Número: 120.     4ª época.     Año XVI     ISSN: 1989-6289

120 > Equipo > Telecom. > Interferidor de frecuencias (RN). Por: Roberta Alias

 

Interferidor de frecuencias

Un interferidor de radiofrecuencias o inhibidor es un equipo electrónico que generan "ruido" en determinadas frecuencias inhabilitándola e impidiendo que determinados equipos puedan usarlas. Tienen muchísimos usos, como impedir que los teléfonos móviles funcionen dentro de un cine o que se activen bombas con detonadores a distancia, pero la mayoría de esos usos no son legales. Muchas son las razones de esta ilegalidad, pero no vamos a detenernos en ella; sólo decir que por esta razón son equipos caros, entre 2.000 y 10.000 euros y que, normalmente, hay comprarlos a empresas ubicadas fuera de los tratados de la Unión Europea (si has pensado en China, te equivocas, Andorra y Cunia están mucho más cerca).

Uno de los modelos de interferidores de frecuencia del mercado

La diferencia de precio entre unos y otros inhibidores, además de la calidad de los componentes y de la durabilidad del equipo, viene determinada por el alcance (o potencia) de la interferencia y por el rango de frecuencias. Un inhibidor de 2.000 euros tendrá un alcance de 15 metros e interferirá las bandas de los teléfonos móviles. Lo venden (mucho) para las clases de los colegios. Un inhibidor de 10.000 euros tendrá un alcance de 50 metros y además de los teléfonos podrá interferir las emisoras desde los 8 Khz (servicios meteorológicos) hasta 3000 Ghz (bandas de radionavegación naval y terrestre). Naturalmente, no se pueden interferir todas, pero se puede ajustar para anular las frecuencias precisas. En manos de un experimentado ladrón, uno de estos equipos puede anular la mayoría de las alarmas vía móvil o wifi que ahora se han puesto tan de moda en las casas privadas.

La pega principal de este tipo de equipos es que no son portátiles. Necesitan una fuente de alimentación estable (algo más que la batería de un coche) y son bastante delicados (sobre todo el tema de alineación y colocación de antenas. Los normal es instalarlos en casas, embajadas o locales, pero también es posible instalarlos en una furgoneta o camión pequeño si se soluciona el tema de la alimentación. Por otro lado, generan bastante calor y necesitan sistemas de ventilación que, a la larga, hacen ruido. No es un equipo para infiltraciones sigilosas.

Cualquier personaje con uno de estos equipos obtendrá una bonificación de un grado de dificultad (-5) a las TA de Electrónica para interferir sistemas de radio o Seguridad para anular las frecuencias de un sistema de alarma. Para usar uno de estos equipos y beneficiarse de esta bonificación es necesario que el jugador tenga, al menos, 10 niveles en la habilidad de Electrónica (aunque se vaya a usar la habilidad de Seguridad).

Cuestiones legales

Sobre la legalidad del uso de estos aparatos hay bastante controversia. Por un lado, no se puede anular los móviles, salvo por temas de seguridad, ya que las compañías telefónicas pagan un canon para que esa frecuencia, la que ellos usan, esté disponible. El Gobierno no puede aprobar una ley que permita restringir el uso de las frecuencias y, a la vez, cobrar a las compañías para que puedan usar esas mismas frecuencias. Bueno, el gobierno sí podría hacerlo, pero quedaría feo poner trabas a los mismos que financian sus campañas electorales. Por otro lado, también está prohibido utilizar estos aparatos para anular sistemas de vigilancia: ya sea alarmas, radares de tráfico y demás. Resumiendo, si bien la posesión de estos equipos no constituye un delito, no deja de ser bastante sospechoso tener uno en casa.