Resumen enero 2023

Nos hemos retrasado unos días en publicar este resumen del mes pasado, pero no queríamos que se solapara con el anuncio del lanzamiento de la novedad. En cuestión de prioridades, la salida del Exodosier: agakals gana al resumen.

Imagen generada con Bing Dall-e

Ya que hablamos de ello y aunque el lanzamiento oficial fue el 2 de febrero, digamos que todos los preparativos, nervios y demás los realizamos en enero. Tuvimos que coordinar las fechas de entrega de dos imprentas (los libros y las tarjetas están hechas en imprentas diferentes) y luego hacer el manipulado de juntar ambas cosas y retractilar los libros (aún quedan unos pocos, pero los ninjas no han tenido tiempo). Estamos contentos del resultado, no solo por la parte física sino porque parece que estamos en movimiento con los lanzamiento físicos (dos novedades en dos/tres meses) y esa es una sensación agradable. Sigue leyendo

Exodossier: agakals

Tras la publicación de Inmo, nos dimos cuenta que estos suplementos de gran detalle nos costaba mucho publicarlos. Eran complejos y requerían mucho trabajo, lo que significaba tiempo. No hemos renunciado a publicar este tipo de suplementos, pero decidimos que no podíamos centrarnos en ellos en exclusiva. Así nacieron dos tipos de suplementos: exoespecies y exodosier. De los primeros ya hemos publicado un par: marbaganes y gaabar (este solo en digital de momento) y la idea es darle mayor profundidad a especies del universo Exo y que sirvan para que directores y jugadores se animen a utilizarlos más en las partidas. El objetivo de los segundos, los exodosier, era proporcionar localizaciones del universo Exo que sirvan para utilizarlas en partidas o campañas. De este tipo de suplementos es del que podrás encontrar uno en tu tienda favorita el próximo viernes 2 de febrero, Exodosier: agakals.

Portada y contraportada del suplemento. Ilustración portada de Eduardo Sánchez y composición y resto de portada de Eduardo Díaz.

Los agakals son tyranos que fueron abducidos por los iroiendi hace miles de años con el objeto de estudiarlos en un entorno controlado y bastante hostil. Con el tiempo evolucionaron, olvidaron sus raíces, su cultura y se convirtieron en los agakals. En este punto de los experimentos, los iroiendi solían darlos por finalizados (no era la primera vez que usaban ese planeta con ese fin), pero, en esta ocasión, otros asuntos llamaron su atención y los agakals continuaron creciendo y prosperando en un planeta donde nadie pensaría que lo pudieran conseguir. Sigue leyendo