Comandos – Los Diablos Negros

Entre las unidades especiales que combatieron en la Segunda Guerra Mundial cabe destacar a los «Diablos negros» o Primera Fuerza de Servicios Especiales. Se trataba de una unidad de combate creada al estilo de los comandos, pero con capacidad para luchar en zonas montañosas, cuyas técnicas inspirarían al resto de fuerzas especiales creadas con posterioridad, como los Boinas Verdes, la Fuerza Delta, los SEAL y la JTF-2 canadiense.

Para más información sobre esta unidad puedes ver el documental «The Devil’s Brigade : The First Special Forces Ver»

Proyecto Plough.

En marzo de 1942 la II Guerra Mundial se encontraba, podríamos decir, en una nueva fase. Al final del año anterior Japón y Alemania habían declarado la guerra a Estados Unidos, y estos se habían unido al contraataque aliado que hasta el momento habían liderado Reino Unido desde el oeste y la Unión Soviética desde el este. Los birtánicos empezaban a bombardear intensamente a Alemania y Japón estaba a la ofensiva en el Pacífico.

En ese contexto, el periodista Geoffrey Pike, que en ese momento trabajaba en la Comandancia Británica de Operaciones Combinadas, le presentó el Proyecto Plough a Lord Louis Mountbatten, quien en ese momento era Jefe de Operaciones Combinadas y responsable de la planificación inicial de la Operación Overlord para el desembarco de las fuerzas aliadas en el continente europeo.

El Proyecto Plough proponía la creación de una pequeña fuerza de élite capaz de combatir tras las líneas enemigas en condiciones de montaña e invierno, con la principal misión de sabotear las infraestructuras de energía de los países ocupados. En ese momento ya se rumiaba la idea de reventar centrales hidroeléctricas en Noruega para detener la producción de agua pesada y forzar la marcha del ejército alemán del país, permitiendo a los aliados contactar con las fuerzas soviéticas. Pyke proponía que este grupo de comandos estableciera en las montañas noruegas una base encubierta para acciones de guerrilla contra los ocupantes alemanes (13842 Ver), equipados con un vehículo especial de nieve también propuesto por el periodista, educador y futuro inventor.

El plan encajaba con la filosofía de innovación militar impulsada por Churchill pero el esfuerzo sobrepasaba la capacidad de la industria británica, por lo que se decidió ofrecer el proyecto a los Estados Unidos ese mismo mes. Los norteamericanos aceptaron y el mes siguiente se comenzó el diseño del vehículo especial, un T-15 de la marca Studebaker, que acabaría convirtiéndose en el M29 Weasel.

Sin embargo, Plough contó con detractores que veían numerosos problemas tácticos en la opción de Noruega, tanto para llevar las tropas al país como para retirarlas de ser necesario. También generaba muchas dudas la capacidad de un grupo así para hacer un daño realmente importante a las instalaciones, prefiriendo estos militares la opción del bombardeo. Finalmente, se dio la orden al Mayor Robert T. Frederick, el primero de estos detractores del plan, de formar y liderar la unidad, no sin antes ascenderle al cargo de Coronel. El 9 de julio de 1942 la Primera Unidad de Servicio Especial pasaba a estar activa, compuesta por 1.800 hombres agrupados en tres pequeños regimientos de composición mixta estadounidense – canadiense que se entrenarían en Fuerte Wililam Henry Harrison, cuyos alrededores eran adecuados tanto para el entrenamiento en paracaidismo como en esquí y montañismo.

En acción

Después del entrenamiento, de pasar por varios cuarteles y por la invasión de las islas Aleutianas, en octubre de 1943 la unidad fue destinada por fin a una misión del tipo para el que se les había preparado. Se les envió a Casablanca (en la Argelia francesa) y desde ahí a Nápoles y al frente Italiano. Durante el mes de diciembre de ese año, sus acciones en la zona de Monte la Difensa que formaba parte de la línea Bernhardt hicieron a la unidad famosa por ser capaz de tomar varios objetivos considerados impenetrables entre el 3 y el 25 de diciembre, aunque sufriendo ¡un 77% de bajas!

La toma de una de estas posiciones sería la base para la película de 1968 «La Brigada del Diablo».

En febrero de 1944 la Fuerza Especial fue enviada a las playas de Anzio como parte de la Operación Shingle para tomar el Canal Mussolini. Fue en Anzio donde el Servicio Especial recibió el sobrenombre «Brigada del Diablo» por parte de los propios alemanes, que les llamaban «Die scharzen Teufel» o «diablos negros» por su costumbre de pintarse la cara de negro con betún para ocultarse, y por lo agresivo de sus patrullas.

Primera Fuerza de Servicio Especial preparándose para una patrulla nocturna en Anzio, Operación Shingle, Italia, abril de 1944. Imagen en Dominio Público. Autor: Teniente C.E. Nye.

Autor: Teniente C.E. Nye. Primera Fuerza de Servicio Especial preparándose para una patrulla nocturna en Anzio, Operación Shingle, Italia, abril de 1944. Imagen en Dominio Público.

En su última misión ofensiva, los Diablos fueron enviados a las Islas de Hyères en el contexto de la Operación Dragoon para la invasión del sur de Francia (14 de agosto de 1944). Al mes siguiente serían enviados a posiciones defensivas en la frontera franco-italiana.

La unidad sería disuelta el 5 de diciembre de 1944, honrados con una parada militar en las cercanías de Villeneuve-Loubet, una de las localidades que más costó a la Primera Unidad Especial capturar. En total, los Diablos habían provocado 12.000 bajas enemigas y hecho 7.000 prisioneros.

Personajes Diablos Negros

La Primera Fuerza de Servicios Especiales se nutrió principalmente del alistamiento voluntario a través de anuncios del ejército que pedían específicamente hombres que hubieran trabajado como leñadores, cazadores, forestales y similares.

Además, se les proporcionaba un entrenamiento superior al de cualquier soldado corriente, incluyendo combate cuerpo a cuerpo, paracaidismo, esquí, escalada, operaciones de desembarco, manejo de armas, demoliciones y técnicas de supervivencia, centrándose en especial en escenarios de montaña e invierno.

También se les entrenaba en el uso de armas no convencionales, así como armamento limitado como la ametralladora M1941 Johnson y un cuchillo de combate propio de la unidad llamado V-42.

El equipamiento y los uniformes de la unidad los proporcionaban los Estados Unidos, pero los soldados canadienses recibían una paga y mantenían unas normas de conducta conformes a las del ejército de su país.

Personal de la Primera Fuerza de Servicio Especial recibiendo instrucciones antes de una patrulla nocturna en Anzio, Operación Shingle, Italia, abril de 1944. Imagen en Dominio Público. Autor: Teniente C.E. Nye.

Autor: Teniente C.E. Nye. Personal de la Primera Fuerza de Servicio Especial recibiendo instrucciones antes de una patrulla nocturna en Anzio, Operación Shingle, Italia, abril de 1944. Imagen en Dominio Público.

La puntuación de mando de los personajes de los Diablos Negros comenzará siendo 12. En cuanto a la moral de los personajes recién creados será de -1 hasta enero de 1944. Ese mes la moral pasará a ser +0 hasta marzo de ese año, en que pasará a ser de -3. Con su traslado a posiciones defensivas la moral volverá a +0.

Conviene que los personajes se creen con buenas puntuaciones en Camuflar, Esconder, Escuchar, Orientación, Trepar, Paracaidismo, Armas blancas y Matar en silencio. A la hora de escoger virtudes deberían dar preferencia a Muy fuerte, Educación salvaje, Resistencia al dolor, Aguante físico y Duro. En cuanto a defectos, deberían preferirse Costumbre molesta, Orgulloso, Desconocimiento social, Cicatriz o Mala reputación. Igualmente deben evitarse defectos como Cojera, Miedoso, Indecisión, Cobarde, Ruidoso, Sensible al dolor o Sensible a imágenes duras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *