Eriloe – Distrito Real

Distrito Real

¡Buenos días, mi joven Señor! Me congratula que haya descansado bien y esté repuesto de las aventuras del último día. Como le prometí, hoy le he preparado una visita al Distrito Real de Alcázar de la Vega. Sígame por la avenida del mercado hasta la cuesta y tenga este pase, guárdelo como oro en paño hasta que salga del barrio.

No sé si recuerda la historia de la ciudad (19044 Ver). Hace unos trescientos años una serie de comerciantes, entre ellos los Zarco, se asentaron de forma permanente en la ciudad y se establecieron en lo alto de la loma, sí, hacia la que subimos. La cosa es que esta sección de la ciudad fue la primera en construirse y, por ello, es la más antigua. Las familias más ricas están aquí instaladas y la guardia hace un especial acto de presencia a todas horas, lo que hace muy complicado que nadie, ni siquiera los piolines, puedan acceder y actuar en la zona. ¡Prepare sus papeles para los guardas de la puerta, mi Señor! Sí, claro, aquí los tiene. Como comprobará todo está en orden. ¿El joven?, es mi patrón, un Gentilhombre del oeste y su padre tiene buenos dineros. ¿Yo? Solo soy su humilde guía. ¡Claro! No tiene de que preocuparse por nosotros. Sigue leyendo

Eriloe – El Bosque de los Ausentes

El Bosque de los Ausentes [imagen sacada de pixabay.com, de David Mark

Situado en la ladera sur de la Cordillera de Levante, a caballo del Reino de Corus, los Elfos del Interior y un poco de los Estados de la Montaña, el Bosque de los Ausentes es una arboleda de montaña que cubre extensamente laderas de cierto desnivel con bastante oscilación térmica entre sus alturas y un buen régimen pluvial los meses húmedos o en su defecto una persistente neblina en muchas zonas. En la zona baja/media se pueden encontrar multitud de coníferas y árboles caducifolios, entre ellos hayas y robles, de clima templado frio. Y conforme se va ascendiendo queda circunscrito a bosque de coníferas perennifolios, especialmente abetos, y una temperatura media fría.

Es un bosque de por si denso, llegando a sentirse asfixiante en bastantes zonas donde esa misma concentración de vegetación impide en gran medida la entrada de la luz natural. Y si coincide con la neblina puede provocar una desorientación total en los personajes que transiten en ese momento por esa zona. Sigue leyendo

Eriloe – Barrio de los Artesanos

Barrio de los Artesanos

¡Buenos días, mi joven patrón! Me alegra oír que has descansado bien esta noche. Sí, es cierto que hubo sucesos ayer por la noche. ¡Nada del otro mundo, mi señor! Según parece, los Piolines saludaron a un listillo que llevaba tiempo escaqueándose de pagar su cuota y lo convirtieron en un ejemplo, si me entiende. ¡No!, no hay peligro. Como le conté ayer, los asuntos del Gremio se quedan en el él, bueno, en ese; hablado de lo cual, hoy me permitirá que le enseñe el Barrio de los Artesanos. Espero que guardase algo de dinero el otro día, porque, seguro, hoy querrá completar las compras que empezó ayer. ¡Estupendo! Entonces siga al viejo Gundemaro.

Antes de entrar en el barrio, quizás desee visitar el Templo de la Orden de Helius. En su interior descansa una estatua de Doña Urraca y los sacerdotes son muy amables y, si se lo solicita, le podrán dar su bendición. ¡Claro!, no se preocupe, yo le espero por aquí. Además, tenía que comprar unas especias para mi señora en un tenderete aquí al lado. Sigue leyendo

Eriloe – Barrio del Mercado

Barrio del Mercado

¡Bien, mi joven mecenas! Antes de entrar en el mercado, acompáñame a este pequeño tenderete en la puerta oeste. Sí, tiene que ver con nuestra visita y es importante si no quieres que los Piolines te saluden. Todos los habitantes de esta ciudad tienen un acuerdo tácito con El Gremio. Éste controla los bajos fondos desde el más miserable al más rico mercader. Y este barrio es su feudo. Aquí, si sigues mis indicaciones, no tienes nada que temer de ellos. En esa tienda que te he indicado compra uno de esos monederos de terciopelo negro. Te espero aquí. ¡Muy bien!, aunque por tu cara veo que no sabes que esta ocurriendo. Bueno, coge tres cobres y mételos en esta bolsita y cuélgatela detrás, sí, de esta forma. ¡Claro que de un tirón te la van a quitar! Ven conmigo a este callejón, ¡y deja tu espada en su funda! Aquí estaremos tranquilos. A ver, deja que Gundemaro arroje luz sobre tus dudas. Existe una tradición en nuestra ciudad, a la que llamamos la Negra, por el saquito que ahora tienes. Si lo llenas con tres cobres, los piolines lo tomarán y sabrán que eres un conocido, a cambio, ningún otro ratero de la ciudad te volverá a molestar, y puede que te abra otras puertas. ¿Qué por qué es así?, bueno, si nos remontamos al pasado, no se si te acuerdas de que te hablé de los Zarco. Aquella familia mercader que degeneró y finalmente se extinguió. Bueno, los piolines insisten en que ellos son descendientes de los Zarco, aunque nunca, NUNCA, hablan del tema, y, los que quieren vivir una larga vida, tampoco les preguntan. Ellos son una especie de protectores de Alcázar de la Vega, mantienen limpias las calles y evitan que otros gremios, si me entiendes, entren en la ciudad. Solo roban a los foráneos y se cobran la Negra de los locales para pagar sus actividades. ¡Veo en tus ojos el deseo de aventura!, pero templa tu ansia, este gremio está muy bien protegido y nadie, excepto los altos piolines, saben su ubicación exacta. Aparte, son muy queridos en la ciudad y atacarlos equivaldría a poner a toda la villa en armas contra ti. Ahora sígueme y relájate, tomarán su premio cuando ellos quieran. Si bajamos por aquí regresamos a la puerta oeste. La amplia vía es la Avenida del Mercado. Cruza la ciudad de oeste a este y termina en la puerta al Distrito Real. Toda la calle está sembrada de tenderetes donde podrás adquirir todo tipo de mercancías. Y, si sabes donde buscar, podrás encontrar objetos muy particulares, si me entiendes. ¡Claro que tenemos tiempo para ir a comprar! Sigue leyendo

Eriloe – Alcázar de la Vega: Barrio Nuevo

Barrio Nuevo

Barrio Nuevo

¡Bienhallado mi joven amigo! Al viejo Gundemaro le alegra ver lo madrugador que eres. Hoy descubrirás el Barrio Nuevo. Éste se extiende hacia el norte desde la puerta oeste hasta la plaza del mercado, y subiendo por la primera calle donde empieza el Presidio, girando la primera al este y siguiéndola hasta la estatua del Héroe Dragón.

Inicialmente estas eran unas tierras de cultivo que se emplearon para la ampliación de la ciudad durante su último crecimiento. Ahora da cobijo a la mayoría de los laboreros de los campos y a algunos artesanos.

Bien, conforme uno entra por la puerta norte a la izquierda nos encontramos con La Posada de Rosalía. Rosalía fue su fundadora, aunque ahora el negocio lo llevan sus tataranietos. Si buscas una posada limpia con precios razonables esta es la indicada. Sigue leyendo

Eriloe – Alcázar de la Vega

Mapa Alcazar de la Vega

Alcázar de la Vega

Localizada al este de Villa Horné (18843 Ver), la ciudad es un próspero punto de comercio. Su famoso mercado, que da nombre a todo un barrio de la misma, es lugar de encuentro, pudiendo encontrar de las más diversas mercaderías en sus puestos y tiendas.

Historia

¡Bien mi joven amigo!, así que quieres contratar al viejo Gundemaro para que te guie por la ciudad? Has de saber que aquí nada es gratis? sí, esto será suficiente por ahora. Antes de enseñarte la ciudad has de conocer un poco de su historia. ¿Que por qué? ¡Hay juventud impaciente! ¿Cómo pretendes saber dónde está cada cosa si no sabes el porqué de su ubicación? Coge un plato de gachas y esa cerveza y vente junto al fuego, que esta posada es de lo mejor de la ciudad. Así, ahora escucha lo que he de contarte. Sigue leyendo

Eriloe – Centauros en Eriloe

Ellos se llaman a sí mismos con una palabra que, en su lengua, significa «los hijos del trueno», una alusión al estruendoso retumbar de sus cascos contra el suelo cuando cargan contra sus enemigos. Entre las demás razas del norte son conocidos como «centauros». Para los demás son solo una leyenda: los terroríficos «hombres caballo» del salvaje norte.

El pueblo centauro comprende al menos a un centenar o más de clanes que habitan más allá de la República de Ahorat, en la orilla opuesta de un largo y caudaloso río al que ellos llaman «la serpiente esmeralda» debido al color de sus aguas (que es provocado por la presencia de ciertas plantas acuáticas autóctonas). Sus tierras, que nadie ha cartografiado hasta la fecha, son conocidas en Ahorat como «la tierra sin horizonte». Sus dominios abarcan una gran extensión de estepas y praderas cuajadas de lagos en torno a un frondoso bosque.

Entre los centauros se da un cierto grado de diformismo sexual. Por regla general, las mujeres son más fuertes y corpulentas, alcanzando una alzada superior a la de los varones, quienes sin embargo poseen una mejor velocidad de carrera. Sus cuerpos son una asombrosa combinación de fuerza, resistencia y estampa armoniosa. Ambos sexos tienen un rostro triangular con ojos oblicuos, protegidos del deslumbrante sol de la pradera por párpados gruesos. Aunque sus pómulos son pronunciados, la nariz es ancha y aplastada y los labios gruesos y prominentes, muchas veces leporino. Sus orejas son pequeñas y carecen de lóbulos. Excepto en la cabeza, muestran escaso vello corporal en sus partes humanoides. Su cabellera es casi siempre negra y su pellejo se oscurece y se arruga con el sol hasta volverse como el cuero viejo. Su piel de ébano es capaz de reflejar los abrasadores rayos y les permite vivir a la intemperie sin hacer mucho uso de prendas de abrigo. El vello corporal del resto de su cuerpo les permite conservar el calor, lo que les ayuda a resistir las heladas y los vientos fríos de las noches de invierno. Tienen los hombros anchos y los brazos musculados, pero las manos pequeñas. Acumulan la grasa corporal en las ancas traseras y eso es considerado un atributo de belleza en las mujeres. Esta característica responde a la necesidad de almacenar reservas para los tiempos de carestía, algo que por otro lado se da con frecuencia en sus tierras. Otra peculiaridad que afecta solamente a las mujeres, especialmente las niñas, es la extraña hinchazón de los pezones hasta que han amamantado a su primer hijo. Los hombres, por otro lado, presentan una semi erección del pene que mantienen hasta la vejez. No usan demasiadas ropas, puesto que no las necesitan. Los hombres suelen vestir una simple faltriquera o delantal de cuero. Las mujeres visten con telas de lino que cuelgan por delante del cinturón, mientras que las ancianas además llevan una capa corta que cuelga de los hombros. Sin embargo, el elemento más importante de las prendas femeninas es una tiara de hueso o Vloss, la cual es un adorno además de servir de base sobre la que transportan el fruto de la recolección diaria. Muchos varones llevan también un medio manto colgado del hombro derecho cubriendo parte de la espalda, bajo el cual ocultan su arco y su aljaba de flechas de plumas blancas y negras. Algunos hombres, sobre todo de la tribu del río, se tocan la cabeza con un gorro, aunque no es lo habitual. Sigue leyendo

Eriloe – Villa Horné

Villa Horné

Villa Horné es un asentamiento genérico que puede encajarse en casi cualquier parte de Eriloe, aunque está pensada como un lugar de intercambio entre Levante y Poniente. La idea de esta ubicación es darles la posibilidad a los grupos de aventureros de tener una buena y segura base donde descansar, reponer su equipo y recuperarse entre aventura y aventura.

La zona se engloba en la pequeña baronía de Beomund «el Zurdo», que comprende la Villa, el presidio, las tierras de labranza y los caminos y bosques a tres leguas alrededor. El propio Beomund «el Zurdo» reside en el fuerte y no es raro verle paseando por los caminos e interesándose por la vida de sus súbditos. Sus impuestos son bajos dado que viven de la exportación de artículos de lujo, lo que permite una reinversión de parte de la riqueza en los mismos campesinos, creando en ellos una fanática lealtad a su Señor. El barón, aunque ya empiezan a pesarle los años sigue siendo un poderoso guerrero. Tiene dos hijos, Beomund «el Joven» y Belaunde «La Estrecha». Sigue leyendo

Pangea – Drumagardan

Drumagardan es el nombre que se dan a sí mismos los grupos tribales de gardan que habitan el Aruj Druma, una zona de la costa nor-occidental de Pangea, cerca del extremo norte de las Montañas Negras y al sur del río Gortjham. Coloquialmente «Aruj» a secas, que en el lenguaje más culto de los chamanes de la zona también se traduce como «espejismo» (ver también 17043 Ver).

Cómo son los drumagardan

Comparados con otros miembros de su misma especie, los drumagardan tienen el pelaje algo más oscuro que la media y entre ellos predominan los ojos azules y verdes. En su aspecto les distingue la costumbre de pintarse el cuerpo con colores vivos en días especiales.

A día de hoy estos gardan viven exclusivamente en el interior del Aruj, procurando no acercarse a la costa si no es por una razón muy importante. Según sus tradiciones, descienden de gardan que venían del interior del continente y se establecieron en la costa pero fueron diezmados durante la Gran Cresta. La Gran Cresta es un mito antiguo que suena por todo el Aruj sobre una gigantesca ola que habría llegado a la costa hace más drumas de las que es posible contar. Sigue leyendo

Eriloe – Lanzarrota

Posada Lanzarrota. Pulsa para verla más grande

La posada de la Lanza rota, más conocida como «Lanzarrota», es el nombre de una posada que puedes enclavar en casi cualquier lugar de Eriloe. Se trata de una posada ligeramente fortificada, que cuenta con su propia herrería (que da servicio a las granjas cercanas) y una destilería, así como un huerto en la parte posterior con algunos frutales. Está considerada como la mejor posada de la región, no solo debido a la comodidad y limpieza de sus habitaciones o la calidad de su comida, sino porque allí elaboran una particular variedad de cerveza conocida como cerveza de helecho, muy apreciada en toda la región.

Trabajadores de la posada

Cala: aunque todo el mundo se refiere a ella como «la señora». Es una humana oronda de mediana edad y fuerte personalidad. Es la dueña de la posada y la principal responsable de su éxito. Sigue leyendo