Rol Negro
 Ayudas
    Afición (33)
    Ambientación (119)
    Reglas (58)
    Equipo (60)
    Sucesos (150)
    Aventuras (81)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


jueves, 27 de junio de 2019


 

Febrero 2010

Ex-convictos sirven como guías turísticos en Cunia

Miguel "Miguelito" Hernández fue condenado hace unos años por el asalto, robo e intimidación de unos turistas en un callejón de Cunia. Ahora es uno de los 70 ex-convictos que atiende y acompaña a los turistas en los barrios más conflictivos de Cunia. Les da consejos para evitar las complicaciones y también puede indicarles el mejor lugar para comer.

"Miguelito" es uno de los ex-convictos de asalto, tráfico de drogas o estafa contratados por el ayuntamiento para servir como guías turísticos, con el añadido de que sus conocimientos de los bajos fondos servirá para mantener seguros a los visitantes. El servicio será gratuito y no habrá que darles propina. Este experimento, que dará comienzo en mayo, tiene el objetivo de reducir los delitos menores y evitar que los ex presidiarios retomen sus carrera delictiva. Los solicitantes han realizado varias entrevistas y han sido elegidos de acuerdo a su experiencia laboral y a su conocimiento en otros idiomas. Los acusados de delitos graves como violaciones, asesinatos y crimen organizado no pueden participar en este programa financiado por la Unión Europea. La jornada laboral es de 20 horas y el salario mensual de 500 euros. Su responsabilidad será circular por las zonas turísticas, como el centro histórico de Cunia o su puerto, vestidos con chalecos blancos brillantes que los identificarán como "Operadores de Asistencia Turística Urbana". Está previsto que vayan en grupos acompañados en todo momento por un supervisor, un guardia privado de seguridad contratado al efecto, que realizará informes sobre el desarrollo de la actividad.

Algunos empresarios de hostelería y el sindicato de guías turísticos han protestado ante lo que consideran intrusismo profesional amparado por el ayuntamiento. Otras entidades, como Caritas o la Fundación Villena, han mostrado su total apoyo a la iniciativa.


Una indiscreción policial desvela la trama del "El Misterio del Museo Arqueológico".

Según fuentes policiales, los asesinatos ocurridos en el Museo Arqueológico están cerca de resolverse. Creen que se trata de una banda de traficantes de objetos de arte antiguo que están resolviendo sus diferencias por algún cargamento recién llegado a la ciudad. Éstas mismas fuentes señalan que pronto se atrapará al cabecilla y que las piezas introducidas de contrabando a la ciudad de Cunia serán devueltas a sus respectivos países de origen si ello es posible.

Algunos medios han criticado el optimismo policial y han mostrado su extrañeza por la indiscreción que puede poner en aviso a los responsables últimos de este complicado caso. La Agencia Holmes, contratada por el museo para esclarecer los hechos, se ha negado a hacer declaraciones.


Una boda acaba con varios heridos en el hospital, incluida la novia y el padre de ésta.

El honorable Saheb Al-Qahtani, el cónsul saudí en Cunia, debía contraer nupcias este pasado fin de semana con una ciudadana de su país, de la que había recibido fotos enviadas por la familia de ésta, que eran en realidad de la hermana de la futura esposa. Durante los raros momentos de encuentro con la novia, el embajador no pudo ver el rostro de la mujer, ya que ésta llevaba el niqáb, el tradicional velo negro islámico que cubre la cara. Una vez suscrito el contrato de matrimonio, el cónsul descubrió "al ir a besar a su esposa (...), que tenía barba y era bizca".

El cónsul amenazó con interponer una demanda ante los tribunales de su país al considerarse engañado por sus futuros suegros. Las duras palabras dieron lugar a algunos empujones y, finalmente, los guardaespaldas del cónsul se emplearon con contundencia con los invitados de la familia de la novia. En total, diez personas recibieron atención médica en un hospital cercano a los hechos.


La redada de armas en el puerto se complica

El pasado mes de Enero les informábamos de una redada llevaba a cabo por la Guardia Civil en el puerto de la ciudad. Al parecer, el material incautado es sólo una parte de un cargamento mayor. La policía federal cree que algunos grupos locales podrían estar armándose de cara a un nuevo enfrentamiento en las calles de la ciudad. Sin embargo, fuentes de la Guardia Civil creen que lo más probable es que Cunia sea un puerto de transito y que las armas tengan como destino algunos grupos terroristas internacionales que operan en Europa. El portavoz señaló que las armas son demasiado sofisticadas para las necesidades y usos de la delincuencia cuiniense.


El niño del millón de euros

Los agentes de seguridad de un supermercado localizaron a un niño perdido entre las secciones de congelados y la frutería. Llevaba una bolsa de dulces abierta en la mano, un helado en la otra y una mochila a su espalda. Inicialmente llamaron por megafonía a la supuesta madre, pero nadie se presentó a recoger al menor que decía llamarse Ken. Bromeando con él, una de las dependientas le preguntó cómo pensaba pagar el helado y el niño se quitó la mochila, metió la mano en ella y sacó un billete de 500 euros. En una primera estimación hecha por los agentes de los servicios sociales, que se han hecho cargo del niño, en la mochila podría haber más de un millón de euros.


Todas las noticias publicadas en este periódico son para el juego Rol Negro. Sabemos que tienen cierta semejanza con la realidad, pero es culpa de esta realidad que se parece demasiado a nuestro juego. Todas ellas son fruto de las partidas realizadas por los jugadores o del equipo creativo de la propia editorial y se publican con la intención de dar puntos de apoyo a la continuación o al desarrollo de las partidas. Si quieres comunicarnos alguna noticia sucedida en tu mesa de juego, envíanos un mail.

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«No mandaremos a nuestros hijos a guerras extranjeras.»

F. D. Roosevelt