Rol Negro
 Ayudas
    Afición (31)
    Ambientación (110)
    Reglas (54)
    Equipo (55)
    Sucesos (139)
    Aventuras (71)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


sábado, 21 de julio de 2018


 

CERRADO POR DEFUNCIÓN

Introducción

Llevo más tres horas esperando a que David se conecte al messenger, normalmente suele llegar tarde, pero nunca tan tarde, no responde ni en el móvil ni en el fijo de casa,... ¿le habrá pasado algo?

Esta mañana al entrar en la revista digital "Desde la cueva" no estaban los habituales artículos dominicales sobre la actualidad de Cunia, solo había un gran banner "CERRADO POR DEFUNCIÓN", y, bajo este, un artículo sobre el accidente de coche de David Mediado, redactor jefe de la revista "Desde la cueva".

Desde la Cueva es una revista digital que trata sobre la actualidad de Cunia, noticias, deportes, espectáculos, sociedad, locales, gente,...

David en el mundillo empresarial era conocido por ser un gran periodista y por su trato a los periodistas (o a los súbditos como a él le gustaba llamarlos) de su revista, siempre estaba presionándolos para conseguir nuevos artículos, protestaba al menor retraso, si la maquetación no era la que a él le gustaba,... odiado por todos, amado por nadie. De carácter arisco y asocial nadie se explicaba cómo había podido llegar a tener una publicación digital que fuera tan seguida por un público fiel.

Inicio

Es lunes, llegáis a las 9'30 horas al edificio de la revista "Desde la Cueva", un edificio de unos 30 años, 8 alturas, 3 bajos comerciales (dos tiendas de ropa y una casa de electrodomésticos) y dos sótanos situado en la calle Concha Espina (Pág.95 C1), entre el barrio Génova y el casco Antiguo. Es una zona de callejones estrechos, edificios antiguos, próximo al Bulevar Viejo, en el que las reyertas entre los metropolitanos y los latinos son bastante habituales, lo que también hace habitual ver un gran número de policías en moto por las calles.

Pedro, el conserje del edificio, un tipo moreno de unos 32 años con pinta de haber visto de todo en las calles, os abre la puerta y os pregunta donde vais, "las oficinas de Desde el Sótano están en la 6ª planta, el ascensor al fondo a la derecha". En las oficinas Mª Dolores, una mujer pelirroja de unos 40 años excesivamente delgada, nada más veros os dice "Juan Carlos les está esperando, pasen a la sala de reuniones".

En la sala de reuniones les espera Juan Carlos, tiene pinta de no haber descansado demasiado este fin de semana, aparece sin afeitar, despeinad y con cara de preocupación: Buenos días, les he citado hoy aquí, como ustedes sabrán, porque necesito urgentemente de sus servicios. Mi socio, David Mediado, murió el sábado noche, en un principio todos pensamos que se trataba de un accidente de circulación, pero según el Inspector Merenciano parece ser que realmente ha sido un asesinato, alguien había manipulado el coche de David para que se estrellara. Tras este hallazgo, incomprensiblemente, he pasado a ser el principal sospechoso del crimen, parece ser que soy el que salgo más beneficiado con su muerte y eso ha provocado que ya me haya tocado visitar dos veces la Comisaría de la Policía Federal y que me hayan retirado el pasaporte para que no abandone el país.

Mi confianza en la Policía Federal, al igual que la de mayoría de ciudadanos de esta ciudad, no es todo lo elevada que desearía, y lo que menos deseo es que por un desgraciado accidente, o por un asesinato en el que nada tengo que ver, acabar en la cárcel, por eso están ustedes aquí.

Le comenté al Inspector Merenciano mi idea de colaborar con la Policía contratando unos detectives, no me lo impidió (no podía hacerlo), pero me aconsejó que se dieran prisa, ya que seguramente antes del viernes noche tendrán todo preparado y dejarán cerrada la investigación, con el resultado casi seguro de que no tenga que preocuparme de donde dormir durante muchos años. Así que ese es su límite, tienen cinco días para averiguar quién o quienes han sido los que han asesinado a David, si lo consiguen antes del viernes noche cada uno de ustedes cobrará 3.000€, pero si no lo consiguen, como ustedes comprenderán, no verán un euro, además de que serán mencionados como los "mejores" detectives de Cunia en la última edición del periódico.

Sospechosos

Obviamente la lista de amistades de David no existe, la única lista que existe es la de colaboradores, que es muy parecida a la de enemigos, los miembros principales de esta lista son:

Juan Carlos Ferreros - Redactor de la revista "Desde la Cueva". Redactor y cofundador de la revista. Trata de relacionarse con David siempre por teléfono o msn, ya que verlo le resulta cargante, realmente no lo soporta, pero con la crisis actual no es fácil encontrar otro trabajo y otro socio, menos cuando lo único que realmente sabe hacer bien es escribir. Comenzó como escritor en diferentes revistas como crítico culinario y llegó a tener un gran renombre en la ciudad de Cunia, pero le tocó dejarlo cuando se supo que aceptaba sobornos de los locales y se perdió su credibilidad.

Actualmente es el segundo de abordo en la revista, y eso se ha convertido en un gran problema ahora que David a muerto, por una parte tiene a los súbditos revolucionados (la bruja ha muerto), por otra parte tiene encima a los agentes de la Policía Federal. David no tenía ni mujer ni hijos por lo que la empresa ha pasado en su totalidad a manos de Juan Carlos, lo que lo ha convertido en el principal sospechoso de la Policía. Ese es el motivo por el que ha contratado un grupo de detectives para que investigue la muerte de David y salir de la lista de sospechosos.

Sergio Prometido - Uno de los principales periodistas de la revista. Conocido en el mundillo por sus críticas mordaces y por sus artículos de investigación, no deja títere con cabeza. Es famoso por su cargante sinceridad. Discutía mucho con David ya que no le aceptaba muchos de sus artículos, decía que tal y como estaban escritos tenía que haberlo hecho bajo el efecto de algún tipo de droga, como realmente era, según la cantidad que tomaba salían los artículos. La verdad es que conociendo a David y viendo las amenazas que recibía por su trabajo era normal que Sergio tuviera como hobby el cultivo de plantas en la terraza, eso sí, todas iguales, tenía un envidiado huerto de marihuana en la terraza de su ático.

Rocío Incisa - Mujer de Sergio y periodista de la revista. Normalmente sus artículos suelen ser sobre locales de mala fama, a todos los lectores les encantan estos artículos, a unos porque así evitan confundirse y entrar por error, a otros porque van probando todos los que han sido publicados, a modo de "deporte de riesgo".

Lo que casi nadie sabe de Rocío, ni siquiera Sergio, es que hace tiempo fue sicaria de Don Víctor, abandonó su antigua profesión cuando conoció a Sergio y decidió tener "otra" familia. A Don Víctor no le hizo demasiada ilusión, era de las mejores en su trabajo y la mejor cocinera que ha conocido, pero bueno, la familia es la familia y eso Don Víctor lo entiende perfectamente, así que le permitió abandonar la organización sin rencores, es más, todos los años "el fin de semana de Sergio" (el fin de semana al año que Sergio se va con sus amigotes al chalet de uno de ellos, en el que se pasan todo el fin de semana comiendo, bebiendo cerveza y bañándose en la piscina), Rocío se reúne para pasar el día con Don Víctor y sus antiguos compañeros sin que Sergio lo sepa. La verdad es que Sergio no sabe nada, vive en su mundo y no tiene ni idea del pasado de Rocío ni de las amistades que ha tenido, y menos de algunas de las que aún mantiene.

Pepe Presa - El especialista en artículos de motor de la revista. Cuando era niño su padre tenía un taller de coches y el pasaba todo el día con él. Se formó como piloto y trabajó de ello durante una temporada, hasta que a los 35 años tuvo un accidente de moto que casi le hace perder totalmente la vista.

Después del accidente tuvo que abandonar el trabajo de piloto, la compañía le ofreció trabajar como mecánico, pero después de haber sido piloto solo quería estar cerca de un avión para pilotarlo, no para repararlo. Gracias a Juan Carlos, consiguió trabajo en Desde la Cueva, donde principalmente escribe artículos sobre modelos nuevos de coches y motos, pero nunca pierde la oportunidad de escribir algún artículo sobre deportes aéreos (aerostación, aviación ultraligera, caída libre, parapente, ala delta,…) que siguen siendo su verdadera pasión.

Su relación con Juan Carlos, que fue el que hizo que lo contrataran, es bastante buena, pero su relación con David dejaba mucho que desear, le presionaba con los artículos, le decía que era piloto y periodista de segunda, y que seguía teniéndolo contratado porque de lo único que servía era de mecánico, que eso si que sabía hacerlo. La verdad es que a David le ahorraba el tener que llevar el coche al taller, simplemente lo dejaba en el parking del edificio y Pepe ya se hacía cargo de la reparación, gratis, por supuesto.

Nacho Sinesa - Profesor de derecho en la Universidad de Cunia hasta que la denuncia de varias de sus alumnas por acoso hizo que lo expulsaran y que lo inhabilitaran para volver a trabajar como profesor durante 10 años.

Lleva trabajando ocho años en la revista, y es el encargado de los artículos políticos, históricos y de opinión. Dentro de un año acaba la pena de 10 años y podrá volver a trabajar como profesor, siempre y cuando David no filtre a la policía las pruebas que tiene de que Nacho está dando clases de preparación para oposiciones en la academia Ases, en el centro de Cunia, lo que provocaría que el periodo de inhabilitación se reiniciara.

Los Jugadores

Los detectives contratados por Juan Carlos no son la élite detectivesca en Cunia, pero tampoco son unos novatos, ya gozan de alguna reputación. Esa reputación previa ha hecho que alguno de ellos recibiera una llamada de una banda en el momento que fueron avisados por Juan Carlos de que iba a contratarlos.

El accidente ha preocupado a alguna de las bandas de la ciudad:

  • Los latinos quieren saber si el coche fue empotrado por los metropolitanos.
  • Los metropolitanos quieren saber más sobre los locales que tienen los latinos.
  • Don Víctor, como siempre, ha colocado a uno para saber qué es lo que averigua el grupo.

Francisco Cubero Gallego (Policía)

Varón, 35 años, moreno, 185 cm, complexión fuerte.

Perteneció durante 7 años a la Brigada de Estupefacientes de la Policía Federal de Cunia. Tuvo problemas con la detención de un traficante, al parecer uno de los derechos del detenido fue incumplido por parte de su compañero, este consiguió que todas las culpas recayeran sobre Francisco, consiguiendo continuar como policía y causando la expulsión de Francisco de la Policía Federal, él no había tenido nada que ver pero no fue capaz de demostrarlo.

Como no se le ocurrió otra manera de ganarse la vida decidió trabajar como detective privado, total, se parece bastante a lo que hacía antes y ahora decide sus horarios y honorarios.

Tiene una buena reputación en la ciudad, los chorizos lo conocen de antes y entre ellos tenía reputación de justo (no perdonaba nada pero era respetuoso), sus antiguos compañeros (excepto el que le traicionó), siguen respetándolo y colaboran con él en la medida de sus posibilidades, y sus nuevos clientes casi siempre acaban satisfechos, buenos resultados por un módico precio.

Es un personaje serio (casi nunca sonríe, parece que viva atormentado, como de hecho vive), su código de honor hace que siempre trate de impedir que se robe o cometa algún tipo de delito en su presencia, aunque ya no piensa como antes, ya no cree que siempre haya una manera de solucionar las cosas legalmente, pero sigue intentándolo. El personaje rara vez forzará una puerta, leerá una correspondencia ajena,…

Carlos Trapero Ciscar (Ladrón)

Varón, 26 años, castaño, 172 cm, complexión atlética.

Desde joven se ha ganado la vida en las calles, su padre le enseñó todas las técnicas y habilidades del oficio, así como toda la gente importante para poder desempeñarlo. Cuando creció, y después de haber pasado un par de veces por la cárcel, se dio cuenta de que aquello no terminaba de compensar, su padre había pasado más de media vida metido en la cárcel y él iba por el mismo camino, así que decidió de cambiar de tercio y dedicarse a utilizar sus habilidades de una manera más honrada.

Una noche de fiesta, cuando comentó a sus amigos próximos que dejaba el negocio, le preguntaron de cachondeo si pensaba dedicarse a ser policía, entonces se le ocurrió lo de detective, le iba a costar un poco acostumbrarse a hacer las cosas de una manera legal, pero bueno, no tenía por qué cambiar de golpe.

Al poco de ser contratado por Juan Carlos recibió una llamada de José Luis Molina, uno de los dirigentes de la banda de los Latinos (el único con estudios y que tiene fama de ser un poco blando para ser el próximo líder). José Luis le dijo a Carlos que los Latinos habían sido perjudicados en el caso para el que le acababan de contratar, por lo que si descubría en algún momento que aquello no había sido fortuito, o que los metropolitanos o cualquier otro estuvieran por el medio, que le informara inmediatamente, esa información le proporcionaría 6.000€, y otros 3.000€ si conseguía despistar a los otros detectives y les dejaba terreno despejado para poder solucionar las cosas a su modo.

Carlos es un personaje sin demasiado respeto a la justicia (hace lo que puede), sin espíritu de grupo (siempre trabaja solo, pero esta vez tendrá que hacer lo posible por aguantarlos), muy desconfiado (eso lo ha mantenido vivo), que odia las armas de fuego y que adora el dinero y los lujos.

Marta Martinez Chong (Bailarina)

Mujer, 27 años, morena, 174 cm, complexión atlética.

Su padre era un portuario que se enamoró de una mujer vietnamita, sin sospechar que pertenecía a una familia Mekong. La familia no se lo tomó demasiado a bien y eso hizo que Marta no conociera a su padre.

Marta se crió con la familia de su madre. Muy joven empezó a bailar en varios locales de mala reputación de Cunia, su mezcla asiática-occidental provoca que Marta sea una mujer muy atractiva y con la práctica de los años, sabe cómo utilizar su cuerpo para conseguir sus objetivos.

Aburrida de babosos y gente que la mirara como un trozo de carne, decidió cambiar de aires, pero no se le ocurría en que podía ser buena, hasta que se le ocurrió lo de detective, total no podía ser tan complicado, lo había visto en varias películas, lo único importante era saber echarle cara, y poder entrar en sitios complicados, ella cara tenía, y muy bonita, y lo de entrar en sitios… nunca le había dicho nadie que no.

Lleva trabajando varios años como detective, y la verdad es que al final no se le ha dado nada mal, hasta goza de una buena reputación como detective en la ciudad. Esto hizo que poco después de la llamada de Juan Carlos recibiera la visita de Rita Ardón, secretaria particular de Rafael González, líder de los metropolitanos.

Rita le comentó que en el caso para el que la acababan de contratar encontraría una tapadera de los Latinos de la que los metropolitanos no tenían ni idea, que igual estaban cambiando de técnicas y eso era algo que a ellos no les gustaba, por lo que le ofreció 5.000€ por la información que pudiera obtener de los Latinos, y que en caso de que los metropolitanos pudieran verse afectados de alguna manera por lo sucedido, tendría que despistar al resto de detectives para que ellos pudieran solucionar el problema, eso le supondría 2.000€ más. Antes de despedirse Marta pudo comprobar que era cierto que a Rita le gustaban las prácticas sadomasoquistas, y Rita pudo comprobar que a Marta tampoco terminaban de desagradarle.

Marta es una mujer que se dedica a aprovechar al máximo su cuerpo. Inteligente, práctica, sin demasiados escrúpulos, adicta al sexo (indiferentemente con hombres o mujeres) y a las compras.

