Pangea – Azagaya del uro blanco

Azagaya del uro blanco

La azagaya es la punta de hueso que se coloca en el extremo de las lanzas para que estas puedan penetrar en la piel de los animales. Suelen llevar un atado simple de cuerda que evita que se mueva en vuelo y, en general, al extraer la lanza, la azagaya se queda dentro del animal y se recupera tras cortar la piel y repartir la lanza. En los grakines suele ser la prueba de la virtud del cazador cuando su azagaya se saca del animal. Es por ello, que los cazadores las adornan o graban para que se pueda reconocer. Que tu azagaya esté en el corazón del animal abatido es una muestra de precisión cazadora y es respetado por el resto del grakin ofreciéndote la mejor parte del animal.

La azagaya del uro blanco está fabricada con el cuerno de un uro albino de las montañas y no lleva ninguna marca ni señal, pero es un poderoso fetiche que otorga mayor precisión al cazador (-3 a las TA). Se cree que solo existe una azagaya en toda Pangea, pero la verdad es que hay varias sin llegar a ser muy numerosas. Se desconoce cómo se han fabricado ni quién las ha hecho y, evidentemente, hay algunas azagayas falsas en manos de comerciantes sin escrúpulos con clientes crédulos. Sigue leyendo

Pangea – Agua de vida y muerte

Agua de Vida y Muerte

El llamado agua de vida y muerte es, casi con toda seguridad, uno de los fetiches más antiguos y, también, más poderosos de todo el continente de Pangea.

Se trata de un recipiente, poco más que un canto rodado en realidad, toscamente ahuecado para contener agua. Nadie sabe quién lo talló, ni tampoco cuándo, cómo o por qué. Lo único que se sabe es que ha existido desde incontables generaciones, pasando de manos de un chamán a otro, y que es un fetiche poderoso, extremadamente peligroso de usar… Sigue leyendo

Pangea – Palos de Lluvia

Aunque para algunas fuentes no es más que un instrumento musical, para los habitantes de Pangea es una poderosa herramienta de los chamanes, que la utilizan para controlar el tiempo de preparados y danzas rituales. Tienen varios palos de lluvia de diferentes grosores y longitudes. Por lo general, es un aprendiz avanzado quién se encarga de los palos de lluvia y los va dando vueltas mientras el chamán realiza el ungüento o la ceremonia.

Palo de lluvia

Sigue leyendo