Número: 182.     4ª época.     Año XVII     ISSN: 1989-6289

182 > Ambientación > Escenarios > Carnívora II (Exo). Por: El Rolero Misterioso

 

Carnívora II

La Carnívora I era un carguero ligero propiedad de un tal Koldo Gorka, un siniestro veddio con una sola oreja oriundo del planeta Necrópolis. Koldo lleva varios años trabajando como soldado de fortuna. Sin embargo, hace dos años, Koldo y los suyos mordieron más de lo que podían masticar: aceptaron un trabajo de escolta de una nave de pasajeros y terminaron sosteniendo un durísimo combate espacial contra varios cazas de los piratas kilonios. La nave de Koldo apenas consiguió escapar y llegar a puerto, acribillada y con su tripulación aniquilada. La nave tuvo que ser desguazada, dañada más allá de toda posibilidad de reparación. Pocos días después Koldo se esfumó... para volver a reaparecer hace apenas unas semanas, capitaneando una CAP MOD bautizada como Carnívora II, mejor blindada y artillada que su predecesora. Desde entonces, el capitán Gorka ha estado reclutando una nueva tripulación con el objetivo de vengarse de los piratas kilonios. Nadie sabe de dónde lo saca pero está claro que dispone de mucho dinero y contactos con acceso a armamento y equipo militar pesado.

La explicación es muy sencilla: en realidad Koldo Gorka no es un simple mercenario como quiere hacer creer a todos, sino el jefe de un grupo de "grises"; agentes encubiertos a sueldo de la megacorporación Hegaton Mts. (que son quienes le financian). Por supuesto, los PJ no sabrán nada de esto si deciden unirse a su tripulación, al menos hasta que se hayan ganado los galones...

Idea de aventura: Koldo Gorka es todo un profesional y, desde luego, no es tan simple como para dejarse llevar por un venganza personal. Esta vez no busca a los kilonios para destruirlos, quienes ya han demostrado ser mucho más duros y organizados que los típicos piratas de tres al cuarto. En vez de eso, la Hegaton Mts. le ha encargado que negocie con ellos un trato para que sus naves dedicadas al "turismo de aventura" puedan venir a la zona y sus clientes puedan vivir la experiencia de un auténtico "asalto pirata". Es decir, les están ofreciendo a los piratas dinero a cambio de que estos hagan el paripé con falsos ataques, que aborden las naves y que, en el último momento, se retiren cuando lleguen los refuerzos (todo perfectamente guionizado por los escritores de la corporación). De hecho, incluso les recomiendan matar a cuatro o cinco turistas para darle más credibilidad al asunto (no pasa nada, los pasajeros de estas naves firman un descargo de responsabilidad al embarcar).