Exo – Los graochinek

Una raza por lo general reservada y no interesada en otras cosas que no fueran el combate o las discusiones filosóficas, los graos desde hace varios años han sufrido lo que los xenólogos sheller denominan una «revolución cultural». Desde la primigenia hostilidad con la que recibieron la entrada de los «invasores» (como a veces denominan aún a los sheller) han sucedido muchas negociaciones, compromisos y disculpas que han hecho reconsiderar las posturas de ambas especies y ahora han comenzado a visitar la galaxia. Aunque aún no se han olvidado las heridas abiertas por el absurdo conflicto con los sheller (los cuales reconocen que realizaron una aproximación errónea a una cultura ajena a ellos y no respetaron sus características culturales) lo cierto es que las nuevas generaciones de graochinek no ven con tan malos ojos a la nación bajo la que viven.

Un grao es como un úkaro cuando es joven: lleno de fuerza, energía y ganas de liberarla. A medida que envejece sus impulsos se van suavizando con el peso de los años y la experiencia adquirida. De hecho, esa ansia de conocer y viajar se apaga gradualmente y terminan de una manera un otra recabando en su planeta de origen (si es posible) para formar una familia y dedicarse a las diatribas dialécticas acerca de la existencia del alma y la futilidad del ser con otros compañeros en las múltiples cantinas para graos que existen en sus poblados. Acompañan a esas conversaciones infusiones calientes y dulces locales.

Un graochinek es una esponja de conceptos teóricos. Son capaces de entender, casi sin dificultad, teorías e hipótesis que a otras especies les lleva años entender. En la actualidad, esa capacidad les ha hecho muy populares en las universidades del Pueblo Sheller puesto que sus contribuciones han ayudado mucho en el campo de la física, la química o la xenología. Algunos de los escritos que se han revisado en la actualidad abriendo nuevos campos de desarrollo han sido provocados por las animadas charlas universitarias de graos y sheller.

Desprecian la tecnología, es cierto. Pero debido a una mala traducción, se dice que porque lo creen muy sencillo. En realidad, según su filosofía vital, las cosas hay que intentar realizarlas sin ayudas externas. Solo de ese modo se entiende la existencia y lo que demuestra la realidad que nos rodea. Esa filosofía ha sido durante milenios el lema de los graos, peor ahora las nuevas generaciones han suavizado esta filosofía tan extrema. Es cierto que no hacen un uso profuso de la tecnología como un refepero o un tyrano, pero sí que han adoptado algunas cosas que les han ayudado a expandirse y asentarse en otros planetas, como la agricultura hidropónica, la medicina o el transporte espacial. Aún así, mantienen ciertos anacronismos que los sheller han denominado como «identidad graochinek»: libros en papel para estudiar o perpetuar conocimientos, animales de monta para transporte o las armas cuerpo a cuerpo sobre las de fuego.

Los graos consideran que es necesario visitar su planeta de origen como especie, Zeon-2, al menos una vez en la vida. Esto es especialmente importante para los nuevos nacidos en colonias exteriores. El consejo de pueblos graochinek (un trasunto de consejo planetario graochinek) ha llegado a un acuerdo con el gobierno sheller para disponer de transportes cada cierto tiempo y así facilitar el desplazamiento de estos graos. Se han levantado voces en contra acerca de la «exclusión especista» que se sufre en esos transportes si no se es graochinek pero hay que tener en cuenta que se adaptan para ellos de manera específica y toda la diversión, comida y habitáculos son adaptados a sus necesidades.

Los graochinek no desean perder su pureza lingüistica. Dedican mucho tiempo y esfuerzo a mantener su idioma inmutable. Por eso en la actualidad aunque algunos términos los toman directamente del idioma sheller, por lo general los traducen con circunloquios usando uniones de sustantivos que unidos evocan la palabra.

Cuando un grao pelea, es un auténtico marrullero. Su obsesión por el combate a distancias cortas les pone en desventaja frente a oponentes con armas a distancia. Lo compensan con tácticas de velocidad y salvajismo en los ataques. Por lo general, es muy difícil que un graochinek de cuartel.

Existen muchos graos famosos en la galaxia: Nhklok (pronunciado nuklok) es un lingüista que está recopilando toda la poesía de su gente. Es muy del gusto sheller al tener ciertas similitudes temáticas con sus poemas. Nhkleuk (pronunciado Nuklo) es un científico que ha lanzado interesantes teorías en el campo de la química que han dado sus frutos en la creación de nuevos pegamentos que funcionan en vacío o bajo el agua. Por último, Klonhak (pronunciado Klonuk) es un famoso guerrero que ha declarado varias veces que su objetivo es derrotar al mayor número de enemigos posibles en combate personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *