Exo – Tecnólogo

Tecnólogo en acción

En el universo EXO, la tecnología avanza a un ritmo endiablado, que pocos de sus habitantes son capaces de seguir su devenir. Continuamente salen al mercado nuevos modelos, equipos, programas, instrumentos y todo tipo de novedosas tecnologías que, a menudo, quedan obsoletas al cabo de unos pocos meses o años. Muchos profesionales de todo tipo de campos no disponen de la disposición, el tiempo o la oportunidad de mantenerse al tanto de las siempre cambiantes nuevas tecnologías. Así pues, no resulta extraño que muchos se hayan quedado «atascados» en su forma de hacer las cosas. Esa que aprendieron en su etapa de formación y salida al mercado laboral y con el que tan buenos resultados cosecharon en su momento, pero que ahora ya no funcionan. El tecnólogo es la solución a dicho problema.

Un tecnólogo es un especialista capacitado para trabajar en el campo de la tecnología aplicada. Es un asesor especialista en tecnología que domina una amplia variedad de campos, capaz de asesorar a cualquier profesional acerca de las últimas novedades que pueden permitirle mejorar en su labor o actividad. Estas personas combinan la actividad puramente intelectual con la actividad manual, pudiendo abordar un amplísimo abanico de proyectos. Su trabajo suele centrarse en la optimización de los equipos, procesos y dinámicas de trabajo. Su labor consiste en mantenerse a la última en cuanto a novedades recién salidas de las factorías de los principales fabricantes de máquinas y herramientas de la galaxia. A esa labor de asesoramiento la denominan tecnoasesoramiento. Sigue leyendo

Exo – Fobia al telecompromiso

¿Este tío está tratando de venderme algo?

En una sociedad tan avanzada como la de Exo, lo ciudadanos están acosados por las empresas que venden productos interesantes e imprescindibles para la vida cotidiana: comunicaciones a la GWW con dataópticos de última generación, seguros de accidentes que repatrian tu cuerpo estés donde estés, alarmas antirrobo con llamadas a cuerpos de seguridad privada y un sinfín de ofertas más. Es un bombardeo continuo, con llamadas, mensajes de voz, imágenes que la mayoría aprenden a sortear con resignación haciendo la vida de esos teleoperadores más complicada. Son capaces de lidiar con los servicios de atención al cliente con maestría sin caer en las trampas de mercadotecnia que despliegan ante ellos: por un solo euro más podría ampliar la oferta?

Hay algunos individuos, sin embargo, que han tenido tan malas experiencias con estos servicios que desarrollan cierta fobia (o animadversión) a cualquier servicio que se contrate de esa manera y antes que conectarse a un servicio de chat de voz, prefieren consultar la página de texto de la compañía, casi siempre complicada y falta de datos, o a un puesto de venta directa donde puedan interactuar con la persona en directo, viendo si está intentando engañarles. Estas personas nunca se creerán nada cuyo origen sea una llamada comercial o una oferta de la GWW. De estas personas decimos que tienen miedo al telecompromiso. Sigue leyendo

Comandos – Piloto de caza británico

1940

Pilotos de la RAF

La caída de Francia a manos de los alemanes y la repatriación in extremis de la Fuerza Expedicionaria Británica de Dunkerque dejó a las islas británicas y, en mayor medida, al sur de Inglaterra, con el temor de una invasión alemana a través de las aguas del Canal de la Mancha. Dicho temor fue tan real que el gobierno británico llegó a emitir un parte a los servicios de emergencia advirtiéndoles que se esperaba la invasión en las siguientes 24 horas. Hoy sabemos que nunca ocurrió y que los alemanes carecieron de posibilidades de llevarla a cabo, pero en esos meses finales de 1940, la aviación británica, la RAF, luchaba en los cielos de Inglaterra para evitar que la Luftwaffe se hiciera con el dominio del aire. Sus objetivos eran las instalaciones de radar, los aeródromos y las instalaciones de importancia estratégica (como las fábricas de aviones), pero cambiaron de objetivos y se concentraron en atemorizar a la población civil (y en concreto a Londres) en la creencia de que si doblegaban su voluntad de resistir, acabarían rindiéndose. Sigue leyendo

Rol Negro – Agorafobia ligera (defecto)

Coste: 2 puntos

¿Qué hay ahí fuera? - Imagen de la web https://lamenteesmaravillosa.com/

En el manual básico se describe el defecto de Fobia y se le asignan 5 puntos de coste, pero ese defecto hace referencia a un miedo que hará que el personaje quede inactivo. Los personajes no suelen coger el miedo al exterior (agorafobia) porque no podrían salir de casa y participar en las aventuras como el resto de sus compañeros. Con el defecto que te presentamos en este artículo, podrás tener personajes con este miedo y seguir siendo jugables.

Un personaje que tenga este defecto se sentirá incómodo en los espacios abiertos. No es tanto por temor a esos espacios, sino ansiedad por lo que pudiera ocurrir en algo tan grande y poco controlable. Podrá ir por calles, pero le gustarán más los callejones y rehuirá las avenidas y las urbanizaciones. Podrá ir, pero se sentirá incómodo, como si prefiriera estar en otro sitio o se hubiera olvidado algo al fuego en casa. Siempre que pueda, volverá a la seguridad del barrio y de sus conocidas calles. Sigue leyendo

Exo – Generador de planeta natales

En ocasiones, lo que los jugadores de Exo necesitan es una descripción de su planeta natal para, desde ella, construir todo el personaje; los DJ también pueden necesitarla para dar profundidad a personajes secundarios. ¿Estás cansado de que tus personajes hayan nacidos en desiertos con dos soles, en junglas orbitando un gigante de gas, en planetas con edificios hasta el cielo? Si es así, este generador te ayudará a obtener cientos de descripciones de planetas natales. Puedes descargar el generador de:

Generador de planetas natales Ver

Es un fichero en formato Excel con macros (.xlsm) que hemos comprimido en .zip para que sea más sencillo descargarlo. Para utilizarlo necesitarás el programa Microsoft Excel o uno compatible.

Rol Negro – Síndrome del Solitario (defecto)

Coste: 2 puntos

Síndrome del solitario

Cunia es una ciudad muy jerarquizada. Hay jefes y trabajadores como en cualquier ciudad del mundo, pero en Cunia las diferencias de estratos parecen más marcadas a fuego. Aunque sea el jefe de un comercio siempre le parecerá un don de la mafia a sus empleados. Hay cierta aura de jefatura que rodea a los jefes que para los ciudadanos de Cunia es algo tangible y real.

Recientes estudios psicológicos desvelan que en Cunia hay una mayor repercusión del llamado síndrome del general solitario, del llanero solitario, del lobo solitario o, como se refieren a él en Cunia, síndrome del solitario. Esa percepción de jefatura en las autoridades hace que los que la ejercen se vayan aislando y crean en su infalibilidad o, más bien, en la incapacidad de los demás en tomar buenas decisiones.

Un personaje con el síndrome de solitario será el líder del grupo, aunque no lo sea oficialmente (puede haber un jefe, pero es él el que saca las castañas del fuego). Creerá que siempre lleva razón y no consultará que se puede o no hacer en una situación, dirá lo que hay que hacer. Sigue leyendo

Comandos – Soldado de infantería italiano

1940

La Primera Guerra Mundial supuso un desengaño para los italianos. Ganancias territoriales mínimas a cambio de una gran cantidad de bajas. La llegada de Mussolini y el fascismo potenció el ejército y su número e influencia aumentó, pero nunca llegó a romper esa apatía que los ciudadanos normales tenían hacia el ejército. Para ellos, dada la experiencia de la guerra anterior, el ejército era eso a lo que mandaban a la gente a morir. Tras la llegada del dictador y el uso político de las unidades militares, la simpatía no aumentó. Ni siquiera con las victorias iniciales sobre Etiopía (1935) o sobre Albania (1939) consiguieron cambiar esa percepción del ejército. La propaganda gubernamental se esforzó en vender esos logros coloniales, pero para el italiano medio, cuyos problemas eran más del día a día (como qué comer) aquellos territorios se le antojaban lejanos y sin importancia (sobre todo Etiopía). En otras palabras, el soldado de reemplazo tenía una actitud indiferente, cuando no contraria, con el ejército al que pertenecía. Sigue leyendo

Pangea – Nuevos dones wukránicos

A continuación se da un listado con 23 nuevos dones. Estos se suman a los ya incluidos en el libro básico de Pangea. El coste en puntos de desarrollo (PD) sigue las mismas pautas que las explicadas en el suplemento «Fuera del grakin».

Aguijón (4PD): De alguna parte del cuerpo de la criatura emerge un aguijón con el que envenenar a sus enemigos. Sus características son las siguientes: Aguijonazo 15 (Daño tipo 0, o tipo I si la criatura es grande o enorme) El objetivo queda paralizado, sin poder actuar, tantos turnos como marque el dado sombra.

Alas membranosas (5PD): Un par de alas surgen de su espalda. La criatura tiene la capacidad de volar y tiene la habilidad: Volar 15.

Arpones óseos (3PD): Por medio de dos fuertes tendones extensibles, la bestia puede lanzar dos arpones de hueso para después contraerlos y volver a su cuerpo. Una criatura con arpones gana un bono de +5 para trepar. Además, obtiene la siguiente habilidad: Atrapar con los arpones 15 (daño tipo 0, iniciativa +3) Si tiene éxito en el ataque, y el objetivo es de tamaño inferior a la criatura que ha lanzado los arpones, la victima es empujada hacia la bestia. Sigue leyendo

Comandos – Policía luxemburgués

(1940)

Los libros de historia de las batallas de la Segunda Guerra Mundial no suelen detenerse mucho en Luxemburgo y lo mencionan más como una puerta de entrada a Francia que como una operación en sí misma. No les falta razón, pero también es cierto que Luxemburgo, un país diminuto, intentó oponer resistencia a los invasores. Su defensa se centró en dos ejes: uno físico y uno humano.

El primero consistió en la llamada Línea Schuster. Y aunque el nombre parezca evocar a la Línea Maginot, en realidad eran una serie de bloqueos de carreteras con puertas de hierro en toda la frontera con los que se pretendía frenar a los invasores (franceses o alemanes) mientras las fuerzas defensoras organizaban un contraataque. Estas fuerzas defensoras eran el segundo eje de la defensa y estaban formadas por el Cuerpo de Policías y Voluntarios fundado en 1881, pero reforzado en 1939, tenían una compañía de policías y otra compañía de soldados voluntarios.

Las autoridades luxemburguesas dieron la orden de cerrar las puertas de hierro pocas horas antes de la llegada de los alemanes, pero de nada sirvieron contra las tres divisiones panzer a las que tuvieron que enfrentarse. Algunas unidades francesas entraron en el país desde el oeste, pero tampoco frenaron la marcha alemana. Tampoco lo hizo la voladura de los puentes ni los campos de minas. El resultado de la operación fue seis policías y un soldado herido y 75, policías y soldados, capturados. Muchos miembros del Cuerpo de Policías y Voluntarios consiguieron salir del país y continuar luchando con Francia primero y con Gran Bretaña después. Los que se quedaron en Luxemburgo fueron enrolados en la policía alemana cuando Alemania se anexionó Luxemburgo (Julio 1940). Sigue leyendo

Comandos – Soldado Colonial Francés

Tiraiulleurs (1940)

Cuando empezó la Segunda Guerra Mundial, Francia poseía un gran imperio colonial (no tan grande como el británico, pero bastante importante). Tenía un ejército metropolitano y uno colonial. Este último estaba compuesto por tropas mandadas desde la metrópolis (lo que no significa que fueran todos europeos), la famosa Legión Extranjera y los tiraiulleurs o tropas coloniales formadas por habitantes de las colonias.

Tiraiulleurs senegaleses en Francia 1940 - Foto de dominio público de autor desconocido

Aunque los tiraiulleurs tienen su origen en el siglo XIX (con esclavos comprados por el ejército y convertidos en soldados), no es hasta la Gran Guerra que su número crece para cubrir las enormes bajas sufridas. Los tiraiulleurs senegaleses (tiradores senegaleses literalmente, aunque suele traducirse por hostigadores) estaban formados originalmente por habitantes de Senegal y colonias francesas cercanas, pero, poco a poco, fueron incorporando a sus filas a otros habitantes, no todo eran senegaleses y aunque hubo tiraiulleurs vietnamitas, tiraiulleurs tunecinos, todos pasaron a ser conocidos como tiraiulleurs simplemente. Sigue leyendo