Número: 180.     4ª época.     Año XVI     ISSN: 1989-6289

180 > Aventuras > Rol Negro > Todo lo importante (RN). Por: Jacobo Peña Conversa

 

Todo lo importante

No tengas miedo de perderte. El tiempo pasa tan despacio en Sildavia.

Por las características de la historia, esta aventura conviene a una mesa compuesta por personajes con cierta reputación de éxito que no quieran echar a perder tomándole el pelo a su cliente. También convendría que estuvieran desligados total o temporalmente de compromisos con otros clientes o empleadores. Si alguno de ellos supiera rumano ya sería perfecto pero no vamos a pedirlo todo.

En esta historia usamos un país y una situación política reales pero con algunas licencias, incluyendo inventarnos el nombre y las motivaciones de la presidenta del partido en el gobierno de Moldavia, cuya interesante historia política sí espero que esta aventura os anime a conocer.

Gheorghe Tarlev

Los personajes son contactados a finales de verano por un hombre de unos sesenta años, delgado, elegante, atractivo, de abundante pelo blanco bien peinado y carísimo traje. Entregará una tarjeta de visita de cartulina roja y letras doradas que le identifican como Gheorghe Tarlev, Asistente de Dirección en una empresa llamada Bondar Export. Afirma ser el asistente personal de la propietaria de Bondar S.A., Irina Bondarenko. Su directora tiene un trabajo para ellos y solicita que vayan a verla a sus habitaciones en el Parador Giuseppe Montegui. Sí, reside permanentemente allí, desde la incorporación del Montegui a la red de paradores en 1993. Una TA de Comercio revelará que esta es una decisión que delata dos cosas: Bondarenko debe tener mucho dinero que gastar y no tiene problema en gastarlo en caprichos como ese.

Gheorghe Tarlev

Valor medio de atributos por característica:

CUE 6
DES 5
INS 4
INT 5
PRE 6

Habilidades principales:

Actualidad 22
Bajos fondos 16
Buscar datos 18
Conducir 15
Derecho 21
Descubrir 16
Dialéctica 20

Escuchar 18

La cita no es inmediata, sino unas horas después, lo que da tiempo a los personajes para buscar información sobre la empresa y su dueña. La Dirección de Juego puede decidir qué TAs son necesarias para obtener cada una de las siguientes informaciones pero aquellas que se refieran a la vida personal de Irina requieren un resultado en la suma de los dados de daño/calidad (D+ y D-) de al menos 10.

Irina Bondarenko, de casi sesenta y seis años de edad, siempre se ha dedicado al comercio, al menos desde que está en Cunia. Se desconoce su origen concreto pero el rumor de que proviene de una ex-república soviética parece bastante fiable. También se rumorea de que en su país de origen ahora mismo las cosas están un tanto complicadas.

En las pocas informaciones publicadas sobre ella, aparte de resaltar el éxito que su empresa ha tenido gestionando el comercio de mercancías entre países con malas relaciones comerciales por motivos políticos, suele mencionar de pasada a la familia que dejó atrás hace décadas, sin entrar en más detalles. Es imposible saber nada más de ellos, y cualquier famoso al que relacionen por tener el mismo apellido rápidamente se revelará una mera coincidencia.

Otras informaciones dicen que está bastante enferma y que Tarlev lleva siendo su asistente personal desde hace más de viente años. Los rumores apuntan a que, aunque son muy discretos, lo que hay entre ellos es mucho más que una relación comercial. Ambos son, sobre el papel, solteros.

Gheorghe Tarlev es de origen moldavo pero vino a Cunia con solo dieciocho años, cuando sus padres emigraron. Tiene la nacionalidad española hace décadas. Bondarenko, por el contrario, nunca ha reclamado la nacionalidad española y si los personajes indagan podrían descubrir que es oficialmente ciudadana de Moldavia pero cuando, en la única entrevista larga publicada de ella en un semanario económico, le preguntan por ello directamente, ella se limita a afirmar que "no, no es moldava".

