Exo
 Ayudas
    Afición (58)
    Ambientación (244)
    Reglas (169)
    Equipo (209)
    Sucesos (184)
      Tramas
    Aventuras (116)
    Preg./Resp.
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


lunes, 25 de junio de 2018


 

ANDRA

Las selvas de Iudevu son una floreciente fuente de vida además de un sitio peligroso e incómodo para los seres civilizados. Los nativos que vivieron en ella tras ser colonos que se perdieron en los Años Oscuros llamaron a este reptil Andra que puede ser traducido por "abrazo" pero no en un sentido de la acción muestra de cariño si no más bien relativa a un estrangulamiento total relacionado con su característico ataque con intenciones funestas.

Algunos científicos de la R.F.P. que estudiaron a la criatura consideran que podría ser una evolución de una serpiente o una adaptación o mutación de un lagarto para convertirse en un ser arborícola. Sin duda algunas de las características de este animal interesan sobremanera a la comunidad científica, principalmente la diferencia entre las armas ofensivas entre ambos sexos.

El Andra es un reptil que puede llegar a medir entre 2 y 3 metros con 10 patas muy cortas terminadas en manos de 4 dedos (con pulgar oponible) que usa para agarrarse a las ramas y los troncos de los árboles. Su peso comparado con su tamaño es ligero y suele rondar entre los 5 y los 10 kilos sin haber comido, aunque en este último caso puede llegar a pesar 10 veces más. Su cuerpo suele tener tonalidades verdes o marrones (es difícil de determinar debido a su capacidad mimética, aunque si se le coloca en un entorno que no puede reproducir tornará a uno de esos colores indistintamente) con unos característicos dibujos de círculos de tonalidades más oscuras a lo largo de su cuerpo. Su boca no tiene dientes pero tiene una mandíbula capaz de dilatarse hasta aumentar 4 o 5 veces su diámetro inicial que suele rondar los 25 o 30 centímetros. Los machos tienen una serie de pequeñas incisiones a lo largo de su piel (parecen coincidir con los círculos más oscuros) de las que salen unas espinas de entre 5 y 10 centímetros dependiendo del tamaño del ejemplar y de su edad. En cambio las hembras tienen la capacidad Psi de lanzar descargas eléctricas, aunque ningún cosmozoólogo ha conseguido explicar porque solo el género femenino de esta especie tiene esta capacidad.

El Andra es un peligroso depredador solitario con unas costumbres de caza muy peculiares, ya que al contrario que otros cazadores el se dedica a la "caza de oportunidad". El Andra no acecha a su presa si no que acecha en un punto determinado de la jungla esperando que algún ser pase por allí. Gracias a su forma y sus capacidades miméticas es prácticamente indistinguible del denso ramaje de la jungla. Cuando un ser se acerca lo suficiente el Andra salta sobre él e intenta "abrazarlo", luego lo matará por estrangulamiento evitando cualquier posible resistencia con el veneno de sus espinas y lo ingerirá completo. Durante la digestión son completamente vulnerables y apenas pueden moverse, en caso de hallarse en peligro podría como medida de emergencia vomitar a su presa e intentar huir. Nunca engullen nada que no esté completamente muerto y prefieren la carne fresca a la carroña, pero no le harán ascos si están hambrientos.

No se mueven con mucha rapidez por el suelo, por ello es raro verlos por él a menos que haya fallado un ataque o hayan sido derribados del árbol en que se encontraban. Suele pasar la mayoría de su vida en los árboles e incluso duermen en ellos, la única excepción es durante sus digestiones que pueden durar varios días en incluso semanas.

No necesitan comer diariamente, con una presa de tamaño humano tienen sustento para un mes o incluso más dado su escasa actividad y pueden pasar grandes temporadas prácticamente sin alimentarse, ya que su método de caza requiere que tengan mucha paciencia y no se precipiten. Por suerte para ellos las selvas de Iudevu son un hervidero de vida.

