Exo – Cuestión de fe

Cuando uno se apunta a los exos, cree que todo serán combates espaciales, luchas a muerte con alienígenas desconocidos y diversión desenfrenada en locales de mala reputación; la realidad es que la mayor parte del tiempo es esperar, dejar pasar las horas flotando en el espacio hasta que llegue la siguiente guardia en la que te vas a tu camastros dejando pasar el tiempo hasta que llega el momento de volver al puente. Aburrimiento en el que desearías que apareciera una flota verriana en los sensores para entretenerte con algo.

En esos pensamientos estaba el piloto de la 501 cuando los sensores le avisaron del fin de la tranquilidad. ¡Qué demonios! Un enorme celatán había aparecido de la nada. Aquellos malditos bichos iban y venían del espacio normal sin avisar, sin arrastrar las radiaciones de Cherenkov como hacían la gente que respetaba la física. Se dirigía hacia ellos, así que no anduvo con sutilezas y le dirigió todos los sensores activos de los que la Victoria B estaba provista (y eran muchos). El visitante no parecía hostil, lo que quería decir que no llevaba pegado a la piel ninguno de esos malditos ingenios aioll. Sigue leyendo

Comandos – Blitz

29 de diciembre de 1940

Desde principios de septiembre, Londres, al igual que otras ciudades británicas, estaban bajo el punto de mira de los bombarderos de la Luftwaffe. Se trataba de una guerra de desgaste en la que los alemanes pretendían aniquilar desde el aire la capacidad bélica e industrial y derrumbar moralmente a los británicos. La campaña fue un fracaso y lejos de desunir a los británicos, los hizo más fuerte, pero en esos últimos días de 1940 nadie sabía aún que saldrían victoriosos?

Londres vivía bajo la contante amenaza de bombardeos, los niños que no se habían evacuado en los primeros meses de la guerra, ahora habían abandonado la ciudad y esta era solo un espejismo fantasma lleno de adultos somnolientos (por dormir en los refugios) y cenicientos (el agua estaba cortada en muchos barrios y el polvo de los escombros y las cenizas de los incendios lo cubrían todo).

Tus personajes, si aún quieren embarcarse en esta aventura, pertenecen a la Policía Metropolitana de Londres (Scotland Yard, para entendernos) y tiene la responsabilidad de velar por los ciudadanos y los inmuebles antes, durante y después de los bombardeos. Son los que gritan a la gente para que corra a refugiarse, los que abren las puertas cuando acaba el peligro y los primeros que empiezan a quitar escombros para liberar a los atrapados bajo los cascotes. Afortunadamente, el barrio de los PJ no es de los más bombardeados, no están en el centro ni en la zona industrial, sino en una zona casi residencial del noroeste de Londres (Harrow). Sigue leyendo

Exo – Fobia al telecompromiso

¿Este tío está tratando de venderme algo?

En una sociedad tan avanzada como la de Exo, lo ciudadanos están acosados por las empresas que venden productos interesantes e imprescindibles para la vida cotidiana: comunicaciones a la GWW con dataópticos de última generación, seguros de accidentes que repatrian tu cuerpo estés donde estés, alarmas antirrobo con llamadas a cuerpos de seguridad privada y un sinfín de ofertas más. Es un bombardeo continuo, con llamadas, mensajes de voz, imágenes que la mayoría aprenden a sortear con resignación haciendo la vida de esos teleoperadores más complicada. Son capaces de lidiar con los servicios de atención al cliente con maestría sin caer en las trampas de mercadotecnia que despliegan ante ellos: por un solo euro más podría ampliar la oferta?

Hay algunos individuos, sin embargo, que han tenido tan malas experiencias con estos servicios que desarrollan cierta fobia (o animadversión) a cualquier servicio que se contrate de esa manera y antes que conectarse a un servicio de chat de voz, prefieren consultar la página de texto de la compañía, casi siempre complicada y falta de datos, o a un puesto de venta directa donde puedan interactuar con la persona en directo, viendo si está intentando engañarles. Estas personas nunca se creerán nada cuyo origen sea una llamada comercial o una oferta de la GWW. De estas personas decimos que tienen miedo al telecompromiso. Sigue leyendo

Comandos – Piloto de caza británico

1940

Pilotos de la RAF

La caída de Francia a manos de los alemanes y la repatriación in extremis de la Fuerza Expedicionaria Británica de Dunkerque dejó a las islas británicas y, en mayor medida, al sur de Inglaterra, con el temor de una invasión alemana a través de las aguas del Canal de la Mancha. Dicho temor fue tan real que el gobierno británico llegó a emitir un parte a los servicios de emergencia advirtiéndoles que se esperaba la invasión en las siguientes 24 horas. Hoy sabemos que nunca ocurrió y que los alemanes carecieron de posibilidades de llevarla a cabo, pero en esos meses finales de 1940, la aviación británica, la RAF, luchaba en los cielos de Inglaterra para evitar que la Luftwaffe se hiciera con el dominio del aire. Sus objetivos eran las instalaciones de radar, los aeródromos y las instalaciones de importancia estratégica (como las fábricas de aviones), pero cambiaron de objetivos y se concentraron en atemorizar a la población civil (y en concreto a Londres) en la creencia de que si doblegaban su voluntad de resistir, acabarían rindiéndose. Sigue leyendo

Comandos – Herramienta de trinchera M-1943 EEUU

Pala plegable M1943 de los Estados Unidos - imagen de ima-usa.com

Aunque la Primera Guerra Mundial es conocida como la «guerra de trincheras«, las herramientas de trinchera no se fabricarían hasta después de la misma. Las grandes construcciones que agujerearían todo el frente occidental requirieron de herramientas más potentes y una pequeña y manejable herramienta transportable por el soldado no era una prioridad.

Fueron los alemanes y los austriacos quienes desarrollaron las primeras herramientas de trinchera en el periodo de entreguerras y los Estados Unidos, interesados por la idea, utilizaron la Klappspaten alemana como base para su modelo M-1943.

La herramienta consistía en un mango de madera con una cabeza de metal que formaba la pala y que tenía tres posiciones: 0º (plegada), 90º (que permitía usa la M-1943 como una pequeña azada) y 180º (la pala propiamente dicha). Cada una de las posiciones se fijaba con un sencillo pasador también de metal. El conjunto se suministraba con una bolsa de tela Sigue leyendo

Exo – ¡Muerte desde el cielo!

La instalación de leviatanes, ya destruida, les había llevado a ese planeta. Juana estaba utilizando la fragata como punto de abastecimiento y encuentro. No dudaba de sus capacidades de infiltración en el espacio profundo, pero ahora se trataba de entrar en un sistema enemigo, un enemigo que estaría bajo alerta.

Juana se encontraba en órbita, dentro de una de las Victoria. Genweb y Fernandez estaban realizando un EVA un poco especial. Habían saltado desde la nave a una instalación orbital automatizada de los aioll. Era como una especie de silvano enorme que retorcía sus tentáculos siguiendo extraños impulsos. En su cabeza llevaba adherido un complejo sistema de telemetría y láseres. Si se había percatado de su presencia no había dado muestras de ello. Quizás fuera más inteligente de lo que parecía y Juana lamentó no poder liberarlo de su condición. No sabía cómo hacerlo y, probablemente, lo mataría. Lo que sus dos tripulantes estaban haciendo era instalar una interferencia los sensores del ser?, del dispositivo, le costaba pensar en él en términos de maquinaria. Sigue leyendo

Comandos – Cavando trincheras improvisadas

En cuanto el oficial o suboficial al mando detecta que puede haber problemas, da la orden de «cuerpo a tierra«, pero cuando el problema es de envergadura, la orden suele ser más expeditivas: «Cavad, por vuestras vidas, cavad«. En ese momento los soldados cogen cualquier cosa que tengan a mano con que hacer un agujero en el suelo y se ponen a cavar. Hay herramientas de trinchera (una especie de palas plegables), hay machetes o bayonetas, hay cascos o las propias manos, cualquier cosa vale. Si se da esa orden es porque se les viene encima algo gordo, un bombardeo artillero, un vehículo o algo peor.

Si no están en una situación apurada, los soldados cavarán una trinchera siguiendo el manual, con sus tablones para aislar el fondo de la humedad, sus sacos terrenos en la parte superior, sus ensanches para permitir el paso, sus apoyos para disparar por encima de la trinchera, etc. Esta es una acción automática que agotará a los personajes, pero que harán bien. Hablamos de esa situación en la que no tienes mucho tiempo para realizar la tarea, hay que hacer un agujero donde esconder lo más rápidamente posible tu cuerpo. Sigue leyendo

Comandos – Operación Chariot

La derrota de Francia en 1940 puso en una difícil situación a Gran Bretaña. La más inmediata, una posible invasión alemana parecía alejarse gracias a la decidida y acertada acción de la RAF, pero la amenaza de la guerra submarina hacía que el abastecimiento de las islas estuviera en peligro. Gran Bretaña sabía las posibilidades de esa estrategia porque era la misma que ellos habían usado contra Alemania durante la Primera Guerra Mundial, el bloqueo marítimo que impedía la llegada de materias primas al país.

La costa francesa era un óptimo lugar desde el que podían operar los submarinos, principales responsables de la guerra contra el tráfico marítimo que se estaba desarrollando en el Atlántico. Los puertos franceses en manos alemanas aumentaban el peligro al reducir el tiempo de tránsito de las embarcaciones a los lugares de ataque a los convoyes. Se había tomado medidas para protegerlos, incluso aquellos puertos que estaban cerca de Gran Bretaña eran castigados por la RAF de forma sistemática (hasta el punto de obligar a los submarinos a sumergirse para entrar o salir de ellos), pero había un puerto en la costa sur de la Bretaña francesa, a orillas del río Loire, que era un hueso duro de roer para la aviación. Hablamos de St. Nazaire. A diferencia de otros puertos franceses, el puerto tenía un dique seco de gran tamaño donde se podría reparar buques de superficie de gran tonelaje, incluyendo al Bismark. Por todo ello, el mando británico decidió realizar una operación de comandos para destruir las instalaciones portuarias de la ciudad de St. Nazaire, esa operación recibió el sobrenombre de Chariot. Sigue leyendo

Sistema Sombra – Acciones extendidas

Una nueva reformulación

En el número 125 de la revista abordamos una alternativa para la resolución de las acciones extendidas (12552 Ver). Este artículo es una evolución de las ideas esbozadas hace unos años.

Algunas acciones requieren de más de un asalto para resolverse. A estas acciones las denominamos acciones extendidas. Algunos ejemplos de estas acciones son curar a un herido, conducir un vehículo, abrir una cerradura, buscar información, etc. Cuando estas acciones se resuelven fuera de las escenas de acción no es muy importante el tiempo transcurrido y el director de juego puede asumir que el resto de personajes esperan a que su compañero termine o que, a su vez, hacen otras acciones extendidas.

Las acciones de dificultad extendidas siempre se resuelven después de que todas las acciones de asalto se hayan resuelto (no importa la iniciativa que tenga el personaje que realiza la acción extendida). Además, la tirada de acción no se realizará al principio de la acción, sino durante o al final como veremos a continuación. Sigue leyendo

Comandos – La Jungla

Un ejemplo de jungla, fotografía de pexels.com/CC0 - https://www.pexels.com/photo/asia-chiang-mai-doi-inthanon-environment-130150/

La jungla o selva es un bosque denso que se caracteriza por ser muy frondoso, tener gran variedad de plantas (y animales) y muchas de ellas de hojas grandes. Las copas de los árboles, que alcanzan alturas de varias decenas de metros, cubren todo lo que hay debajo de ellos creando un entorno de penumbra permanente donde se conserva la humedad y crecen todo tipo de musgos y helechos. También te toparás con lianas y plantas aéreas (que crecen en los huecos de las ramas o de las piedras con las raíces al aire).

Es un tipo de ecosistema habitual de los trópicos, pero en Comandos de Guerra, el Pacífico, el Sudeste Asiático y algunas zonas de África son los entornos donde tus personajes pueden vérselas con entornos de jungla o selva. También hay jungla en Centroamérica y el norte de Sudamérica, pero no es habitual que las partidas de Comandos transcurran en esos lugares. Sigue leyendo