Serie Hispania
 Ayudas
    Afición (7)
    Ambientación (33)
    Reglas (18)
    Equipo (17)
    Sucesos (71)
    Aventuras (55)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


sábado, 28 de noviembre de 2020


 

Métodos de criptografía

Los inicios del siglo XIX supusieron, entre otros, grandes avances en la táctica militar. Cuando se manejan grandes escenarios de batalla como un continente entero, la disponibilidad de información y la veracidad de la misma representan un factor tan importante como el equipamiento de las tropas o el trazado de líneas de suministro. No es de extrañar que durante las Guerras Napoleónicas se produjera un importante avance en el mundo de la criptografía, tanto en el diseño de sistemas infalibles como en métodos para romperlos. El máximo exponente de cifrado de aquella época fue La Gran Cifra de París, un código que se suponía indescifrable pero que finalmente fue desarbolado como otros tantos códigos. No obstante este artículo tiene la intención de mostrar aquellos más sencillos y con más posibilidades de aparecer en la mesa de juego.


Nueva Maniobra Especial: Criptografía

El personaje reduce en un grado de dificultad todas las tiradas que realice para reconocer, cifrar y descifrar un código, así como otros métodos de ocultación de un mensaje.


Correspondencia tipográfica

Sin duda uno de los más sencillos y, a la vez, infalibles. Para que funcione tanto el emisor como el receptor del mensaje deben poseer la misma edición de un texto en el idioma del mensaje a transcribir. Lo normal es emplear un libro relativamente común, para que su posesión no levante suspicacias. El método consiste en escribir el mensaje y luego buscar en el libro las palabras que lo componen, indexándolas con un código numérico que define la página, línea y posición de la línea que ocupa la palabra en el libro. De esta forma cada palabra se corresponde con una serie de cifras que, colocadas en orden, dan lugar al mensaje. Cuando el receptor recibe la serie de números solo tiene que acudir al libro escogido y buscar una por una las palabras que lo componen. La principal desventaja de este método es que resulta muy trabajoso construir el mensaje. Hay que buscar por todo el libro hasta encontrar las palabras necesarias. Esto puede lleva mucho tiempo y dar problemas si no se encuentra la palabra deseada. Por el contrario es virtualmente indescifrable. Sin la copia del libro-clave no es posible su decodificación. Ahora bien, basta con que la información de cuál es el libro-clave sea conocida por el enemigo para que este método pierda automáticamente su valor, ya que si es un libro común puede ser adquirido por el enemigo sin que el creador del código pueda impedirlo.

Cifrar un código mediante la correspondencia tipográfica es una acción extendida de la habilidad Observación con sinergia de la habilidad del Idioma en cuestión, en la que cada cinco palabras requieren una tirada exitosa, necesitándose una hora por tirada. Para decodificar el mensaje se usan las mismas habilidades y tiradas exitosas, pero cada tirada se realiza cada 10 minutos. Este método es imposible de quebrar.

Método de la rejuela

Se dice que el cardenal Richelieu era un apasionado de este método. Para que funcione se necesita que tanto el emisor como el receptor tengan una plantilla perforada de unas medida determinadas de ante mano. Se toma la plantilla y, colocándola sobre un papel, se escribe el mensaje empleando los huecos para cada palabra. Luego se retira la plantilla y se rellena el resto del papel con un mensaje insustancial, respetando la ubicación de las palabras del mensaje encriptado, intentando en la medida de lo posible que el mensaje insustancial sea acorde con las palabras del mensaje encriptado. Luego se envía en mensaje al receptor que, con ayuda de su plantilla perforada, recuperará el mensaje encriptado.

Este método tiene la ventaja de que pasa completamente desapercibido. El enemigo puede interceptar nuestros mensajes sin encontrar ningún indicio de sospecha en ellos. Sin embargo si se hace con el suficiente número de mensajes puede deducir la configuración de la plantilla perforada buscando palabras que se espere que aparezcan a menudo en el mismo, como enemigo, ataque o posición. Además el empleo de ciertas palabras, como nombres propios de lugares estratégicos, puede dar pistas sobre que se trata de un mensaje cifrado.

Este método es muy rápido para escribir y descifrar mensajes de no más de 30 palabras. Codificarlos y decodificarlos es una acción automática que requiere aproximadamente una hora. Descubrir este tipo de mensaje requiere una tirada enfrentada de Observación contra Dialéctica del que escribió el mensaje, con sinergia del atributo Inventiva. Si el que intercepta el mensaje no tiene motivos para sospechar de él sufre una penalización de dos grados de difícultad. Para romper este método se necesita tantos mensajes distintos como huecos tenga la plantilla. Cada día de trabajo se podrá realizar una tirada de lógicax2+concentración con una penalización de dos grados de dificultad. Si se tiene éxito se podrá realizar una copia de la plantilla y decodificar sin problemas futuros mensajes que la empleen.

Cifrado de sustitución

Probablemente el método de cifrado más antiguo, consiste en sustituir una letra o palabra de un texto por otra siguiendo algún tipo de correspondencia. El precursor más conocido era el Cifrado Cesar, usado por el famosos general romano, consistente en algo tan simple como sustituir la letra de cada palabra por aquella que ocupaba tres posiciones más adelante en el alfabeto. Este sencillo método estaba obviamente superado en la época de Napoleón, siendo el cifrado por sustitución más usado el Cifrado Vigenère. Este necesitaba en una matriz de 26x26 letras y una palabra clave previamente acordada.

Cifrado Vigenère

Fuente: wikipedia.org

Usando esta tabla, se procederá a sustituir cada letra del mensaje por aquella que se encuentre en la misma columna y en una fila definida por una palabra clave. Por ejemplo si deseamos transmitir el mensaje "desvie tropas a la loma este" usado la clave Hielo.

Ejemplo cifrado Vigenère

Esté método tiene la ventaja de que, a pesar de que como la correspondencia tipográfica es evidente para el que intercepte el mensaje de que se trata de un mensaje cifrado, al contrario que este no necesita ningún libro-clave y es muy rápido de codificar y decodificar. Ambas acciones se consideran acciones automáticas que requieren media hora por cada 20-30 palabras. Sin embargo, como cualquier método de sustitución, puede ser roto mediante el análisis de frecuencias. Este método consiste en evaluar cuales son las palabras y/o letras que más a menudo se repiten en el idioma en cuestión y probar diversas combinaciones hasta dar con la palabra clave. Romper el Cifrado Vigenére es una acción extendida de Conocimiento Científico (Ciencias Físicas), con sinergia del idioma en el que esté escrito el mensaje. Se debe conseguir una tirada por cada letra que tenga la palabra clave, necesitándose un día por tirada. La robustez intrínseca de este método impone una penalización de dos grados de dificultad.

Como nota adicional, la anteriormente mencionada Cifra de París empleaba un cifrado de sustitución en la que las letras más comunes tenían varias combinaciones de números clave, dificultado en análisis de frecuencia, y que además tenía correspondencias directas con las palabras más usadas, para agilizar la codificación. La Cifra en sí era un listado de entre 500 y 1500 series de números, dependiendo de la versión, en la que cada uno correspondía a una sílaba o palabra completa.

Tintas simpáticas

Para terminar este artículo señalar otro método de ocultación de mensajes que, si bien no es criptográfico, si que es muy útil en combinación con cualquier otro de este artículo, Las tintas simpáticas. Estas tintas se vuelven invisibles al poco tiempo tras escribir con ellas, necesitando algún método para volver visible el mensaje. Las hay que reaparecen solas al cabo del un tiempo, las que necesitan aplicar algún tipo de producto para hacerlas visibles e incluso algunas que, tras aparecer, vuelven a desvanecerse pasado el rato. La elaboración de estas tintas requiere el uso de la habilidad Conocimiento científico (Ciencias físicas) aunque cualquiera debidamente adiestrado puede emplearlas. Escribir y sacar a la luz tintas simpáticas es una tirada de coordinaciónx2+concentración, con sinergia de la habilidad Conocimiento científico (Ciencias físicas). Por otra parte, detectar la presencia de una tinta simpática en un papel requiere una tirada de Observación con la misma sinergia, pero penalizada con dos grados de dificultad. La maniobra especial de Criptografía también ayuda en el manejo de las tintas simpáticas.

Para terminar un extracto del libro Poligrafía; ó Arte de escribir en cifra de diferentes modos, escrito en 1808 por Francisco de Paula Martí Mora y principal fuente de inspiración de este artículo.

TINTAS SIMPÁTICAS QUE APARECEN Y NO VUELVEN A DESAPARECER

Se toma una agalla fina, se la quebranta, se pone en infusión por espacio de hora y media o dos horas en una xícara o vaso con un dedo de agua común; o si no, se escoge una agalla gorda y bien sólida, y se la hace un agujero o concavidad de quatro o cinco líneas de diámetro, y se llena de agua, dexándola en esta forma por el tiempo que queda dicho. Se corta una pluma nueva, y se moja en el agua de la agalla (que sirve de tintero), o en la infusión arriba dicha, para escribir lo que se quiera sobre un papel que tanga suficiente cola para no calarse.

El papel escrito de este modo queda tan blanco, que apenas se seca nada se percibe en él, y quando se quiera que aparezca lo escrito, no se hace más que disolver en agua un poco de vitriolo común, mojar una espongita y pasarla por encoma del papel, y al instante se verán aparecer los caracteres tan negros como si se hubiesen escrito con tinta.

Quando se haga uso de esta clase de tinta simpática, y aún de quasi todas las demás para el efecto de correspondencia, es necesario, a fin de quitar toda sospecha, escribir en la primera quartilla de la carta con tinta común, un qualquiera asunto indiferente, y en la otra quartilla el secreto, pues remitir un papel todo blanco hace inmediatamente recelar el misterio que encierra.

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«No hay situación desesperada, solo gente desesperada.»

Coronel Guderian