Por último, se dice que Bondarenko es una gran ahorradora y que evita invertir en negocios de alto riesgo, así como rechaza cualquier proyecto que toque mínimamente el azar, incluyendo la inversión en Bolsa. Su fortuna, legítima o no, parece provenir principalmente del comercio, ya que tampoco parece que haya que atribuirla a su herencia.

Irina Bondarenko

El asistente de Bondarenko les esperará a la entrada del mismo parador y les acompañará hasta las habitaciones de la empresaria. Por el camino, en el hilo musical del edificio suena "Sildavia" (youtube.com/watch?v=4oq0evm9-WU). Estas consisten en un apartamento de dos dormitorios, cada uno con su baño, un enorme salón con zona de despacho y hasta una pequeña cocina que hace años que solo se usa para hervir café, enfriar bebidas o recalentar una cena. Por los ventanales de este magnífico espacio se tienen vistas del mar y del castillo de San Miguel.

Irina aparecerá caminando despacio y con dificultad desde uno de los dormitorios. Una TA de Medicina revelará que en efecto parece tener una enfermedad seria y, por la edad de Irina, no debe ser un mero apagamiento de la vejez, sino algo más repentino. Si el resultado de los dados de calidad es de 10 o más, el personaje se dará cuenta de que Irina exagera un poco sus síntomas; está enferma, sí pero quizás también acostumbrada a ser tratada con mucha delicadeza y eso le hace exagerar. O no. Tampoco es posible saberlo sin una exploración minuciosa, cosa para la que jamás podrán obtener permiso, ellos están aquí para otra cosa.

La empresaria no hablará en ningún momento de la enfermedad y si es preguntada por ello, con amabilidad pero firmeza les recordará que de ese tema solo les incumbe saber que tienen poco tiempo para hacer el trabajo que les va a pedir.

Buenas tardes y gracias por venir. Espero no interrumpir nada importante porque el trabajo que les voy a requerir les puede ocupar todo el tiempo de los próximos días. En cualquier caso, no se sientan presionados por mi situación para aceptar el trabajo o no. Bien, yo vine a Cunia hace años presionada por la situación política en mi región de nacimiento, Pridnestrovia (TA de Actualidad o un Conocimiento adecuado para más información: Transnistria Ver), una región independizada de Moldavia. En aquella época yo llegué a formar parte del movimiento político que defendía la independencia y fui enviada a España para buscar apoyos a dicha causa. Por desgracia, aunque la independencia se logró de facto, sobre el papel Pridnestrovia no es un estado reconocido. Yo decidí quedarme en Cunia a luchar por la causa con las armas que me eran más afines, las del comercio internacional y la diplomacia. El acuerdo que permite a Pridnestrovia comerciar a través de la frontera ucraniana con permiso de Moldavia nació en este mismo edificio. Perdón, estoy divagando. El caso es que las actuales tensiones políticas existentes en la zona, con la presión de Rusia y los EEUU, entre los dos países más pobres de Europa… En fin, no puedo dejar de recordar que la región fue usada como campo de concentración. Pero divago de nuevo. Yendo al grano, como dicen ustedes: la política de mi país y de la región ha cambiado bastante y, a pesar de que mi actividad ha beneficiado también a Moldavia, soy considerada una molestia ideológica por la actual presidenta de uno de los partidos en el gobierno de ese país, Elena Sewick. Sin duda, cuando yo muera, los intereses comerciales de Bondar Export serán atacados sin cuartel por medios legales e ilegales. En consecuencia, he decidido dejar los negocios yo por sorpresa, convertir los almacenes de allí en cooperativas que he cedido a los empleados y traer a Cunia a lo que queda allí de mi familia. Por desgracia, dada la falta de reconocimiento de mi país, esto último está siendo complicado y el último paso de ese viaje lo deberá dar mi familia de una manera poco legal. Ahí entran ustedes.

