Pangea – Tricornodrak

Tricornodrak

Calma. Eso es lo que muchos sienten al ver a un grupo de estas enormes bestias. Criaturas que ramonean plácidamente, como si vivieran ajenas a todo lo que les rodea. Con un fuerte sentimiento de familia, los más pequeños trotan y juegan entre los adultos. Cuando lo avanzan lo hacen con lentitud, pero también con perseverancia. Muchos pueblos creen con fervor que sus ojos son los ojos de los ancestros, y que en su calma se refleja la sabiduría que pasa de padres a hijos, generación tras generación.

Sin embargo, cuando los tricornodrak se sienten en peligro, toda esa calma desaparece para convertirse en un torrente de furia desmedida al que muy pocos pueden enfrentarse.

Como si se tratara de un solo ser las criaturas cargarán contra su enemigo para embestirlo sin piedad, quebrando sus huesos como si fueran simples ramas y perforando su carne cómo simple manteca.

Muchas son las especies de tricornodrak que hay en Pangea, sin embargo, ninguna es tan espectacular como el triceratops, con una longitud de casi dos manos de varas (9 para ser exactos) y un peso de 6 toneladas. Su hocico termina en un fuerte pico dotado de una mandibula repleta de dientes muy juntos perfectos para cortar las hojas más duras. Sigue leyendo

Pangea – ROC

(Argentavis magnificens)

ETIMOLOGÍA: ROC (Trueno en el idioma arwan)

Roc

Una sombra enorme se cierne en los riscos de Pangea. Tomando impulso desde las zonas más altas extiende sus alas y emprende el vuelo por planicies y llanuras. Su graznido resuena en la lejanía. Con sus 8 varas de envergadura es el rey de los cielos. Sus enormes plumas remeras son un símbolo de libertad en muchas de las culturas del mundo.

Roc. El terror de los cazadores. Pues este ave no caza por si solo, si no que espera a que otros lo hagan por él. Sobrevolando la zona sin perder detalle aguarda a que los cazadores, ya sean seres inteligentes o animales, abatan a su presa. Es en ese momento cuando el ave roc se lanzará a robar la presa que otros han derribado por él. Con sus enormes alas, el poder de su pico, y el filo de sus garras, es capaz de amedrentar a cualquier ser vivo de menor tamaño que él. Y es entonces, cuando los cazadores caen bajo los constantes ataques del pájaro, que este alza con sus poderosas paras presas de hasta 200 kg y se las lleva volando para darse un festín con los restos. Sigue leyendo

Pangea – RAPTORDRACK

Velociraptor de Parque Jurásico

Todos hemos visto alguna vez la mítica película de parque jurásico, aquella que hacía realidad los sueños de muchos de poder ver alguna vez un dinosaurio vivo. Sin embargo, para todos aquellos entendidos en la materia, no podemos evitar ver que la mayoría de criaturas que vimos en las pantallas del cine no eran fieles a lo que sabemos sobre estas fascinantes criaturas. No voy a pasar a explicar que era y que no era fiel en el film (y no, tampoco voy a explicaros por qué, aunque en la película parece tal cosa, ni los pterodactilos, ni el mosasaurio, ese precioso bichito marino que hemos visto en las dos entregas de Jurasic World, NO son dinosaurios, si no reptiles prehistóricos). Entonces os preguntaréis a que viene todo este rollo. Muy sencillo, porque estas películas han influenciado enormemente la forma en que la gente se imagina a los dinosaurios, incluso cuando es erronea. Sigue leyendo

Pangea – BRONTOTIGRE

(Smilodon)

Brontotigre

Etimología: smil (Cuchillo) odon (diente)

Agazapado entre las altas hierbas de las extensas planicies pangeanas, se oculta un grupo de smilodones acechando a su presa. Aunque con unas estrategias de caza menos complejas que las de las manadas de leones de la sabana, los brontotigre son igual de letales. Ellos no sujetan a su presa rompiéndola los huesos del cuello como hacen los otros grandes felinos, en vez de eso se abalanzan sobre su yugular para perforarla con sus largos colmillos y así desangrar a su víctima.

Suelen vivir en grupos familiares no muy grandes, donde hembras y machos se encargan tanto del cuidado de los cachorros como de la caza. Cuando los smilodones jóvenes pasan a ser adultos tiene dos opciones: quedarse en el grupo familiar, siempre bajo la sombra del macho dominante, o marcharse para intentar formar su propia familia. Son comunes las familias de smilodones que se disuelven por completo cuando los jóvenes deciden abandonar el grupo, es por esto que no es tampoco extraño ver a uno de estos felinos en solitario. < Sigue leyendo

Pangea – Ampliación de creación de criaturas de Fuera del Grakin

En el suplemento Fuera del Grakin hay una exhaustiva guía de creación de monstruos. Usando dicho sistema de base estamos creando nuevas criaturas de Pangea para futuros suplementos (como en el caso de Narava). Sin embargo hemos introducido algunos aspectos que no vienen indicados en Fuera del Grakin.