Juan Monleón Freire (Informático)

Varón, 25 años, rubio, 181 cm, complexión obesa

Desde pequeño fue un adicto a cualquier cosa que se enchufara a la corriente y que se manejara con botones. Hijo de una familia media de Cunia estudió Ingeniería informática y siendo el primero de la promoción no tuvo problemas para encontrar trabajo, casi inmediatamente fue contratado como gestor de redes por el Banco de las Arenas, uno de los más importantes de Cunia.

Todo hubiera sido perfecto de no ser por su adicción al juego y a las apuestas. Pese a que ganaba un buen salario en el banco, no era suficiente para pagar todo lo que apostaba, por lo que comenzó con pequeños desvíos de capital a su cuenta, dado que nadie se percataba, aumentó la cantidad y finalmente pasó lo que era lógico que pasara, una mañana fue la Policía Federal a su trabajo y lo llevó a su nuevo apartamento, ni tan grande ni tan acogedor como el anterior. Tuvo la suerte de que fuera su primer delito, y que su abogada era bastante buena, pese a ser de oficio, consiguió que solo estuviera un par de meses en prisión.

Después de su experiencia carcelaria, y sabiendo que nunca volvería a trabajar en un banco, decidió probar a ser un detective new age, no sabía muy bien en qué consistiría eso pero sonaba bien. Lo de ser detective no parecía demasiado complicado, cada día todo está más informatizado y cada día la gente es más confiada e ignorante con la informática, así que averiguar cosas de la gente de su casa iba a ser bastante sencillo, por lo que montó la agencia.

Juan es un chico adicto a la informática, no le gusta demasiado estar en la calle, y menos rodeado de gente. Se gana bien la vida con su nuevo trabajo, no es de los mejores, pero tampoco de los peores, está pensando en buscarse un socio, alguien que le guste la calle y que compense su fobia los lugares abiertos, pero por el momento no ha encontrado a nadie. Lo que sí que tiene que tratar de solucionar es su ludopatía, pero bueno, una cosa tras otra.

Isabel Peiró Julián (Asesina)

Mujer, 29 años, pelirroja, 170 cm, complexión atlética.

Isabel nació en el seno de una familia acomodada de Madrid. Una infancia complicada, sus padres no le hacían demasiado caso y pasaba mucho tiempo sola. Descubrió que jugar con los animales era muy divertido, sobre todo cuando sangraban. Sus padres, preocupados, más o menos, decidieron enviarla a un internado a Inglaterra.

A los 16 años escapó del internado y comenzó su vida a su modo. Consiguió trabajo en una tienda y consiguió una habitación en un piso compartido. Uno de los que compartía piso con ella era un exmilitar, con el que hizo una gran amistad, y del que aprendió gran cantidad de los talentos que ahora la caracterizan.

Decidió volver a España, pero lejos de su familia, a la que odiaba. Trabajó como asesina para algunas bandas de Madrid y finalmente acabó siendo perseguida por la policía. Un contacto suyo le consiguió una nueva identidad, la identidad pertenecía a una detective que acababan de asesinar, le hizo gracia la profesión y decidió que además del nombre, se quedaría con el trabajo.

Se mudó a Cunia hace unos 2 años con su nueva identidad, Isabel Peiró, y desde entonces ejerce como detective en la ciudad. Sus métodos son muy muy particulares, sobre todo sus interrogatorios, pocos se atreven a guardarse información, es mejor contárselo todo a echar de menos alguna parte del cuerpo.

Cuando recibió la llamada de Juan Carlos recibió otra casi al momento, Jaime Adir, el contable de Don Víctor. Jaime le informó de que Don Víctor estaba muy interesado en el caso por el que acababan de contratarla, que quería saber como había sucedido el accidente, si era premeditado quería saber por quién, y si había alguna banda detrás del hecho, quería saber cual. Si hacía lo que habían solicitado se olvidarían de que Isabel no parecía un nombre que le pegara.

Isabel es fría, piensa mucho sus acciones y sus consecuencias, tiene ese pequeño problema del sadismo que intenta controlar, pero que no es fácil. Suele llevar siempre guantes, haga el calor que haga, sabe que cualquier huella puede hacer que su identidad se vaya al garete, y últimamente se lo está pasando demasiado bien como para tener que hacer cambios.

Víctor Urendes Carrión (Detective)

Varón, 27 años, moreno, 188 cm, complexión atlética.

Nacido en Cunia en una familia media. Estudió un par de cursos de derecho, hasta que vio que eso no era lo suyo, luego estudió algo de Ciencias Políticas, tampoco era lo suyo. No se le ocurrió pensar que el estar al día de todas las series que se emitían en la televisión y de la mayoría de los cómics que se publicaban pudiera tener algo que ver, pensaba que simplemente no valía para esos estudios.

Siendo un fanático de las series de detectives antiguas como Colombo, Charlie Chan, El Santo, Dick Tracy, Philip Marlowe, Mike Hammer, McCloud, Kojak, Shaft,… decidió que ese era su futuro, con todos los conocimientos almacenados de los mejores detectives del mundo sería uno de los mejores detectives actuales.

Realmente no le fue nada mal, no fue lo espectacular que él esperaba, eso de fotografiar a gente trabajando cuando realmente están de baja, mujeres acostándose con hombres que ni se parecen a sus maridos,… no era con lo que había soñado, ni lo que había visto en las series, pero bueno, al menos había encontrado algo para lo que realmente valía.

Víctor, aparte de su adicción a las series y películas de detectives, tiene un problemilla con algunas de las cosas que suceden a su alrededor, lleva muy mal los gatos negros, los derrames de sal,… menos mal que siempre lleva uno de sus mejores amuletos, el sombrero utilizado en la serie de Mike Hammer, que consiguió años atrás en una subasta en ebay, el sombrero y su bigote tipo Mike, le hace estar protegido contra "casi" todo.

Qué sabe cada uno sobre los demás

Juan Carlos Ferreros:

    Sergio. Es uno de los trabajadores más productivos de la revista, no discute con nadie en la empresa, pero no deja títere con cabeza en Cunia. David siempre lo machacaba para que escribiera aún más.

    Rocío. Es la mujer de Sergio. No entiende como una mujer tan dulce y amable puede escribir sobre los sitios que escribe, es algo que le hace mucha gracia. Siempre está pendiente de Sergio.

    Pepe. Lo conoció cuando era piloto y habló con David cuando se quedó sin trabajo para que lo contratara. No hay otro periodista que tenga los conocimientos que tiene sobre vuelos y mecánica de todo tipo.

    Nacho. Una persona muy culta, sus artículos deberían ser usados como ejemplos en todas las escuelas de periodismo. Desde hace unos meses parece que le cuesta un poco más hacerlos, ahora los acaba justo de tiempo, pero no tiene muy claro por qué.

Sergio Prometido:

    Juan Carlos. Se notaba que no aguantaba a David, es una suerte que se quede como jefe, a ver si así podemos relajarnos un poco. Si quieres ir a cenar bien algún día no dudes en preguntarle, es una enciclopedia sobre los restaurantes de Cunia.

    Rocío. No sé qué sería de mi vida sin ella. Siempre está ahí echándome una mano. Me preocupa que de vez en cuando tenga que ir a esos sitios sobre los que escribe, pero bueno, cada uno tiene que hacer su trabajo.

    Pepe. No sé qué tipos de encargos le hacía David, pero tenía que irse de vez en cuando largos ratos de la revista, lo trataba como basura, creo que por fin podrá trabajar tranquilo.

    Nacho. Gran escritor y conocedor de los temas de los que escribe. No sé demasiado de él, pero últimamente lo veo un poco liado.

Rocío Incisa:

    Juan Carlos. Un buen jefe, respeta el trabajo de todos y siempre está animando. Se nota que tiene experiencia de muchos años trabajando en prensa, aunque nunca he sabido en que revista trabajaba antes.

    Sergio. El mejor hombre que he conocido. Ahora que David no estará encima de él, espero que tenga más tiempo para estar en casa.

    Pepe. David lo despreciaba, creo que solo aguantaba en la revista por su amistad con Juan Carlos y porque algo que le sucedió afecto mucho su autoestima, está demasiado preparado para tener que aguantar tanta tontería de un jefe.

    Nacho. Parece mentira todo lo que sabe sobre política y derecho, cuando te explica algo notas que está acostumbrado a explicar y enseñar.

Pepe Presa

    Juan Carlos. Menos mal que estaba para moderar a David, discutían mucho y se notaba que no se aguantaban.

    Sergio. Una máquina de escribir, aunque un poco inconsciente, se mete en demasiados problemas con los temas de sus artículos, debería de moderarse un poco.

    Rocío. Bellísima persona siempre preocupándose por todos nosotros. Siempre tiene tiempo para echar una mano a cualquiera. Tendría que dejar de visitar esos antros y escribir sobre otra cosa, no sea que algún día le pase algo.

    Nacho. Un profesional como la copa de un pino, aunque últimamente un poco liado. Tengo que salir alguna noche a tomar algo con él, tiene un gran gusto para las mujeres.

Nacho Sinesa

    Juan Carlos. Si hubiera sido el Jefe desde el principio, esta revista sería la más importante de Cunia.

    Sergio. Como no lleve cuidado con lo que publica, cualquier día acaba en la cárcel, tendría que llevar más cuidado con sus artículos.

    Rocío. No sé de qué pasta está hecha esa mujer, pero para meterse en esos sitios hay que estar hecho de una pasta especial. Es amable, encantadora y al mismo tiempo muy valiente. Además siempre pendiente de Sergio.

    Pepe. Un pobre desgraciado. Algo le tuvo que ir mal en su juventud para que ahora tenga que aguantar tanta tontería de David. Por otra parte no vais a conseguir encontrar mejor escritor sobre deportes aéreos o sobre cualquier vehículo a motor.

Trabajadores del edificio:

María Dolores - Telefonista editorial:

Sergio recibe diariamente cerca de 30 llamadas de David, es con diferencia el que más llamadas recibe. Cuando la que coge el teléfono es Rocío siempre protesta sin parar de que David no deja vivir a Sergio.

Pepe algunas veces se le ve salir de la revista, baja al garaje del edificio y sube a las 2 - 3 horas bastante sucio y protestando, parece que hace algún tipo de trabajo en el garaje.

Rocío Incisa es una mujer encantadora, siempre está recomendándole recetas de comida. Se preocupa mucho por su marido, siempre dice que David no deja vivir a Sergio, que si de él dependiera viviría en la editorial.

Pedro - Conserje Edificio (bajo módico precio, sino será ciego y sordo):

David Mediado es un estúpido al que no desearía nunca como jefe. Es un prepotente, nunca agradece nada y se considera superior a los demás.

Juan Carlos es un tío estupendo, nunca ha tenido problemas con él. Desde el accidente de David está todo el día intranquilo y meditabundo.

Nacho Sinesa le comentó que antes trabajaba en la Universidad, aunque no de qué. No le extrañaría que fuera algo relacionado con las mujeres, ya que cuando ve una la desnuda con la mirada.

Si le preguntan directamente por lo que hizo Rocío el día de los hechos, les dirá que vio bajar a las 14'10 a Rocío al garaje y que salía a las 18 horas con algo de suciedad en las manos, cosa extraña, ya que ella suele ir al trabajo en autobús.

¿Quién ha matado a David?

Rocío estaba harta de tener que compartir a Sergio con David. David presionaba demasiado a Sergio para que sacara artículos y éste no sabía decirle que no, restándole tiempo de estar con Rocío. Al final la que le dijo que no a David fue Rocío.

Rocío sabía que cuando David escribía para la revista, lo cual no pasaba demasiado a menudo, le gustaba documentarse mucho, así que envió una carta bajo pseudónimo a la sección "La cueva responde", en ella pedía que hiciera un artículo sobre las famosas carreras clandestinas que se estaban celebrando en Cunia, sabía que David no podría rechazar la solicitud, "Desde la Cueva" presumía de informar sobre cualquier tema de Cunia que inquietara a sus lectores, además, David, que pese a todo lo demás era un buen periodista, tendría que tratar de introducirse en el mundillo de las carreras, contactar con gente de los bajos fondos, desplazarse a los sitios en los que se celebraban las carreras e incluso, si tenía ocasión, participar en alguna de ellas, el plan era perfecto, si salía bien acabaría con David, tendría a Sergio para ella sola y además destrozaría ese maldito Nissan 350Z amarillo chillón que tenía el fantasma de David.

Para Rocío no fue complicado hablar con uno de sus viejos compañeros, Pedro Sanz, personajillo de la banda de Don Víctor responsable de las carreras clandestinas, le comentó que un periodista iba a investigar las carreras clandestinas, que intentaría meterse en la organización, informarse lo máximo posible y luego lo publicarlo todo. Le avisó de quién era el periodista, y le propuso que le dejara introducirse, y que cuando no tuviera vuelta atrás, lo presionara para que participara en una de las carreras, ella ya se encargaría de que ese día la Policía no estuviera cerca y de que ese coche nunca llegara a la meta.

El viernes, día previo a la carrera Rocío no comió con los demás trabajadores de la revista, había quedado con un amigo (un Nissan 350Z). Se ausentó de las 14 a las 18 horas, que las pasó manipulando el coche de David. La plaza del coche de David se encuentra en la segunda planta de sótanos, próxima al ascensor, pero un poco escondida, ya que quería que tuviera una pared a un lado, columnas al otro y el trastero en la parte trasera, era la forma de asegurarse que nadie daría golpecitos con las puertas a su coche. En el trastero era donde Pepe guardaba las herramientas para reparar el coche del David, herramientas que utilizó Rocío para manipular el coche.

Rocío instaló en el coche de David un dispositivo que había conseguido a través de la red de Don Víctor, este dispositivo haría que a los 17 frenazos bruscos el coche se quedara sin frenos. ¿Porqué a los 17 frenazos?, porque quería que el accidente se produjera de manera que el coche acabara empotrado en el bar "El Mosquito", una de las tapaderas de los latinos. Era muy típico de Rocío, si vas a acabar con un problema, ¿por qué no solucionas dos?

Rocío había estado estudiando unos días antes el local, no gozaba de buena fama, y no le costó averiguar que pese a que aparentaba tratarse de un bar, realmente era un almacén de armas de los latinos.

Rocío sabía que la relación de los latinos con los metropolitanos no pasaba por uno de sus mejores momentos, igual los latinos pensaban que era un simple accidente que les había costado millones de euros, tal vez pensaran que los metropolitanos habían tenido algo que ver. En caso de no conseguir el enfrentamiento entre las bandas, por lo menos le habría hecho un favor a Don Víctor.

Pistas

Inspector Joaquín Merenciano

Si Francisco Cubero se acerca a la Jefatura de la Policía Federal, y lo solicita, será recibido por Merenciano, ya que se conocían de antes y Merenciano sabe que la expulsión de Francisco fue totalmente injusta. Merenciano le contará que:

En la calle no se aprecian marcas de frenazo, por lo visto el vehículo no usó los frenos antes de estrellarse contra el local de copas.

El local en el que se empotró el vehículo, El Mosquito, era una tapadera de la banda de los Latinos. Al revisar los daños producidos por el vehículo vieron que había un sótano oculto en el que había gran cantidad de armas de todos los tipos. Esta noticia no fue comunicada a la prensa a fin de que no afectara a la investigación. La zona que rodea el local permanece acordonada y con un vehículo policial en la puerta (que permanecerá hasta el miércoles), controlando que nadie se acerque. Si preguntan el motivo será investigar los motivos del accidente, realmente aún están investigando el sótano y sacando las armas.

