Pangea – Los siete siniestros

Los siete siniestros

Hace mucho tiempo, una mujer perteneciente a una de las tribus mendwan de las llanuras se casó con el hombre al que amaba desde niña. Algunas estaciones después, la pareja acudió al chamán de la tribu para pedirle ayuda, puesto que no lograban que ella quedase preñada. Sin embargo, el chamán no pudo ayudarles, puesto que descubrió que la mujer había nacido estéril y la magia necesaria para corregir tal situación estaba más allá de su alcance. Tras saber que la mujer no podría darle hijos, el hombre repudió a su esposa y la abandonó a su suerte, negándose a proporcionarle sustento.

Condenada a malvivir a costa de lo poco que podía forrajear por sí misma y a mendigar comida a amigos y familiares. Día tras día crecía su miseria y su resentimiento, al mismo tiempo que se reducían las raciones que era capaz de reunir y sus conocidos comenzaban a negarse a ayudarla por más tiempo. Hambrienta y desesperada, la gota que colmó el vaso de su razón fue ver cómo el hombre que había sido su esposo acogía a otra mujer bajo su techo. Sigue leyendo

Pangea – Amor de Hierro

Amor de Hierro - Cristales de Magnetita sobre una roca Skarn, procedente de Marcona, Ica, Perú, autor Rojinegro91

Se denomina así a un mineral utilizado por los chamanes dwaldur, pero que también se ha visto en ocasiones en manos de los guerreros. Este mineral de color gris metálico está formado por una gran cantidad de cristales entremezclados de aristas rectas, aunque no afiladas. No es un material fuerte y no tiene utilidad para fabricar puntas de lanza o similares. Eso sí, es un material raro, difícil de encontrar.

Es apreciado por su afinidad con el hierro al que se pega con inusitada fuerza. Se desconoce el motivo, incluso los más sabios de los dwaldur, pero parece que el hierro ejerce cierta atracción sobre esta roca. Algunos especulan si no se trata en realidad de un animal que se alimenta de hierro; se ha comprobado que si se deja en contacto la piedra con un arma de hierro, esta se acaba estropeándose (se oxida y le aparecen herrumbres en la zona de contacto). Se cree que es el animal alimentándose de la esencia del hierro. Los detractores aseguran que no puede tratarse de un animal porque si se le divide en cachos más pequeños sigue mostrando las mismas características y ningún animal sobrevive a ser troceado. En todo caso, argumentan, sería una planta. Sigue leyendo

Pangea – Escultura viviente

Santuario

En tiempos remotos, los chamanes kotai esculpían estas estatuas en forma de animal a partir de ciertas piedras, rocas o cantos de río especiales, elegidos por albergar aletargado en su interior un arbian, un espíritu de la naturaleza.

El chamán que la moldea con sus propias manos debe poner toda su voluntad y su corazón en su tarea, ya que de otro modo la atadura mística no tendrá éxito y la escultura estallará en mil añicos cuando el espíritu sea despertado y se revuelva furioso (probablemente hiriendo o matando al chamán).

Como primer paso, el chamán aspira el humo resultante de quemar ciertas hojas y raíces secretas para sumergirse en un trance místico, durante el cual emplea arcilla roja mezclada con su propia sangre para crear una estatua de barro. A modo de corazón, en el interior coloca la piedra que contiene el arbian. El chamán modela la arcilla, dándole la forma del tótem animal de la tribu. Al amanecer, tras terminar su obra, consagra su trabajo a sus ancestros derramando un cuenco de agua al amanecer y declamando sus nombres hasta donde alcance su memoria. Sigue leyendo

Pangea – Silbato dwaldur

Silbato dwaldur - la fotografía en realidad es un silbato de la cultura Hopewell (Ohio, EEUU, 400 a. C.)

Los dwaldur fabrican silbatos con los huesos largos de sus enemigos tras devorarlos. Prefieren usar los huesos de los brazos, aunque se han visto silbatos con huesos de la clavícula e, incluso, costillas. Suelen tener un puño de largo y un orificio acanalado que es el que produce el sonido. La médula interior es un manjar y se la comen, pero el interior del hueso es limpiado y limado a conciencia para afinar el instrumento.

El exterior del hueso se graba con dibujos y adornos geométricos a gusto del propietario. Existe una leyenda que asegura que las tallas las hacen con los dientes, pero, la realidad es que las hacen con instrumentos punzantes y que su aparente tosquedad es fruto de la inexperiencia artística de su fabricante. Sigue leyendo

Pangea – Azagaya del uro blanco

Azagaya del uro blanco

La azagaya es la punta de hueso que se coloca en el extremo de las lanzas para que estas puedan penetrar en la piel de los animales. Suelen llevar un atado simple de cuerda que evita que se mueva en vuelo y, en general, al extraer la lanza, la azagaya se queda dentro del animal y se recupera tras cortar la piel y repartir la lanza. En los grakines suele ser la prueba de la virtud del cazador cuando su azagaya se saca del animal. Es por ello, que los cazadores las adornan o graban para que se pueda reconocer. Que tu azagaya esté en el corazón del animal abatido es una muestra de precisión cazadora y es respetado por el resto del grakin ofreciéndote la mejor parte del animal.

La azagaya del uro blanco está fabricada con el cuerno de un uro albino de las montañas y no lleva ninguna marca ni señal, pero es un poderoso fetiche que otorga mayor precisión al cazador (-3 a las TA). Se cree que solo existe una azagaya en toda Pangea, pero la verdad es que hay varias sin llegar a ser muy numerosas. Se desconoce cómo se han fabricado ni quién las ha hecho y, evidentemente, hay algunas azagayas falsas en manos de comerciantes sin escrúpulos con clientes crédulos. Sigue leyendo

Pangea – Agua de vida y muerte

Agua de Vida y Muerte

El llamado agua de vida y muerte es, casi con toda seguridad, uno de los fetiches más antiguos y, también, más poderosos de todo el continente de Pangea.

Se trata de un recipiente, poco más que un canto rodado en realidad, toscamente ahuecado para contener agua. Nadie sabe quién lo talló, ni tampoco cuándo, cómo o por qué. Lo único que se sabe es que ha existido desde incontables generaciones, pasando de manos de un chamán a otro, y que es un fetiche poderoso, extremadamente peligroso de usar… Sigue leyendo

Pangea – Palos de Lluvia

Aunque para algunas fuentes no es más que un instrumento musical, para los habitantes de Pangea es una poderosa herramienta de los chamanes, que la utilizan para controlar el tiempo de preparados y danzas rituales. Tienen varios palos de lluvia de diferentes grosores y longitudes. Por lo general, es un aprendiz avanzado quién se encarga de los palos de lluvia y los va dando vueltas mientras el chamán realiza el ungüento o la ceremonia.

Palo de lluvia

Sigue leyendo