Número: 202.     4ª época.     Año XVIII     ISSN: 1989-6289

202 > Equipo > Vehículos > Rhino Heavy Armoured Car (CdG). Por: Juan Carlos Herreros Lucas

 

Rhino Heavy Armoured Car

Rhino. Imagen de dominio público cedida por el Imperial War Museum de Australia

La velocidad con la que se desarrolló la Segunda Guerra Mundial en los primeros años pilló por sorpresa a Gran Bretaña. Lejos de los ritmos lentos (a costa de vidas en las trincheras), la guerra puso a los británicos contra las cuerdas en los primeros meses. Muchos países de la Commonwealth dependían de la metrópoli para el suministro de armamento (y sobre todo vehículos), pero ellos tenían otros problemas. Habiendo dejado todo el material pesado en Dunquerque, reequipar a sus tropas era la prioridad. Pasó bastante tiempo, casi hasta la entrada de Estados Unidos en la guerra, hasta que Gran Bretaña pudo atender la demanda. Las naciones con posibilidades (Canadá, Australia) se lanzaron al diseño y fabricación de sus propios modelos de vehículos de combate.

Este es el caso del Rhino Heavy Armoured Car (o solo Rhino) del que nos ocuparemos en este artículo. Japón se estaba convirtiendo en un problema en el Pacífico y la posibilidad de un enfrentamiento estaba cada vez más cercana. De la misma forma, el ejército australiano, al menos gran parte, estaba combatiendo en el norte de áfrica. Sus tropas, tanto fuera como dentro, tenían necesidad de un vehículo blindado pesado y así, a mediados de 1941, fue como nació la idea de fabricar uno propio.

Sobre el chasis de un modelo 8446 canadiense se fabricaron dos prototipos completos (casco y torreta) propulsados por un motor GMC 270; este había sido fabricados para el camión Chevrolet C60X 6x6 CMP (que también equipó a algunos modelos estadounidenses). Iban equipados con un cañón británico de 2 libras (40 mm) y una ametralladora Vickers 0,303 (7,62 mm) en montaje coaxial.

El principal problema del Rhino es que su peso de 8 toneladas y media era demasiado para el chasis canadiense y la suspensión sufría en exceso (lo que implicaba averías y unas malas prestaciones). A principio de 1943, el Directorio de vehículos de combate blindados australianos suspendió el proyecto. Además de los dos prototipos, los australianos ya disponían de unos 85 chasis recibidos desde Canadá. Se intentó aprovechar el diseño para construir un Carrier (un transporte de tropas a semejanza del británico o del canadiense), pero, de nuevo, el exceso de peso fue demasiado y solo se fabricó un prototipo. El resto de los chasis se utilizaron para fabricar grúas móviles durante la guerra y otros vehículos civiles (como barredoras o cargadoras) después de la guerra.

El vehículo contaba con 4 tripulantes: comandante, conductor, artillero y cargador/radio. Nunca entraron en acción, aunque no deja de ser un interesante objeto sobre el que obtener información para unos espías en Australia.

Parte posterior del Rhino. Imagen de dominio público cedida por el Imperial War Museum de Australia

Datos para Com.andos de Guerra

Nombre: Rhino Armoured Car

Inicio: 1942
Final: 1943
Tipo: VL
Long.: 4.60
Anch.: 2.30
Altu.: 2.60
Peso: 8.50
V: 50 (sobre el papel)
Acel.: 2
Aut.: 300 (sobre el papel)
Dot: 4
BCF: 30
BCL: 30
BR: 15
BCP: 30
BA: 10
BB: 15
BTF: 30
BTL: 30
BTP: 20
A: 1
CAAM: 7.70
PA: c
Cad: 1
CC: 40
HE: IV+4/4
AP: II+45/15
H: -
Cad: 15
Torr.: -