Número: 191.     4ª época.     Año XVII     ISSN: 1989-6289

191 > Aventuras > Rol Negro > Mr. Cho tiene que morir (1ª parte) (RN). Por: Daemonideus

 

Mr. Cho debe morir

Sinopsis

Mr. Cho

Mr. Cho fue un miembro prominente en los Dragones Rojos hasta que, recientemente, la pifió y huyó. Como miembro del Dragón Negro tenía acceso a información sensible de la organización y, actualmente, está intentando cerrar un acuerdo con la Policía Nacional para vender a toda la organización a cambio de un salvoconducto fuera de España con una identidad nueva.

En su huida ha dejado tirada a su hija Mei Lin, quien, al verse en peligro, ha huido al territorio del Mekong con la idea de encontrar la forma de "limpiar su cara" frente a los antiguos asociados de su padre, quienes, por su parte, la están buscando con el fin de usarla para chantajear a Mr. Cho y forzarle a volver.

La noticia de la caída en desgracia de Mr. Cho ha corrido como la pólvora y en este momento, tanto el Mekong como la Yakuza, le están buscando para sonsacarle todos los secretos de los Dragones para obtener ventaja y eliminarlos.

Los Dragones Rojos, sabiendo que están siendo vigilados tanto por el Mekong, como por la Yakuza y la Policía Nacional no les queda más remedio que buscar y contratar gente externa a ellos de forma discreta que localicen y eliminen a Mr. Cho y terminen con su problema. Ahí es donde entran los jugadores.

Como añadido, existe la posibilidad de que uno de los PJ's sea un infiltrado de la Yakuza (un ronin gaijin) con la intención de mantener informados a sus contratadores de sus progresos y, cuando localicen a Mr. Cho, evite su muerte hasta la llegada del grupo de asalto de la banda organizada.

Acto 1: La reunión.

Los personajes reciben el aviso, ya sea a través de un contacto, o directamente por mail, móvil, internet, etc. de una jugosa recompensa por "retirar" un objetivo para un cliente que se reunirá con ellos al mediodía en un restaurante del Barrio del Puerto llamado El Mesón Burgalés, en la calle de Las Lagunillas. Cómo lleguen allí ya corresponde a los jugadores, aunque no deberían de tener complicaciones. La única referencia que tienen de la persona con la que se van a reunir es "una mujer de pelo negro".

El Mesón Burgalés es un restaurante típico con menú del día y sin grandes aspiraciones. Parece lleno de trabajadores del puerto que charlan animadamente en grupos pequeños. La única mujer de pelo negro que verán será la camarera, una china bastante mayor con mirada cansada. Cuando la pregunten, ella les sonreirá y les señalará una puerta lateral que tiene el cartel "acceso reservado al personal". Chapurreara un castellano bastante deficiente haciendo una misión imposible entenderla.

Cuando accedan por la puerta, entrarán en un almacén de comida con una puerta al fondo. No hay nada de interés en este lugar. Tras la siguiente puerta, les espera una pequeña sala con una mesa prefabricada con una silla para cada Pj más una vacía. Una pared lateral se deslizará, dejando ver un pequeño pasillo desde el que entrará una joven asiática bastante atractiva de pelo negro azabache con un vestido tradicional chino un poco demasiado escotado. Secundándola, aparecerán dos asiáticos que portan sendas uzis y chalecos antibalas, aunque de actitud muy tranquila. La mujer procederá a sentarse en la mesa, en la silla que queda libre, y permanecerá un momento estudiando a los personajes con sus fríos ojos antes de hablar. -Antes de empezar, permitan que mis "asociados" les revisen, queremos que nuestros asuntos privados los sigan siendo-, dirá con una sensual voz, tras lo cual, uno de los asiáticos empezará a cachear a los presentes en busca de micrófonos y videocámaras ocultas con un aparato electrónico (si uno de los jugadores lleva algo así será mejor que pase una tirada de Esconder con +1GD por el dispositivo, en caso de que le pillen, será sacado a punta de uzi y saldrá de la partida. En la sección de sucesos de los periódicos del día siguiente se anunciará que su cuerpo se encontró sin vida flotando en el mar. La hipótesis inicial es que se calló borracho y se ahogó, por el alto volumen de alcohol en sangre). Una vez terminado el cacheo la mujer volverá a hablar. -Me podéis llamar Xian Ji. Represento a… ciertos intereses de un grupo de Cunia. El trabajo es simple, queremos que una persona desaparezca, permanentemente. El objetivo se llama Mr. Cho y estoy dispuesta a pagar doscientos mil euros a cada uno de ustedes por el trabajo-. Tras la afirmación callará un momento para dejar a los Pj's asimilar la información. -Desgraciadamente, Mr. Cho ha desaparecido y, por motivos de discreción, mis representados necesitan de unos… profesionales anónimos para terminar el encargo. Hay una pista que ustedes pueden seguir, Mr. Cho tiene una hija, Mei Lin, pero esta ha huido, refugiándose en el territorio de los Mekong. Si la encuentran, quizás puedan persuadirla para que les informe del paradero de su padre-. Tras esto, permanecerá para aclarar las dudas que los jugadores puedan tener, pero pasado un tiempo muy educadamente les recordará que son ellos quienes tienen que buscar a Mr. Cho y se despedirá con una sonrisa picarona, saliendo junto a sus guardaespaldas por el mismo pasadizo por el que entró.

