Comandos – Nellie

Cultivator número 6

La excavadora de trincheras observadas por oficiales británicos.

Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial era difícil adivinar cómo de diferente sería con respecto a la Primera. Y la imagen de las trincheras como la mejor defensa contra la penetración enemiga aún persistía en la mente de muchos miembros del ejército británico. Es cierto que los carros de combarte habían roto los frentes estáticos, pero quizás era algo temporal. Al comienzo de la invasión alemana de Polonia, Chamberlain, primer ministro británico, nombró Primer Lord del Almirantazgo (el equivalente a Ministro de Marina) a Winston Churchill y en dicho puesto, el que más tarde sería conocido como adalid de la resistencia británico, tuvo autoridad y presupuesto para recuperar algunas de sus viejas ideas de la Gran Guerra.

Una de esas ideas era una máquina capaz de abrir una zanja tras la cual podrían avanzar vehículos e infantería para alcanzar trincheras o posiciones fortificadas enemigas. En defensa de Churchill diremos que él no se planteaba una guerra de trincheras (sabía que el carro de combate la había dicho desaparecer), pero sí la necesidad de atacar Alemania a través de la Línea Sigfrido (las defensas a lo largo del Rin enfrentadas a la Línea Maginot francesa. El proyecto fue conocido en clave como «Conejo Blanco» (White Rabbit). Sigue leyendo

Sistema Sombra – Iniciativa variable

Muchos juegos de rol establecen la iniciativa de las escenas de acción (e, incluso, de cada turno) mediante algún método de azar. Ya sea mediante el lanzamiento de un dado, la extracción de una carta o sacando nombre de un sobrero, el azar forma parte del cálculo de la iniciativa.

El Sistema Sombra considera que dicho azar tiene dos efectos que no nos gustaban: por un lado, le resta importancia a los atributos de los que depende la reacción del personaje (y considerando que la descripción del personaje con 15 atributos es uno de los ejes del sistema no parecía apropiado) y, por otro lado, añadía una mecánica adicional que restaba agilidad a la resolución de acciones (lo que también iba un poco en contra con el concepto «una tirada por acción» que es también la base del Sistema Sombra).

Sin embargo, reconocemos que el azar le da cierta incertidumbre y expectativa a la resolución de las escenas de acción. El azar crea suspense. No te recomendamos que lo hagas cada asalto, pero en cada escena podría ir acorde con el estilo de tu mesa de juego o a lo que estén acostumbrados de otros juegos. Sigue leyendo

Comandos – Aterrizajes

Este artículo es continuación de las reglas ya desarrolladas en:

01 – Introducción B-17 (19253 Ver)
02 – Preparando la misión (19452 Ver)
03 – El B-17 por dentro (19554 Ver)
04 – Ataques alemanes (1ª parte) (19653 Ver)
05 – Defensa del B-17 (19752 Ver)
06 – Ataques alemanes (2ª parte) (20152 Ver)
07 – Daños por ataques alemanes (20252 Ver)

08 – Bombardeo (20252 Ver) Sigue leyendo

Comandos – Bombardeo

Este artículo es continuación de las reglas ya desarrolladas en:

01 – Introducción B-17 (19253 Ver)
02 – Preparando la misión (19452 Ver)
03 – El B-17 por dentro (19554 Ver)
04 – Ataques alemanes (1ª parte) (19653 Ver)
05 – Defensa del B-17 (19752 Ver)
06 – Ataques alemanes (2ª parte) (20152 Ver)

07 – Daños por ataques alemanes (20252 Ver) Sigue leyendo

Comandos – Navidad en Bastogne

Estamos a finales de 1944 en Europa Occidental, en medio de lo que se conocerá como la Batalla de las Ardenas (o la Batalla del Saliente), pero lo único que se sabía en aquel momento es que los alemanes habían lanzado un demoledor contrataque en la línea que dividía a los ejércitos británicos y estadounidense, que había roto el frente y que sus carros de combate amenazaban con llegar al Mosa y si lo cruzaban, llegar a Amberes lo que cercaría y aislaría a todas las tropas británicas contra el mar (otra vez). Tras los primeros días de desconcierto, las tropas Aliadas empiezan a organizarse y algunas decisiones puntuales de resistencia a ultranza empiezan a dar sus frutos. Uno de estos puntos fuertes fue Bastogne, quizás el más conocido, y que tuvo la virtud de dificultar el avance de las tropas alemanas y, en especial, de interrumpir sus líneas de abastecimiento.

Estamos en la madrugada de nochebuena, 24 de diciembre, y Patton ha hecho girar noventa grados a todo su ejército y se dirige de cabeza a liberar a los pobres paracaidistas. Sin embargo, tardará algunos días en llegar. Son fechas delicadas y la moral de los hombres puede quebrarse si no saben que el rescate está en camino. Alguien, los PJ, tiene que avisar de la llegada y llevar a esos hombres algunos presentes navideños. Sigue leyendo

Comandos – Kyushu J7W1 Shinden

Según transcurría 1943, el mando japonés se dio cuenta que tenía que desarrollar un interceptor que fuera capaz de dar caza a los B-29 estadounidenses que volaban a gran altitud. Los cazas que tenían hasta ese momento eran incapaces de alcanzarlos, los que les permitía volar sin oposición y arrojar sus bombas en casi cualquier lugar. Lo único que los detenía, por ahora, era la necesidad de aeródromos grandes para despegar.

A principio de 1943, Masayoshi Tsuruno estaba desarrollando un avión donde los estabilizadores horizontales iban colocados delante de las alas (lo que en aeronáutica se llama perfil canard, pato en francés). Los primeros aviones (principio del siglo XX) se diseñaron así, pero los estabilizadores acabaron colocados detrás de las alas por la tendencia de estos a restar sustentación al avión. Sin embargo, este perfil hace al avión más maniobrable a grandes velocidades y es por ello que Tsuruno estaba experimentando con la idea en Dai-Ichi Kaigun Koku Gijitsusho (primer arsenal naval de Yokousa). Sigue leyendo

Comandos – Rhino Heavy Armoured Car

Rhino. Imagen de dominio público cedida por el Imperial War Museum de Australia

La velocidad con la que se desarrolló la Segunda Guerra Mundial en los primeros años pilló por sorpresa a Gran Bretaña. Lejos de los ritmos lentos (a costa de vidas en las trincheras), la guerra puso a los británicos contra las cuerdas en los primeros meses. Muchos países de la Commonwealth dependían de la metrópoli para el suministro de armamento (y sobre todo vehículos), pero ellos tenían otros problemas. Habiendo dejado todo el material pesado en Dunquerque, reequipar a sus tropas era la prioridad. Pasó bastante tiempo, casi hasta la entrada de Estados Unidos en la guerra, hasta que Gran Bretaña pudo atender la demanda. Las naciones con posibilidades (Canadá, Australia) se lanzaron al diseño y fabricación de sus propios modelos de vehículos de combate. Sigue leyendo

Comandos – Daños por ataques alemanes (3ª parte)

Este artículo es continuación de las reglas ya desarrolladas en:

01 – Introducción B-17 (19253 Ver)
02 – Preparando la misión (19452 Ver)
03 – El B-17 por dentro (19554 Ver)
04 – Ataques alemanes (1ª parte) (19653 Ver)
05 – Defensa del B-17 (19752 Ver)

06 – Ataques alemanes (2ª parte) (20152 Ver) Sigue leyendo

Comandos – Operación Aníbal

Tras la intervención alemana en los Balcanes y la captura de Yugoslavia y su capital, las tropas alemanes atacaron Grecia para ayudar a sus aliados italianos (a los que no les iba muy bien) y para evitar que los británicos se hicieran fuertes en el sur del país (lo que hubiera implicado tener clavado al enemigo en un flanco del previsto ataque a la Unión Soviética).

El puente sobre el canal de Corintio. Imagen de dominio público

En el avance Aliado se interponía un importante obstáculo artificial, pero que era cómo un río que no se podía pasar: el canal de Corintio. Está construcción, de la antigüedad, era una enorme hendidura que dividía la parte continental de Grecia en dos y estaba cruzada por una única carretera y su puente. Los alemanes sabían que el puente permanecería en pie mientras los defensores griegos pudieran retirarse, pero una vez rotas las defensas (lo que ocurriría rápido porque los alemanes tenían previsto atacar desde la frontera yugoslava y búlgara), el puente colapsaría y el retraso de reconstruirlo daría tiempo a los británicos a reafirmar sus posiciones al sur. Sigue leyendo

Comandos – Operación Acid Drop

El Comando número 5 se formó en las primeras semanas de julio de 1940 al igual que otros grupos de operaciones especiales y, junto con el número 6 tenía su origen en el mando occidental de Gran Bretaña. En octubre de 1940, ambos comandos incluidos en el 5º batallón de Servicios Especiales que estaba bajo las órdenes del teniente coronel Sanguinetti (del regimiento de Hampshire) y trasladó su base a Falmouth.

miembros del Comando No.5 en el entrenamiento del campamento Bulford en Junio de 1940. Imagen de Dominio Público obtenida del Archivo de Comandos veteranos.

Miembros del Comando No.5 en el entrenamiento del campamento Bulford en Junio de 1940. Imagen de Dominio Público obtenida del Archivo de Comandos veteranos. Sigue leyendo