Eriloe – Ambar II, 1547

Siguen las detenciones en Airak: tres muertos

La tensión en las calles de la capital del reino sigue en aumento enfrentando a la guardia de la ciudad y a los cada vez más descontentos con el gobernador, al que han empezado a llamar el interino. Se juntan los que acusan de usurpador con los que piden la liberación de detenidos en altercados anteriores. El número crece y la guardia está desbordada, hasta el punto de contratar extranjeros para el control civil. A uno de estos grupos de extranjeros es a los que se achaca la muerte de tres jóvenes que trataban de colgar una pancarta en el muro del palacio del gobernador. Según los testigos fueron abatidos a flechazos. Los manifestantes han empezado a portar símbolos que recuerdan, vagamente, a los símbolos del Emperador. Este hecho no ha pasado desapercibido.

Trama El Retorno del Emperador


Aumentan los robos en la isla de Xalîn

La elevada fianza para conocer la localización de Dosra (una mítica fortaleza a la que se le suponen riquezas valiosísimas) ha provocado que los grupos de aventureros traten de conseguirla acometiendo otras misiones, no siempre lícitas. Hasta la capital han llegado muchas quejas de asaltos y robos en los caminos. Las amenazas de prisión y pena de muerte contra los aventureros ladrones no parece que estén teniendo sus frutos. Las autoridades estudian la posibilidad de prohibir la búsqueda de Dosra, medida que ha incrementado la ansiedad de aquellos que quieren acceder a la información. Algunas peleas callejeras con resultados mortales se atribuyen a la obtención de información de la esquiva fortaleza. Sigue leyendo

Eriloe – Ambar I, 1547

Sin noticias de la expedición

Nada se sabe del grupo enviado a descubrir el misterio de la ciudad flotante y que estaba comandado por Daral, la guerrera de Cargrum. Las autoridades creen que aún es demasiado pronto para darles por perdidos, pero algunos comerciantes aseguran que la ciudad flotante ha aparecido de nuevo y eso ha hecho que algunos de los grupos que esperan, menos que antes, exijan que se les contrate para desvelar el misterio y que se dé por perdida a la primera expedición. En las tabernas del lugar los detractores y apologistas de esa decisión llevan sus debates casi a las manos. La guardia ha tenido que redoblar su presencia en las horas más difíciles (al atardecer cuando se acaban las tareas del día).

Trama El Retorno del Emperador


Los ladrones no llegaron al puerto

Los ladrones de libros liberados hace unas semanas y expulsados de la ciudad, nunca llegaron al puerto. Según ha comentado el capitán, después de invitarles a permanecer en sus aposentos todo el viaje, les descubrieron muertos una mañana en la que les acercaban el menú desayuno cortesía de la naviera. Los cuerpos estaban blancos, como sin sangre, y sus brazos y piernas, y en algún caso la cabeza, estaban retorcidos en posiciones imposibles. El capitán, según ha contado, temió que se tratara de alguna enfermedad de la que podrían haberse contagiado en la cárcel y aprovechó que los viajeros estaban en el comedor con el desayuno para arrojar los cadáveres al vacío por la popa. También, dice, arrojaron sus pertenencias, escasas, por si hubieran estado contagiadas. Los marineros encargados de dicha tarea han estado en vigilancia por si presentaban algún síntoma, cosa que no ha sucedido. Uno de ellos relató al llegar al puerto: «era como si una mano gigantesca los hubiera estrujado uno por uno». Sigue leyendo

Eriloe – Largo III, 1547

Gran redada se salda con sorpresa

La guardia del Reino Elegido ha realizado una redada por locales donde los seguidores del Emperador se reunían de forma clandestina. Al parecer, algunos de los detenidos presentaron resistencia y la operación de la guardia se saldó con varios detenidos y un fallecido. Entre los identificados estaban los hijos de algunas de las familias más acaudaladas de la ciudad, lo que ha causado cierto revuelo tanto entre las autoridades como entre el pueblo bajo quien, opina, que el culto al Emperador es una moda de los hijos malcriados de los ricos y que el gobierno aprovecha para apretarles más. Sin embargo, la mayor sorpresa fue la requisa de un tambor para llamar a los grandes gusanos. Se cree que se trata de una ancestral reliquia y muchos se han mostrado interesados en investigarla.

Trama El Retorno del Emperador


Nuevo robo de libros en la ciudad de Cargrum

La recompensa ofrecida ha despertado el interés de los amigos de lo ajeno por el libro en cuestión y varios mercaderes han denunciado intentos de robo en sus comercios o viviendas. Sin embargo, el titular de la noticia hace referencia a un robo que casi fue interrumpido por la guardia de la ciudad, pero el ladrón, con una agilidad casi inhumana, se zafó de los vigilantes saltando por los tejados. La víctima ha decidido no denunciar y asegura que le pillaron antes de que le robara nada, pero las autoridades creen que sí robo algo (le pillaron saliendo) y que el ciudadano se niega a declarar el qué. Esto ha abierto muchas especulaciones y hay quién asegura que el ladrón robó al ladrón original y que por eso no hay denuncia. El rumor se ha visto reforzado por la retirada de la recompensa. Su dueño original dice que da el libro por perdido y que no quiere causar más incidentes. Sigue leyendo

Eriloe – Largo II, 1547

La ciudad vuelve a llenarse de panfletos contra el gobernador.

Miles de octavillas de hierbas trenzadas, como la primera vez, han cubierto las paredes y puertas de la ciudad de Arim (en Airak). En esta ocasión, además de acusar de usurpador al actual gobernador y exigir una nueva elección, le acusan de mentir y aseguran que los detenidos en las pasadas jornadas eran ciudadanos inocentes, una maniobra del usurpador para aparentar que tiene todo controlado. El panfleto asegura que los inocentes serán liberados y el usurpador decapitado (una clara referencia al muñeco del pasado Solario).

Trama El Retorno del Emperador


Nuevo reclutamiento para la fortaleza de Dosra

Unos nuevos carteles de reclutamiento han aparecido en la ciudad de Xalin y algunas cercanas de las islas. Se buscan grupos con experiencia demostrable a quienes les será revelada la ubicación de la fortaleza previo depósito de una fianza de confidencialidad (fianza elevada, por cierto). Además, los grupos se comprometerán en llevar el tesoro al contratador quién elegirá una pieza (y solo una) de dicho tesoro y el resto será para los aventureros. La elevada fianza ha frenado a muchos, pero también ha iniciado un fenómeno de búsqueda de otros tesoros para poder cumplir con los requisitos del reclutamiento. Parece que no va a quedar ninguna piedra sin remover en la isla. Las autoridades advierten que las fianzas con bienes robados implicarás la detención y ejecución inmediata de los aventureros. Esa advertencia ha tranquilizado a los vecinos de la ciudad. Sigue leyendo

Eriloe – Largo I, 1547

Parte la primera expedición en busca de la ciudad flotante

Un grupo de valientes aventureros ha aceptado el reto de dirigirse a poniente en busca de la ciudad flotante de la que hablan los rumores. Está integrada por cuatro jóvenes intrépidos: Daral, una guerrera de Cargrum cuyo filo es temido en toda la costa de poniente; Veresium, un erudito que sabe más de esta zona que nadie; Cardel, una joven hija de cerrajeros de la zona; y Borbin, un ogro de levante con más fuerza que sabiduría. El grupo lleva varias monturas y dos asistentes goblins (Reco y Redo) que se encargan de los quehaceres del campamento. La partida llamó la atención de los ciudadanos, incluso de los altos próceres de la República de Reyes, pero no hubo discursos ni alabanzas. Tan solo el lento alejarse de los protagonistas. En la ciudad quedan otros grupos a la espera de su turno.

Trama El Retorno del Emperador


Los ladrones de libros liberados

Pasados los días de encierro determinados por la justicia, los supervivientes de la banda de ladrones de libros han salido a la calle. La guardia de la ciudad les ha escoltado hasta el puerto y, una vez allí, les ha embarcado en el primer barco que salía de la ciudad (en dirección a Levante por lo que ha podido saber este reportero). Algunos pasajeros protestaron por lo que consideraban un riesgo inadmisible para el viaje (a nadie le gusta viajar con ladrones recién liberados) y el capitán ha ordenado que los encierren en la sentina y los encadenen para evitar cualquier problema. Seguramente les invite a abandonar el barco en el primer puerto (sino antes). Sigue leyendo

Eriloe – Solario III, 1547

Se cierran las casas de veneración del Emperador

Las autoridades del Reino Elegido han prohibido el culto a la figura del Emperador y han obligado a cerrar las casas donde se veneraba su figura. Ya habían aparecidos adalides y seguidores de su persona y el gobierno trata de cortar de raíz lo que considera una peligrosa moda. Sin embargo, la prohibición no ha hecho desaparecer a los acólitos y estos se reúnen ahora en lugares clandestinos donde solo los iniciados pueden encontrarlos, lo que ha hecho, si cabe, mucho más popular el culto.

Trama El Retorno del Emperador


Gran recompensa por el libro de mineralogía

Como nuestros lectores recordarán, el libro de mineralogía fue sustraído de la casa de un mercader en la ciudad de Cargrum. Pues bien, dicho mercader ha puesto una elevada suma de dinero para quién le entregue al autor del robo y el libro (la recompensa pide ambas cosas). Esto ha generado una especie de locura en la zona a la búsqueda del libro y de quién sea su actual propietario que, sin duda, será acusado del latrocinio. Sigue leyendo

Eriloe – Solario II, 1547

Broma de mal gusto en la ciudad de Arim

Un muñeco que imitaba los ropajes del presidente de Airak y sin cabeza, apareció colgado de la puerta de la ciudad. Una cabeza de paja y excrementos vacunos apareció en una pica en la entrada de la ciudad aunque no habían conseguido darle parecido al presidente. La guardia de la ciudad cree que se trata de una broma realizada por los más jóvenes, pero en las tertulias de las tabernas se especula si no es una amenaza en respuesta a las detenciones del mes pasado.

Trama El Retorno del Emperador


Estalla la fiebre de Dosra

A Xalín están llegando grupos de todos los lugares en busca de los míticos tesoros de Dosra y no es raro encontrarles deambulando por los caminos de la isla o preguntando en los lugares más inverosímiles. Los aventureros que aseguraron volver de la fortaleza han desaparecido (se cree que han vuelto a por más botín) y eso ha dejado a todos estos grupos sin un destino ni ningún testigo al que preguntar. Aunque hay algunos oportunistas y advenedizos, algunos grupos se han puesto a estudiar en serio las referencias en bibliotecas privadas y tampoco es raro verlos consultando a gentes de más edad. Si bien aún no se ha encontrado su ubicación, no faltará mucho en encontrarse, algo que están esperando muchos para ir detrás del primer grupo que sepa hacia dónde se dirige. Sigue leyendo

Eriloe – Solario I, 1547

Expedición en busca de la Ciudad Flotante

Las autoridades de la República de los Reyes han anunciado que sufragarán una expedición que se adentre en el vacío en busca de la ciudad flotante. En el anuncio, que se ha publicado en las tabernas de la república y más allá de sus fronteras, se invita a los solicitantes que estén en la capital en el día medio de Solario. Aunque se buscan grupos ya formados, se invita a que los expedicionarios solitarios se animen a acudir a la ciudad y formar allí sus grupos con otros visitantes. Los comerciantes y habitantes se preparan para la previsible avalancha de aventureros.

Trama El Retorno del Emperador


El resto de la banda no eran magos

Los libros robados el pasado Nova a un visitante de la ciudad aún no se han encontrado, a pesar de la recompensa ofrecida, pero las investigaciones han continuado y las autoridades han capturado al resto de la banda (el primer detenido, como recordarán, fue ajusticiado por mago). A los detenidos no se les ha encontrado en posesión de objetos prohibidos, pero aun así, el juez les ha condenado a 15 días de encierro, a pagar la recompensa en caso de que los libros se encontraran y la expulsión de la ciudad en el caso de que no. Sigue leyendo

Eriloe – Lluvio III, 1547

Vuelven sin respuestas

Una expedición hacia poniente enviada por las autoridades del Reino Elegido ha vuelto sin encontrar respuestas y sin halla motivo para la desaparición de los grandes gusanos. La situación se ha complicado por la serie de rumores que aseguran que es un presagio de la vuelta del Emperador y han surgido casas de devotos a su figura en varios rincones del reino.

Trama El Retorno del Emperador


Robado el tratado de mineralogía enana

Los noticieros locales se han hecho eco de un extraño robo ocurrido en la ciudad de Cargrum. La casa, de un acaudalado hombre de negocios, fue allanada aprovechando una visita del mercader a una feria cercana. Solo se ausentó una noche de su domicilio, momento que aprovecharon los ladrones para entrar y sustraer uno de los libros de su biblioteca. Lo raro del caso es que solo se han llevado un libro habiendo en la casa objetos mucho más valiosos. El libro, del que ya nos hicimos eco el pasado mes, es un tratado de mineralogía enana y era significativo por el sello de la desaparecida Gran Biblioteca en sus páginas. Sigue leyendo

Eriloe – Lluvio II, 1547

Redada de la guardia de Arim

La guardia de la ciudad de Arim ha recorrido varias instalaciones tanto del puerto del vacío como del fluvial y ha detenido a decenas de personas. Están acusados de intento de magnicidio y de soliviantar a los ciudadanos pacíficos de la ciudad para cometer delitos contra la autoridad. Esta ha sido la contundente respuesta del presidente de la República a las repetidas manifestaciones de las pasadas semanas en las que se le acusaba de usurpador. La guardia ha incautado diverso material propagandístico, folletos de contenido político, varias armas de diferentes calidades y libros con referencias al Emperador. El Juez Mayor de Arim, Icaia Maled, ha asegurado que hay pruebas concluyentes para acusar de sedición a los detenidos, pero que aún no se ha terminado la operación pues el líder de la organización aún no ha sido identificado.

Trama El Retorno del Emperador


Vuelve un grupo de la mítica fortaleza de Dosra

Ha regresado a Xalîn un grupo cargado con un preciado botín (o eso parce por el dinero que malgastan) y según aseguran a quién quiere escucharles, y son muchos, han vuelto de la fortaleza de Dosra. Respondieron al contrato que apareció hace unas semanas en diversas tabernas y las pistas les llevaron a la ubicación de una atalaya en medio de un valle rodeado de montañas. Dicen haber explorado solo una parte, la más superficial, pero según relatan, la factura de la fortaleza es enana y no descartan que bajo los primeros niveles haya más aún más opulentos. Cuando le preguntan por los peligros, guardan silencio o solo responden: «llegar hasta allí ya es un problema». Su relato ha llamado la atención de muchos aventureros ociosos. Sigue leyendo