Eriloe – Claro de los Cinco Dedos

Existe un claro inhóspito, apartado de cualquier ruta o sendero, que se encuentra dentro del Bosque de los Ausentes (20041 Ver). La poca gente que sabe de su existencia lo conoce como el Claro de los Cinco Dedos. Ello se debe a las cinco columnas retorcidas que brotan del suelo, formando un círculo imperfecto, y que en su imaginación dicen parece los dedos de una mano pertenecientes a un ente enterrado en ese claro. Dedos que es lo único que sobresale al aire libre. El tamaño de estos bien podría indicar que es al menos un gigante quien yace bajo tierra, o algo peor.

Estas columnas, según a quien le preguntes, podrían ser de algún mineral extraño o tal vez de árboles primigenios. Realmente son cinco troncos de tillium que, si, tienen muchas eras a sus espaldas y que con el tiempo han sufrido algun incendio o algo peor haciendo que la madera se haya convertido, al menos en la superficie, en una especie de «cosa» basáltica negra, muy negra y que a la mayoría despiste. Sigue leyendo

Rol Negro – El reclinatorio del Papa Luna

El reclinatorio es un pequeño mueble que tenía por finalidad servir a las más altas instancias del clero y de la sociedad para cumplir con sus deberes religiosos desde casa con el objetivo de evitar mezclarse con las clases sociales más bajas. Así era habitual que a los hogares de las gentes de clase más alta acudiese un representante eclesiástico.

El reclinatorio data del siglo XV y siendo quizás hoy en día uno de los muebles eclesiásticos más conocido y más numeroso se le puede considerar el mueble por excelencia. Normalmente se ubicaba en los dormitorios de las casas de personas adineradas, o en su defecto en alguna alcoba adecentada para el menester.

Suele estar fabricado en madera y está conformado por un peldaño bajo sobre el que reclinarse y un atril en el que se pueden apoyar los brazos o colocar un misal. Lo común que estén tapizadas y acolchadas ambas partes para que la persona que esté rezando se encuentre más cómoda. Lo habitual es que se coloque frente a una talla religiosa o a un retablo para rezar ante estos. Sigue leyendo

Rol Negro – Archivos de Clara #10 – Lo que las lluvias trajeron

Los Marín-Solana, en la época en que se requirió a la agencia sus servicios, eran una familia muy bien situada en la alta sociedad de Cunia. La fama que poco a poco iban alcanzado Clara y sus trabajadores, sin ser aun excesivamente notoria, hizo que el cabeza de familia, Don Álvaro, decidió contratarles.

Alguien estaba chantajeándolo. Su hijo, el menor de ellos, tenía cierto vicio por el juego. Y por acumular deudas. Bastantes. Deudas que su padre liquidaba con cierta prontitud y mucha discreción.

Desde hace unas semanas estaba recibiendo de un desconocido pruebas de las deudas de su hijo. Y si no hacia frente a ciertos pagos, importantes y posiblemente recurrentes, este se encargaría de airear a toda la sociedad pudientes su pecadillo. Y Don Álvaro, descendiente de una familia con mucha solera desde tiempos inmemoriales, no estaba dispuesto a arrastrar por el fango de la humillación el nombre de sus antepasados.

Claro está que ya se sabe que no existe nada que sea cien por cien privado. Seguro que alguna gente sabe de ello. Pero otra cosa es que sea de público dominio. Sigue leyendo

Rol Negro – Archivos de Clara #09 – Helada asfixia

Siempre tiene su cosa conocer a un escritor de fama reconocida. Escritor, aunque sea de bestsellers, a fin de cuentas. Y los números de sus cuentas consiguen que no se hagan ascos a sus peticiones. Y más si quiere los servicios de la agencia.

Cuenta Castillo a Clara y su gente que hace mucho tiempo, cuando aún era alguien desconocido, escribía novelillas de género negro/detectivesco con seudónimo en una editorial que hoy en día solo recuerdan pocas personas.

El caso es que, estando siempre atento a las investigaciones que llevan entre manos la policía de Cunia para tener posible material para nuevos libros, ha conectado unos 3 crímenes que a priori parecen desconectados del todo, y así es como los están tratando en sus investigaciones.

Estos 3 asesinatos tienen cierto punto retorcido, macabro quizás. Y lo más importante es que son crímenes que él escribió en esa época antigua. En principio parecen iguales, bastante al menos. El sexo de los muertos, en cada caso, se corresponde con el del libro en cuestión. El nivel social igualmente es similar. Las profesiones ya difieren. Pero en conjunto Castillo cree que alguien está recreando esos asesinatos de ficción en la realidad. Sigue leyendo

Rol Negro – Las llaves del Sereno

Corres a lo loco para salvar la vida. Sabes que detrás de ti te persigue tu perdición. Solo es cuestión de tiempo que desfallezcas y te alcance tu destino. Tu única oportunidad pasa por poder entrar en uno de los almacenes entre los que corres. Pero claro, todas las puertas están cerradas?

O simplemente estas llegando al final de tu «proyecto». Una puerta te separa del objeto del que estás deseando apropiarte. Si la pudieras abrir?

O has llegado donde sabes que retienen a tu pareja. No queda mucho antes de que empiecen a divertirse con ella, para dejarte claro que has elegido un camino equivocado. Para finalmente, luego de haberle infligido un dolor insano, matarla. Sabes dónde está, pero necesitas flanquear el umbral, cerrado a cal y canto. Si lo haces a lo bruto sabes que el ruido alertará a tus contrincantes. Solo que pudieras abrir nada más?

O tienes en tus manos la caja donde sabes que dentro está la prueba incriminatoria. No puedes irte con todo. Necesitas abrirla para conseguirla y llevártela. Estas solo y en tranquilidad. No quieres forzarla, para no dejar señales evidentes. Si hubieses conseguido la llave, al menos? Sigue leyendo

Rol Negro – …y el pianista vació el cargador

Soy un tipo tranquilo. Se cual es mi trabajo. Normalmente interpreto las melodías que me piden. No las discuto. No son difíciles y se me dan bien. Hacer mi trabajo de una manera exquisita es mi lema, y que los que me pagan estén contentos con mi interpretación. Mi mente se funde con mis ágiles dedos y son todo uno.

Vivo una vida relajada, tranquila. Soy un buen chaval, que sabe estar en su sitio. No me va el lujo, ni el derroche. Por no ir, no me van ni siquiera cosas triviales para la inmensa mayoría de la gente. Vivo feliz con muy poco. Disfruto de mis melodías. Me encanta que me las pidan. No soy servicial, simplemente se cual es mi trabajo. Mi trabajo es mi vida.

Últimamente los parroquianos han variado algo y las canciones que me piden tienen otro nivel. Me exige más concentración, más responsabilidad? Me encuentro que algunas no son de mi agrado. Pero como he dicho, se cual es mi lugar.

Se ve que sigo siendo bueno, no tengo ningún reproche con mis interpretaciones. El cambio en el repertorio empieza a ser lo habitual, tanto como el cambio generacional que he visto en mis oyentes. Ya no soy un hombre tan feliz. Mi pasión se está convirtiendo en una rutina cansina. El estilo que corría por mis venas se ha diluido, diríase que en whisky de garrafón. Del que te da una terrible resaca al día siguiente. Sigue leyendo

Rol Negro – Códigos postales de Cunia

Correos, aprovechando la puesta en marcha de los procedimientos automatizados de clasificación de correspondencia, introdujo en 1981 los códigos postales. En 1985 acometió la primera fase donde los introdujo solamente en las capitales de provincia, dividiendo estas en varias zonas y asignarle un código a cada una de ellas. En 1987 todas las localidades restantes estrenaron sus códigos, únicos para la totalidad de cada población. Con posterioridad ha habido ciertos cambios consistentes en la zonificación y asignación de códigos en municipios no capitales de mayor población.

Los códigos postales constan de cinco cifras, de las que las dos primeras hacen referencia a la provincia por orden alfabético (según el nombre oficial en el año de implantación), seguidas de las ciudades de Ceuta y Melilla, cuyos códigos inicialmente pertenecían a las provincias de Cádiz y Málaga respectivamente y años después se les asignaron nuevos códigos, 51 y 52.

