Llego hasta aquí



 Exo
 Ayudas
    Afición (72)
    Ambientación (319)
    Reglas (218)
    Equipo (260)
    Sucesos (233)
      Tramas
    Aventuras (164)
    Preg./Resp.
 Por autor
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


martes, 29 de noviembre de 2022


 

Jardín de la Medianoche

Esta es una aventura muy sencilla y breve, pensada para llevar a unas jornadas, o para que la metáis en medio de una campaña. Quizás, también como presentación de un personaje, Basco Maninidra, que después pueda meterles en follones de mayor duración.

Los personajes jugadores se encuentran en el planeta Necrópolis, donde asisten a una de las ferias que se celebran cada año, la Feria anual de los amigos de las armas. Se encuentran por tanto en la principal ciudad del planeta, Santuario. Conviene que los personajes no vivan en el planeta, ya que para la aventura se deberán alojar en casa de un importante empresario local de venta de armas, Basco Maninidra. Basco es un hombre importante y la DdJ deberá decidir junto a la mesa el motivo por el que se han ganado su amistad en el pasado. Maninidra Inc no fabrica las armas, solo hace de intermediario y transporta a destino.

Deshonor anticipado

Han pasado todo el día visitando la feria y se encuentran regresando a casa de su anfitrión, acompañándole en algún vehículo de lujo. Una TA de Observación con un grado de dificultad (+5 a la TA) les hará notar que Basco parece especialmente sombrío, taciturno, preocupado. Es cierto que durante la Feria le han visto (TA de Observación con la dificultad disminuida en la misma cantidad que la Mem del personaje) hablar un rato, en un aparte, con el principal ingeniero de una empresa de diseño y fabricación de armamento, el señor Íñigo Suque. La DdJ tiene la libertad de elegir o inventar la empresa que más convenga al interés de la campaña, pero debe quedar claro que se trata de una organización importante, más poderosa en cualquier caso que maninidra Inc. Pareciera que el ingeniero le estaba dirigiendo palabras severas a Maninidra, pero después de todo, tiene fama de extravagante e irascible con todo el mundo.

La mesa de juego puede intentar TAs de Interrogatorio enfrentadas a la Dialéctica de Basco (17) pero con ello solo lograrán averiguar que su amigo se siente terriblemente avergonzado por algo y se cierra en banda. Si insisten, se enfadará hasta el punto de retirarles la palabra de momento. Si insisten aún más… algún hotel cutre debe tener habitaciones libres en Santuario…

Al llegar a la casa y sentarse a cenar, el anfitrión se resiste a aparecer. Cuando su mujer, Iria Yoko, se excusa por un motivo cualquiera (aunque para una TA de Protocolo puede estar claro que va a ver qué ocurre con su marido), tarda también en volver. Y cuando lo hace, a los personajes se les olvidarán todos los reproches. Entrará en el comedor llorosa y mirando al suelo. Cuando caiga de rodillas, temblando ante los jugadores, explicará su desgracia. Su marido ha decidido suicidarse y se ha encerrado en su despacho para ello.

Los personajes sin duda actuarán rápido. La puerta del despacho, blindada y cerrada con un sistema complicado de clave, requiere para abrirse de las TAs que la DdJ considere adecuadas, con dos grados de dificultad. En cualquier caso, si Basco detecta el intento de entrada amenazará con hacerse daño. Aunque el asunto es grave, es muy poco probable que el señor Maninidra llegue a hacerse un daño grave, no está en una situación tan desesperada como para suicidarse, pero desde luego es un problema bastante grave para haberle alterado. Lo que también pueden hacer los personajes es hablar con él.

Al parecer, el problema tiene que ver, como pueden imaginar, con Íñigo Suque. Como prueba de la estima de este maestro armero hacia Basco, hace dos semanas le entregó una copia de los planos de un nuevo cañón láser con capacidad orbital (para disparar a tierra desde la órbita), diciéndole que le permitía verlo para animar a su empresa a ser la primera en pujar por el contrato de venta y distribución, en base a la amistad que se tienen. Le advirtió, eso sí, que tuviera cuidado porque el diseño vale millones.

Los planos se le entregaron a Basco en un mem que este decidió poner a buen recaudo esa misma noche, a la espera de que lo pudieran examinar expertos de su empresa. Pensó que el lugar más seguro era un compartimento de seguridad en el despacho que tiene en la sede de su empresa, pero no ha sido así. El compartimento estaba en un jardín en miniatura que decoraba su despacho.

Jardín en miniatura

Esta mañana ha ido a recoger el mem para enseñarlo a sus técnicos cuando se ha encontrado con que el jardín en miniatura había desaparecido. Las cámaras de seguridad situadas en el pasillo no detectaron a nadie entrar desde que Basco se marchó. Angustiado, ha puesto el caso en manos de la policía, que ha registrado el lugar y recopilado posibles pruebas, sin encontrar nada de nada. Afirman seguir en el caso, Maninidra tiene pocas esperanzas. Así, el comerciante se ha dirigido por la tarde a su visita a la feria de armas y allí ha tenido que darle largas a Íñigo acerca de devolverle el material, que es lo que ha provocado esa discusión.

La reputación de Maninidra Inc está en juego y si los personajes son lo bastante amables como para proponerse como investigadores alternativos, aceptará retrasar su confesión hasta el mediodía siguiente, cuando tiene una segunda cita con Suque. Una TA de Medicina revelará que Basco está lejos de intentar suicidarse… pero que no es algo imposible. Como mínimo saldría mal parado si no se recuperase la documentación.

El comerciante no irá él mismo a investigar para evitar llamar la atención sobre el tema pero les dará las facilidades que necesiten para acceder a la empresa.

Motivos apropiados

Los personajes tienen autorización para entrar en la empresa cuando así lo deseen y para Basco no es ningún problema pedir al equipo de seguridad que les den acceso. Estos no estarán muy contentos con la idea de que los externos se dediquen a hacer un trabajo del que creen que se podrían ocupar ellos, así que es posible que pongan algunas pegas.

Otra posibilidad es que los personajes consideren que el propio personal de la empresa pudiera estar implicado en el robo. Si sugieren esta posibilidad a Basco, él podría proponer que intenten acceder sin ser vistos, aprovechando que la noche acaba de empezar. Les puede dar códigos de las puertas y la ruta más segura para llegar hasta su despacho. También está dispuesto a servirles de coartada si les pillan.

Una vez tengan acceso a la empresa, hay tres vías de investigación que pueden seguir: interrogar a miembros clave del personal, buscar en las bases de datos de la empresa y registrar el despacho de Basco.

Interrogando

La mayoría del personal estará en su casa pero algunos miembros del equipo de seguridad sí permanecen en la empresa. Además, es posible interrogar al personal que deseen mediante videollamada. Basco les proporcionará cualquier contacto que necesiten.

La dirección de juego puede llevar los interrogatorios como desee, mientras tenga claro que ningún miembro del personal de la empresa está conchabado con el verdadero ladrón. Sin embargo, sí es posible obtener información útil si la DdJ cree que han hecho las preguntas adecuadas.

Los de administración podrían comentar que el señor Maninidra tiene la manía de comprar decoración para su despacho y para los espacios comunes de la empresa por su cuenta. Opinan que tiene un gusto nefasto para ello. También pueden confirmar, si se les pregunta específicamente por él, que el jardín en miniatura que compró es uno de esos detalles que adquirió por su cuenta. Uno de ellos recuerda que el jardín tenía un sistema de levitación estática para poder ponerlo sobre casi cualquier superficie y cambiarlo con facilidad de sitio.

El personal de seguridad afirma que nadie entró ni salió del despacho, nadie que no fuese el propio señor Maninidra. La puerta no registra ningún tipo de entrada no autorizada o haber sido forzada. Si se hacen buenas preguntas, podrían hablar de otras entradas al despacho, como es la ventana, que está conectada al sistema que controla todo el edificio y habría detectado una intrusión. También podrían mencionar los sistemas de aire acondicionado, que han descartado por demasiado estrechos para que pase una persona.

Bases de datos

Dado que Maninidra encasquetó la factura de la decoración a la empresa («gastos de representación»), podrían averiguar también que se lo adquirió a una pequeña empresa de domótica (sistemas y tecnologías para automatizar viviendas) llamada Tantra. Si investigan el modelo verán que no tiene control remoto ni debería moverse por sí solo. Un poco más de investigación o un buen resultado en los dados de calidad de una TA de Buscar datos podría revelar que en las redes sociales existen propuestas de modificación para que estos modelos se puedan mover por sí mismos, controlados a distancia o incluso mediante una IA de propósito limitado. Investigar un poco sobre Tantra les llevará a descubrir que entre otros negocios tiene varios acuerdos de colaboración con la empresa de Íñigo Suque.

El despacho

Si rebuscan en el ordenador de Maninidra (puede costarles que les dé permiso para esto) encontrarán una gran cantidad de publicidad de Tantra ofreciendo varios artículos con sistema de levitación estática. En algún momento Basco debió interesarse por uno de ellos y desde entonces ha estado recibiendo la información insertada en sus comunicaciones y búsquedas. Es posible rastrear (Buscar datos con un grado de dificultad) el origen de estas comunicaciones hasta el correo de una tal Lisa Asmerre que se presenta como «la amiga de la que el señor Suque le había hablado», representante de Tantra. En el intercambio de mensajes ella le pide responder a algunas preguntas de cara a personalizar las ofertas de elementos de decoración exclusiva que le va a hacer llegar.

