Pangea – Unt Namper

Unt Namper

Unt Namper, el arte de la conservación de cabezas reducidas, es una práctica compartida por muchos grupos sociales de Pangea, que incluyen tribus de razas tan diversas como ogros, mendwan y tikkis. Este místico procedimiento de momificación preserva las cabezas de sus enemigos, que son usadas como talismán protector, trofeo de guerra e incluso medio de transmisión del conocimiento.

El proceso de crear una cabeza reducida se conoce en algunos lugares como Unt Namper. Consta de varias etapas: se comienza realizando un corte cerca de la clavícula, detrás de la cabeza, y cuidadosamente se separa la piel del cráneo. Posteriormente se realiza una incisión en la parte superior del cuello, y se retiran del cráneo la piel, la grasa y la carne. A continuación se colocan unas misteriosas semillas rojas debajo de los párpados cosidos y la boca se une con pasadores de palma. Se coloca una piedra o similar con el fin de mantener la forma. La piel se hierve en agua y una gran variedad de raras hierbas secretas, que evitan la caída del cabello. Este proceso reduce su tamaño a la mitad. Luego, se ahúma la piel y se utilizan rocas calientes y arena para moldear la cabeza y que ésta conserve su forma y facciones. Una vez seca, se da vuelta a la piel y los últimos vestigios de carne se eliminan con un cuchillo, para prevenir posibles olores y evitar la putrefacción. Se cose la parte posterior donde se realizó el corte. Se secan los labios con un machete al rojo vivo y se le clavan tres espinas de chonta y se amarran con cuerdas. Para finalizar, se tiñe la piel y se les adecenta: se les añaden granos, cuentas para el pelo, trenzas y otros elementos decorativos. Sigue leyendo

Pangea – Los siete siniestros

Los siete siniestros

Hace mucho tiempo, una mujer perteneciente a una de las tribus mendwan de las llanuras se casó con el hombre al que amaba desde niña. Algunas estaciones después, la pareja acudió al chamán de la tribu para pedirle ayuda, puesto que no lograban que ella quedase preñada. Sin embargo, el chamán no pudo ayudarles, puesto que descubrió que la mujer había nacido estéril y la magia necesaria para corregir tal situación estaba más allá de su alcance. Tras saber que la mujer no podría darle hijos, el hombre repudió a su esposa y la abandonó a su suerte, negándose a proporcionarle sustento.

Condenada a malvivir a costa de lo poco que podía forrajear por sí misma y a mendigar comida a amigos y familiares. Día tras día crecía su miseria y su resentimiento, al mismo tiempo que se reducían las raciones que era capaz de reunir y sus conocidos comenzaban a negarse a ayudarla por más tiempo. Hambrienta y desesperada, la gota que colmó el vaso de su razón fue ver cómo el hombre que había sido su esposo acogía a otra mujer bajo su techo. Sigue leyendo

Pangea – Runas del Sabio (Noticias)

Dos años de la segunda palma de la primera columna de la estela del gato de agua

Como saben los cuervos de Taga…

La piel del mamut retornará al desierto

Acabado su peregrinaje, la piel del mamut, aquellos que la transportan, han decidido que volverán al desierto en cuanto acabe su estancia en el grakin Casas. Se acaba, según ellos, un ciclo de escritura y la piel debe protegerse y repararse para el siguiente viaje. Esto ha animado a los visitantes que esperan volver a verla en el futuro. El viaje de la piel ha cubierto casi cuatro inviernos y cuando llegue a casa estos habrán concluido, reposará un invierno más en el desierto y volverá a realizar un nuevo camino.


Sin noticias de los emisarios de Ursus

Aunque es pronto para desesperarse, los emisarios de Ursus no han regresado de sus viajes a Narava y a la costa. Llevaban un mensaje personal e importante del grakin de Aguaclara, pero si ha habido alguna respuesta no ha llegado aún. Hay motivos para mantener la ilusión pues algunos comerciantes aseguran haberse cruzado con los emisarios y, en algunos casos, han solicitado reunirse con Ursus para transmitir noticias. Dicen que el chamán está curtiendo una enorme piel de antílope en la que se dibujará un mapa del río y sus grakines. Sigue leyendo

Pangea – Actualización de la creación de personajes

Primera parte:

LAS CARACTERÍSTICAS

Todo personaje cuenta con 6 características. Estas representan el potencial de cada uno y los límites que puede llegar a alcanzar. Las características no se usan durante el juego pero sientan las bases a la hora de crear los personajes.

Las características son las siguientes:

CUERPO (CUE): se refiere al físico del personaje. Su complexión y su capacidad para soportar esfuerzo físico. Un personaje con una puntuación alta aquí será alguien robusto y fuerte.

DESTREZA (DES): refleja la capacidad de un personaje de controlar su cuerpo. Su velocidad, su precisión y la capacidad de coordinar acciones. Alguien con una destreza baja será lento y torpe.

INTELIGENCIA (INT): es la capacidad intelectual del individuo. Su lógica y su memoria. Un personaje con inteligencia alta será astuto y tendrá una gran capacidad de retención.

PRESENCIA (PRES): se refiere a la apariencia, tanto física como social, que un personaje tiene frente a los demás. Un personaje con esta característica alta será alguien que llame la atención ya sea por su elegancia, su gracilidad o su belleza. Sigue leyendo

Pangea – El Menhir de los puños

Menhir de Saint-Macaire-En-Mauges, Pays de la Loire, fotografía de Julio, CC BY 2.5

En algunas tribus mendwan, sobre todo si son numerosas, los chamanes elaboran a lo largo de varias estaciones lo que se conoce como el menhir del puño, un instrumento que sirve para medir y controlar el tiempo. Si bien algunos prefieren utilizar alguna formación rocosa de la zona, también se puede erigir la piedra en el lugar adecuado. Levantar el menhir es una actividad comunal y localizarlo, tallarlo y transportarlo puede requerir varias jornadas de duro trabajo. Se prefieren las piedras delgadas que no presenten incisiones o grietas que puedan debilitarlas en el futuro. El granito es el más deseado para esto, pero no es el único utilizado.

Alrededor del menhir erigido, se disponen piedras planas (en el lado contrario al sol) que suele preparar el propio chaman, aunque no es el encargado ni de tallarlas ni de colocarlas, solo las elige y dispone sobre la zona. Sigue leyendo

Pangea – 3×04 – El poder de Slissu

Tras la mala experiencia con el anciano que personificaba al Wukran, la caravana del lobo, a pesar del salir victoriosa del encuentro, se halla intranquila, temerosa de volver a encontrar al dador de males en cualquier recodo del camino. Slissu, que no es ajeno a esa sensación y a pesar de su carácter cerrado y huraño, les invita a todos a sentarse en torno a la hoguera aquella noche. Algunos tienen miedo porque Slissu no suele prodigarse en amabilidades, pero todos van, incluso Kel cree que es un buen momento de dejar las bromas en su sitio.

Y así, en aquel anochecer en el camino a Narava, todos los miembros de la caravana, incluso esclavos y bestias, se reunieron en torno a un fuego bien alimentado que se alzaba alto y brillante y arrancaba reflejos de la piel húmeda del h’sar. Cogió tres pellejos que había depositado junto a él y repartió bebida a los asistentes. Un gesto humilde que un orador tiene con su público. Era agua, lo que desilusionó a algunos, pero al probarla comprobaron que un agua tan fresca como nunca la había probado; desaparecía en su boca y traía recuerdos de los manantiales que surgían en las montañas, de los pozos oscuros que alimentaban los afluentes, de la lluvia limpia que caía al final del invierno. Sigue leyendo

Pangea – Lagarto babosa

(diplocaulus)

El croar de las ranas, el zumbido de los mosquitos y el piar de las aves es el único sonido que se escucha en las zonas estancadas de la mayoría de los ríos de Pangea. Allí los árboles crecen medio inundados en el agua, y el río apenas lleva corriente. Es en estos lugares donde habita el curioso lagarto babosa.

Lagarto babosa

Se trata de un anfibio de una vara de longitud, con una gran cabeza en forma de boomerang. El lagarto babosa aguarda semienterrado en el lodo del río, oculto a los ojos de sus presas. Con sus ojos, sitiados por encima de su cráneo, puede observar todo lo que ocurre sobre él. Cuando ve un apetitoso pez o cualquier otro anfibio el lagarto babosa sale de la arena del fondo haciendo que la tierra que levanta oculte sus movimientos. Entonces se lanza sobre su presa para devorarla.

Los lagartos babosa salen del agua pocas veces, pues son muy torpes en tierra firme. Cuando una hembra encuentra un macho este sale del agua y excava un pozo cerca de la orilla que luego inundará. Una vez preparado el nido, la hembra sale a poner allí los huevos, de aspecto gelatinoso. Por último el macho insemina los huevos y ambos se marchan dejando la puesta a su suerte. Sigue leyendo

Pangea – Cornoroco

Un habitante de Pangea ve ahí buenos instrumentos musicales

Los cuernos de los animales bovinos, además de para otros usos, se utilizan también para crear instrumentos musicales como los cornoroco. El nombre deriva de la palabra cuerno y el ruido que hacen al tocarlos «roc, roc». Para fabricar un cornoroco se buscan los cuernos de los animales viejos y, como estos suelen tener carne dura y no se cazan, los artistas siguen a las manadas a la espera que los animales más viejos mueran o sean alcanzados por algún animal. Cuando este termina el festín, recogen los cuernos. Se pueden usar cuernos de animales jóvenes, pero cuanto más viejo sea el animal, más anillos de crecimiento tendrá en la base del cuerno y más largo será el ruido que hace.

Tras recogerlo, el artista limpiar el interior del cuerno y luego deja que se seque colgándolo de algún lugar fuera del alcance de los insectos rastreros (el interior de una cabaña o colgado de la rama de un árbol. Tras varios días, el instrumento está listo para usarlo. Sigue leyendo

Pangea – Runas del Sabio (Noticias)

Dos años de la segunda palma de la primera columna de la estela del gato de agua

Como saben los cuervos de Taga…

El viento derriba las chozas arwan

Una enorme tempestad que subió desde el mar cargada de agua y furia asoló varios asentamiento arwan. Algunos habitantes de los acantilados fueron arrastrados por el aire y sus cuerpos, desmadejados han sido encontrados hasta a una jornada del lugar. La mayoría de ellos, sin embargo, lograron encontrar refugio en las cuevas y grietas donde están sus grakines, pero no pudieron impedir que sus protecciones de pieles, estructuras de apoyo y enseres varios acabaran robados por la tempestad. Los chamanes creen que los espíritus del agua están ofendidos pues algunos gardan habían empezado a navegar y a pescar en las aguas.


Guerra a la Sombra

Las últimas teorías de los chamanes gardan apuntan a que la Sombra son durk infectados por el Wukran, durk que vendieron sus espíritus para salvarse cuando la tierra engulló sus hogares. Ya no creen que sea un fenómeno natural ni creen que sea una sola criatura. La forma de atacar y de desaparecer es muy similar a la de esta raza y algunos asentamientos gardan aseguran haber acabado con la amenaza mediante círculos de fuego. Las criaturas de Sombra arden durante varias jornadas hasta que, finalmente, se extinguen y no vuelven a aparecer. Los chamanes creen que se trata de colonias enteras de estos seres. Los gardan han declarado la guerra a los durk negros, aunque hasta la fecha nadie ha visto ninguno. Sigue leyendo

Pangea – La leyenda del origen de los Gardan

Según cuenta una de sus leyendas, los hermanos que más tarde serían conocidos como Gard y Ath fueron engendrados por el gran espíritu brontotigre. Este espíritu, furioso contra los mendwan y otras razas que osaban dar caza a sus hijos, se hizo carne y violó a una mujer, preñándola.

Cuando nacieron, los bebés eran tan horribles que incluso la partera de la tribu quiso llevárselos y ahogarles en el río. Para salvarlos, su madre huyó con ellos en brazos a través de la llanura pero, debilitada por la pérdida de sangre durante el parto, murió poco después. Allí fueron encontrados por una leona (una tigresa en otras versiones) que acababa de perder a sus crías y que, tras olerlos, los reconoció como sus propios parientes. La bestia los recogió y se los llevó consigo, amamantándoles con su propia leche. La leona los crio como si fueran sus propios cachorros hasta que fueron capaces de cazar por sí mismos.

Los niños crecieron y se convirtieron en dos jóvenes altos y fuertes, con cuerpos de hombre y rostros felinos, así como garras y cola de animal. Gard era un niño fuerte y colérico, con una larga y crespa melena y la piel cubierta de un pelaje color crema, mientras que el esbelto cuerpo de la grácil e indómita Ath era atigrado. Un día, la madre de ambos fue herida de muerte por las lanzas de un grupo de cazadores, y ambos jóvenes fueron capturados cuando trataban de defender el cuerpo caído de su madre. Sigue leyendo