Rol Negro
 Ayudas
    Afición (33)
    Ambientación (121)
    Reglas (59)
    Equipo (62)
    Sucesos (152)
    Aventuras (83)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


viernes, 20 de septiembre de 2019


 

Noviembre 2014

Alarma por un caso de ébola en la ciudad de Cunia

Los telediarios y medios impresos se han hecho eco de un caso de ébola en el hospital clínico. Se desconoce la identidad y la nacionalidad del paciente y fuentes del hospital aseguran que se han seguido todos los protocolos establecidos por el gobierno central y federal. La negativa a dar la identidad del paciente ha generado cierta polémica y nerviosismo entre los ciudadanos. Lo único que hemos podidos saber es que en breve será trasladado al Hospital militar donde ya se están habilitando los procedimientos adecuados para el cuidado del paciente.

Las asociaciones de vecinos y un sindicato minoritario de enfermería han acusado al gobierno federal de secretismo y de poner en peligro la vida de los ciudadanos. El paciente, por lo visto, fue trasladado en una ambulancia normal, sin distintivos ni escolta policial. Un accidente o algún acto premeditado podría haber provocado una pandemia en la ciudad. Vecinos cercanos al barrio del hospital Militar se muestran contrariados porque el paciente se traslade tan cerca de sus hogares. El gobierno ha anunciado diversas campañas de información a la población, pero no han tranquilizado a los representantes vecinales.

Trama General


Primer imputado en el caso del virus

La juez que investiga las muertes por envejecimiento prematuro que tuvieron lugar a principios del año pasado ha realizado su primera inculpación en la persona de D. F. V. Se trata de un trabajador del aeropuerto que ha admitido que determinados contenedores cruzaran la frontera sin inspección. Mariola Velar no ha hecho muchos comentarios pero sí ha querido señalar que se trata de un caso muy complejo que está teniendo que desentrañar capa a capa. Cree que el paso que ha dado acusando a este trabajador abrirá algunas puertas que le permitirán acelerar las investigaciones. Fuentes del juzgado han informado que las muertes fueron accidentales, no había intención de matar a los fallecidos, pero que el accidente es consecuencia de una manipulación ilegal de sustancias peligrosas.

Trama Roja


Desfalco en la depuradora de agua de Cunia

Algunos rotativos nacionales desvelan que las cuentas de la depuradora hacen agua. Según estos medios, durante los últimos años se habrían malversado millones de euros a cuentas privadas. Algunos ingresos, como la gestión de aguas residuales, no se habrían transferido a las empresas encargadas de gestionar el servicio y se habrían desviado a cuentas en Andorra, Luxemburgo y Suiza. Las empresas gestoras habrían denunciado la falta de cobro, pero siendo una pequeña parte del total, han tenido que esperar a agotar la vía administrativa para presentar una denuncia civil, cosa que aún no han hecho porque esperan que se resuelva sin recurrir a la vía judicial. Los responsables del servicio, y supuestos beneficiarios del desfalco, llevan varios días desaparecidos.

Trama Expansión


El Centro Cultural de Cunia apunta a Rafael González

Un rotativo de tirada nacional señala que el caso del Centro Cultural de Cunia fue orquestado y benefició a Rafael González, uno de los conocidos empresarios de la ciudad de Cunia. Como ustedes recordarán, Neus Nogues fue llevada a juicio por el cobro de comisiones irregulares durante la construcción del Centro Cultural de Cunia. Su suicidio, no aclarado del todo, dejó en el aire muchas preguntas, pero la aparición de un diario abrió de nuevo todo el caso. Según los compañeros de este periódico, Rafael González habría aprovechado la construcción del Centro para blanquear dinero, que entregaba a Neus, a cambio de contratar a sus empresas fantasma.

Trama Ambición


Un alcalde muerto en el Barrio Chino

Una polémica estatua del escultor Iyasi Tomosayi ha aparecido en una de las calles del barrio Chino. Este escultor, que realiza estatuas de un realismo increíble ha creado en esta ocasión una imagen del alcalde de Cunia, arrodillado en una guillotina, instantes después de que la hoja seccione el cuello. Todo el mundo señala que la obra es uno de los mejores trabajos de Tomosayi, de un realismo sin precedentes y que contiene una inequívoca denuncia social. El portavoz del ayuntamiento no ve con tanta simpatía la obra y ha anunciado que tomarán medidas para retirarla de la calle al carecer de los pertinentes permisos municipales y no descartar multar a los patrocinadores por violar la normativa municipal. Tomosayi ha declarado que la obra le fue encargada mediante el sistema de microfinanciación (o crowdfunding) y que los patrocinadores son miles de personas con pequeñas aportaciones. Algunas asociaciones vecinales exigen que la estatua permanezca en ese lugar y acusan al alcalde de no permitir las expresiones artísticas en el barrio Chino como una estrategia para degradar el barrio y especular con él. Responsables de la universidad de Cunia han sugerido que la estatua debe trasladarse a un lugar donde se vea menos expuesta a las condiciones ambientales, pero Tomosayi siempre ha expresado el compromiso del arte con la gente y todas sus estatuas se exponen en lugares públicos. "El desgaste por el tiempo es parte de la obra" ha dicho.

Trama Limpieza


Todas las noticias publicadas en este periódico son para el juego Rol Negro. Sabemos que tienen cierta semejanza con la realidad, pero es culpa de esta realidad que se parece demasiado a nuestro juego. Todas ellas son fruto de las partidas realizadas por los jugadores o del equipo creativo de la propia editorial y se publican con la intención de dar puntos de apoyo a la continuación o al desarrollo de las partidas. Si quieres comunicarnos alguna noticia sucedida en tu mesa de juego, envíanos un mail.

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«Esos salvajes murieron duramente, como lobos heridos acorralados. Eran sucios, ruidosos y olían. Y yo los quería.»

General MacArthur