Este artículo es una ampliación a las reglas de creación de criaturas explicadas en Fuera del Grakin. Sigue leyendo

Pangea – Brontocorno lanudo (coelodonta)

Brontocorno lanudo (coelodonta)

Etimología: bronto (grande) corno (cuerno)

En las frías tundras esteparias del norte de Pangea los espíritus del frío han encontrado su hogar. Los inviernos son duros e inclementes, con temperaturas que raramente ascienden de los 24 grados bajo cero. Cuando llega la temporada cálida el frío no desaparece, rondando los diez grados. Aquí la supervivencia es dura y las criaturas han evolucionado para sobrevivir a los envites del clima, desde los hermosos renos hasta los imponentes mamuts. Sigue leyendo

Pangea – Brontocorno

(Ceratotherium simum cottoni)

Brontocorno

Etimología: BRONTO (Grande) CORNO (Cuerno)

Los primeros rayos del sol acariciaban el inalcanzable horizonte de la sabana naraviense. Las altas hierbas se mecían al son de la suave brisa del este, trayendo el frescor del río y el aroma de las extensas praderas. Y allí, recostado bajo la sombra de una solitaria acacia, un brontocorno se despereza estudiando los alrededores con sus pequeños ojillos oscuros. Aquel era su territorio y el de su familia, y no toleraría, bajo circunstancia alguna, que ninguna amenaza entrara en el. Sigue leyendo

Pangea – BRAKOS

(Hyainailouros sulzeri)

Brako

ETIMOLOGÍA: Sin significado propio.

En una hondonada el olor a muerte lo impregna todo. Allí, entre un grupo de arbustos, los restos de un animal irreconocible yacen medio comidos. Sobre ellos algún animal ha defecado. Se trata de una manada de brakos que merodea desde hace semanas por la zona. Cuando acaban con sus victimas defecan sobre sus cadáveres para impregnarlas con su olor y evitar que otras criaturas se los roben.

Dicen, que los ogros del norte son capaces de doblegar estas criaturas con la fuerza bruta, pero no aquí, en las tierras de Narava. Aquí muy pocos tienen la voluntad suficiente para dominar a uno de estos animales. En esta tierra los brakos caminan libres, con la única compañía de sus compañeros de manada.

Sin embargo el olor a carne muerta ha atraído a otras criaturas, un grupo de hambrientos urgos de pieles negras, que han descendido de las montañas. Su número ha aumentado y el alimento de sus territorios ya no es suficiente. En busca de un nuevo lugar en el que asentarse, los robustos cánidos se han acercado a donde se alimentan los brakos. Cuando estos se percatan del intruso se ponen alerta, gruñendo al viento que les trae el aroma de sus enemigos.

Los brakos que descansaban recostados se han levantado y se preparan para defender su alimento. De pronto un urgo sale de entre unas hierbas altas y se lanza hacia el primer brako. Eso es el principio de una cruenta y corta lucha por la supervivencia en la salvaje Pangea.

Con una mortal dentellada el brako provoca una profunda herida en el cuello del perro. Una herida que, aunque no mortal en el momento, le costará la vida tan solo un par de días después.

Como activados por un resorte las dos manadas se lanzan una contra otra. Fieros ladridos se mezclan con gruñidos y aullidos de dolor. Esta vez los brakos salen victoriosos, aunque repletos de heridas. Los urgos huyen en busca de otro adversario menos feroz. Mas no es la primera vez que estas dos especies se encontraran en estas tierras. Ambas son depredadores feroces y territoriales, y el aumento de las manadas urgas ha dado comienzo a una fuerte lucha por la supervivencia del más fuerte.

No hay lugar en Pangea para los débiles.

Más allá de Pangea

Aunque para las sociedades de Pangea el brako es un tipo de lobo de gran tamaño y aspecto fiero, en realidad pertenece a los creodontos, extintos ya en nuestro planeta. Estas criaturas eran carnívoras, aunque pertenecían a un orden diferente al actual Carnivora. ¿Por qué esta diferencia? Por la colocación de sus molares. Esta característica, que podría parecer en un principio totalmente insignificante, es la muestra de una evolución independiente.

El Hyainailouros sulzeri fue una de las especies de este orden y hubo un tiempo en el que caminó por la superficie de lo que ahora es Europa.

Materiales que se obtienen de un brako

Piel de brako (no son suficientes para sobrevivir en zonas de extremo frío y nieve)
Colmillo de brako (usado como abalorio. Es un amuleto de fuerza)

Características

FUE 8/24 Iniciativa 18 Avistar 18 Rastrear 18 Fondo 20 Esquivar 20 Sprint 20
Armadura 1
Ataque de garras 22 (Daño tipo I Cortante)
Ataque de mordisco 18 (Daño tipo I+1 Perforante)
Puntos de desarrollo: 31

Pangea – Birkadrack

(Pteranodon sternbergi)

Imagen obtenida de la web fineartamerica.com

ETIMOLOGÍA: Lagarto de los cielos. birka (Cielo) drack (lagarto)

En las abruptas costas, donde los acantilados se alzan desafiantes frente al salvaje océano, una criatura sobrevuela el agua en busca de peces que llevarse a la boca. Su vuelo es lento, casi podría decirse que elegante. Aprovecha las corrientes de aire para planear con sus membranosas alas. Las nueve varas de envergadura dibujan una sombra alargada en la superficie del agua. Basta un puñado de aleteos para que la criatura se alce de nuevo hacia el cielo. Sigue leyendo

Pangea – Más allá de Pangea: Filogenia Evolutiva

Pangea es un mundo prehistórico, donde tiene cabida todas las especies estudiadas por la paleontología. MAS ALLÁ DE PANGEA es una serie de artículos en la que veremos, de forma más técnica y realista, algunas cuestiones de esta ambientación, alejándola de todo ese misticismo propio de cómo lo ven sus habitantes. En esta primera ocasión hablaremos sobre algunas de las especies que pueblan este mundo y de sus ancestros. Sigue leyendo