Número: 172.     4ª época.     Año XVI     ISSN: 1989-6289

172 > Equipo > Vehículos > T-20 Komsomolets (CdG). Por: Rafael Pardo Macías

 

T-20 Komsomolets

A medida que el ejercito soviético crecía y se modernizaba, incorporaba nuevas armas y doctrinas, en especial en el campo de la artillería. Tradicionalmente las piezas de artillería eran arrastradas por tiros de caballos, pero los planes de modernización abogaban por apostar por unidades motorizadas, por lo que a finales de la década de 1930 se solicitó diseños para las diferentes necesidades.

Una de las solicitudes pedía un tractor ligero que permitiese cambiar de posición rápidamente, aún con el enemigo en sus proximidades (a un alcance estimado de 500 a 1000 metros), lo que requería que fuera un vehículo ágil, rápido (al menos igual que los blindados enemigos) y fácil de manejar. Este vehículo debería remolcar piezas de artillería ligera, como el cañón antitanque de 45 mm y el mortero pesado de 120 mm. Debía además transportar una pequeña cantidad de munición (en un armón o remolque), y la dotación necesaria (6 hombres).

Pero sobre todo, los requisitos incluían que debía ser barato y fácil de producir en serie, ya que debía incorporarse cuanto antes al Ejército Rojo. Para alcanzar este último requisito los diseñadores apostaron por incorporar elementos de tanques ligeros, como el chasis, caja de cambios y motor.

En 1937 se fabricó una tanda de 50 de un primer diseño, y aunque participaron en el desfile del en la Plaza Roja del 7 de Noviembre de ese mismo año, no fueron aceptados para el servicio por su pobre estabilidad, poca tracción y capacidad de giro. A pesar de dos revisiones, se decidió seguir adelante con un diseño diferente que había comenzado en 1936, y que se convertiría en el T-20 Komsomolets.

T-20 desfilando

T-20 desfilando con un cañón anticarro de 45mm y un remolque de munición.

El Komsomolets era un vehículo mucho más espacioso que su predecesor, y sus dos tripulantes (conductor y comandante, que manejaba además una ametralladora DT) estaban mejor protegidos. Como detalle curioso, los controles estaban duplicados, por lo que si el conductor quedaba incapacitado, el comandante podía dirigir el vehículo. La parte posterior estaba abierta, con asientos para 6 pasajeros (o si fuese necesario, cajas de munición), aunque podía instalarse una lona para protegerlos de las inclemencias del tiempo.

Las pruebas demostraron que un vehículo totalmente cargado podía alcanzar velocidades de 15-20 km/h (bastante elevada para un vehículo de este tipo), aunque se demostró que el motor sufría bastante. Hay que tener en cuenta que para facilitar la producción se empleó un motor GAZ-M, esencialmente un motor de automóvil civil, y que no estaba preparado para los rigores del servicio militar. Aunque se buscaron alternativas, no había un sustituto adecuado del mismo tamaño, por lo que se decidió seguir adelante con esta unidad motriz.

Finalmente entró en producción, en la misma planta donde fue diseñada, la Fábrica Ordzhonikidze Nº 37 de Moscú. Fueron fabricados entre 1937-1941 en la Fábrica Nº 37, al igual que en la Fábrica de Tractores de Volgogrado y la GAZ. Lo que no se conoce con certeza es la cantidad total fabricada, que según las fuentes oscila entre los 4400 y los 7780. A lo largo de esta producción se introdujeron diversas mejores menores, como la disposición de los asientos, partes de la suspensión o el sistema de refrigeración. Se propuso una variante con un motor de mayor potencia, pero sin blindaje, motivo por lo que ejército rechazó la idea.

A pesar de sus problemas con el motor, era un vehículo apreciado por sus dotaciones, y fue muy importante en el plan de motorización del ejército (cada división de fusileros disponía de al menos 60 Komsomolets), siendo el tractor designado para arrastrar los cañones anticarros 53-K de 45 mm, F-22 de 76 mm y el mortero M1938 de 120 mm. La producción terminó en 1941 por la necesidades de la guerra, ya que sus plantas de construcción fueron reacondicionadas para la producción de los mas necesitados tanques (incluyendo T-34).

El T-20 entró en acción en 1938 contra los japoneses en el lago Lake Khasan, siendo empleado en Khalkhin Gol y durante la Guerra de Invierno, sirviendo hasta 1941, cuando fue retirado del frente para ser convertidos en el cazacarros ZiS-30. Durante este periodo, además de tractor de artillería, sirvió de transporte de personal (tarea en la que fue muy apreciado por los guerrilleros tras las líneas del frente, y en alguna ocasión, como tanqueta.

T-20 abandonado

Un T-20 abandonado por su dotación. Puede apreciarse la lona que resguarda a los pasajeros.

Los ejércitos alemán y finlandés incorporaron a sus unidades los vehículos capturados. Rumanía también lo hizo, aunque tras sustituirles su débil motor por un Ford fabricado bajo licencia en Bucarest.

Como nota anecdótica, Komsomolets hace referencia a los miembros del Komsomol o Unión Comunista Leninista de la Juventud de la Unión, organización juvenil del Partido Comunista de la Unión Soviética.

Datos para Comandos de Guerra

Nombre: T-20
Inicio: 1937
Final: 1941
Tipo: CT
Long.: 3.45
Anch.: 1.86
Altu.: 1.58
Peso: 3.46
V: 45
Acel.: 3
Aut.: 250
Dot: 2 (más 6 pasajeros)
BCF: 15
BCL: 15
BR: 10
BCP: 15
BA: -
BB: 5
BTF: -
BTL: -
BTP: -
A: 1
CAAM: 7.62
PA: f
Cad: 1