Número: 182.     4ª época.     Año XVII     ISSN: 1989-6289

182 > Sucesos > Runas > 01: Runas del sabio (Pan). Por: Sabio del Desierto

 

Tres años de la segunda palma de la primera columna de la estela del gato de agua

Runas del sabio

Como saben los cuervos de Taga...

Se saluda al nuevo invierno

Muchos de los grakines de Pangea han saludado la llegada del invierno y la temporada fría. Para muchos es una época de renacimiento en la que la Taga descansa para volver con fuerza en primavera y muchos lo comparan con la noche como preludio de la jornada diaria. Los rituales son muy diferentes, pero quizás el más llamativo por su sencillez es el que se celebra en Aguaclara. El jefe Ursus se coloca en la zona de recepciones y el chamán le coloca una piel de animal (un oso en esta ocasión) para abrigarle. Entonces el jefe comenta: "Hace frío" algo con lo que todos coinciden y se abrigan a su vez. Después se acude a la hoguera donde se ha calentado algo de caldo de grasa animal que todos comparten risueños.


Masacre de durk negros

Los gardan no han estado ociosos y han buscado a los causantes de las muertes de la Sombra y les han dado caza. Es una guerra racial como hacía tiempo que no se veía y los durk negros están desapareciendo de la sabana. Los incendios pueden verse desde jornadas de distancia, unas espesas humaredas negras que parecen no tener fin. Las víctimas, los durk, parecen desaparecer junto al mal que provocan. El jefe de los gardan ha prometido una recompensa al que le traiga un durk negro vivo, pero hasta la fecha nadie ha conseguido atraparlo. Eso sí, las trampas de la Sombra están desapareciendo, aunque a varios gardan les ha costado feas quemaduras. Los comerciantes aseguran que la zona no es peligrosa, que las batallas son visibles y están localizadas y que mientras no te acerques mucho a los fuegos, el aire es bastante respirable.


Alimañas en el bosque dwandir

La parte septentrional del bosque dwandir se ha llenado de animales que han acudido tras la fuerte nevada de las pasadas semanas. Lobos de las nieves, algún tigre dientes de sable y otros depredadores. Los dwandir patrullan para evitar que se acerquen a sus poblados, pero no están haciendo nada por alejarlos del bosque. Cuando se vaya la nieve, las criaturas se marcharán, piensan. Viajar por el perímetro de la zona se ha vuelto más peligroso porque los dwandir ya no son la principal amenaza.


Grieta en el monolito

El monolito de musgo verde de Druma, el grakin fundado por la chamán de Balora, ha aparecido con una grieta importante en su base. La grieta es vertical y alcanza más de una vara de altura. Se desconoce el origen ni las causas, aunque algunos habitantes creen que puede tratarse de agua que se ha congelado en el interior de la roca. Creen que se ha detenido su crecimiento y que no representa ningún peligro para la estabilidad de la piedra. Los niños de Balora están encantados porque, según dicen, la piedra ahora parece tener dos piernas.


Todas las noticias comentadas por el Sabio del Desierto han sido grabadas en la estela y son para el juego Pangea. Los Guardianes de la Roca recorren los caminos y los grakines de esta tierra primigenia y le notifican los acontecimientos al viejo tallador. Todas ellas son fruto de las partidas realizadas por los jugadores de Pangea o por el equipo creativo de la propia editorial. El viejo chamán las cuenta en las noches en torno al hogar con la intención de dar puntos de apoyo a la continuación o al desarrollo de las partidas. Si quieres comunicarnos alguna noticia sucedida en tu mesa de juego, envíanos un mail.