Número: 180.     4ª época.     Año XVI     ISSN: 1989-6289

180 > Reglas > Creación > Británico 1940 - Piloto de caza (CdG). Por: Juan Carlos Herreros Lucas

 

Piloto de caza británico

1940

Pilotos de la RAF

La caída de Francia a manos de los alemanes y la repatriación in extremis de la Fuerza Expedicionaria Británica de Dunkerque dejó a las islas británicas y, en mayor medida, al sur de Inglaterra, con el temor de una invasión alemana a través de las aguas del Canal de la Mancha. Dicho temor fue tan real que el gobierno británico llegó a emitir un parte a los servicios de emergencia advirtiéndoles que se esperaba la invasión en las siguientes 24 horas. Hoy sabemos que nunca ocurrió y que los alemanes carecieron de posibilidades de llevarla a cabo, pero en esos meses finales de 1940, la aviación británica, la RAF, luchaba en los cielos de Inglaterra para evitar que la Luftwaffe se hiciera con el dominio del aire. Sus objetivos eran las instalaciones de radar, los aeródromos y las instalaciones de importancia estratégica (como las fábricas de aviones), pero cambiaron de objetivos y se concentraron en atemorizar a la población civil (y en concreto a Londres) en la creencia de que si doblegaban su voluntad de resistir, acabarían rindiéndose.

Durante esos largos meses, solo unos pocos se enfrentaron a la amenaza alemana. Se trataba de los pilotos de la RAF a los que Churchill alabaría en uno de sus discursos más famosos. Al principio, los pilotos eran veteranos que llevaban varios años en servicio y tenía mucha experiencia con los aviones, pero utilizaban unas tácticas y unas formaciones ya anticuadas. Aprendieron sobre la marcha y llegó una hornada de nuevos reemplazos, más jóvenes, menos experimentados, pero más abiertos a nuevas ideas en el combate aéreo (algunos de los cuales ni siquiera eran británicos sino pilotos voluntarios de países neutrales u ocupados por el Eje). Manejaban algunos de los aviones más avanzados de su época (Spitfire y Hurricane), pero, a pesar de la propaganda posterior, sus equivalentes alemanes no tenían mucho que envidiar. La gran ventaja británica es que operaban sobre su territorio lo que aumentaba su operatividad. Algunos aviones alemanes solo podían combatir unos minutos sobre el cielo de Londres antes de quedarse sin combustible para volver.

Personal de la RAF apresurándose para despegar

Pilotar un avión es, aún hoy en día, un trabajo especializado que requiere una dedicación y esfuerzos adicionales. Casi todos los pilotos pertenecerán a clases altas o adineradas que han podido permitirse estudios y acceder al ejército dentro de la rama de la aviación. Es cierto que esto no se cumplía en todos los casos (sobre todo en los pilotos no británicos), pero dado el carácter general de este tipo de artículos, hemos asumido que es así. Una de las ventajas de combatir sobre suelo británico es que los pilotos derribados podían sobrevivir al derribo y volver a sus unidades donde volverían a coger un avión y seguirían acumulando experiencia. Para las fases finales de la Batalla de Inglaterra, el nivel de los pilotos británicos era realmente bueno.

Datos

Características

Cuerpo: 6

   Fuerza: 4

   Vitalidad: 5

   Resistencia: 5

Destreza: 6

   Agilidad: 6

   Coordinación: 5

   Velocidad: 6

Instinto: 7

   Percepción: 6

   Concentración: 7

   Intuición: 5

Inteligencia: 5

   Memoria: 4

   Lógica: 5

   Inventiva: 4

Presencia: 6

   Carisma: 6

   Voluntad: 5

   Apariencia: 6

Habilidades

(Ver nota final)

Básicas

Burocracia: 8
Callejeo: -
Camuflar: -
Conocimiento: 12
Descubrir: 10
Dialéctica: 6
Equitación: 0; 5 (1/3)
Esconder: -
Escuchar: -
Falsificar: -
Geografía: 12
Lanzar: 4
Nadar: 0; 10 (1/2)
Ocultar: -
Orientación: 15
Rastrear: -
Robar: -
Saltar: -
Seducción: 5

Trepar: 5

Especiales

Cerradura: -
Comunicaciones: 15
Explosivos: -
Ingenios: -
Interrogación: -
Mecánica: 10
Medicina: -
Paracaidismo: 5
Primeros Auxilios: 5
Química: -
Pilotar Motos: 0; 5 (1/10)
Pilotar Coches: 10; 15 (1/2)
Pilotar Camiones: -
Pilotar Tanques: -
Pilotar Cazas: 12; 18 (1/3)
Pilotar Bombarderos: -
Pilotar Barcas: -
Pilotar Buques: -

Idioma (inglés): 10 (para pilotos de países ocupados)

De Combate:

Pistola: 5; 10 (1/4)
Fusil: 10; 15 (1/2)
Bayoneta: -
Subfusil: -
Ametralladora: 10 (solo aéreas)
Lanzallamas: -
Lanzagranadas: -
Artillería de Campaña: -
Artillería Pesada: -
Armamento Aéreo: -
Armas Arrojadizas: 5
Armas Blancas: 5
Armas Contundentes: 5
Matar en Silencio: -

Lucha Desarmado: -

Nota final: Se indican los valores de la habilidad. Si alguna entrada incluye una fracción entre paréntesis tras el valor de la habilidad indica que no todos los soldados tendrán esa habilidad, sólo los indicados en el paréntesis. También pueden aparecer varios valores seguidos los últimos por una fracción entre paréntesis. Es decir 10; 25 (1/4) significa que uno de cada cuatro soldados tendrá 25 en esta habilidad y que 3 de cada 4 tendrán 10. Y también, 8; 15 (1/3); 20 (1/9) significa que de cada 9 soldados, uno tendrá 20, tres (9 x 1/3) tendrán 15 y cinco (el resto) tendrán 8.

Moral y Mando

En los primeros días de la Batalla de Inglaterra, los británicos creían que era cuestión de días que las tropas alemanas llegarán al sur de Inglaterra y tras las diferentes derrotas, la moral estaba bastante tocada. Considera un +3 como modificador de la moral, pero tras las primeras semanas (a partir de septiembre de 1940) los pilotos empezaron a creérselo y los pilotos tendrán una moral de 0 que subirá a -3 a final de la batalla.

Con el mando podemos hacer una escala parecida. Al principio, la jerarquía militar tenía serias dudas sobre el sistema de defensa basado en radares y decisiones locales (en vez de centralizado que era lo que el Alto Mando esperaba de un sistema de defensa). Esta falta de confianza se trasladó a los pilotos y tendrán una confianza en el mando de 7 en los primeros días de la batalla. Esta subirá a 8 en agosto y a 10 en septiembre y acabará la batalla con un indestructible 12.