Comandos – Landsverk L62 Anti

Durante el periodo de entreguerras varias firmas diseñaron vehículo armados para la exportación. Un ejemplo de esto es la firma sueca Landsverk, que concibió un ambicioso plan de desarrollo de una familia de vehículos basados en su tanque ligero L-10. Dentro de esta gama se incluía un vehículo antiaéreo, comenzando los trabajos de diseño en 1931. Sin embargo, durante el desarrollo, Landsverk completó el tanque L-60 (15663 Ver) más avanzado (el primer tanque en emplear barras de torsión para la suspensión), por lo que se decidió continuar usando el chasis del nuevo vehículo.

El primer prototipo del nuevo diseño que recibió el nombre de L-62 ANTI I se completó a finales de 1938. Para proporcionar una base de tiro más estable y ampliar el espacio útil, se aumento tanto la anchura como la longitud, además de añadir una rueda adicional. El armamento consistía en un Bofors L/60 de 40mm en una torreta abierta. El ejercito sueco no mostró interés en el diseño, Las Fuerzas Armadas suecas no estaban particularmente interesadas en L-62 Anti I, y no adquirieron ninguna unidad. De hecho, la única nación interesada fue Hungría, de lo que hablaremos un poco más adelante. Sigue leyendo

Comandos – Tipo 4 Ka-Tsu

Durante la década de 1930, el ejército japonés estuvo realizando pruebas con varios modelos experimentales de tanques anfibios, aunque sin adoptar ninguno de ellos. La armada japonesa recogería esta experiencia para solicitar nuevos tanques anfibios para sus Fuerzas Navales Especiales (Kaigun Tokubetsu Rikusentai), su infantería de marina.

El Type 2 Ka-Mi supuso una gran ayuda en las operaciones de desembarco, pero la experiencia en combate demostró que era necesario disponer de un vehículo blindado para las tropas, para que no estuvieran tan expuestas en las playas, un concepto similar a los LVT norteamericanos.

No obstante no sería hasta finales de 1942 cuando la armada imperial emitiría los requisitos para un vehículo anfibio capaz de desembarcar por sus propios medios infantería y carga. El proyecto se pondría en marcha a principios del año siguiente bajo la responsabilidad del Comandante Hori Motoyoshi del Arsenal Naval de Kure, en cooperación con la empresa Mitsubishi. Sigue leyendo

Comandos – Chevrolet AAC 1937

En la Guerra Civil Española la falta de medios blindados propició que surgieran vehículos improvisados que por lo general, tenían escaso valor bélico. Ese no es el caso del protagonista de este artículo, ya que tenía un buen diseño y prestaciones adecuadas, y que por circunstancias del destino, acabó participando en la Segunda Guerra Mundial en dos frentes muy distanciados, con dos ejércitos antágonicos.

El gobierno de la República se encontraba en una situación complicada para recibir suministros (especialmente de la Unión Soviética), ya que a medida de que avanzaba el conflicto, el bando nacionalista con la ayuda de italianos y alemanes controlaba cada vez más los accesos navales a la Península. Por ello, tras reorganizar la industria y la producción bélica en Cataluña, que tras el golpe de estado estaba en manos de los trabajadores y sindicatos, se inició el desarrollo de varios vehículos que no fueran meros camiones blindados.

Así nacería el Chevrolet AAC-1937, también denominado «Chevrolet-1937» o «Autoametralladora – cañón (AAC) Chevrolet modelo 1937», diseñado a instancias de la Comisaría de Armamento y Municiones, con la dirección y asesoramiento técnico de ingenieros soviéticos. Un modelo de trabajo empleado con anterioridad en el desarrollo de la excelente autoametralladora UNL-35. Sigue leyendo

Comandos – GAZ 61 / GAZ 64 / GAZ 67

Tras la Primera Guerra Mundial, se constató la necesidad de profundizar en la motorización de las fuerzas armadas, dejando atrás el uso del caballo como principal elemento de transporte. Si bien la situación económica reinante en los años 20 y 30 limitaba la capacidad de inversión en las fuerzas armadas, el ejército soviético hizo un considerable esfuerzo para modernizar el equipamiento de todos sus escalafones, incluyendo un elevado grado de motorización. Fruto de ello fue la decisión de adquirir un vehículo ligero todo terreno para diversas tareas, especialmente de enlace y transporte de tropas y oficiales,

Tras varios prototipos, se acepto el diseño de la Gorky Automobile Plant (conocida como GAZ), que consistía en instalar una carrocería de sedán (derivada de uno de los modelos que fabricaba bajo licencia de Ford) en un chasis de todoterreno (derivado a su vez del Ford modelo B de 1932).

