Pangea – Runas del Sabio (Noticias)

Tres años de la segunda palma de la primera columna de la estela del gato de agua

Como saben los cuervos de Taga…

Se ha cazado el mamut

Los cazadores han regresado pronto de su cacería y lo han hecho con un enorme ejemplar de mamut. El tamaño dificultó las tareas de desuelle, pero finalmente lo lograron. Dos cazadores resultaron heridos en el acoso de la bestia y una cazadora murió al ser pisoteada. Sus compañeros le honraron a su pareja con uno de los colmillos del animal. El otro fue para el Sabio del Desierto que lo utilizará en el nuevo bastidor para la piel. Además de esta, lo cazadores cargaron con abundante carne para el asentamiento del escriba y durante bastantes jornadas la comida será abundante para esos incansables registradores.


Más emisarios de Ursus han regresado

Varios de los emisarios de Ursus del sur han llegado ya al grakin y le han dado nuevas a jefe del mismo. Sus experiencias han quedado marcadas en la piedra que ya alcanza casi 10 jornadas en ambos sentidos del río púrpura e, incluso a ambos lados. Parece que las pinturas del chamán son, en verdad, resistentes y las marcas realizadas la primera vez siguen siendo visibles. La piedra presenta ahora imágenes de animales, de cascadas, de zonas de cazas, y asentamientos y grakines. Junto a estos se ha dibujado el animal que según los emisarios les representa. Junto a Aguaclara en el centro de la piedra se ha dibujado un oso.


La última batalla contra los gigantes

Los enfrentamientos menores de los últimos ciclos han degenerado en una batalla campal done tanto gigantes como dwaldur han encontrado el final de sus días. Hubo un primer ataque de unos pocos gigantes exaltados que puso en alerta a todas las tribus, que acabaron poniéndose en armas, incluso más allá del paso de Anûr, para enfrentarse a los enemigos que no cejaban en sus ataques de escaramuzas. Finalmente los dwaldur avanzaron hacia el norte con la resolución de acabar con el hostigamiento de una vez por todas, pero, para su sorpresa, todo había sido una trampa y los gigantes les estaban esperando. Todo el mundo se refiere a ella como la Última Batalla y, es posible, que para gigantes y dwaldur así lo sea.


¡El monolito se mueve!

Las lanzas se han roto en uno de los laterales del monolito, lo que señala que este se está desplazando. Lo hace lentamente porque ha tardado dos ciclos en derribar la primera de las lanzas, pero ya nadie duda de que el monolito verde se está moviendo. Por la dirección, parece como si se dirigiera hacia el interior del grakin y eso ha hecho que algunos especulen sobre alguna venganza de los viejos moradores del lugar (o una maldición). Lo cierto es que nada se sabe, pero el chamán ha empezado un ritual para volver de piedra lo que una vez fue de piedra. Un ritual muy antiguo que hacía mucho tiempo que no se realizaba en Pangea.


Todas las noticias comentadas por el Sabio del Desierto han sido grabadas en la estela y son para el juego Pangea. Los Guardianes de la Roca recorren los caminos y los grakines de esta tierra primigenia y le notifican los acontecimientos al viejo tallador. Todas ellas son fruto de las partidas realizadas por los jugadores de Pangea o por el equipo creativo de la propia editorial. El viejo chamán las cuenta en las noches en torno al hogar con la intención de dar puntos de apoyo a la continuación o al desarrollo de las partidas. Si quieres comunicarnos alguna noticia sucedida en tu mesa de juego, envíanos un mail.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *