Número: 177.     4ª época.     Año XVI     ISSN: 1989-6289

177 > Equipo > Armas > El StG-44, un veterano eterno (RN). Por: Rafael Pardo Macías

 

El StG-44, un veterano eterno

Como complemento del artículo de Comandos de Guerra dedicado a esta arma, y que podéis leer aquí Ver ahora hablaremos de que pasó con ella y cómo ha llegado hasta las calles de Cunia

El fin de la Segunda Guerra mundial supuso la existencia de una gran cantidad de equipamiento militar que ya no era necesario, los excedentes de guerra.

Tendemos a pensar que todo (o la mayoría) era equipamiento de origen estadounidense o soviético, y sabemos que ambos bloques emplearían esos excedentes para equipar a sus naciones aliadas. ¿Pero y con el resto de naciones implicadas en el conflicto? ¿que pasó con sus excedentes? Hoy vamos a hablar de uno de esos excedentes de guerra, y de una de las naciones perdedoras, el alemán Sturmgewehr 44, para muchos el primer rifle de asalto. Tras la guerra, el rifle fue analizado por todas las naciones victoriosas, pero algunas fueron más allá, incorporándola a sus arsenales. Así, acabaría viendo servicio en casi todos los continentes a lo largo de más de 60 años.

Europa

El gran poseedor del arma tras la SGM fue la Unión Soviética, que ordenó almacenar a sus tropas almacenar cada StG-44 que encontrasen. Así, se estima que a finales de 1948 tenían en su poder alrededor de 102.000 unidades. Curiosamente, nunca entró en servició con su ejército, ya que estaban entrando en servicio la carabina SKS y el AK-47. En su lugar, fue transfiriéndolos por lotes a diversas naciones satélite, u organizaciones afines (como guerrillas y movimientos de "liberación"). Checoslovaquia fue el primer (y principal) receptor, al que seguirían la República Democrática Alemana (RDA), Yugoslavia (antes de separarse del bloque oriental), Hungría y Vietnam del Norte.

La RDA lo utilizó durante años para equipar a su ejército (Volksarmee) bajo la designación de MPi.44 hasta que fue reemplazado por diversas variantes del AK-47. Posteriormente transfirió las armas unidades de la policía (Volkspolizei) hasta aproximadamente 1962, cuando fue reemplazado por subfusiles PPSh-41. A partir de ese momento, la RDA lo relegó a unidades de seguridad de segunda fila. Para alimentar el arma, la RDA fabrico munición de calibre kurtz hasta comienzos de la década de 1960.

El caso de Yugoslavia es muy similar, lo empleó en unidades de primera línea, principalmente en unidades de paracaidistas, hasta que fue reemplazado por derivados locales del AK-47 y AK-74. El Batallón paracaidista N.º 63 lo mantuvo en servicio hasta mediado de los 80. A partir de ese momento lo destinó a milicias territoriales de la reserva o lo exportó a regímenes afines de Oriente Medio y África.

Vietnam

Vietnam del Norte fue otra de las naciones que recibieron el StG-44 como parte de programas de ayuda militar. El caso de Vietnam es muy interesante, ya que aunque nunca fue un arma común, tampoco fue un arma escasa, especialmente en las primeras etapas de la guerra. La Unión Soviética envió las primeras armas a finales de los años 50, a las que se les uniría posteriormente lotes procedentes de Checoslovaquia y la Alemania Oriental. A medida que el ejercito regular de Vietnam del norte se equipaba con SKS y Ak-47, envió los StG-44 al sur, para su uso por las unidades del Viet Cong.

A partir de la ofensiva del Tet en enero de 1968 apenas se verá tanto en el norte como en el sur.

StG-44 en Vietnam

Un soldado del US Army durante unas pruebas de fuego de un StG-44 capturado al Viet Cong.

África

A lo largo del continente africano el venerable StG-44 entraría en acción en varios conflictos.

Comenzamos a finales de los años 50, con la guerra de independencia de Argelia, que buscaba liberarse del gobierno colonial de Francia. Al poco de iniciarse el conflicto la Unión Soviética comenzó a proporcionar apoyo encubierto a los insurgentes. Para ello empleó a Cheoslovaquia como suministrador, enviando lotes de StG-44 reacondicionados y cartuchos kurtz igualmente reacondicionados o fabricados por la empresa checa Sellier & Bellot.

No está claro cuantos StG-44s se suministraron a Argelia, aunque se cree que no fueron muchos ya que tras lograr la independencia el recién formado ejército argelino se equipo con armamento soviético.

A finales de los 70 volvemos a encontrar a nuestro protagonista en acción. En este caso en Somalia, durante la dictadura del General Mohamed Siad Barre. Alineado con la Unión Soviética, inició un extenso programa de compra de armamento, tanto para su ejército como para una milicia apoyada por su régimen, el Frente de Liberación Somalí (WSLF). Este grupo buscaba la independencia de la región de Ogaden, perteneciente a Etiopia, pero habitada en su mayoría por una etnia somalí.

El WSLF fue equipado con cualquier arma que se podía encontrar en el mercado negro, lo que incluiría al StG-44. Su origen más probable es Alemania Oriental, y seguramente fueron destruidas junto con casi toda la guerrilla tras la derrota de Somalia en la batalla de Jijiga.

La última aparición hasta la fecha del StG-44 es de no hace mucho, en Burkina Faso. En 2013 el ejército incautó una pequeña cantidad de unidades a una milicia antigubernamental. El origen de estas armas no es claro, aunque lo más probable es que procedan de Libia (que los habría comprado a Yugoslavia), y saqueados de sus arsenales durante la guerra civil que acabó con el régimen de Muammar Gaddafi.

Oriente Medio

La guerra fría fue un escenario global, luchándose discretamente también en Oriente Medio. Así la Unión Soviética suministró directa o indirectamente los StG-44 al Frente de Liberación de Palestina y a Hezbollah. Aunque el principal usuario fue Siria, que las usó en combate contra Israel. Al modernizar su ejército, las mantuvo almacenadas, hasta que durante la guerra civil volverían a ser usadas. De hecho, en 2013 se hizo famosa en las redes sociales una foto en la que se veía a un rebelde en Aleppo, que había fabricado una estación remota, controlada a distancia.

Y sin alejarse mucho, en 2005 el ejército norteamericano se encontró con milicias armadas con el StG-44, aunque no pudo determinar su origen.

StG-44 en Irak

Un miliciano iraquí sostiene un StG-44 en Faluya

Hoy en día

Como hemos podido ver, el StG circula por el mercado negro, por lo que no es raro que algún ejemplar haya llegado hasta Cunia. Y eso sin contar las reproducciones que diversas firmas fabrican con calibres modernos, además del kurtz. Y por si fuera necesario la firma serbia Prvi Partizan sigue fabricando la munición original.

StG-44 en Siria

Un insurgente sirio con la estación remota fabricada con elementos improvisados y un StG-44

Datos para Rol Negro

Datos Stg.44 Sturmgewehr
Nac.: Alemania
Inicio: 12/1944
Fin: *
Tipo: fusil de asalto
Long.: 94 cm
Peso: 5,22
C: 7,62 kurz
NC: 30
TC: caja
R: F
CF: 3
Daño: II+4