Número: 172.     4ª época.     Año XVI     ISSN: 1989-6289

172 > Ambientación > Escenarios > Sorpasso (Exo). Por: El Rolero Misterioso

 

Nave a la que podrían subirse
los PJ en el próximo puerto

Sorpasso

La Sorpasso, un carguero ligero clase Spriggan, es la nave más rápida de la galaxia. O al menos eso es lo que afirma taxativamente su capitán, un erow inusualmente alto que se hace llamar Pisrra. Pisrra se gana la vida como nave-correo privada, llevando y trayendo cargamentos urgentes de un lado a otro del sector. No tiene demasiados escrúpulos acerca del cargamento y, a excepción de tráfico de esclavos, está dispuesto a transportar cualquier mercancía ilegal para cualquiera que pague lo suficiente.

Pisrra representa la quintaesencia de todo lo peor del ultracapitalismo refepero. Contrata tripulantes muy a menudo, ya que es un empresario sin escrúpulos y un explotador en toda regla que intentará que se ganen el jornal hasta la última gota de sudor que pueda exprimirles. Esto causa que pocos tripulantes deciden reengancharse al final de su contrato; para evitarlo, trata de hacer que sus empleados firmen contratos draconianos en donde se estipula que deben resarcirle económicamente si tratan de rescindirlo unilateralmente antes del final establecido para el mismo (generalmente un año).

Idea de aventura: los PJ han sido contratados para sustituir a última hora a varios tripulantes, hospitalizados tras sufrir una intoxicación alimentaria grave (causada porque Pisrra compró un lote de comida enlatada caducada que estaba de saldo. Ya sabéis, para ahorrar...). Pisrra tiene un trabajo muy urgente y muy bien pagado y no puede esperar a que su tripulación habitual se recupere, así que ha decidido largarse (sin pagar el finiquito) y contratar otra, es decir: los PJ. El trabajo consiste en llevar un contenedor herméticamente cerrado hasta otro sector, un viaje bastante largo. Por desgracia, el valioso contenido del contenedor ha sido robado a un grupo de criminales que harán lo que sea para recuperarlo. Lo que sea... Y eso por no hablar de la antigua tripulación de la nave, que puede que les persiga para tener unas palabritas con su exjefe.