Rol Negro – Archivos de Clara #09 – Helada asfixia

Siempre tiene su cosa conocer a un escritor de fama reconocida. Escritor, aunque sea de bestsellers, a fin de cuentas. Y los números de sus cuentas consiguen que no se hagan ascos a sus peticiones. Y más si quiere los servicios de la agencia.

Cuenta Castillo a Clara y su gente que hace mucho tiempo, cuando aún era alguien desconocido, escribía novelillas de género negro/detectivesco con seudónimo en una editorial que hoy en día solo recuerdan pocas personas.

El caso es que, estando siempre atento a las investigaciones que llevan entre manos la policía de Cunia para tener posible material para nuevos libros, ha conectado unos 3 crímenes que a priori parecen desconectados del todo, y así es como los están tratando en sus investigaciones.

Estos 3 asesinatos tienen cierto punto retorcido, macabro quizás. Y lo más importante es que son crímenes que él escribió en esa época antigua. En principio parecen iguales, bastante al menos. El sexo de los muertos, en cada caso, se corresponde con el del libro en cuestión. El nivel social igualmente es similar. Las profesiones ya difieren. Pero en conjunto Castillo cree que alguien está recreando esos asesinatos de ficción en la realidad. Sigue leyendo

Rol Negro – Archivos de Clara #08 – 50 obscuridades de Galán

Una invitación a la casa de Galán Buendía no era baladí. Era un empresario de venia de familia bien, con un montón de negocios por toda España y algunos en el extranjero. Tenía por todo el territorio nacional unas cuantas propiedades, que iba utilizando conforme la atención que le requerían sus negocios.

Su lugar de residencia en Cunia se había vuelto últimamente el principal. Era la ciudad donde pasaba más tiempo durante el año.

También era un hecho que aun siendo una persona relevante y muy importante dentro de la gente bien de Cunia, tenía un perfil muy bajo y prácticamente ninguna noticia de su vida privada transcendía al público. Era conocido por su faceta empresarial y sus logros en sus empresas.

Y una tarde-noche de enero, envuelta en la fría humedad que acariciaba la ciudad costera Clara acudió a la cita. Galán Buendía era una persona de media edad que se cuidaba mucho por lo que aparentaba. Alto y fibrado, aún con una melena considerable y de gestos pausados y agradables, la recibió el mismo, obviando a la gente de su servicio. Sigue leyendo

Rol Negro – Archivos de Clara #07 – Que bello es morir

Cuando tres personajes entraron en la agencia, vestidos como los 3 Reyes Magos, y quisieron contratar sus servicios para que recuperaran un camello que, supuestamente, les habían robado, no pudieron más que buscar la cámara oculta que debía de estar grabándolos. Tardaron unos minutos antes de confirmar que realmente tenían delante a unos potenciales clientes.

Estos señores, empresarios de renombre en Cunia, habían salido escopeteados hacia la agencia sin pararse a pensar que iban vestidos de Reyes Magos para pedir su ayuda en la desaparición de uno de los 3 camellos que habían conseguido. Estas fiestas que estaban a tocar eran ellos los que habían sido elegidos para representar a sus Majestades Reales en la cabalgata de Reyes que se iba a celebrar. Y ellos, como acto de reafirmación de su posición en la escala social de la ciudad, se encargaron de tener a su disposición un trio de los susodichos animales.

Y esta tarde al ir a «ensayar», al llegar al lugar donde tenían los animales, se dieron cuenta de que faltaba uno de ellos. La puerta estaba perfectamente cerrada con lo que deducían que no se había escapado por su propia voluntad. Sigue leyendo

Rol Negro – Archivos de Clara #06 – Eludir el destino

Doña Ana María de los Llanos es una mujer mayor, metódica, observadora y con las facultades mentales plenamente operativas. Su poca envergadura contiene una luchadora incansable. Desde su infancia tuvo que luchar por sus convicciones y deseos. Nunca ha flaqueado en la búsqueda de sus metas. Y menos ahora, en su tramo final de la vida.

Por ello no tendría que extrañar a nadie que en sus paseos casi diarios por el cementerio para visitar las tumbas de su familia, marido, hija y padres, se percate de todo el movimiento que acontece a su alrededor. Pocos que acostumbran a transitar, aún le resaltan más esos detalles que la «sacan del cuadro».