Actualmente, una sobrina y sus dos hijos (Olga y sus hijos Mihai, de 21 años y Gabriela de 17) son lo único que queda de la familia de Irina. Están esperando alojados en una bodega moldava con viñedo propio que admite huéspedes, cerca de la frontera con Rumanía. Al no formar parte Moldavia de la Unión Europea, el paso de sus familiares al otro lado del río fronterizo, el Prut, no solo requiere papeleos sino que sin duda serían retenidos por las autoridades, cómplices del actual gobierno moldavo, para usarles como rehenes con los que presionar a Bondarenko para que detenga el desmantelamiento de la empresa y venda sus intereses a bajo precio a empresas moldavas relacionadas con los partidos del gobierno. Lo que deberán hacer los personajes es viajar como turistas a Rumanía, pasar en secreto la frontera con Moldavia, recoger a los familiares y volver. Contarán con la ayuda de Gheorghe, que viajará con ellos. Si deciden aceptar el trabajo, déjales pedir una cantidad por hacerlo que parezca razonable y haz que Irina prometa duplicarla si vuelven con su familia sana y salva.

Al este del Prut

El viaje hasta Moldavia requiere un vuelo primero a Londres y luego otro a Chisnau, la capital del país. Este viaje no tendrá incidentes y es una ocasión para conocer un poco más a Gheorghe, un hombre sobrio, amable, leal, que prefiere no hablar de temas personales pero puede confirmar algunas de las cosas que hayan investigado previamente los personajes. Desde el avión, en un momento dado, es posible ver el río Prut, la frontera natural entre Rumanía y Moldavia que deberán atravesar para sacar a la familia de Bondarenko.

Avión

Al aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Chisnau, Gheorghe les lleva directamente a un parking del mismo, donde se encuentran los vehículos que usarán a partir de ese momento, dos Toyotas Land Cruiser. Su "guía" les comunicará de manera informal en ese momento que uno de ellos puede ser parte del pago, si lo desean, ya que habrá que viajar por carretera de vuelta a Cunia, evitando pasar por aeropuertos. La idea es viajar pasando la frontera como turistas adinerados. Este plan puede ser modificado si a los personajes les parece más adecuado otro, en cualquier caso. Ellos son los expertos y Gheorghe aceptaría su opinión como válida.

Land cruiser

La granja se encuentra en las cercanías de Corjeuti, al norte del país, donde el río Prut que hace de frontera con Rumanía es menos caudaloso y ofrece más pasos viables para los vehículos. Además, en la villa hay un hotel en el que unos turistas extranjeros que vienen a esperar el comienzo de la temporada de caza y pesca no deberían desentonar. El viaje en los todoterrenos hasta allí dura algo más de tres horas. Es en este trayecto en el que podrían sufrir algo de acoso por parte de autoridades locales, con un par de momentos en los que la policía les detenga para comprobar su documentación y preguntarles el motivo de su estancia en Moldavia. Estas paradas pueden sobre todo retrasarles y hacerles llegar tarde al pueblo (han aterrizado en Chisináu a las 9 de la mañana, hora local) si no se resuelven adecuadamente.

Bien, una vez en el pueblo de Corjeuti pregunta a la mesa de juego si quieren hacer algo antes de ir a la granja, si van a adoptar alguna precaución, averiguar algo primero… Esto lo hacemos no por ayudarles en exceso sino porque, seamos justos, lo que en tiempo de juego son muchas horas de viaje para la mesa han sido unos minutos en los que es posible que no se les haya ocurrido preguntarse cosas esenciales que pueden salvarles la vida. Hay que darles esa oportunidad.

Es posible encontrar mapas de la zona y de los terrenos de la propia "granja" (en realidad una bodega con sus viñedos), ambos disponibles por las mañanas en el Ayuntamiento, la información más importante más importante es saber quiénes son los dueños de la granja donde se alojan los familiares de Irina. El resultado de esta búsqueda es que los dueños no son la típica familia de simpáticos agricultores moldavos, sino una empresa vinícola llamada Viniru Nord. ¿Sus propietarios? Varios accionistas entre los que aparece muchas veces el apellido Sewick. Vaya, ¿dónde han oído ese nombre antes? Sea mera coincidencia o una trampa en toda regla, sin duda esa granja es peligrosa, esperemos que los personajes lo averigüen antes de acercarse.

Granja

1. Bodega. Toneles y toneles de vino, así como una enorme prensa para uva y depósitos de hollejo.
2. Recepción comercial de la bodega
3. Oficina
4. Sala de reuniones
5. Oficina de la subdirectora
6. Oficina del directora
7. Restaurante y sala de catas para el público
8. Recepción del hostal
9. Oficinas del hostal
10. Despacho de la gerente del hostal
11. Sala de cata y análisis
12. Despacho del maestro vinatero
13. Sala de seguridad
14. Sala de embotellado
15. Dormitorio del personal
16. Dormitorio del personal
17. Dormitorio de huéspedes (Olga y Gabriela)
18. Dormitorio de huéspedes (MIhai)
19. Almacén
20. Dormitorio de huéspedes

21. Dormitorio de huéspedes

Durante el día hay siempre cuatro agentes de seguridad en las instalaciones, aunque vestidos como simples trabajadores del viñedo, llevando una pistola oculta. Dos de ellos están siempre en la sala de seguridad revisando las cámaras. Los otros dos patrullan juntos a pie el viñedo (no es tan grande para necesitar un coche) y los alrededores del edificio. Durante la noche hay también cuatro guardias pero no patrullan los viñedos. En cambio, sí patrullan alrededor y el interior de los edificios, estos vestidos de personal del hostal.

Los terrenos están rodeados en cuatro de sus lados por vallado de alambre de dos metros de alto y muro de piedra de tres metros en el lado que conecta con los edificios. Hay cámaras de seguridad en algunos puntos estratégicos, pero pocas. La dirección de juego puede decidir dónde las coloca de tal manera que sean un reto para la mesa pero no excesivo, siendo posible evitarlas de varias maneras y con varias habilidades.

En efecto, los responsables de estos dos negocios saben que alguien podría venir a por la familia que se aloja en la bodega y por orden de la presidenta del partido del gobierno, dueña de la empresa, los guardias de seguridad deberán repeler cualquier intento de llevárselos. ¿Por qué no han amenazado entonces ya a Irina con estos rehenes? Porque aunque sabían que estas personas son familiares de Irina Bondarenko, no sabían que estos se encontraban aquí para pasar la frontera. Se limitaban a vigilarlos hasta que se han enterado hace poco de que podría haber un intento de rescate. ¿Cómo? Irina ha cometido un error al enviar a Gheorghe al país. Ha sido identificado en la aduana y se ha avisado al gobierno. Le han dejado venir hasta aquí para capturarle discretamente y usarle como un rehén mucho mejor que los sobrinos de la empresaria.

Por supuesto, todo esto se podría evitar. Quizás, los personajes hayan sido lo bastante cautos para no traer a Gheorghe, traerle con pasaporte falso… En definitiva, evitar esta circunstancia. ¡Bien por ellos! Conviene recompensar las actuaciones juiciosas y en ese sentido, los guardias estarán desprevenidos y no vigilarán especialmente a esa familia de turistas.

Al oeste del Prut

Los personajes son libres de elaborar el plan que prefieran para acceder al recinto y sacar de allí a los tres objetivos. No tiene por qué ser un asalto armado, sino que otros planes de infiltración o engaño pueden dar su fruto. Hay que tener en cuenta que los propietarios del negocio podrían llamar a las autoridades en caso de descubrirles pero no de inmediato, solo en una situación desesperada y si tienen tiempo para hacerlo. Sus jefes les han dejado claro que no quieren escándalos que puedan reforzar a la oposición política afín a Bondarenko, ahora que ambos, Irina y el partido de la oposición, están en un momento de debilidad tan grande.

Hecho esto, toca salir de Moldavia hacia Rumanía. Hay muchos puntos por donde el río Prut en el norte de Moldavia es cruzable con los todo terrenos pero no con facilidad, existiendo el riesgo de que entre agua y cale el coche, incluso lo deje ahí tirado.

Río Prut

Mirando un mapa de la zona podrán ver numerosos senderos de tierra aptos para el todo terreno que llevan al río. Estos son los que más probablemente llevarán a una zona vadeable pero también serán los más vigilados (+5 a las TAs para despistar a las autoridades y 5 a las TAs de Conducir para vadear el río sin calar el vehículo). A la inversa, meterse a través de bosques o campos ignorando los senderos aumenta las posibilidades de evitar a las autoridades (5 a las TAs para despistar) pero disminuye las de conducir a salvo a través del río (+5 a las TAs).

Además, cuanto más tiempo pasen dentro de Moldavia más peligrosa será la huida, ya que deberán hacer más TAs para evitar ser detectados. Se requerirán TAs de Orientación para encontrar más rápido el río, de Esconder en caso de ser localizados y deber camuflarse en los pequeños bosques de la zona, nuevas TAs de Orientación para encontrar un vado, de Conducir para atravesarlo, de Mecánica para repararlo si llega el caso… Las partes más interesantes de esta escena no van a ser posibles combates con agentes de la autoridad. De hecho, si hay un combate con ellos casi podría considerarse un fracaso, dadas las repercusiones legales si les pillan y el número de efectivos que se enviarán entonces para capturarlos, incluyendo una posible orden internacional de captura. No, lo ideal es centrar esta escena en persecuciones, esconderse, orientarse, problemas técnicos… Que tirada tras tirada la mesa de juego sienta la presión aunque apenas sufran daño físico.

Las autoridades Moldavas no son el único peligro, pues las rumanas tampoco estarán entusiasmadas con la idea de que entren en su país por zonas no autorizadas, aunque quieran definirse como refugiados políticos, cosa que tienen difícil justificar. Aunque con menos dificultades, se requerirán nuevas estrategias con sus respectivas TAs y dificultades, dependiendo de la calidad de las mismas, para moverse por Rumanía y salir de ella hacia países donde la persecución desaparezca. La ruta menos peligrosa (TA de Derecho a -5 para definirla) es Hungría, Austria, Italia, Francia, España, pero una vez hayan despistados a las autoridades fronterizas Rumanas, quizás haya llegado el momento de dejarles descansar y pasar a un epílogo, cuando lleguen de nuevo a Cunia y se presenten en el parador.

Al entrar, una TA de Psicología permite detectar en las caras del personal que ve llegar a Gheorghe preocupación, incluso tristeza. Después de todo Irina es una cliente muy especial y antigua. Un fallo en la tirada, por otro lado, puede alertar falsamente a los personajes, haciéndoles pensar en algún tipo de trampa.

No es así, claro. Lo que ocurre es que Irina ha sufrido una crisis y los médicos están con ella. Cuando lleguen a la habitación, Gheorghe será informado de que le quedan apenas unas horas de vida, puede que menos. Es hora de que él y sus familiares pasen a la habitación a despedirse mientras los personajes esperan fuera o en el bar del parador.

Gheorghe saldrá de la habitación una hora después, compungido, acompañado del médico. Irina ha muerto. Su familia está con ella ahora. Resolverá los trámites pendientes con los personajes, siendo más generoso si todo ha salido especialmente bien. No está para regateos y tampoco está para tener a extraños cerca. No, prefiere de verdad que no les acompañen más ni vengan al velatorio, que será íntimo.

Más TAs de Psicología en sinergia con la Dialéctica de Gheorghe y del médico (es decir, que tendrán un +5 a la dificultad) les hará pensar que ocultan algo, aunque no sabrán qué. En esta situación, las insinuaciones raras o morbosas se podrían tomar muy a mal, claro, y los personajes serían sacados de allí con cajas destempladas.

No nos preocupemos demasiado; lo que ocurre aquí es que Irina no se está muriendo. No es que esté muy sana, pero le quedan algunos años para disfrutar de absoluto anonimato. No se lo tomen a mal los personajes, es que no se puede fiar de nadie. Si se establece una vigilancia, los personajes podrían llegar a ver marcharse del hotel a Olga… dos veces, con pañuelo, gafas de sol y el pelo recogido, con el mismo vestido. El personal del hotel no sospechará porque no es raro ver salir a un cliente y no verle volver a entrar, están muy liados. El dinero de Irina y la connivencia del médico facilitarán que el papeleo deje demostrado que Irina Bondarenko ha muerto. Quizás, en el futuro, los personajes sean contactados por unos tales Irina y Gheorghe Tarlev, emigrados a Vietnam, para un último (esta vez sí) trabajo...