Un registro exhaustivo con un grado de dificultad o haber obtenido esa información del personal de seguridad les llevará a revisar el sistema de aire acondicionado, encontrando que es la única forma de salir del despacho sin hacer sonar una alarma. En efecto, es demasiado pequeño para que una persona pase por él, pero no un objeto del tamaño del jardín en miniatura de Basco. Las portillas de acceso a las tuberías tienen cierre magnético y se abren mediante señal inalámbrica de corto alcance. Una revisión de los sensores de la portilla del despacho de Maninidra (TA de Cerraduras) demostrará que en efecto recibieron una señal de una fuente cercana para abrirse, proveniente de un aparato que de hecho realizó varios intentos, lo que apunta que se forzó mediante un ataque de fuerza bruta. El ataque informático buscaba la señal adecuada de entre las posibles que, si uno es experto en domótica, no son muchas.

El jardín de la medianoche

A partir de este momento los personajes deberían tener una idea clara de lo que ha ocurrido. El problema es que para ese punto rondará la medianoche y el tiempo apremia. Interrogar a Íñigo Suque o a la representante de Tantra no parece muy sencillo pues ambos estarán durmiendo, no responden a llamadas y desde luego procurarán no tener que abrir la puerta a cualquiera a esas horas, menos en una ciudad como Santuario.

Es posible usar cámaras exteriores del edificio, situadas a la altura del piso del despacho de Basco, para comprobar que el jardín se fue en efecto volando. Si comparan la dirección general en un mapa con la posición de la empresa de domótica, atarán cabos. Pero con independencia de esta investigación seguro que los personajes acaban queriendo presentarse en Tantra.

Esta empresa está situada en un parque empresarial y en concreto ocupa un terreno cercado, dentro del cual hay varios edificios modulares, conectados por pasillos a diversos niveles. Cada uno de esos edificios está dedicado al montaje y almacenamiento de los artículos de domótica que vende la empresa. El edificio que deben buscar los personajes es el noroeste. Este es donde se ubican todos los elementos de decoración. Las estanterías de un almacén en concreto del edificio están repletas de jardines en miniatura de todo tipo, uno de sus productos estrella.

De noche, este jardín artificial y extraño es un lugar donde enfatizar el misterio, todos los sonidos se convierten en extraños, las sombras parecen de asesinos al acecho... Pero también puede ser un lugar tremendamente bello. Los jugadores habrían hecho bien en haberse hecho con alguna imagen del jardín en miniatura concreto que buscan.

Encontrarlo puede llevar un rato y una TA de Observación si tienen una foto del mismo. Si no, deberán examinar un buen montón de ellos hasta encontrar el que no solo tenga un compartimento oculto sino que haya sido modificado para ser autónomo y regresar aquí a su hogar.

Este es un gran sitio para una emboscada, por supuesto. No les obligues a tener aquí un combate si han sido prudentes y han sacado buenas tiradas para infiltrarse, pero si no lo han hecho, ahí tienes unos simpáticos guardias con los que ajustar cuentas.

Seguridad Tantra

Puntos de vida 21

Esquivar 19

Iniciativa 7, 6

Alerta 21

Rifle 15

Pistola (Mira 3400) 21

Pelea 15

Armas contundentes 18

Observación 18

Esconderse 17

Sigilo 16

Correr 18

Armadura: acero elástico


Sí, los personajes pueden encontrar el jardín en cuestión pero ahí no estará su premio, solo las pruebas en el log de que fue manipulado, que estuvo en el despacho y de que se le ordenó llegar hasta aquí.

Brunch

A partir de este punto los personajes pueden finalizar la historia de la manera que quieran. Parece claro que el propio Suque podría estar detrás de lo que ha ocurrido pero ¿por qué? En la propia reunión para comer a media mañana podrían averiguar más cosas si le ponen las pruebas por delante a Suque y le presionan lo suficiente. Desde luego debería ser muy complicado que confiese, no quiere más problemas de los que ya tiene. Parecido ocurre con Lisa Asmerre, a la que podrían intentar interrogar a primera hora de la mañana. La DdJ deberá decidir qué posibilidades tienen de sacar esta información para completar el círculo. En cualquier caso, a Basco debería bastarle con saber que le ha robado el mismo que le acusaba de perder el material.

¿Qué ha ocurrido? La empresa de diseño de armas necesita recortar mucho sus gastos de distribución y ha decidido presionar a Mananidra Inc para abaratar los costes al máximo. La idea era extorsionar a su gerente para que tuviera que rebajar los precios a coste o incluso a pérdida durante este año. Para ello contaban con la ayuda de Tantra, una empresa de Santuario que se gana un buen dinero con este tipo de trabajos extra metiendo «topos» domóticos en casas ajenas. Es cosa de los personajes destapar esta trama criminal, aprovecharse de ella o ignorarla, con las correspondientes consecuencias según el caso.

 

 

Diario Sombra:

Subscríbete en Feedly

Redes Sociales:



Grupos de jugadores:




Sombra por dentro

Tweets de Ediciones Sombra

 


Cita

«Una pinta de sudor ahorra muchas veces un galón de sangre.»

General Patton