Rol Negro – Reparaciones en tu automóvil

En ocasiones, los personajes se dedicarán a resolver asesinatos, huir de la mafia o a sobrevivir en Cunia y en sus aventuras irán acompañados por un vehículo. Quizás sea de uno de ellos, su «bólido» o quizás sea de la organización a la que pertenecen y no reciben el mantenimiento adecuado. Las acciones de Conducir suelen ser automáticas, pero a veces el personaje se mete en una persecución o intenta hacer una maniobra especial para impresionar a una futura pareja, contacto o jefe y entonces se ve obligado a realizar una TA. No siempre que se falle la tirada, ocurrirá un accidente (le daríamos un disgusto a la Dirección Federal de Tráfico fastidiándoles las estadísticas); a veces, bastará con una avería que, quizás, tenga su importancia más adelante. Sigue leyendo

Rol Negro – Fontaneros

Es posible que nunca te hayas encontrado con la necesidad de contratar a un fontanero para arreglar una avería en tu domicilio. Ya sea porque eres un manitas o un afortunado, quizás te preguntes: ¿Cuánto cuesta un fontanero? Siempre se dice que los fontaneros cobran mucho por arreglar cualquier cosa, pero también es cierto que sólo nos acordamos de ellos cuando tenemos el agua hasta los tobillos. Sigue leyendo

Rol Negro – Tarifas de envíos

A pesar de las nuevas tecnologías y de la facilidad de comunicación entre unas personas y otras, sigue haciendo falta mandar documentos y paquetes entre diferentes direcciones. El siguiente artículo pretende mostrarte las diferentes tarifas en función del tipo de paquete que se desee mandar. El peso y el tiempo de entrega afectan al precio, pero lo que más importa es el tipo de envío.

Las tarifas que exponemos a continuación son una aproximación a las tarifas reales. La idea es que puedas calcularlas si alguna vez las necesitas en una partida.

Pequeña mercancía

Los precios que se indican a continuación son para la ciudad de Cunia y urbanizaciones limítrofes. Si quieres mandar algo fuera de la ciudad, calcula que el tiempo se multiplicará por uno y medio o dos y que el precio será el doble (para las cosas legales) o el triple (para las no tan legales). Sigue leyendo