Número: 194.     4ª época.     Año XVIII     ISSN: 1989-6289

194 > Ambientación > Organización > Guardia Pretoriana de Hassel (Exo). Por: Rubén Ramos

 

Guardia Pretoriara de Hassell

La Guardia Pretoriana son los guardias reales de los dirigentes de esta nación humana de la Federación. Se concede a aquellos militares que han desarrollado una carrera meritoria en el ejército de la Baronía y que tienen probadas operaciones gloriosas contra los enemigos de los súbditos de Hassell.

Guardia pretoriana de Hassel - Imagen White Armor Guard by shimmy, original: Edward Hyde

Requisitos

Al menos veinte años de servicio continuado en el ejército. Durante ese tiempo no se han de haber recibido menciones de deshonor o haber participado en consejos militares como acusado. En muchas ocasiones esto es interpretable por el tribunal de promoción que les permite convertirse en pretoriano.

Además han de haber participado en alguna operación militar de envergadura que haya resultado en una victoria o al menos, haber realizado acciones en batalla que al candidato le hayan hecho ganarse algún reconocimiento oficial. De nuevo, esto es interpretable: por ejemplo ayudar a tus compañeros en batalla es condición suficiente para ganar el reconocimiento aunque no haya medalla asociada a ello.

Hasta hace poco, era un requisito ser humano. Esta restricción se ha levantado con el nuevo barón y en la actualidad la Guardia Pretoriana cuenta con algunos miembros no humanos entre sus filas (olieros, en su mayoría).

Organización

Son unos 500 miembros, divididos en grupos de cincuenta soldados (cuarenta y nueve guardianes y un sargento) y todos ellos dependiendo del Pretor, el líder de la Guardia.

El actual Pretor se llama Álvaro Ponce, un rudo mando militar veterano de las Guerras de Pacificación.

Actividades

Las tareas de protección de los dirigentes y herederos de la Baronía en privado y en eventos públicos.

Críticas

La posición de influencia con al familia gobernante les permite influir en ocasiones en la política de la Federación. No son raras las acusaciones de tráfico de influencias o corrupción ni tampoco las noticias que lo prueban.


Imagen: White Armor Guard by Edward Hyde Ver. Original en Pinterest Ver