Número: 201.     4ª época.     Año XVIII     ISSN: 1989-6289

201 > Ambientación > Personajes > Wu (Exo). Por: Rubén Ramos

 

Wu

Son una raza bastante enigmática, los wu. Eso dirán todos aquellos ciudadanos de la galaxia de EXO. Y llevan razón. Localizados en la frontera del Pueblo Sheller y los sectores de la Comunidad Verriana, los wu llevan vidas apartadas y abúlicas en comunidades cerradas.

Son seres pétreos en apariencia, pero afirman ser biológicos (de carne y sangre) en el interior. Solo se puede especular. Nunca nadie ha diseccionado a un wu (al menos de manera oficial). Pero lo que es proverbial es su parsimonia a la hora de moverse o realizar actividades. Esto se debe a que su metabolismo es distinto al de muchas especies inteligentes (aunque parecida a la de los silvanos) y su actividad biológica va a otro ritmo. No es raro verles quietos durante días y días, indistinguibles de las zonas rocosas en las que adoran vivir.

Sus ciudades son muy funcionales y se adaptan muy bien a su entorno (quizás, se dice, es la razón por la cual los sheller también tienen una arquitectura integrada con el paisaje). Tienen y hacen uso de tecnología, por lo general adquirida de otras especies inteligentes con las que mantienen el contacto. La han adaptado a sus particularidades (en medicina, por ejemplo) pero en general es fácil e intuitiva de usar.

Su naturaleza calmada y contemplativa les ha convertido en grandes filósofos y pensadores. Sus teorías son respetadas y escuchadas en toda la galaxia y los graochinek les admiran en gran medida por esto. Son los únicos rivales capaces de mantener fatigosas charlas de horas y horas con ellos.

No mantienen una verdadera estructura social. Un grupo de ellos toma decisiones si es necesario, pero nada más. Esto se ve en las relaciones familiares: no existe la institución del matrimonio, por ejemplo, y la maternidad entre ellos es muy desapegada aunque nunca a extremos de abandono.

Una característica particular de los wu es su percepción no lineal del tiempo. Para un wu, todo ocurre en un presente… en un momento concreto. Si vives 10.000 años, esa percepción puede llegar a ser comprensible, pero la realidad es que hablar con ellos puede ser toda una experiencia digna de un dolor de muelas. Para ellos parece que el pasado se remonta a la época de cuando los iroiendi eran jóvenes y el futuro a cuando las estrellas se apaguen.

Esto ha dado lugar a una teoría conspiratoria que habla de que los wu no son muchos, sino uno solo que vive de manera simultánea en un momento concreto del tiempo pasado, presente o futuro. Los wu se ríen de esta teoría y comentan de modo jocoso que es cierta.

Su música es muy extraña. Son sonidos ambientales de la naturaleza. Hay un gran mercado de música relajante wu por la galaxia, que se utiliza para reducir el estrés o para dormir.

Una cosa desconocida para los wu y para toda la galaxia es que los wu son las armaduras originales que crearon los iroiendi hace muchos milenios, hasta que las desecharon por las armaduras actuales. No les resultaba cómodo entrar en un ser clónico con el que compartir cerebro. Uno de los eskardar antiguos, les dotó de vida como acto de rebeldía contra sus hermanos iroiendi y como acto de compasión, ya que su destino hubiera sido perecer lentamente, sus mentes encerradas en cuerpos de piedra. Puede decirse que los wu son (salvando mucho las distancias) los iroiendi originales.