Exo – Corazón de piedra

Nave a la que podrían subirse los PJ en el próximo puerto

La Corazón de piedra es un carguero de la clase Ardilla que sirve como base a un grupo de duros mercenarios: los “corazones de piedra” (quienes tras firmar el contrato deben tatuarse un corazón negro en alguna zona visible del cuerpo). El grupo está formado por unos quince miembros; en la actualidad los lidera una tal Carolina (los jefes suelen morir o cambiar a menudo): una humana rubia, fornida y malhablada a la que le gusta mascar (y escupir al suelo) una sustancia negra y maloliente. Sigue leyendo

Exo – Apolínea

Nave a la que podrían subirse los PJ en el próximo puerto

La Apolínea es un modesto transespacial de gama baja, con capacidad para unos 45 pasajeros, que realiza un circuito entre la capital del sector y varios de los sistemas principales del mismo. Los pasajeros, y también la mayor parte de la tripulación, viajan en la bodega principal, la cual ha sido segmentada en cubículos de 3×3 metros con paneles prefabricados de 1,5 metros de altura, en hileras a tres alturas que forman una especie de “hotel de ataúdes” improvisado. Tales aposentos suelen resultar comodidades suficiente para la mayoría de los viajeros, aunque los olieros y los individuos más corpulentos pueden pasar bastantes molestias. Sigue leyendo

Exo – Virtuabar «Jaleo Verde»

Un bar virtual o virtuabar puede parecer un sitio un poco absurdo, existiendo las posibilidad de crear chats en grupo, páginas de contactos, foros, etc. Un espacio tridimensional en el que se simula un espacio físico donde avatares interaccionan entre sí parece un poco pasado de moda. Más extraño aún, dos avatares solo pueden conversar si se encuentran “físicamente” cerca dentro del bar y al conversación ha de hacerse por mensajes de voz, no se permite el chat escrito ni el videochat. Sigue leyendo

Exo – Introducción al Museo de Especies Extintas de Vettera

El Museo de Especies Extintas de Vettera, perteneciente al Departamento de Museos de Vettera, fue creado en el 1535 a instancias del doctor Milos Forte, catedrático de exobiología de la Universidad Central de Vettera, con el doble objetivo, primero de preservar los restos de especies sentientes ya desparecidas de la galaxia, y segundo, de dar a conocer dichas especies al público. Sigue leyendo