Acto 2: Empieza la Caza.

Mei Lin se encuentra en el barrio del Mekong. La tienen retenida en una casa de masajes llamada "El Loto y la Grulla", en la calle del Observatorio. La mantienen en un sótano donde están interrogándola para llegar a su padre. La chica aguanta, no por lealtad a su progenitor, sino porque sabe que la matarán, o algo peor, cuando terminen con ella.

En la calle no se sabe mucho del asunto, solo que el Mekong ha capturado recientemente a una Dragón que descubrieron espiando en su territorio, pero, aparte de sus líderes, solo Min Ki sabe dónde la retienen. Min Ki es un jefe menor y es el responsable de su captura.

Los jugadores pueden intentar hablar con Poy Lie cuando este frecuente "La Rosa Azul", pero, aparte de no conseguir nada, se colgarán una diana en sus espaldas. El Mekong sabe lo que hay en juego y no van a dejar cabos sueltos. Otra opción es intentar contactar con algún confidente de los Pj's relacionado con el Mekong, que no conseguirá mucha información, solo la parte de que Min Ki mantiene retenida en un local de masajes a una espía Dragon Rojo. Dicho confidente desaparecerá al día siguiente y lo perderán para siempre. Por último, pueden ir "sobre el terreno" y tirar Bajos Fondos (añade +1GD si los Pj's no quieren llamar la atención) para ver qué información pueden reunir. Un fallo en la primera tirada no despertará las alertas de la organización, pero en las siguientes que intenten, si lo hará. Añade +1GD adicional cada intento posterior. Si los detectan, las cosas se pondrán muy calientes para los personajes (ej. conseguirán información falsa, les tenderán emboscadas, etc.)

El cuartel de Min Ki se encuentra justo enfrente de "El Loto y la Grulla". Es un taller clandestino de zapatillas deportivas en el sótano de un restaurante chino de mala muerte llamado "El Mandarín". Si los Pj's no son asiáticos y entran en el mismo levantarán muchas suspicacias porque solo lo usa el Mekong, y, muy probablemente, sean invitados a marcharse por los propios parroquianos si se dedican a husmear sin mucha delicadeza. Quizás el medio más fácil de contactar con Min Ki es interceptarle cuando se encuentra en la calle, aunque siempre lleva un par de guardaespaldas armados con cuchillos de caza o machetes. Min Ki es un fanfarrón, pero en cuanto reciba un par de golpes se deshinchará y empezará a largar todo lo que sabe para salvar el pellejo.

Min Ki sabe que la chica que capturó y tienen retenida es la hija de un pez gordo del Dragón Rojo. La mantiene en la Mazmorra del "Loto y la Grulla" por orden directa de Haide Coijam. Uno de sus matones, Kyeong Su, se ocupa de interrogarla (más bien torturarla) para averiguar el paradero de su padre.

