Pangea – Más allá de Pangea: Filogenia Evolutiva

Pangea es un mundo prehistórico, donde tiene cabida todas las especies estudiadas por la paleontología. MAS ALLÁ DE PANGEA es una serie de artículos en la que veremos, de forma más técnica y realista, algunas cuestiones de esta ambientación, alejándola de todo ese misticismo propio de cómo lo ven sus habitantes. En esta primera ocasión hablaremos sobre algunas de las especies que pueblan este mundo y de sus ancestros. Sigue leyendo

Pangea – Lagarto Vela (Edaphosaurus)

Lagarto Vela - Imagen de Dmitry Bogdanov, dmitrchel@mail.ru - CCBY-SA 3.0

El viento provoca remolinos de polvo en la cuarteada superficie del desierto del escorpión. La arena refleja sin piedad los abrasadores rayos del sol. Y en este lugar inhóspito, donde duros arbustos raquíticos crecen aquí y allá, camina un grupo de peculiares lagartos de tres varas de longitud, con una vela, repleta de protuberancias, a su espalda: los lagartos vela. Sigue leyendo

Pangea – Crónicas de Lanuk: Visiones de futuro

Hoy es un día triste para todos. Gobor se ha marchado. Los espíritus le han reclamado. A Gobor le encantaban mis historias. El siempre estaba atendiendo, como vosotros hacéis ahora, así que, que mejor forma de recordarle que con una nueva narración junto al fuego.

Recuerdo una vez, hace ya muchos ciclos, que llegó un mendwan al grakin. Su piel era morena, tostada por el sol, y sus ojos oscuros como la noche. Vestía la piel de un reptil, y en su espalda, justo sobre sus omóplatos, vestía un extraño arco de hueso y membrana. Por aquel entonces Gobor era tan solo un crío que pasaba las horas compitiendo amigablemente con mi hijo Lanuk. Fue precisamente nuestro fallecido compañero quien le preguntó a aquel extranjero por las pieles que portaba. Él le contó que se trataba de un extraño reptil que habitaba en el Desierto del Escorpión al que las tribus turgan, a las que el pertenecía, le conocían como “lagarto vela”. Una criatura de cuatro patas con una membrana en arco situada en su lomo. Sigue leyendo

Pangea – Drazhu

El Portador de la Ventisca, el mal encarnado del Wukran. Muchas son las historias que se narran sobre esta criatura, aunque muy pocos han sobrevivido a ella para poder contarlas. Fue en las afueras de Aguaclara cuando se le vio por primera vez. Allí donde esta bestia oscura aparece lo hace acompañado de un terrible temporal de nieve y frío. Las nubes cubren el cielo y, avanzando junto a el, avanzan criaturas deformadas por el toque del Wukran, portadoras de muerte y miedo. Con su poder aísla ciudades enteras mientras observa desde la lejanía, dejando que hordas y hordas de criaturas oscuras ataquen sin cuartel. Solo cuando la tormenta se encuentra en su momento más álgido, Drazhu se pone al frente del ejercito oscuro, transformándose en un portador de muerte y destrucción. Entonces atronadores tambores de guerra resuenan en el aire y la sangre comienza a teñir la blanca nieve. Sigue leyendo

Pangea – La tempestad de las cuatro manos de días

De nuevo al calor de la hoguera, ¿eh? Este maldito frío se mete en los huesos y ni si quiera la cercanía de las llamas lo quitan del todo. Pero créeme, recuerdo temporales mucho peores que este ¿Quieres seguir escuchando las historias de este viejo? Bueno, como quieras, pero no olvides que ha sido decisión tuya. Sigue leyendo

Pangea – El Nacimiento de Lanuk

Um ¿recién llegado? ¿No? Bah, que más da. Sea como sea creo que no nos han presentado, ¿no es cierto? Mi nombre es Embe. Si, lo se, soy viejo, viajero. Mis ojos han visto más drumas de las que puedo llegar a contar. He llevado una vida dura, y aún así he sido un mendwan feliz. Pero ven, no te quedes ahí pasmado. Acércate a la hoguera. La noche es condenadamente fría y lo agradecerás. Sigue leyendo

Pangea – Desde el principio de los tiempos

· Hace 4.000 m.a aproximadamente: Se crea el planeta al fusionarse grandes rocas en el vacío espacial. (El Gran Espíritu crea Pangea). Al principio Pangea es todo un océano de magma.

· Hace 3.300 m.a aproximadamente: La superficie del planeta se enfría. Miles de años después un asteroide impacta llevando consigo los primeros microorganismos vivos que habitarán Pangea. Sigue leyendo

Pangea – Nakub

Viento en el rostro y el reflejo del sol del atardecer en sus ojos claros. Sus largos cabellos morenos danzan al son de la silenciosa melodía del aire que transporta consigo el intenso aroma de su presa.

Ante el cazador se extiende la pradera que es su dominio, su territorio de caza… O al menos es lo que él cree. Pues el cazador aún es joven, e ingenuo e ignora que en Pangea el único amo es la muerte. La muerte atroz y salvaje que aguarda en cada rincón oscuro y bestia depredadora. Sigue leyendo