Lleva un tiempo observando con cierta frecuencia a personas que no da la sensación que estén de visita a sus antepasados. A veces es una figura, otras dos o tres. En algún momento se pueden cruzar dos grupos y parece que por un instante hablan entre ellos.

Como no les ve que estén por ver tumba alguna, cree que el que se encuentren en el cementerio tiene que ver con cualquier motivo menos con el que sería lógico allí. Y si le suma que no le acaban de gustar sus pintas? Sigue leyendo

Rol Negro – Archivos de Clara #05 – El mensajero del zar

Valeri Komarov es un mensajero, un «transporter», que se dedica a mover cualquier información o objetos que no sean de un tamaño grande entre la Madre Rusia y cualquier lugar de Europa. Se le confía «el paquete» y se le indica un destinatario. Y Valeri se tomará su tiempo en llevarlo a destino. Se toma su tiempo para realizar el encargo, no quiere alertar a nadie y por ello usa multitud de rutas para despistar a posibles interesados en lo que transporta.

Alejandro Vilanova es un notario de Cunia que además ejerce como enlace de Valeri en la ciudad. Se encarga de proporcionarle «transportes» o de ejercer de ayuda para los trabajos que le encomiendan directamente desde Rusia.

Y es el propio Alejandro quien se pone en contacto con la agencia para contratar sus servicios. Les comenta que tiene un amigo ruso que ha llegado a Cunia de visita hace muy poco y que le han robado en su casa la última noche. Han dejado patas arriba el apartamento que tiene de su propiedad, robando cualquier cosa de valor que han encontrado. Entre lo sustraído también se encuentran unos presentes que traía de Rusia para unos amigos suyos. Sigue leyendo

Rol Negro – Archivos de Clara #04 – Algo huele a podrido en Cunia

Poco a poco la agencia empieza a remontar después del asesinato de Pedro. Es a primeros del 2010 y les llega el caso que volverá a ponerlos en la palestra.

Ricardo Serna de las Heras, un joven que está a la espera de heredar el título de Señor de Florejats, acude a la agencia para requerir sus servicios. Es una persona parada, apocada, que palabras justas que son arrastradas fuera de su boca, y su mirada esquiva, ciertamente tímida. Y su demanda es, cuanto menos, muy curiosa. Sabe que la policía lo tomaría por loco así que ha decidido contratar los servicios de los detectives, que recibiendo el estipendio acordado, podrán sacarle de dudas.

Dice que hace unas noches se le presenta su fallecido padre para hacerle saber que su muerte no fue un accidente. Que fue asesinado. Sin embargo nunca ha pronunciado ninguna palabra o frase que pudiera indicarle quien podría haber sido el causante.

Su progenitor ya haces unos pocos meses que murió en el mar. Salió solo a navegar como acostumbraba a hacer muchos fines de semana. Al no regresar antes del anochecer se dio la voz de alarma. Al día siguiente, ya con luz diurna, localizaron el barco a la deriva y sin nadie a bordo. Días después localizaron su cuerpo en el mar. Sigue leyendo

Rol Negro – Especial #04 – Rosa de invierno

Pasadas las fiestas, Clara ya ha vuelto a Barcelona. Este año le tocaba a ella ir a Cunia para pasar los días en compañía de Pedro, su hermano. Siempre es un placer compartir los hermanos sus experiencias; los casos de la agencia de detectives de Pedro y los del bufete donde trabaja Clara. Se hacen cortos estos momentos fraternales.

El frio no es óbice para que no sigan llegando asuntos que tratar a la agencia. Como el que le trae a Rodrigo Miravet. Le han robado la urna con las cenizas de su madre. No dio tiempo a la funeraria a entregárselas. Forzaron de noche la entrada y se la llevaron. Bien, las cenizas de su madre y otras dos que también tenían por entregar.

La policía parece que se aplica poco en este robo. Otros casos con más enjundia tienen prioridad. Así que, el señor Miravet ha decidido tomar cartas en el asunto.

Una visita a sus contactos en la policía le permiten a Pedro comprobar por las fotos tomadas en la escena del robo que el método para acceder a la funeraria fue el patadón en la puerta sin contemplaciones. En cambio, una vez dentro, no revolvieron absolutamente nada. Fueron directamente a coger las 3 urnas funerarias e irse. Sigue leyendo

Rol Negro – Especial #02 – Mamushkas

2ª Parte: Dios es mi juez

Una vez se asienta el revuelo de los días iniciales al llamar Clara a la policía para informar del macabro descubrimiento y de los datos que ha recabado, se da por finalizado su encargo, gustosamente remunerado, al llevarse la gente de Mikhail para casa a Masha, alejándola lo más rápido posible de la violencia. Los amigos de esta siguen en Cunia, viven allí, pero parecen asustados y dejan de moverse por los garitos de la ciudad.

Las investigaciones iniciales de la policía, poco más de corroborar la identidad del cadáver como uno del grupo de amigos de Masha, no parecen avanzar. Ni se sabe quién puede ser la persona que sacaron a rastras del edificio, ni por el momento han podido determinar los vehículos utilizados por los posibles sicarios. Si que han podido confirmar que parece un hecho no relacionado con las actividades de los jóvenes, que fuera la causa que fuera, solo el cadáver estaba implicado.

Y con el pasar de los días, cuando la agencia ya ha dado por finalizado su cometido y se encuentran embarcados en otros casos, Enrique Romero hace una visita de cortesía a Clara. Y como siempre en sus relaciones, el colegueo amistoso viene con la pátina del trabajo de Enrique, pidiendo toda la información posible sobre lo acontecido durante el tiempo que siguieron a Masha y sus amigos. Sigue leyendo

Rol Negro – Especial #02 – Mamushkas

1ª Parte: Amada por Dios

Mikhail Sergéevich Lébedev es un empresario ruso dueño de una gran conglomerado de empresas, con ínfulas de oligarca. Su vida transcurre entre su ciudad natal Nizhni Nóvgorod y las ciudades europeas donde alguna de sus empresas tiene alguna sede. Cunia se halla entre estas.

Después de gestionar sus negocios y comportarse como un oligarca, afín al régimen ruso, su mayor anhelo es cuidar de su hija Masha. Siendo su única descendencia y habiendo muerto su mujer tiempo atrás, su corazón se encuentra en la cuerda floja con su hija. Entre ser un padre protector y no saber decirle que no a nada.

Desde hace un tiempo Masha se dedica a vivir la vida más que a sus iniciales pinitos en el negocio paterno. Las luces de la Europa que conoce, de grandes capitales, le llaman poderosamente y «desaparece» por un tiempo en la marabunta del gentío de alguna de ellas. En la actualidad su presencia se localiza en Cunia.

Dentro de dejarla hacer pero a la vez estar protegiéndola, Mikhail acostumbra a pagar a gente oriunda del país, si no de las ciudades, donde recala Masha para que, sin llegar a ser un servicio de protección, estén al tanto cada segundo de donde está, que hace, con quien,? y pasarle informes religiosamente. Sigue leyendo

Rol Negro – Archivos de Clara #03 – Gritos en soledad

El duro trabajo diario en la agencia es un bálsamo para la mente de Clara. Le permite tenerla ocupada y evita que entre en bucle pensando en el asesinato de su hermano. Cifuentes, además, es un puntal en el que apoyarse en los momentos más duros. Como sabe que lo fue para Pedro, se ha convertido también en una especie de padre.

Aunque los casos no sean de portadas siguen entrando sin pausa alguna que les de tregua. Y, a poco, van siendo de cierta enjundia. El trabajo duro y profesional que realizan, sea quien sea su cliente, va dando sus frutos.

Aunque a veces, como este que nos ocupa, casi como por amor por su actual profesión se dejan llevar por algo leído en la prensa, un rincón escondido de una página perdida. Y si en este caso el suceso pasó cerca de la agencia, más brilló en el radar de Clara.

Hace unos días un vagabundo fue atropellado cuando cruzaba a lo loco una calle. Por las heridas sufridas murió al cabo de pocas horas. Hasta aquí todo normal. Todo lo normal que pueda parecer un hecho de este calado, claro. La vocecita en la cabeza que hace que te detengas en este accidente en concreto se activa al leer una reseña posterior donde se dice que se le practicó la autopsia y que está arrojó que la víctima había sido envenenada no hacía mucho. Sigue leyendo