Número: 120.     4ª época.     Año XVI     ISSN: 1989-6289

120 > Reglas > Personajes > Soldado (1808). Por: Juan Carlos Cunchillos

 

PERSONAJES PREGENERADOS: SOLDADO

Durante finales del siglo XVIII y el siglo XIX, la base del ejército español estaba formado en parte por soldados profesionales, que a base de reenganches intentaban acceder a puestos de oficiales, llegando como mucho al rango de capitán, excepto que perteneciesen a las clases sociales de la burguesía, ejército o nobleza, en cuyo caso alcanzaban los más altos escalafones del ejército. Pero la inmensa mayoría de los solados eran alistados mediante levas obligatorias que duraban 8 años "de mili".

El personaje que vamos a presentar hoy es un un soldado que acaba de terminar sus 8 años de reclutamiento y será el propio jugador el que decida si quiere seguir o no en el ejército.

Ficha de personaje

PROFESIÓN: Soldado de Infantería

Pasos

Infancia (14 años)
Vía Militar (16 años)
Vía Militar (18 años)
Soldado de infantería básica
Vía Militar (20 años)
Soldado de infantería avanzado
Vía Militar (22 años)

Características y atributos

CUE 9 fue 7 vit 5 res 5
DES 9 agi 5 coo 9 vel 7
INS 8 per 5 int 5 con 5
INT 5 mem 3 log 3 inv 3
PRE 6 car 3 vol 5 apa 5

Nivel Social 3

Habilidades (valores sin atributos)

Arriero (coo): 13
Don de gentes (int): 8
Intimidar (car): 10
Observación (per): 13
Sigilo (con): 13
Saltar (int): 8
Sanar (int): 12
Seducción (car/apa): 8
Supervivencia (log): 13
Trepar (agi): 8
Con. Académico (mem): 3
Con. Académico (mem) Derecho: 8
Con. Militar (log): 3
Con. Militar (log) Tácticas Terrestres: 7
Arma blanca (agi): 5
Arma blanca (agi) 5 Asta: 15
Arma corta (coo): 9
Arma corta (coo) Pistola: 11
Arma larga (coo): 9
Arma larga (coo) Fusil: 15
Lanzar (agi): 5
Lanzar (agi) Granada: 15
Pelea (agi): 5
Pelea (agi) Desarmado: 8
Zapador (log): 3
Zapador (log) Artillería: 5
Idioma (mem) Castellano: 16
Influencias (car) Ejército de tierra: 6
Influencias (car) Agentes del orden: 6

Virtudes

Percepción del peligro
Sueño ligero
Anticipado

Defectos

Supersticioso

Ingresos y nivel económico

Renta al mes: 300 reales (r)
Ahorro al año: 360r. Total: 720r

Equipo

Vestuario de clase media: 52r Peso 0,5kg
Pistola corta: 120r Peso 0,5kg
20 disparos pistola: 5r Peso 1,5kg
Mosquete: 300r Peso 4,5kg.
40 disparos mosquete: 16r Peso 3kg
Bayoneta: 10r Peso 0,5kg
Navaja: 10r Peso 0,5kg
Raciones conservadas para 1 semana: 15r Peso 1kg
1 litro de vino: 4r Peso 1kg
Mochila: 15r Peso -
Odre: 12r Peso - o 4kg lleno
Equipo primeros auxilios: 75r 1kg
Linterna sorda: 67r 0,5kg
Aceite linterna: 5r 0,5kg

Aspecto

A desarrollar por el jugador, tener en cuenta: Aspecto 5 y Seducción 8

Personalidad

A desarrollar por el jugador

Historia

El personaje es un soldado hijo de soldado. Enrolado mediante la leva obligatoria, tras 8 años en el ejército está decidiendo si reengancharse como hizo su padre o cambiar de profesión, aunque no tiene ni idea qué hacer ya que sólo sabe moverse entre armas.

Reclutado con la entrada del nuevo siglo, era muy pequeño para luchar en la guerra de los Pirineos (1793-1795) donde murió su padre contra los franceses en el Rosellón, tras la cual se firmó la paz de Basilea, donde España a manos del valido del rey Manuel de Godoy, cambió de bando y nos alió a Bonaparte contra los que hasta ese momento eran nuestros aliados: Gran Bretaña, Portugal, el Reino de Prusia y demás.

Ya enrolado, en 1805, ocurre la batalla de Trafalgar, de la que también se libró pese a que bastantes compañeros del ejército de tierra fuesen destinados a los barcos como infantes de marina para rellenar las terribles carencias que ya se tenían. Prometían mayor gloria, fama y dinero, pero a él nunca le ha gustado demasiado la mar y visto el resultado, fue buena elección. Además a él no le habían hecho nada los ingleses y en cambio "los franchutes" habían matado a su padre.

Así que con tantos cambios de amigos y enemigos de la patria, no sabe que hacer y ante la duda, ha decidido comprarse las armas y parte del equipo que le ha acompañado durante estos años como soldado.

Para convencer a su sargento que le permita llevárselo sólo tuvo que entregar su bolsa con la soldada ahorrada estos años y mantener una escueta conversación -Así ya tengo mi equipo para cuando me reenganche y nadie me habrá tocado nada y si me voy... ¿Que más le dará a nuestro ejército un mosquete estropeado más o menos, señor? Yo le doy todos mis ahorros y con eso compran otro.- Sabe perfectamente que el dinero se lo va a quedar él, pero así es su querido ejército, los poderosos no se conforman con lo que tienen y quieren más y los pobres necesitan más para poder vivir.

Ya desde pequeño ha sabido aprovechar su atractivo para conseguir lo que quería del sexo opuesto y esa es toda su ocupación cuando no está acuartelado, ir a bailes, bares y demás antros de mal vivir, disfrutar de la vida como si no existiese un mañana. De hecho, nunca hasta ahora a pensado qué hacer al día siguiente, esa es la ventaja del ejército: no hay que pensar, sólo obedecer a aquellos que con más estudios o más experiencia piensan por uno mismo y le dicen qué hacer y, hasta ahora, la verdad es que no le ha ido nada mal y si consigue hacer carrera... Su padre estaría muy orgulloso allí en el cielo desde donde le vigila.