El Andra solo se relaciona con otros Andra para la reproducción, en las épocas de celo (que suelen coincidir con las estaciones de lluvias) los machos buscan a las hembras guiados por las hormonas de éstas. Tras la copulación el macho abandona a la hembra que buscará un nido donde depositar los huevos, normalmente el hueco de un árbol. La puesta puede durar varios días y una sola hembra puede llegar a poner más de 20 huevos, de cada puesta solo suelen sobrevivir la mitad. La madre deja a las crías (que nacen con un tamaño entre 20 y 50 centímetros) a su entera manutención, así que aprenden a sobrevivir desde el primer momento que llegan al mundo; no es raro que algunas crías se coman a otras o a los huevos.

El crecimiento del Andra está marcado por 4 fases: primero la fase de que cría en la que el Andra se asemeja más a un pequeño lagarto tipo camaleón en la que suele subsistir a base de insectos y carroña, en la segunda de joven el Andra sufre una metamorfosis aún mayor que la anual en la que cambia de piel y dobla su tamaño hasta alcanzar la mitad del final en ese momento comienza alimentarse principalmente de pequeños roedores y seres de similar tamaño y es especialmente voraz, en la fase adulta el Andra sufre una metamorfosis que le lleva a algo más de los dos tercios de su tamaño final y comienza a depurar su sistema oportunista de caza y hacer uso de sus espinas (o descargas) y en la fase final o senectud finalmente el Andra alcanza su tamaño final y su metabolismo se va frenando hasta que llega un momento que muere de inanición o de algún fallo cardíaco, algo bastante habitual en esta especie.

El Andra ha sido usado como tótem para una creencia bastante sanguinaria de los nativos de Iudevu y es un motivo habitual de tatuajes y emblemas. Su piel no es especialmente preciosa y sus capacidades miméticas no son las más avanzadas dentro de la naturaleza.

Los científicos siguen intrigados con las capacidades Psi de las hembras y porque los machos no las comparten. Al igual que siguen investigando el uso que pueden darle al veneno que estos inyectan con las espinas en busca de un arma disuasoria o paralizante.

Datos para Exo

Mundos que habita: Iudevu (aunque ha sido exportado).
Habitat: selva tropical
Tipo: reptil (entre lagarto y serpiente)
Alimentación: carnívoro

CARACTERÍSTICA

CUERPO: K+5
DESTREZA: L+6
INTELIGENCIA: K+2
PRESENCIA: B+2
INSTINTO: H+7
PSI: E+1

Habilidades

Correr (CUE): 6
Escalar (CUE): 13
Esconderse (INS): 4
Observación (INS): 5
Orientación (INT): 2
Pelea (DES): 12
Rastrear (INS): 2
Saltar (DES): 5
Sigilo (INS): 11
Electroquinesis(PRE): 6 (sólo hembras)

Capacidades

Ajuste al daño: CUE-5
Alerta: 3 x INS
Esquivar: 3 x DES
Iniciativa: DES
Moverse: Cue/2 en m/as.
Correr: 2 x CUE en m/as.
Duración Carrera:10 x CUE en m/as.
Sprintar: 3 x CUE en m/as.
Duración Sprintar: CUE en as.
Puntos de Vida: 3xCUE

Capacidades Especiales

Camaleónico: debido a su aspecto alargado es fácilmente confundido con una liana o rama y puede usar sus espinas para dar el aspecto de ramas u hojas más vegetal. Puede modificar ligeramente su tono para adecuarse al de la floresta en la que se encuentre aunque siempre entre el verde y el marrón y nunca siendo capaz de reproducir tramas, siempre mantiene el dibujo en círculos oscuros de su piel.

Abrazo mortal: Una vez cae sobre su víctima e intenta abrazarla siempre tiene un -2 a las tiradas tanto de atrapar e inmovilizar a la víctima como las mantener el abrazo. Al intentar capturarla la víctima puede escapar con pelea, luego ya se tratará de liberarse mediante tiradas enfrentadas en las que la Andra tendrá ese bonificador.

 

 

Siguenos:

Subscríbete en Feedly


Sombra por dentro

Tweets sobre '#sombrapordentro'

Próximos eventos  

46º One Night Stand 

30/06/2018


Cita

«¿Quieren guerra? Pues tendrán la guerra más radical que haya existido. Esto es la guerra total.»

Goebbels