Exo – Legado futuro

La Legado futuro es el sonoro nombre de una colonizadora con capacidad para 400 personas perteneciente a la Iglesia Moderna de la Panspermia Universal (IMPU), una religión naturista de origen humano basada en el culto a la vida, el abuso de los alucinógenos y la promiscuidad sexual (como símbolo del origen de la vida) que, desde hace unos doscientos años, se ha tornado muy popular entre algunos círculos pseudointelectuales del núcleo de la RFP. Los impuistas no siguen ninguna autoridad central y, de hecho, el culto se divide en un número indeterminado de diversas tradiciones, cada una con su propia estructura organizativa y distinto nivel de centralización.

A bordo de la Legado futuro no hay solo uno, sino dos capitanes, llamados «guías» por los auténticos fieles. Siempre son un hombre y una mujer, ejemplificando así la dualidad de la vida tal y como ellos la conciben. La nave se financia con fondos donados por los fieles en los planetas del núcleo, y tiene como objetivo cumplir la piedra capital de su credo: «llevar la vida a todos los rincones el universo». Al menos esa es la teoría porque, para ser honestos, muchos de los fieles se lo toman todo como una mera excusa para posturear, viajar, drogarse y fornicar como si no hubiera un mañana. Todo bajo una falsa pátina de misticismo y superioridad moral. Sigue leyendo

Exo – Mapa: base científica (pequeña)

Un ejemplo de pequeña base científica, con una dotación prevista de once personas. A pesar de que está preparada para ser bastante autosuficiente, es necesario recibir suministros dos veces al año.

Mapa Base científica (pequeña). Pulsa para verla más grande

1. Taller

Completamente equipado con casi todo lo necesario para el mantenimiento de la base durante largos períodos de tiempo.

2. Almacén

Almacén de herramientas y recambios técnicos. También contiene el armero, cuya contraseña de apertura solo conoce el director de la instalación. Los robots de limpieza se estabulan aquí cuando no están trabajando.

3. Garaje/Hangar

Hangar o garaje principal. Si la base científica dispone de vehículos o naves de algún tipo, estarán aquí. Si las naves son de mayor tamaño se habrá habilitado una pista de aterrizaje en las inmediaciones. Si los vehículos presentes no ocupan todo el espacio, se habrá habilitado una zona como pista de juego, probablemente de haboh ( 09041Ver). Sigue leyendo

Exo – Nave a la que podrían subirse
los PJ en el próximo puerto

Cazatesoros

La Cazatesoros es una oxidada y abollada nave de clase y edad indeterminada. A lo largo de los años ha sufrido innumerables modificaciones y reparaciones, y los bancos de datos de a bordo han sido borrados al menos media docena de veces, por lo que resulta imposible saber su antigüedad o procedencia originaria. De hecho, según los diagnósticos técnicos del computador de a bordo la nave no debería ser capaz de funcionar, pero de alguna forma lo hace.

Actualmente es propiedad de un anciano llamado Oly que se dedica al mercadeo a pequeña escala. Oly se dedica a comprar mercancía en lo que entre los mercantes espaciales se conoce como «subastas-ciegas»: una subasta-ciega se denomina así porque no se sabe qué hay en el interior de un contenedor hasta que se ha comprado; tan solo se conocen algunos datos de la nave de la que ha sido embargado. Oly adquiere estos contenedores y cuando tiene suerte y el contenido es valioso, lo lleva a un planeta donde pueda sacar el mayor beneficio posible. Sigue leyendo

Exo – Nave a la que podrían subirse
los PJ en el próximo puerto

Fortuna-228

El Fortuna-228 es un lujoso transespacial propiedad de Hegaton Mts., la megacorporación dedicada al ocio en todas las acepciones del término. Entre muchas otras actividades cuestionables, la empresa posee la llamada «Armada de la Fortuna», una flota compuesta por varios centenares de naves-casino dedicadas a llevar los juegos de apuestas a lugares en donde está prohibido, tanto dentro como fuera de la RFP. En grupo o en solitario, tras llegar a un planeta las naves-Fortuna se colocan apenas un poquito más allá de la órbita y alquilan lanzaderas para que, quienes puedan permitírselo (el precio de admisión es alto), se den a la ludopatía de un modo completamente legal y discreto, sin violar las leyes planetarias (que no se aplican más allá de la órbita).

El capitán del Fortuna-228 es un marbagán llamado Borenus, que se ocupa de todas las labores relacionadas con la navegación y la nave en sí. Sin embargo, quien realmente ostenta la mayor autoridad a bordo es un humano llamado Crow Girolda, que como «gerente del casino» representa los intereses de la compañía propietaria. Sigue leyendo

Exo – Nave a la que podrían subirse
los PJ en el próximo puerto

Sorpasso

La Sorpasso, un carguero ligero clase Spriggan, es la nave más rápida de la galaxia. O al menos eso es lo que afirma taxativamente su capitán, un erow inusualmente alto que se hace llamar Pisrra. Pisrra se gana la vida como nave-correo privada, llevando y trayendo cargamentos urgentes de un lado a otro del sector. No tiene demasiados escrúpulos acerca del cargamento y, a excepción de tráfico de esclavos, está dispuesto a transportar cualquier mercancía ilegal para cualquiera que pague lo suficiente.

Pisrra representa la quintaesencia de todo lo peor del ultracapitalismo refepero. Contrata tripulantes muy a menudo, ya que es un empresario sin escrúpulos y un explotador en toda regla que intentará que se ganen el jornal hasta la última gota de sudor que pueda exprimirles. Esto causa que pocos tripulantes deciden reengancharse al final de su contrato; para evitarlo, trata de hacer que sus empleados firmen contratos draconianos en donde se estipula que deben resarcirle económicamente si tratan de rescindirlo unilateralmente antes del final establecido para el mismo (generalmente un año). Sigue leyendo

Exo – Séptima hija

La Séptima hija es un viejo carguero medio de la clase Elefant, propiedad de una sociedad limitada de inversores. Su capitana, una humana llamada Mundo Pontaine, es también una de los principales accionistas (de hecho, posee el 16,3% de la propiedad de la nave), así que su opinión tiene cierto peso a la hora de aceptar o rechazar los fletes. La capitana Pontaine es la cuarta generación de una larga saga de tripulantes espaciales, y a lo largo de su vida ha pasado mucho más tiempo surcando el vacío que en la superficie de los planetas que visitan. La paga es justa y Pontaine trata a la tripulación más como amigos que como a empleados lo que, en ocasiones, le ha traído problemas cuando algún que otro desaprensivo se ha aprovechado de ella. Pese a esas pequeñas pero inevitables desilusiones, goza de la amistad y el cariño de docenas de extripulantes, la mayoría de los cuales estarían encantados de hacerle casi cualquier favor que les pidiese. De hecho, probablemente sea una de las naves mercantes con mejor clima laboral de toda la galaxia… Sigue leyendo

Exo – Vaapula Express

La Vaapula Express es una comble que navega bajo pabellón corporativo. Desde hace pocas semanas es propiedad de la corporación Nexus (Ver), la cual la adquirió en pública subasta cuando el anterior propietario entró en concurso de acreedores. La nave se encuentra en tránsito hacia el sistema Hgnote (sector Lymet), en donde se unirá a la flotilla que se ocupa de transportar mineral entre los diversos puntos de extracción y refinamiento. Para llevar la nave hasta su destino Nexus ha contratado como capitán a un úkaro de mediana edad al que apodan «Camarón», muy aficionado al licor de bellota y a escuchar música de baile a todo volumen. A bordo de la nave viaja también una tal Flora Reizner, una ejecutiva recién salida de la Universidad con contrato de prácticas que representa los intereses de la compañía y que se ocupa de supervisar («auditar» dice ella) el desarrollo del viaje. Sigue leyendo

Exo – HAES-14

Nave a la que podrían subirse<BR>los PJ en el próximo puerto

La HAES-14 es la decimocuarta nave del centenar largo que han sido fletadas para participar en una «campaña informativa» de Hazte Escuchar, una organización formada por especistas humanos que goza de un notorio respaldo económico y político en algunos círculos políticos de la RFP. Los integrantes de HAES se definen a sí mismos como «separatistas», no «supremacistas» respecto a las otras especies (es decir, defienden la segregación de espacios públicos para las distintas especies, la prohibición de matrimonios mixtos, etc.). La campaña consiste en recorrer los principales planetas del sector y difundir su mensaje, organizando actos y mítines, así como tomar contacto con políticos y empresarios locales que muestren simpatía hacia sus ideas.

El encargado de llevar a cabo estos contactos y mítines es una mujer de edad madura llamada Camila Siuox a la que personalmente imagino como una versión treintañera de Ángela Merkel. Es una mujer inflexible y una tertuliana experimentada (Dialéctica alta) que siempre va vestida de color negro. Sigue leyendo

Exo – Fonseca & Hijos

Nave a la que podrían subirse los PJ en el próximo puerto

Fonseca&Hijos es el poco imaginativo nombre tanto de esta nave como de la Sociedad Limitada (S.L.). formada por quienes viajan a bordo. El capitán es un tal Ernesto Fonseca, un humano de noventa años de edad que, junto a sus dos hijos, se dedica al noble negocio de cobrar recompensas por este sector de la galaxia. Los Fonseca están especializados en la recuperación de naves para entidades bancarias (es decir, ejecutan órdenes de embargo sobre naves cuyos propietarios han dejado de pagar sus deudas con el banco): buscan la nave a recuperar, la abordan, la llevan de vuelta a casa y se embolsan una comisión basada en el valor estimado de la misma.

Los Fonseca tienen como política de empresa no matar a nadie si pueden evitarlo aunque, si las personas que están a bordo se resisten, no sería la primera vez (ni la última) que tengan que volarle la cabeza a alguien para que los demás se avengan a razones.

Los Fonseca suelen contratar ayuda técnica para que les ayude con el mantenimiento y pilotaje de la nave, así como para que se ocupen de pilotar la nave a recuperar. Ocasionalmente, para algunas de las misiones más complejas contratan algo de músculo extra. Sigue leyendo

Exo – Corazón de piedra

Nave a la que podrían subirse los PJ en el próximo puerto

La Corazón de piedra es un carguero de la clase Ardilla que sirve como base a un grupo de duros mercenarios: los «corazones de piedra» (quienes tras firmar el contrato deben tatuarse un corazón negro en alguna zona visible del cuerpo). El grupo está formado por unos quince miembros; en la actualidad los lidera una tal Carolina (los jefes suelen morir o cambiar a menudo): una humana rubia, fornida y malhablada a la que le gusta mascar (y escupir al suelo) una sustancia negra y maloliente. Sigue leyendo