El diseño resultante entró en producción en 1940 como el GAZ 61, lo que le convierte en uno de los primeros coches de pasajeros con tracción a las cuatro ruedas producidos en serie. No fue fabricado en grandes cantidades, ya que para entonces el ejercito soviético se había fijado en un vehículo norteamericano, el Bantam Reconnaissance Car, el padre del ubícuo Jeep. Aunque se introdujeron dos versiones posteriores, su uso fue muy anecdótico (aunque muchos comandantes de alto rango lo usaron como su vehículo personal) Sigue leyendo

Comandos – AEC Armoured Command Vehicle

A Rommel, el Zorro del desierto, le rodea un aura de audacia o heroismo. Y sus vehículos forman parte de su leyenda, como es el caso del protagonista de este artículo, el Mammoth (mamut), aunque su origen está en el bando enemigo.

El AEC 4×4 Armoured Command Vehicle, abreviado como ACV (Vehículo de Mando Blindado de la Associated Equipment Company, o AEC) fue un camión de mando diseñado para el ejercito británico, el único que desarrolló y adoptó de manera masiva vehículos específicos para tales propósitos.

Basado en el chasis del camión AEC Matador, fue el modelo más prolífico con un total de 415 unidades construidas. Grande y con buenas capacidades todo terreno, era apreciado por sus tripulaciones, que lo bautizaron como Dorchester por otra de sus cualidades, su confortabilidad, en honor a un lujoso hotel de Londres.

Existieron dos versiones según el equipo de comunicaciones que tuviera instalado. La H.P. (high power) disponía de un receptor RCA (Radio Crystalline Amplifier) y una radio No. 19, mientras que la L.P. (low power) tenía dos radios No. 19. Para camuflarlos, a algunas unidades (especialmente de la variante H.P.) se las dotó de un toldo que le hacía pasar por un camión de carga. Posteriormente se le añadió una prolongación de metal en el frontal para aumentar la similitud con otros camiones y disimular su importancia como vehículo de carga. Sigue leyendo

Comandos – Vickers Model 25 Crossley

(Tipo 87 Dowa)

Los autoametralladoras son vehículos blindados populares, especialmente entre las tropas coloniales, ya que son baratos de producir y de mantener. Por ese motivo, durante la Primera Guerra Mundial y en los años posteriores numerosas compañías fabricaron numerosos diseños con el que responder a la demanda creciente.

Un ejemplo de esto es la situación en la India. A partir de 1915, y con las tensiones nacionalistas en alza, el ejército británico comenzó a emplear coches blindados para apoyar a las tropas, especialmente en la frontera noroeste (la actual frontera entre Afghanistan y Pakistan). Los resultados fueron tan positivos que su empleo se extendió por el resto de la India. Tras finalizar la PGM, el gobierno colonial (el Raj británico) compró 16 Rolls-Royce Armoured car, pero su precio era excesivo para sus finanzas, por lo que se buscaron otras alternativas más asequibles.

La opción escogida fue un diseño de Crossley Motors, una compañía británica asentada en Manchester y que tenía una larga tradición de fabricación de vehículos militares. En 1923 suministró 100 chasis de su robusto vehículo IAG1 a la firma Vickers-Crayford, que se encargó de la superestructura, blindaje y equipamiento. Así nació el Vickers Model 25 Crossley, también llamado en ocasiones Indian Pattern, ya que su principal usuario fue el Raj, aunque también vio servicio en Sudáfrica, Irak, Canadá, Argentina, Estonia y Japón. De este último hablaremos un poco más adelante. Sigue leyendo

Comandos – Panzerjäger Tiger (P) Ferdinand / Elefant

El Panzerjäger Tiger (P) Ferdinand, o como se llamaría más tarde «Elefant» tiene su origen en un fracaso. En mayo de 1941 se anunció el proyecto de adquisición de un carro de combate pesado, el Tiger, al que Porsche presentó su diseño VK 45.01(P). Desde ese momento y hasta principios de abril del 42, Ferdinand Porsche se reuniría en diversas ocasiones con el Führer para debatir diversos aspectos del proyecto. Estas reuniones

eran fruto de la relación de amistad entre ambos, y desembocarían en una demostración para Hitler durante su cumpleaños del prototipo, tras lo cual este ordenaría la fabricación de 100 chasis.