Las tres cifras finales indican la zona postal? la tercera cifra indica el encaminamiento, el cuarto dígito representa la ruta y el quinto dígito representa el reparto. Sigue leyendo

Rol Negro – Archivos de Clara #08 – 50 obscuridades de Galán

Una invitación a la casa de Galán Buendía no era baladí. Era un empresario de venia de familia bien, con un montón de negocios por toda España y algunos en el extranjero. Tenía por todo el territorio nacional unas cuantas propiedades, que iba utilizando conforme la atención que le requerían sus negocios.

Su lugar de residencia en Cunia se había vuelto últimamente el principal. Era la ciudad donde pasaba más tiempo durante el año.

También era un hecho que aun siendo una persona relevante y muy importante dentro de la gente bien de Cunia, tenía un perfil muy bajo y prácticamente ninguna noticia de su vida privada transcendía al público. Era conocido por su faceta empresarial y sus logros en sus empresas.

Y una tarde-noche de enero, envuelta en la fría humedad que acariciaba la ciudad costera Clara acudió a la cita. Galán Buendía era una persona de media edad que se cuidaba mucho por lo que aparentaba. Alto y fibrado, aún con una melena considerable y de gestos pausados y agradables, la recibió el mismo, obviando a la gente de su servicio. Sigue leyendo

Rol Negro – Puma, el Chino

Si circulas con tu coche por la zona limítrofe entre el Barrio del Puerto y el Casco Antiguo es muy probable que en algún momento hayas coincido, parado en un semáforo esperando que se pusiera verde, con Puma, el Chino. Este personaje, se cree que sudamericano, puede que de Perú, de ciertos rasgos orientales que le dan el sobrenombre, es toda una personalidad de los cruces de peatones.

Ofrece sus servicios en esta economía sumergida, limpiándote el vidrio del vehículo si quieres, vendiéndote paquetes de pañuelos de papel, bebida o bolsas de comida tipo patatas fritas o frutos secos. A veces ofrece al personal, que sí o sí tiene esperando en el semáforo, alguna atracción circense con algunas pelotas que lanza al aire con mucha habilidad recogiéndolas diligentemente para volverlas a voltear al cielo.

Si estuvieras un día entero viéndole moverse entre los vehículos parados llegarías a la conclusión que no se gana mal la vida para el trabajo que realiza.

Lo que la realidad esconde

El auténtico trabajo que ofrece el Chino al submundo criminal de la ciudad es ser un «punto de entrega/recogida». Puede entregar a la persona indicada algún pequeño objeto o nota aprovechando que le sirve algún producto de los que ofrece. O recogerlo al recibir el pago de su servicio, con la indicación de a quién debería entregárselo. Sigue leyendo

Rol Negro – Archivos de Clara #07 – Que bello es morir

Cuando tres personajes entraron en la agencia, vestidos como los 3 Reyes Magos, y quisieron contratar sus servicios para que recuperaran un camello que, supuestamente, les habían robado, no pudieron más que buscar la cámara oculta que debía de estar grabándolos. Tardaron unos minutos antes de confirmar que realmente tenían delante a unos potenciales clientes.

Estos señores, empresarios de renombre en Cunia, habían salido escopeteados hacia la agencia sin pararse a pensar que iban vestidos de Reyes Magos para pedir su ayuda en la desaparición de uno de los 3 camellos que habían conseguido. Estas fiestas que estaban a tocar eran ellos los que habían sido elegidos para representar a sus Majestades Reales en la cabalgata de Reyes que se iba a celebrar. Y ellos, como acto de reafirmación de su posición en la escala social de la ciudad, se encargaron de tener a su disposición un trio de los susodichos animales.

Y esta tarde al ir a «ensayar», al llegar al lugar donde tenían los animales, se dieron cuenta de que faltaba uno de ellos. La puerta estaba perfectamente cerrada con lo que deducían que no se había escapado por su propia voluntad. Sigue leyendo