Investigado el vehículo de David se observa que los latiguillos de freno del vehículo han sido sustituidos por unos latiguillos de acero (usados habitualmente en las competiciones urbanas). Dado el nivel de suciedad y desgaste de las uniones posiblemente fueran cambiados hace un par de semanas (Al poco de empezar David la investigación)

En las ruedas delanteras se localizó parte de un dispositivo electrónico que parece destinado a detectar fuertes variaciones de presión en los latiguillos, igualmente parece destinado a liberar el líquido de los mismos. Pudiera ser un dispositivo que detectara el número de frenazos bruscos que realiza el coche y que a un número determinado desvíe el líquido del latiguillo, provocando la perdida de los frenos, lo que explicaría que no hubieran marcas de frenada en el accidente.

En casa de David

La casa de David es un apartamento en primera línea de playa en el barrio de Playa de Cayo. Es un edificio de 15 plantas y David vive en el apartamento de la planta 14.

La finca tiene garaje, cuya puerta se encuentra a la izquierda de la entrada peatonal al edificio. No tiene cámaras de seguridad ni ningún otro sistema similar.

El edificio no tiene portero, pero si video portero. El telefonillo no tiene nombres de inquilinos, para llamar hay que marcar el número de la vivienda y pulsar una campanita.

En el rellano del apartamento de David verán que solo hay dos apartamentos por rellano.

La puerta de acceso a su casa es acorazada, para entrar deberán de superar una tirada difícil de Seguridad.

Recibidor

Detrás de un cuadro hortera hay una copia de las llaves del coche y otra de las llaves del apartamento

Cocina

Encontrarán dos platos, un vaso y cubertería para uno, sin fregar, ya que David no tuvo tiempo de fregar la cena antes de ir a la carrera.

Dormitorio

Cama de matrimonio sin deshacer. En el armario ropa de solo una persona (David, que vivía solo). En el cajón de la mesita de noche encontrarán varias facturas y recibos de cajero de banco, como si David hubiera vaciado la cartera y los hubiera dejado allí temporalmente. Entre las facturas encontrarán la correspondiente a los latiguillos de acero, en la tienda Grupauto (si llaman a la tienda solo les informarán de que los compró hace una semana pero que no quiso que se los instalaran en la tienda, ya que David hizo que se los montara Pepe Presa).

En el ordenador:

Encontrarán que David ha apartado tres correos de lectores de la revista. Estos correos han sido recibidos en las tres últimas semanas, y solicitan que la revista investigue sobre tres temas de actualidad de Cunia (estos correos también los encontrarán en el ordenador de la oficina). Los temas solicitados son:

Los estibadores del puerto - Se rumorea que los latinos están detrás de la huelga, por lo visto es una manera de distraer a la policía mientras descargan los barcos en los que llevan la droga.

Carreras clandestinas - Varios ciudadanos han visto coches a alta velocidad por las calles de Cunia sobre las 3-5 de la madrugada, dicen que Don Víctor ha encontrado otra manera de aumentar su fortuna. El correo fue enviado desde el ordenador de Rocío desde un correo que creó solo para ese fin (romada@telecable.es). En caso de que los jugadores vayan muy perdidos puedes hacer que con una tirada de informática con dificultad muy difícil (+10), puedan saber que esa cuenta de correo tiene sólo dos semanas y que fue creada desde la cuenta rocio.incisa@desdelacueva.es.

Cárcel de Cunia - Algunos presos están acusando al Director de la cárcel de utilizarlos, mientras están en la cárcel, para trabajos de los que se beneficia económicamente el director y algunos amigos suyos.

Entre los correos enviados hay un correo en el que David le pide a Sergio que investigue las carreras. Sergio le respondió que no podía, que ya tenía demasiado trabajo, no entendía nada de carreras y además estaba pendiente de un confite que le iba a contar algo sobre el tema de los estibadores. Este correo sólo está en el ordenador de David, si buscan en el ordenador de Sergio, y pasan una tirada normal de MEMx3, se percatarán de en el de Sergio no está, realmente fue respondido por Rocío para que David tuviera que hacer la investigación, luego lo borró para que Sergio no supiera nada.

En el despacho

Si pasan una tirada difícil de Descubrir, encontrarán escondido en un falso fondo de la estantería un archivo que tiene sobre los trabajadores de la revista:

Juan Carlos - Breve reseña de su pasado como crítico culinario y los sobornos que recibía.

Sergio Jurado - Fotografías de su plantación de marihuana (en el balcón de su ático)

Nacho Sinesa - Fotografías y recibos bancarios de su trabajo en la academia. Fotocopia de la sentencia inhabilitadora

En casa de Juan Carlos

En su despacho, en uno de los archivadores, encontrarán ejemplares de hace años de la revista "El buen Gourmet", en la que los artículos destacados, críticas y recomendaciones sobre los principales restaurantes de Cunia, pertenecen a Juan Carlos. En el armario del despacho, en uno de los cajones, encontrarán los artículos que se escribieron en prensa sobre los sobornos que recibió, de cómo aconsejaba restaurantes recientes por un módico precio.

En casa de Pepe Presa

Su piso está desastrado, la nevera casi vacía, platos sucios en la pila, ropa sin recoger por todas partes, cama sin hacer,… da la impresión de ser un piso de alguien que se ha abandonado, deprimido,…

En el despacho tiene el diploma de piloto y fotos vestido de piloto. También alguna vieja foto con su padre en el taller mecánico.

En un cuarto pueden encontrar material para practicar el parapente, pero se nota que lleva demasiado tiempo sin utilizarse.

En casa de Nacho Sinesa

La casa está perfectamente arreglada y limpia. En el comedor está el título de Licenciado en Derecho por la Universidad de Cunia. En su despacho hay diferentes títulos colgados en las pareces, cursos sobre derecho, política,…

Con una pequeña búsqueda, en los cajones podrán encontrar antiguas nóminas de cuando era profesor de Derecho en la Universidad. Si siguen buscando y con unas tiradas buenas, podrán encontrar las sentencias judiciales que le inhabilitan para ejercer como profesor durante 10 años.

Si siguen buscando, con otra tirada buena, podrán encontrar recibos (no puede tener nómina) de la Academia Ases de Cunia, academia que se dedica a preparar gente para oposiciones a Policía Federal, Guardia Civil, Policía Nacional, Policía Portuaria,…

Investigando en su ordenador verán que recibe correos de muchas mujeres haciéndole proposiciones que harían sonrojar al más pervertido.

En casa de Sergio Prometido y Rocío Incisa

El acceso al domicilio es a través de una puerta acorazada, una tirada difícil de Seguridad. El interior del piso es de lo más normal, salvo por el tema de la plantación de marihuana en el balcón.

En el despacho verán dos mesas y dos ordenadores. En el de Sergio verán los temas en los que está trabajando actualmente. Si pasan una tirada de memoria normal, siempre y cuando antes hayan investigado el ordenador de David, verán que no hay nada sobre el tema de los estibadores del puerto.

En el ordenador de Rocío hay información sobre varios locales de Cunia sobre los que escribe. Si buscan bien, encontrarán que Rocío tenía información sobre el local "El Mosquito", por lo visto había estado allí y se había percatado inmediatamente de que aquello era una tapadera de los latinos.

Si buscan en la habitación de matrimonio, verán que el suelo es de parquet, una búsqueda con un éxito alto encontrará una de las tablas de parquet sueltas, y bajo ella un juego de llaves de un piso y una cartilla de banco que está solo a su nombre. En la cartilla verán recibos domiciliados de los gastos habituales de un piso (luz y agua).

Consultando el padrón municipal, compañía de agua, luz,… podrán averiguar que Rocío tiene otro piso en la zona de la Playa de Infanta.

El piso de Rocío Incisa

Este piso no lo conoce nadie a parte de Rocío y Don Víctor. Rocío llevaba mucho tiempo sin ir a él, antiguamente era su base de operaciones, pero recientemente volvió a utilizarlo para preparar el accidente de David.

El acceso al piso es verdaderamente complicado, tirada muy difícil de seguridad, además deberán de pasar otra de electrónica (muy difícil), para darse cuenta de que al abrir la puerta se ha enviado una señal al ordenador de imágenes que se encuentra en el interior.

En el interior verán que el piso está preparado para lo que ella necesitaba, una de las habitaciones del piso es el armero, armas largas, cortas, de filo,…

Otra de las habitaciones tiene un ordenador al que están conectados diferentes aparatos electrónicos, al parecer lo utilizaba para visualizar las cámaras de seguridad que tiene escondidas en el exterior del apartamento, las cámaras colocadas a distancia en coches, patios de fincas,… con las que vigilaba a sus objetivos,… Si buscan en este ordenador verán varias filmaciones de David, del garaje en el que guardaba el vehículo, verán a Pepe haciendo reparaciones en el coche e incluso a Rocío cuando colocó el sistema "especial" de frenado. Si siguen buscando, verán que ellos han sido grabados cuando accedían al apartamento de Rocío, y que su imagen ha sido enviada a su móvil cuando han abierto la puerta.

En el comedor encontrarán fotos de la reuniones anuales que mantienen Rocío y Don Víctor, en ellas se pueden ver a todos los altos mandos de la banda de Don Víctor y a Rocío con ellos.

El final

Rocío no va a dejar que comuniquen a nadie que ella fue la autora de la muerte de David, tampoco dejará que se sepa que ella trabajaba para Don Víctor eliminando la gente que le molestaba, y menos aún que por todo eso la separen de Sergio, por eso, en cuanto vea que cabe la posibilidad de ser descubierta intentará eliminar a los personajes, si fuera necesario, contará con la ayuda de la banda de Don Víctor.

La única posibilidad que tienen los personajes de salir con vida de la aventura es abandonar la ciudad para siempre, si consiguen acabar con Rocío, y saben que era íntima amiga de Don Víctor, tendrán tiempo de sobra de llegar al aeropuerto, pero si no saben la amistad que les une, o desperdician el tiempo ganado al matar a Rocío, empezarán a recibir visitas de todo tipo de asesinos enviados por Don Víctor hasta que mueran o abandonen para siempre la ciudad.

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets sobre '#sombrapordentro'

Próximos eventos  

IX Jornadas de rol y estrategia de Tarragona 

23/09/2018


Cita

«La muerte de un hombre es una tragedia. La muerte de millones es estadística.»

Stalin