Rol Negro
 Ayudas
    Afición (31)
    Ambientación (109)
    Reglas (53)
    Equipo (54)
    Sucesos (137)
    Aventuras (70)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


domingo, 22 de abril de 2018


 

El ébola está en el aire

Introducción

Esta aventura está pensada para un grupo de Pj cuya profesión esté ligada al campo de las emergencias, podrían servir policías, militares, bomberos o sanitarios de cualquier tipo. La combinación idónea sería de al menos 2 sanitarios y al menos 1 agente de seguridad.

La aventura se desarrolla en el departamento de urgencias del hospital Clínico de Cunia, lugar al que, en plena hora punta de urgencias, una ambulancia trae a una persona inconsciente procedente del puerto. Se trata de un varón de raza negra que ha sido hallado en los alrededores del puerto con un estado confusional, amnésico y que finalmente ha perdido la consciencia. El hallazgo más relevante en la exploración, fiebre muy alta.

urgencias

Ver el plano a mayor tamaño: Ver

¡Ébola!

Todo comienza como un murmullo, lo cierto es que los conductores de la ambulancia ni se lo habían planteado, pero el médico de urgencias le dice algo al oído a un compañero y tras encontrar una afirmación en su gesto hacen su dictamen, puede ser ébola.

Inmediatamente se identifica a todo el personal que ha estado en contacto con el paciente, los dos médicos presentes en la sala, los técnicos de la ambulancia y dos enfermeras. Para estas personas se acabó ver pacientes por hoy, aunque eso no signifique regresar a sus casas, quizá tengan que quedarse en aislamiento. Se remite inmediatamente un informe a la agencia de salud pública federal para que tomen cartas en el asunto y trasladen al paciente al centro de referencia más cercano, que en el caso de Cunia es el Hospital Militar, centro en el que se encuentra la única unidad de aislamiento biológico de nivel 3 de la ciudad.

Por suerte para todos el paciente ha entrado directamente de la ambulancia a un box de trauma, por lo que la zona expuesta es muy limitada y fácilmente delimitable, parece que los casos de ébola recientes han hecho que la gente se lea las guías y enseguida todo está bastante bien organizado para minimizar riesgos. Se da por potencialmente contaminada la entrada de los pacientes que vienen con ambulancia y el box de trauma 1, por lo que rápidamente se instalan varias pantallas y biombos en la entrada de ambulancias para que el traslado del enfermo al hospital militar se haga desde esa zona.

zona expuesta

Llegan los Pj

Si, ese es el papel de los Pj, son los encargados del transporte del enfermo al hospital Militar. El operativo del transporte se prepara en el hospital receptor donde son convocados los PJ, la dotación de la ambulancia será de al menos dos sanitarios, que acompañarán al paciente en la ambulancia, 1 conductor para el vehículo y un miembro de algún cuerpo de seguridad, policía, militar, o incluso seguridad privada.

En el hospital militar se les proporcionan los equipos de protección individual (EPI) que deberán llevar en todo momento, se trata de EPI nivel C compuesto de mono impermeable, protector para el calzado, doble guante, capucha, gafas protectoras y mascarilla FPP3.

EPI

Una vez han repasado el plan se dirigen al Clínico, dejan la ambulancia abocada a la zona de salida del paciente y ellos se dirigen a la puerta de las urgencias para dirigirse a la habitación de aislamiento donde podrán ponerse los EPI con tranquilidad, para luego dirigirse a la zona contaminada.

Camino al vestuario

Llegan más invitados

Hasta ahora nadie parece haberse preguntado que pinta un hombre de raza negra, indocumentado dando tumbos por el puerto de Cunia y además infectado por ébola... La historia de nuestro amigo es bastante complicada.

El enfermo es una suerte de mercenario que recibió el encargo de robar documentación del laboratorio de armas biológicas que el ejército de los USA mantenía en Sierra Leona, un laboratorio en el que se estudiaba entre otros el ébola como posible arma biológica. ¿Y quien podría estar interesado en esa documentación? Imagino que la pregunta sería ¿quién no? Pero en este caso la respuesta a la primera pregunta es Matthew Petrauskas, un empresario de origen griego americano establecido en Cunia, que mantiene un laboratorio farmacéutico con ínfulas de grandeza. La cuestión es que Matthew tenía algunos contactos locales en Sierra Leona que le podían proporcionar acceso al laboratorio norteamericano, pero necesitaba dinero e infraestructura, la cual encontró en el grupo de los Mekong, concretamente en Hadie Coijam, el segundo de a bordo de esa organización. Los Mekong financiaron el envío de un mercenario/espía que se infiltró en el laboratorio, y robó documentación de altísima sensibilidad.

Posteriormente este espía se fue al puerto de Freetown y se metió en un contenedor donde se mantuvo encerrado en un viaje de 15 días hasta llegar al puerto de Cunia, 15 días de claustrofobia y de incubación de la enfermedad mas letal del planeta.

Los Mekong no llegaron a tiempo de abrir ellos mismo el contenedor ya que su pasajero, al borde del colapso decidió salir por su cuenta y riesgo del contenedor, el resto es historia ya contada.

La cuestión es que los Mekong han decidido ir al Clínico a recuperar su mercancía, y van a llegar unos minutos después que los Pj, cuando éstos ya se encuentran vestidos con sus EPI y a punto de salir del vestuario, momento en el que comienza la fiesta.

Tan pronto como el primero de los Pj ponga un pie fuera de la sala de aislamiento donde se están preparando se escuchará el primer disparo y los primeros gritos, seguidamente dos guardias de seguridad pasarán corriendo al lado de los Pj en dirección al pasillo del box de trauma y los Pj verán como son abatidos por un atacante no identificado.

Éramos pocos...

Se nos ha olvidado comentar un pequeño detalle del robo de la documentación en Sierra Leona, la cuestión es que el espía no fue todo lo limpio que podría haber sido. En el robo se produjo un forcejeo con unos científicos, en el que se rompieron varios tubos de ensayo con muestras, rodaron por el suelo sobre los cristales contaminados... vamos que aquello fue un poco sangriento y llamativo. Aunque nuestro querido amigo consiguió llegar a su transporte miembros del departamento de defensa estadounidense le siguieron la pista... y llegaron a Cunia poco después que él, y al hospital casi pisándole los talones a los Mekong.

A partir de ese momento se desata en las urgencias una batalla campal y los Pj están en el medio. Los mekong han enviado a 4 hombres a buscar a su presa, entrarán por la puerta de las ambulancias y se dirigirán directamente al box de trauma 1, allí dispararán sobre un guardia de seguridad que está en la puerta y que les acaba de indicar que la zona está aislada, entrarán en el box de trauma y directamente sacarán un machete de enormes proporciones y cercenarán el brazo derecho del enfermo (que es donde lleva un dispositivo de datos y donde supuestamente estaría guardada la información robada. En ese momento serán sorprendidos por los 3 agentes americanos. Los mekong se dirigirán abriendo fuego hacia la posición 1 detrás del control de enfermería, desde donde responderán a los disparos de los americanos, 2 de los cuales entrarán en el box y responderán al fuego desde allí, mientras otro toma una ruta alternativa para intentar rodear a los mekong. De la posición 1 los mekong pasarán a la posición 2, desde la que podrán ver a los Pj perfectamente, y lo más probable es que verles vestidos de amarillo haga que piensen que son potenciales oponentes, osea, que les dispararán. De ahí saldrán pitando hacia la salida trasera de las urgencias, posición 3, donde se encontrarán con el agente americano; Obligados a retroceder los mekong, y su sangrante trofeo, buscarán una salida a través de los boxes y la salida de residuos del hospital.

Ruta del Mekong

Por su parte uno de los agentes americanos aprovechará para coger al enfermo, que seguramente ya está muerto, y llevárselo a la ambulancia de los Pj para llevárselo pitando.

Estallido

Lo anteriormente relatado sería lo que sucedería si nadie interviene para modificar la historia, en este caso ese nadie deberían ser los Pj. Un brazo cercenado de un enfermo terminal de ébola recorriendo unas urgencias atestadas de un gran hospital provincial, mientras que su cadáver, esparciendo muchas más sangre abandona el hospital en dirección contraria, puede ser el comienzo de la primera epidemia de ébola en Europa, salvo que las únicas personas equipadas con trajes de protección adecuada puedan evitarlo, los Pj.

Alguno de los Pj (habíamos recomendado un mínimo de dos) debería ser sanitario, por lo que el Dj debería pedirle una TA de medicina cuando ven salir a los mekong con el brazo del enfermo en el control de enfermería, para que pueda ser consciente del riesgo que supone la escena que están viviendo para la población en general, y se sienta motivado a intervenir y, razonablemente, reclamar la ayuda de los demás Pj en su afán.

Todos los implicados en la escaramuza tienen un elevado riesgo de contagiarse de la mortal enfermedad. Para empezar los mekong que cercenan el brazo son inevitablemente salpicados por la sangre contaminada, hasta que retiren completamente la sangre de su cuerpo tienen que hacer una TA de resistencia según las reglas explicadas en el artículo de DeS "Ébola en Rol Negro" publicado en este mismo número de la revista, todas las TA serán difíciles para todos los mekong y para el portador del brazo serán muy difíciles. Para los americanos se aplica la misma norma, mientras están en el fuego cruzado en el box de trauma se verán fácilmente expuestos a la sangre contaminada, de nuevo tendrán que hacer tiradas de resistencia hasta lavarse, el americano que roba el cuerpo lo tiene mucho más complicado, igual que el portador del brazo.

Las vías de escape

El americano que coge la ambulancia no esperará a sus compañeros y se dirigirá rápidamente al puerto de Cunia, donde tienen a su disposición una lancha fuera borda. Si se siente perseguido por alguien tampoco esperará a sus compañeros en la lancha, si los Pj le siguen pero él no se da cuenta (TA enfrentada de sigilo frente a descubrir) esperará a recibir noticias de sus compañeros durante media hora.

Los mekong han venido al hospital en un BMW serie 3 negro que han aparcado a escasos 10 metros de la ambulancia, su ruta de escape hace que no puedan recoger su vehículo, y su alternativa será huir a pie por las calles de Cunia en dirección a su distrito. Ese coche puede ser utilizado por los Pj para seguir al americano, lo han dejado arrancado para su huída inicialmente planeada.

Resolución de la aventura

Realmente el objetivo de esta aventura es exponer a los Pj a una situación de extremado peligro para sus vidas y el miedo a contagiarse de ébola en medio de tiroteos y persecuciones.

Si los mekong escapan con el brazo conseguirán la información que necesitaban para la farmacéutica, que posiblemente anuncie en breve el desarrollo de algún tipo de vacuna contra la enfermedad, aunque el gobierno estadounidense, esperando ver quien era el responsable en Cunia de este robo, averiguará inmediatamente quién les robó y actuará en consecuencia, la vacuna nunca verá la luz. Por su parte los mekong involucrados serán asesinados por su propia gente tan pronto entreguen el brazo, sus cuerpos serán incinerados y nadie mas resultará contaminado por esa parte (¿o si?).

Por su parte los americanos, una vez en el mar, descubrirán que el cadáver no lleva la información encima y lo tirarán al mar con un peso al cuello, el cuerpo nunca regresará (¿o si?), ellos serán aislados en una instalación militar y es posible que mueran, o les maten o algo.

Por otra parte está el gobierno federal de Cunia, que recibirá una llamada desde los Estados Unidos para solicitar su colaboración en el asunto, si los Pj entregan el brazo y/o el cadáver a las autoridades, estas piezas serán incineradas inmediatamente sin llevar a cabo ningún análisis, y se informará que lo que tenía el paciente era droga en el estómago y que el tiroteo fue una pelea de bandas.

Todas las personas potencialmente contaminadas serán puestos bajo una estrecha vigilancia, esto incluye a los Pj, personal sanitario expuesto a sangre durante el tiroteo, pacientes de la sala de espera... El gobierno no puede ponerlos bajo aislamiento porque derrumbaría su propia coartada de la droga, pero tampoco pueden dejar de vigilar ante la aparición de síntomas de ébola con el riesgo que eso supondría para la población. Durante los 21 días siguientes muchas gente se va a sentir observada.

Dramatis personae

Sicario Mekong

CUE: 7, fue: 5, vit: 6, res: 7
DES: 8, agi: 8, coo: 7, vel: 8
INS: 6, per: 4, int: 4, con: 5
INT: 5, mem: 3, log: 3, inv: 4
PRE: 5, car: 3, vol: 5, apa: 3

Habilidades (valores sin atributos)
Actualidad 6
Armas arrojadizas 12
Armas blancas 15
Bajos fondos 6
Conducir [coche] 15
Correr 11
Descubrir 12
Escuchar 5
Pistola 11
Intimidar 12
Pelea 15
Seguridad 7
Sigilo 11

Agente americano

CUE: 7, fue: 6, vit: 6, res: 6
DES: 6, agi: 6, coo: 6, vel: 5
INS: 6, per: 6, int: 5, con: 5
INT: 7, mem: 5, log: 5, inv: 5
PRE: 5, car: 4, vol: 4, apa: 4

Habilidades (valores sin atributos)
Actualidad 6
Armas blancas 10
Bajos fondos 8
Conducir [coche] 12
Pilotar [barco] 10
Correr 13
Descubrir 15
Escuchar 10
Pistola 15
Intimidar 10
Pelea 13
Seguridad 12
Sigilo 15

Extras

Quizás encuentres información adicional interesante para dirigir esta partida en estos artículos:

· Ébola - Ver

· Equipos de Protección Individual - Ver

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets sobre '#sombrapordentro'

Próximos eventos  

III jornadas Rolcat 2018 

07/08/2018


Cita

«El objeto de la guerra no es morir por tu país, sino hacer que otro bastardo muera por el suyo.»

General Patton