Comandos – Operación Albany

La operación Albany es una de las muchas operaciones realizadas durante el desembarco de Normandía (Operación Overlord) y consistía en el lanzamiento en paracaídas de casi siete mil paracaidistas de la 101ª aerotransportada en la esquina sureste de la península de Contentin. Esta zona era importante porque defendía el flanco de la playa Utah (donde desembarcarían los estadounidenses). La misión, en pocas palabras, consistía en capturar y eliminar las fortificaciones y posiciones alemanas, especialmente las de artillería costera, a lo largo del valle del río Douve, capturando algunos puentes (los peatonales) y destruyendo otros (los de las carreteras). También debían contactar con la 82ª paracaidista que sería lanzada una hora después al norte de sus posiciones.

Dos Dakota fotografiados el 15 de agosto de 1944 mientras participaban en la Operación Dragón - Imagen de dominio público

El transporte se realizaría con Douglas C-47, también conocidos como Dakota con entre 15 y 18 paracaidistas en cada aparato; algunas tropas, unos 2000, desembarcaría en las playas para reunirse después con su unidad.

Dispersión de los paracaidistas - Imagen de dominio público de la División de Historia del Departamento del Ejército estadounidense

La operación comenzó la noche del 5 al 6 de junio y los aviones C-47 tuvieron problemas con la climatología (era peor de la esperada), con la orientación (las nubes y la noche dificultaban localizar la posición) y el intenso fuego antiaéreo, algo a los que muchos pilotos de los C-47 no se habían enfrentado antes. Estos factores provocaron que los paracaidistas cayeran muy dispersos y alejados de las zonas previstas para el salto: A, C y D. En algunos casos, hasta 35 kilómetros.

El 502º regimiento saltó sobre la zona A entre las 0048 y las 01:40 del Día D. Salvo el 2º batallón que cayó más o menos agrupado en una zona de salto que no era la suya, el resto cayó disperso en unos 80 grupos diferentes. El teniente coronel del 2º batallón fue el único que cayó en la zona correcta con unos pocos hombres a su lado. A pesar de la dispersión, los paracaidistas consiguieron bastante de los objetivos previstos, contactaron con las afueras de Saint Mère Église y alcanzaron la salida 4 de la playa Utah. Sin embargo, casi toda su artillería se perdió, solo tenían un obús con muy pocos proyectiles.

El 506º regimiento saltó en la zona C, pero llegó muy disperso. A pesar de la dispersión consiguieron llegar a Fourcarville (casi el límite norte de la zona de objetivos de la 101ª división) y, tras horas de combate con la 1058º regimiento alemán, asegurar la salida de la playa de Pouppeville a las 6.00 horas, antes de que llegaran las barcas de desembarco.

El regimiento 501º saltó sobre la zona D y fue uno de los más castigados por el fuego antiaéreo. Aún así, fue uno de los que cayó más agrupado y más cerca de su zona de salto. Para su desgracia, la zona estaba cubierta por los alemanes quienes infringieron grandes bajas con las ametralladoras y el armamento pesado. Algunas tropas partieron hacia Saint Côme-du-Mont para destruir los dos puentes sobre la carretera, pero fueron frenados por el tercer batallón del 1058 regimiento de granaderos alemanes. Un segundo grupo, menos numeroso, enviado como refuerzo fue incapaz de contactar con los primeros ni de tomar la ciudad. Solo algunos elementos del tercer batallón consiguieron capturar los puentes peatonales cerca de La Porte y cruzar al otro lado del río, pero la falta de munición les hizo volver a cruzar el puente a la orilla occidental. Si pudieron, sin embargo, frenar los contraataques alemanes.

Durante el Día D, después del desembarco, las tropas aerotransportadas fueron reagrupándose y atacando todas las posiciones de artillería que iban descubriendo. Al final de la jornada, De los casi 7000 hombres que habían partido de Gran Bretaña, la división había conseguido reunir a unos 2.500, casi sin munición y sin armas pesadas. Un refuerzo de otros 2.000 les llegaría durante la mañana desde las playas, se trataba del 327º regimiento de infantería de planeadores.

La Operación Albany no consiguió todos sus objetivos, pero quizás sería justo decir que estos eran demasiado ambiciosos. Sí consiguió capturar y controlar las salidas de la playa lo que provocó que el desembarco de Utah fuera menos sangriento y efectivo que el de sus vecinos de Omaha. Fracasó sin embargo en el control o destrucción de los puentes sobre las carreteras lo que permitió que los alemanes pudieran mover sus unidades mecanizadas durante las primeras horas del Día D.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *