ya había tropas en motocicleta, por qué no, se dijeron los diseñadores, dotarles de algo de protección. Sigue leyendo

Rol Negro – Rickshaw

Un rickshaw es un vehículo de dos ruedas que se empuja bien a pie o, de manera más habitual en Cunia, por pedales gracias a una bicicleta incorporada. Los más modernos son eléctricos, como una moto de reparto.

Son muy comunes en los países del sudeste asiático y se han extendido a otras regiones del mundo como reclamo para turistas o transporte en zonas donde no hay acceso a vehículos a motor (como parques o paseos marítimos).

La bici incorporada suele tener varios platos y piñones para añadir velocidad o agilizar las subidas o bajadas. El carro tiene capacidad para dos o tres personas.

No requieren un gran mantenimiento, pero las personas que las utilizan como su herramienta de trabajo las decoran a su gusto y le han incorporado cosas tan extrañas como altavoces, pantallas led, un stand improvisado donde venden bebidas y comida o incluso conexión a Internet.

Desde hace unos años, son muy habituales en Cunia, sobre todo el el barrio chino y la zona del puerto. Es un trabajo desarrollado, por lo general, por personas de origen asiático en la ciudad. Se usan para transporte o como puesto de comida callejero. Sigue leyendo

Comandos – BT-42

En 1939 la Unión Soviética declara la guerra (la Guerra de Invierno) a Finlandia, con el objetivo declarado de obtener concesiones territoriales, en la zona de Leningrado. Los finlandeses lucharon con gran determinación, temerosos de volver a ser un estado títere como habían sido hasta la guerra civil rusa, pero finalmente tuvieron que ceder terreno en el Tratado de Paz de Moscú.

En 1941, con la Operación Barbarroja, Finlandia declara la guerra (la Guerra de Continuación) a la URSS con el objetivo de recuperar las concesiones de 1939 (aunque algunos altos cargos, tanto políticos como militares ansiaban anexionarse territorios soviéticos). Este sería un conflicto diferente, se libraría a la ofensiva, por lo que era necesario dotarse de mas y mejores medios mecanizados de los que se disponía dos años antes.

Una de estas necesidades era disponer de un vehículo blindado dotado de una pieza de artillería, para dar apoyo cercano a la infantería, en un rol similar a los KV-2 y BT-7A. Para ello se consultó al Centro de Blindados (Panssarikeskus), encargado de la reparación de los carros de combate finlandeses, si se disponía de un vehículo adecuado para la tarea. Dado que los carros medios y pesados capturados a los rusos ya habían sido puestos en servicio, la mejor opción era emplear alguno de los 56 BT-7 capturados. Sigue leyendo

Comandos – Sherman BARV

Las operaciones anfibias son empresas complejas, ya que desembarcar tropas y vehículos en playas no es nada fácil, especialmente en el caso de estos últimos.

El Reino Unido había adquirido una experiencia valiosa con la incursión en Dieppe, así como de las operaciones Torch y Husky. En especial había tomado nota de la necesidad de que las unidades mecanizadas desembarcadas no se quedasen atascadas en las playas, ya que además de no contribuir al asalto, bloqueaban la llegada de subsecuentes oleadas.

Con Overlord en el horizonte, una operación anfibia de una escala sin precedentes, el ejercito británico que ya tenía en proyecto varios vehículos especializados para superar diversos obstáculos (los conocidos «Hobart’s Funnies» de la 79th Armoured Division), decidió adoptar un nuevo tractor para trabajar en las playas. Previamente se usaban tractores, para rescatar cualquier vehículo inmovilizado que bloquease la playa, pero se dieron varios casos en el que no alcanzaron la orilla por ahogarse el motor en el agua, convirtiéndose en obstáculos para las lanchas de desembarco. Sigue leyendo

Comandos – KhPZ Komintern y Voroshilovets

Con la modernización y expansión del ejercito soviético, se hizo patente que para las nuevas piezas de artillería pesada sería necesario adoptar vehículos de mayor potencia, y con mejor capacidad todoterreno. En esta fase de diseño, tambien se planteó que estos nuevos vehículos se empleasen para recuperar vehículos dañados.

Es aquí cuando entran en la historia dos tanques que no verían combate.

T-12 y T-24

Los T-12 y T-24 fueron dos diseños de tanques medios que buscaban mejorar los carros soviéticos existentes en los años 20, la familia de los T-18.

La oficina de diseño de la Factoría de Locomotoras de Kharkov (KhPZ) comenzó los trabajos en 1928 con el T-12, que era una versión de mayor tamaño del T-18 (que a su vez derivaba del Renault FT). El proyecto fue un fracaso, y se decidió suspenderlo, aprovechando las partes útiles en un nuevo diseño, el T-24. Tras producir 25 unidades, se comprobó que el diseño estaba plagado de fallos, algunos de los cuales se habían ocultado durante la fase de diseño para proseguir con el programa. Sigue leyendo

Comandos – Saurer RR 7 (Sd.Kfz. 254)

En la década de los años 30, en Alemania diversas firmas e ingenieros trabajaban en mejorar la movilidad de los vehículos terrestres. Una de las soluciones propuestas procedía de un ingeniero de la oficina de pruebas de armamento del ejército (Heereswaffenamt – HWA), Heinrich Ernst Kniepkamp, que patentó un sistema de suspensión que permitía convertir un vehículo de ruedas a una configuración de semioruga. El desarrollo prosiguió, derivando entre otros, a un diseño que montaba un conjunto de orugas bajo el chasis, entre los ejes, y que se descendía manualmente (un proceso largo y laborioso), y que podía desmontarse si fuera necesario.

El prototipo fue construido por la firma Maffei AG, y tras ser probado, el ejército adquirió 24 unidades para emplearse como transporte de tropas. Posteriormente, una de estas unidades se vendería al ejército austriaco, que estaba interesado en el concepto. La empresa continuaría trabajando en el concepto, con un segundo modelo,

el R.K. Schlepper, en el que el sistema de orugas era permanente, pero en el que el mecanismo por el que se elevaban las ruedas y se descendían las orugas era eléctrico y se realizaba de manera simultánea (lo que reducía el tiempo, y por supuesto, el esfuerzo necesario para cambiar de configuración). Tras una serie de pruebas con tres prototipos, se llegó a una nueva versión, menos compleja y por tanto más fiable y económica. Sigue leyendo