El establecimiento de masajes es realmente un burdel que se nutre de chicas en condiciones de esclavitud a las que mantienen sometidas mediante drogas y amenazas a sus familias si no cooperan.

El lugar consta de dos plantas. En la que está a pie de calle se encuentra el negocio, con una amplia recepción con máquinas expendedoras (con refrescos coreanos) y varios sillones para esperar confortablemente cada uno su turno. Tras una puerta con el aviso "solo empleados" se encuentra la sala de seguridad, donde siempre hay tres matones del Mekong dispuestos para "tratar" con los clientes problemáticos, uno de ellos porta la llave de la puerta acorazada del sótano. También tienen videovigilancia en todos lados (incluyendo dentro de las habitaciones y en los retretes, grabaciones que aprovechan en su beneficio). Por una puerta doble de cristal opaco se accede a un amplio pasillo que lleva a las habitaciones. Hay cinco habitaciones estándar y una habitación VIP. Al final del pasillo, bajo otro cartel de "solo empleados" se accede al cuarto de mantenimiento y unas escaleras de bajada al piso inferior.

Piso 0

Las escaleras de bajada terminan en un pequeño vestíbulo completamente vacío con una puerta por la que se accede a un pasillo con tres habitaciones, un cuarto de contadores y dos almacenes con cosas diversas para los quehaceres de las chicas en el piso superior. Al final del pasillo hay un pequeño panel deslizante camuflado en la propia pared que lleva a un corredor muy estrecho terminado en una puerta de seguridad acorazada (+1GD a Seguridad para abrirla sin la llave). Pasada la puerta se accede a una sección completamente insonorizada con gruesos muros de hormigón y acero. Aquí se encuentra la parte más espeluznante del salón de masaje: un dormitorio donde viven hacinadas las chicas del local, una armería bien suministrada con subfusiles, pistolas, escopetas y algunos explosivos y mucha munición (siempre hay dos matones vigilando esta sala), y, tras otro grueso muro insonorizado, se encuentra la Mazmorra, una infame sala de torturas con todo lo imaginable para las mentes más enfermas. En ésta, bajo una mesa, se encuentra un acceso a las alcantarillas de la ciudad que suelen emplear para mover chicas y armamento y deshacerse de los cuerpos de los "visitantes" de esta habitación.

Piso -1

Cómo los Pj's consigan llegar a la Mazmorra ya depende de ellos. Una vez allí, se encontrarán con Kyeyong Su en plena tortura a Mei Lin. Tiene a la chica en ropa interior, colgando de unas cadenas ancladas al techo y tiene sus piernas metidas en una pequeña bañera con agua y unos cables saliendo de ella. El hombre le pregunta cosas en chino, y al ver que no responde, conecta los cables a una batería haciendo sacudirse el cuerpo de la joven mientras grita de dolor. Esta habitación está completamente insonorizada, por lo que pese al ruido que monten los personajes fuera, al entrar aquí tendrán el factor sorpresa de su parte.

Mientras los personajes estén en el sótano, en la superficie estalla el infierno. Todo el local está videovigilado y los Mekong han mandado refuerzos al saltar la alarma de intrusión. Por su parte, la Yakuza, bien avisada por su infiltrado entre los Pj's, bien por que los han estado siguiendo discretamente, al ver los refuerzos Mekong deciden actuar para hacerse con la chica, desatando un infierno de plomo en la parte superior.

Los personajes, al estar en una zona muy insonorizada, no se enterarán de nada de esto hasta que decidan subir. El piso superior es una carnicería con cuerpos por todas partes. En este momento tienen dos opciones: o toman el paso de las alcantarillas (si lo han descubierto), o directamente asaltan la armería e intentan abrirse camino a tiros (poco recomendable). En la superficie, hay doce yakuzas con chalecos antibalas y fusiles de asalto y una veintena de mekongs sin blindaje armados con pistolas, algunos subfusiles y machetes. Las apuestas son muy altas y los dos grupos no van a ceder fácilmente.

Independiente de el camino que tomen, cuando escapen con Mei Lin terminará esta parte de la aventura. El futuro es muy incierto para ellos en estos momentos, especialmente si Kyeyong Su y Min Ki han sobrevivido, o si han tratado directamente con Poy Lie.