Sistema Sombra – Narrando las heridas

4, 5, brazos

El Sistema Sombra distingue entre herida sin importancia, leve o grave en función del número de veces que la herida supera al atributo de Resistencia del personaje, pero algunos directores de juego quizás encuentren poco descriptivo una clasificación tan aséptica y quieran añadir colorido (y sangres y vísceras) a la descripción de sus heridas.

Los siguientes párrafos añaden esa descripción adicional sin modificar las reglas del daño o las consecuencias de la herida para las leves y las graves en las localizaciones de los brazos:

Leve

El personaje añadirá un grado de dificultad a cualquier acción que implique el uso del brazo afectado, perderá un punto de daño cada minuto (16 asaltos) sin atención médica y?

– Tiene un corte por debajo del hombro y la sangre está empapando las ropas y baja por el antebrazo.

– Tiene una abrasión en el antebrazo. Se ha puesto roja, no llega a sangrar, pero molesta al entrar en contacto con la ropa, con líquidos ácidos o salados o las corrientes de aire.

– Un largo corte recorre el bíceps. Escuece con el sudor y sangra ligeramente.

– El codo se está hinchando y al moverlo notas como si hubiera piezas sueltas en su interior. Una herida en la parte interna del codo parece la responsable

– La mano tiene un feo agujero en la palma. Aún funciona, pero duele cada vez que mueves uno de los dedos como si un engranaje interno no estuviera en su sitio.

Grave

El personaje tendrá un dolor intenso (una posible dislocación), habrá soltado lo que lleva en las manos, perderá 1 punto de daño cada 5 asaltos que este sin atención médica y?

– Parece que el cúbito o el radio (o ambos huesos) se han roto porque el antebrazo no parece tener la consistencia correcta.

– Una fractura muy fea y hueso del húmero parece asomarse entre la masa sanguinolenta. Duele y sangra a borbotones.

– El corte a la altura de la muñeca parece haber cortado los tendones y ha dejado la mano completamente inútil, aunque ahora preocupa más toda esa sangre que mana de la herida.

– Has oído el chasquido de, al menos tres huesos y aunque ninguno asoma al exterior, la sangre se está acumulando en la zona entre el antebrazo y la muñeca.

– El brazo se ha separado del hombro con el impacto, pero la sangre mana de un lugar que no puedes ver (nota: no puede verlo porque no puede mover el brazo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *