Exo
 Ayudas
    Afición (61)
    Ambientación (292)
    Reglas (193)
    Equipo (235)
    Sucesos (209)
      Tramas
    Aventuras (140)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


domingo, 25 de octubre de 2020


 

AVISO

Este dossier forma parte de la partida Operación Martingala. No es una aventura en sí mismo, sino información adicional que se facilitará a los PJ en el momento adecuado. Si sigues leyendo (y no vas a ser el DJ de esta partida) puede que arruines un poco la diversión.

Si quieres consultar la partida, deberías leerla antes que este dossier para poder comprender mejor la trama, por favor sigue este enlace.


Dossier NWY-1119

El grupo desaparecido está formado por seis personas. Todos ellos han recibido entrenamiento avanzado bajo el paraguas del Proyecto New Way de la Armada, y realizaban misiones de alto riesgo a las órdenes directas de la Mayor Munner.

Nombre clave: Grupo NWY-1119 (Nada, Watio, Yemer).

Oficial al mando: Teniente de combate Conrad Morgani.

Comandante: Mayor Patricia Munner.

Teniente de combate Conrad Morgani (Armada). Varón humano; 60 años. Oficial al mando. Experto piloto y astronavegante. Cuatro menciones honoríficas.

Alférez de combate Troy MacKinnon (Armada). Varón humano; 54 años. Segundo al mando. Piloto y artillero.

Subteniente Vince Jendrzejewski (Infantería). Varón humano; 46 años. Oficial médico.

Maestro Naia Jael (Tecnos). Mujer cromter; 42 años. Experta en explosivos e infiltración. Clasificada como psiónica de nivel 4 por los expertos de la Armada.

Sargento Lemos Raiim (Infantería). Varón oliero; 63 años. Soldado de choque. Experto en armas e infiltración. Dos citaciones en el orden del día.

Cabo Tanya Gaybor (Armada). Mujer humana. 33 años. Oficial de Comunicaciones. Última incorporación al grupo. Era su primera misión con ellos.

El informe también incluye un repaso a las misiones emprendidas por el equipo durante los últimos años, así como los perfiles de los miembros caídos. Además de los citados, hay cinco miembros que formaron parte del grupo en el pasado, pero que murieron o desaparecieron durante el transcurso de alguna misión.

Brigada Ira Dofur (Infantería). Varón oliero. Soldado de choque. Una citación en el orden del día. Muerto durante el transcurso de una misión de reconocimiento en Cuetku del 3455. Fue descuartizado vivo por una horda de verrianos mientras la unidad se hacía pasar por verrianeros, más allá de la frontera.

Cabo Jack Reilly (Infantería). Varón humano. Soldado de choque. Muerto durante el transcurso de una misión de reconocimiento en Cuetku del 3455. Fue descuartizado vivo por una horda de verrianos mientras la unidad se hacía pasar por verrianeros, más allá de la frontera.

Cabo Vanna Donedal (Infantería). Mujer tyrana. Soldado de avanzadilla. Clasificada como psiónica de nivel 6 por los expertos de la Armada. Desaparecida en combate durante el transcurso de una misión en el Sector Libertad, en Pezaku del 3459. Aparentemente fue capturada por una patrulla enemiga mientras realizaba tareas de reconocimiento.

Portaestandarte Irene Elwes (Armada). Mujer humana. Oficial de sensores y experta en demoliciones. Desaparecida en combate durante el transcurso de una misión en el Sector Libertad en Enteku del 3460. El explosivo que estaba manipulando estalló debido a un defecto de fabricación. Dada por muerta.

Capataz Francesc Brunnel (Tecnos). Varón humano. Oficial de Comunicaciones. Muerto durante el transcurso de una misión en Pezaku del 3461. Fue apuñalado en el cuello por un agente enemigo en un garito de Tae-yung.

LA MISIÓN

Durante el transcurso del último año, La Marca se ha anotado bastantes tantos en su tortuoso conflicto contra el Sector Libertad. Algunos reconocidos y aireados por los medios de comunicación y otros desconocidos para el gran público. La prensa de La Marca y la R.F.P. generalmente ha achacado estos éxitos al genio militar del Almirante Furis de la Rosa. En parte tienen razón... y en parte no.

Aunque se trata de un secreto excepto para un puñado de oficiales de alto rango, los mayores éxitos de la flota de La Marca han sido logrados gracias a la información que, a través de la GWW, reciben de un informador anónimo: la localización de un campo de entrenamiento de milicianos, la ruta de un convoy de suministros, la advertencia que permitió frustrar un contraataque por sorpresa...

Hasta la fecha, todos y cada uno de los datos suministrados han demostrado ser completamente correctos. Para la Inteligencia militar de La Marca, es evidente que la información que su confidente maneja solamente puede proceder de alguien muy bien situado dentro del gobierno del Sector Libertad. Y también que con cada "soplo" que les proporciona aumentan exponencialmente las posibilidades de que sea descubierto.

Por supuesto, la Inteligencia militar también ha barajado la posibilidad de que, tal vez, todo se trate de una elaborada treta enemiga, concebida para ganarse la confianza del Alto Mando de La Marca para posteriormente traicionarles. En un principio manejaron los datos que se les ofrecían de la manera más cautelosa posible. Sin embargo, lo cierto es que la información proporcionada por el informador anónimo demostró ser fiable una y otra vez, y gracias a ella La Marca ha infligido severos reveses a sus enemigos del Sector Libertad.

Por supuesto, el Almirante Furis ordenó que se investigase la identidad del, como él le calificó: "misterioso soplón al que tanto tenemos que agradecer". Sin embargo, nueve meses después de que se recibiera la primera comunicación del informante su identidad sigue siendo una completa incógnita. Lo único que se ha podido sacar en claro es que el informante, a quien se ha bautizado con el nombre en clave de Apóstata, posee extensos conocimientos de hacking, que le han permitido cubrir por completo sus huellas en la GWW. Todo eso cambió hace noventa y tres horas...

Hace noventa y tres horas que se recibió el último mensaje de Apóstata. En él decía que estaba dispuesto a proporcionar una información determinante: la verdadera identidad de La Voz, así como la localización de su base oculta y el itinerario de su inminente viaje; un itinerario durante el cual sería vulnerable... tanto como para poder eliminarlo con un ataque quirúrgico. A cambio, Apóstata solamente pedía una nueva identidad, la promesa de la protección personal del Almirante para él y su familia y diez millones de estándares. Según él un "precio ridículo" a cambio de la posibilidad de poner fin a esta guerra "de un plumazo".

Evaluados los posibles costes y beneficios, Furis consintió en contactar con Apóstata. Para ello, y siguiendo las instrucciones incluidas en su mensaje, insertó un determinado anuncio, a una determinada hora, en una determinada página comercial de la GWW. A continuación se envió a la unidad de Morgani a Doem, el lugar elegido por Apóstata para la cita.

Moed es un planeta bajo control de la Alianza Oeoniana, cuyo gobierno es abiertamente hostil con La Marca, ya que de todos es sabido que al día siguiente de que finalice la guerra con el Sector Libertad comenzará la guerra abierta contra la Alianza. Para moverse a través de territorio enemigo, la unidad de Morgani asumió el papel de un grupo de mercenarios de tercera, llegados al planeta para intentar aprovechar en su beneficio lo revueltas que están las aguas en el sector Cahir...

Según los dos informes recibidos antes de su desaparición, el grupo de Morgani logró introducirse en Moed sin levantar las sospechas de las autoridades. Una vez allí se pusieron en contacto con Tristán, un agente de La Marca en el planeta, que les proporcionó el apoyo logístico que necesitaban. La cita con Apóstata debía celebrarse en una vieja zona industrial abandonada, situada a las afueras de la capital. Según ha informado Tristán, no han vuelto a contactar desde que se dirigieron al lugar de la reunión. No se sabe lo qué ha pasado, lo único seguro es que debían realizar un "convite" (un contacto preestablecido para informar regularmente del progreso de la misión) cada ocho horas, mediante la remisión de un mensaje a una determinada dirección de la red local regentada por Tristán. Cuando el grupo de Morgani no dio señales de vida en el primer convite, Tristán envió un mensaje codificado a una dirección de la GWW. Cuando falló en el segundo, se puso en marcha la operación de la que forman parte los PJ.

En este momento es cuando comienza la misión de los PJ...

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets by jchsombra

 


Cita

«¿Pero ha visto el Duce la guía de teléfonos de Nueva York?»

Conde Ciano