Sólo se ordenó la fabricación de los chasis ya que la torreta era cuestión de Krupp, tanto para el diseño de Porsche, como para el de Henschel, el otro competidor. Durante las pruebas oficiales, el prototipo de Henschel, VK 45.01(H), demostró ser mucho más fiable que el de Porsche, que sufrió numerosas averías. Aunque que aparezcan averías durante las pruebas de un prototipo es algo normal y esperado, en el caso del VK 45.01(P) eran bastante problemáticas. La mayoría tenían su origen en el sistema de propulsión, dos motores que alimentaban a dos generadores eléctricos y que eliminaban la necesidad de una transmisión convencional. Esta disposición, muy avanzada para la época procedía de un diseño anterior de Porsche, y aunque tenía una muy buena aceleración, no era ideal para un carro de combate y los rigores del campo de batalla. Sigue leyendo

Exo – Semiplaneador modelo Damisela

Semiplaneador modelo Damisela

Los semiplaneadores atmosféricos son una popular forma de transporte aéreo a larga distancia en los planetas más preocupados por los factores medioambientales o que deseen reducir su dependencia respecto de los elementos más tecnológicos, como colonias remotas o enclaves con poco tráfico espacial. Vehículos limpios y dotados de un motor eléctrico recargable con energía solar, permiten desplazamientos a larga distancia a un precio asequible durante períodos prolongados de tiempo.

El modelo Damisela recibe su nombre en honor del insecto homónimo, del cual es reminiscente por su aspecto esbelto. Se trata de una nave ligera con capacidad máxima para cinco personas, aunque su capacidad modular permite reconfigurar el espacio de los tres asientos traseros para ser ocupados por un máximo recomendado de 250 kg. de carga o equipaje. Posee un motor para la inversión de gasto energético que precisa para ponerse en marcha puesto que, una vez en el aire, gracias a sus baterías solares es capaz de recorrer distancias de hasta 6.500 km. antes de verse obligado a aterrizar para recargarse. El Damisela puede aterrizar sobre superficies líquidas y plegar sus alas para mantenerse a flote. Sigue leyendo

Comandos – Otter Mark I

En 1940, tras la debacle de la campaña de Francia, el Reino Unido necesitaba reequiparse con urgencia, por lo que envió peticiones de diseños a todas las naciones de la Commonwealth. Una de estas solicitudes abarcaba las especificaciones para un vehículo ligero de reconocimiento. En 1941, la GMC Canada, a la sazón el mayor productor de automóviles de Canadá, consiguió unos planos del Humber LRC Mark III, que usaría como referencia para comenzar a trabajar en un diseño nuevo.

El resultado sería el Otter Mark I, basado en el chasis del camión Chevrolet C15 Canadian Military Pattern, lo que resultaría en un vehículo más pesado y lento, pero con mejores capacidades todo terreno. A pesar de contar con un motor mas potente que el Humber, era más grande y le superaba en más de una tonelada, lo que lo convertía en un vehículo lento y de prestaciones pasables. Y aún con todo era un vehículo apreciado por sus tripulaciones por ser robusto y de mantenimiento sencillo.

En cuanto a protección, el Otter contaba con un blindaje de 12 milímetros en el frontal, y 8 milímetros en los laterales, lo que igualaba a la del Humber Mark III. Pero en la parte trasera disponía de 10 mm, y en el techo 12 milímetros, lo que era una mejora notable con respecto a su «progenitor». Sigue leyendo

Comandos – Churchill NA 75

El Reino Unido entró en guerra con una filosofía relativa a los carros de combate muy definida, dividiéndolos en tanques de crucero, más rápidos y con menos blindaje, destinados a romper el frente. Y por el otro lado los tanques de infantería, lentos y con un mayor blindaje, cuya función era acompañar a la infantería en la penetración del frente.

Y para este último cometido, el principal caballo de batalla terminaría siendo el tanque de infantería Mark IV (A22), más conocido por su nombre de Churchill, lento, bien blindado y con una gran capacidad de todoterreno, aunque tenía una debilidad con su armamento. Tanto las versiones Mk. y II con sus cañones de 2 libras como los Mk. III y IV con sus 6 libras carecían de un buen proyectil de alto explosivo (HE), lo que irónicamente, era un tanque de infantería que no proporcionaba un gran apoyo de artillería.

Un oficial de Royal Electrical and Mechanical Engineers (REME), el capitán Percy H. Morrell, propuso una solución bastante radical para este problema. Destinado en Túnez, estaba al cargo de desmantelar tanques dañados en batalla, y en particular, M4 Sherman. Muchos de estos carros tenían sus cañones M3 de 75 mm en buenas condiciones, por lo que planteó la posibilidad de instalarlos en torretas de Churchill Mk. IV. Sigue leyendo