Comandos – Cocina de campaña

Todos los ejércitos tenían alguna forma de llevar el rancho a sus soldados, desde cocinas móviles y dotaciones especiales (como los animales) a raciones especiales que se distribuían entre los soldados (como los estadounidenses), pero si hay una verdad en cualquier ejército del mundo y en cualquier época es que el rancho es siempre mejorable. No era de extrañar que las vanguardias de las tropas siempre tuvieran un ojo puesto en el enemigo y otro en la posible requisa de viandas. Apropiarse de un animal, de verduras frescas, de huevos o, incluso, de mermeladas y conservas varias, era siempre motivo de alegría (casi tanto como capturar el camión del licor del oficial enemigo).

Cocina en el frente ruso

Por ello, algunos personajes que hayan pasado por la rama civil de la creación podrían haber sido cocineros (o pinches) y tener ciertas habilidades culinarias.

Habilidad secundaria (cocinar)

Aquellos personajes que lo deseen podrán cambiar los puntos permitidos de la rama civil de la habilidad de química por la habilidad secundaria de Cocinar. Trátala igual que esta habilidad en la creación (en especial, en los puntos permitidos en cada paso).

La habilidad de Cocinar depende del atributo de la Inventiva que se sumará al nivel de la habilidad para calcular el valor total de la misma.

La habilidad de Cocinar representa ese «toque» que da el conocimiento y la experiencia y que permite convertir un desmadejado grupo de ingredientes en un apetitoso guiso, tanto en el sabor, como en el olor, el tacto o a la vista. Puedes utilizarla como una habilidad de conocimiento (por ejemplo, para distinguir setas venenosas de comestibles) o como una habilidad práctica para realizar comidas.

Si el guiso sale especialmente bueno (un buen resultado en la TA), el DJ podría permitir que los personajes recuperaran moral. Comer una pizza en medio del desierto del norte de África es algo que levanta la moral a cualquiera. Por otro lado, si no es bueno (fallo en la TA), será el cocinero quién podrá perder esa moral al sentir que ha defraudado a sus compañeros.

Nota, conseguir los ingredientes podría requerir alguna acción adicional: buscarlos, cazarlos, rastrearlos (para la caza salvaje), etc.

La habilidad podría utilizarse en campañas de civiles con cocineros de renombre (el «masterchef» de las trincheras), pero, en estos casos, las dificultades podrían ser mayores porque ya no se pide que esté bueno, sino que esté a un nivel culinario superior en todos los aspectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *