Rol Negro – Invisible, Inc.

El videojuego

Cabecera Invisible Inc, fuente Wikipedia

Desarrollado por el estudio independiente canadiense Klei Entertainment, padres de otras obras muy interesantes como el muy recomendable Mark of the Ninja. Como este último es un juego de sigilo, pero esta vez por turnos. Esta mecánica atraerá sin duda a los aficionados a juegos como el X-COM, que en su segunda entrega tenía un acercamiento muy de sigilo para hacer emboscadas clásicas de las tácticas de guerrilla. Sigue leyendo

Comandos – Desperta Ferro

Creo que nunca le habíamos hecho una recomendación general a toda una cabecera, pero es que la revista Desperta Ferro (Ver) se ha ganado un hueco en las estanterías del sótano. Dada la vocación histórico rolera de alguno de nuestros juegos, no podíamos dejar de mencionarla. Si eres aficionado a la historia, como nosotros, seguro que encuentras algún número de algún tema que te interese. La revista está divida en tres colecciones: Antigua y Medieval (hasta la aparición de la pólvora), Moderna (del siglo XVI al XIX) y Contemporánea (del XX a la actualidad).

Portada del número dedicado a Poitiers en la guerra de los cien años en Desperta Ferro: Historia Antigua y Medieval

Sigue leyendo

Exo – The Expanse

The Expanse

La vida a veces te regala momentos. Como ávido consumidor de ciencia ficción, series y juegos de rol, me encontré con uno de esos momentos regalados viendo la serie “The Expanse” que me encontré en @NetflixES por casualidad, y a eso vengo, a recomendaros la serie y hablaros de su trasfondo y de sus tecnologías. Pero tranquilos, no haré spoilers. Sigue leyendo

Exo – La Flota Perdida (de Jack Campbell)

Tengo el recuerdo, aunque no estoy muy seguro, de que esta saga de libros la conocí de casualidad. Hablaba con alguien de la saga de Honor Harrington y me comentó que le echara un vistazo La Flota Perdida. Lo que no podría explicar es por qué aún no habíamos hablado de ella en esta sección de la revista.

Los libros editados en castellano

Sigue leyendo

Exo – La Saga Xenogénesis

Conocí la saga Xenogénesis hace muchos años cuando devoraba ciencia ficción como si no hubiera un mañana. La conocí de casualidad, un día que un amigo te deja un libro que te dice que te gustará, lo coges con cierto reparo, pero es de esos libros que luego deja una huella imborrable en tu recuerdo. Me leí el primer libro y me compré la saga entera porque era algo que quería atesorar en mi, por aquel entonces, pequeña biblioteca.

Portadas de los libros

Sigue leyendo

Comandos – Rikugun

Guía de las fuerzas de tierra japonesas 1937-1945

Como ya comentamos en el artículo dedicado al orden de batalla británico (Ver), no solemos recomendar libros en inglés salvo que creamos que nunca serán traducidos. Por otro lado, me habréis escuchado en alguna ocasión la dificultad de encontrar información sobre las fuerzas de combate en el escenario del Pacífico y, más concretamente, sobre los chinos y los japoneses. Rikugun son dos libros, en inglés como hemos comentado, que tratan en profundidad al ejército japonés y que están escritos por Leland Ness. Yo los descubrí gracias a un amigo que comentó en Facebook que se los había comprado (gracias Borja) y aunque no son baratos, estoy bastante contento con la compra. Eso sí, es un material muy específico y te tiene que gustar la logística (y los datos puros y duros) para sacarle partido al libro. Lo compararía a los libros descriptivos de David Glantz sobre el ejército soviético o al de Jolsen sobre el británico que he mencionado antes.

Portadas de los libros

Sigue leyendo

Comandos – Brave Men de Ernie Pyle

Ernie Pyle fue un periodista que narró la Segunda Guerra Mundial acompañando a diferentes unidades del frente de combate. Sus narraciones no se centraban en las operaciones o los éxitos militares, sino que narraba el día a día de los soldados, sus preocupaciones, sus rutinas, sus miserias y sus lujos. Sus escritos tuvieron mucha fama y llegó a publicarlos en trescientos periódicos simultáneamente. Ganador del premio Pulitzer y de un corazón púrpura (algo raro para un civil), su trabajo se recopiló tras su muerte, que ocurriría cerca de Okinawa pocos días antes del final de la guerra, en varios libros.

Portada de los libros

Los libros que recomiendo en esta ocasión se titulan Brave Men (hombres valientes) y cubren la campaña de Italia y los preparativos y el desembarco de Normandía. Confieso que cuando los compré no sabía de qué iban, pero llegaron a mi biblioteca por culpa de una tienda de Valencia que siempre tiene jugosas ofertas de libros de la Segunda Guerra Mundial (¡Vas a ser mi ruina París-Valencia!). Ese desconocimiento hizo que se mantuvieran en la pila de libros pendientes de lectura hasta que el pasado Día D que decidí que había llegado la hora. Fue una sorpresa agradable y esa es la razón por la que los reseño en esta sección.

Ernie Pyle era un periodista estadounidense, aprobado por el ejército estadounidense y que hablaba sobre el ejército estadounidense. Es decir, sus palabras rezuman patriotismo en cada adjetivo y, en ocasiones, sientes que el libro se vuelve algo empalagoso con esos valientes muchachos tan sacrificados por su patria. Si buscas un libro objetivo que hable de las batallas y las operaciones militares, este no es tu libro. Por el contrario, Brave Men tiene la virtud de hablar de la rutina del ejército, de las cosas cotidianas y como solucionaban los problemas más habituales. Su crónica no es militar, sino una especie de costumbrismo bélico (si se le puede llamar así).

En pocos libros encontrarás detalles de cómo se abrían las raciones K, como se construían las trincheras para dos personas, como conseguían iluminación en sus refugios los conductores de tanques, cómo se organizaban las recuas de mulas para llevar suministros la cima de las montañas, cómo se escribía el periódico, cómo se desembarcaba desde una LSTV, cuánto costaba un pollo y unos huevos en la Italia ocupada y, en definitiva, muchos detalles que no suelen aparecen en los libros de operaciones militares.

Es un libro que recomiendo a los directores de juego porque les ayudará a añadir esos detalles cotidianos de la guerra y les mostrará la personalidad de gente que se enfrentaba todos los días a la muerte, pero que solo hablaba de ello en esos largos momentos de tranquilidad entre batallas. La editorial Tempus (que parece que era un sello de Roca Libros por la redirección de la página tempuseditorial.com) ha desaparecido, pero he podido comprobar que los libros están de oferta en algunas páginas web e imagino que en algunas tiendas también estará (dónde yo los encontré). El precio es de oferta: unos 5 euros cada libro.

Retrato Ernie Pyle con unos soldados

En la aventura que incluimos en el libro básico de la tercera edición está esta fotografía diciendo que son los PNJ malvados de la aventura. La foto, naturalmente, no era de los personajes de la partida, sino que la habíamos sacado de contexto (que, por otro lado, desconocíamos) y reutilizado para nuestra aventura. Preparando este artículo hemos descubierto que nuestro capitán Priestley era en realidad Ernie Pyle compartiendo unos cigarros con los marines a los que estaba entrevistando en Okinawa. ¡Qué pequeña es la guerra a veces!

Rol Negro – Brick, cine negro destilado

No sé cuántas veces he pensado en ella desde la primera vez que la vi. Quizá demasiadas. De lejos podría parecer pequeña y rara, pero de cerca, todo lo que salía de su figura, gestos, palabras, sonidos y hasta aromas imaginados, formaban un conjunto casi perfecto. Quizá no era la mejor película de género negro de la historia y sin embargo, apenas cruzó el umbral de mi oficina y comenzó a hablarme de su mundo, se convirtió en mi favorita. Sigue leyendo

Comandos – Corazones de Acero (Fury)

Esta es una película que cruzó por debajo de mi radar que siempre está atento a las películas sobre la Segunda Guerra Mundial. El caso es que no me enteré que la estrenaban y aunque no sé si hubiera ido al cine a verla en su momento, me la encontré por sorpresa en la televisión hace unos días. Sin saber nada de ella, sin ideas preconcebidas, debo decir que la película me gustó. ¿Y porqué me gustó? Por dos razones: Sven Hassel y Comandos. Sigue leyendo